domingo, diciembre 31, 2006

FIN DE AÑO, PRINCIPIO DE AÑO.


Ahí están, Ennis y Jack, "tirándose en plancha" como se suele decir no solo cuando uno se tira al agua, sino cuando uno se lanza a vivir a ciegas tantas cosas de la vida...

...bueno, si alguien ha pasado ya por las casas de mis queridas Ana del Sur o Pon, no voy a decir nada que no se haya dicho ya allí, ni quizás nada que no haya repetido en otras ocasiones en esta parcela de mi mismo a la que llamo "la montaña"...
...
...
...
...ah, sigues ahí, pues entonces te voy a hacer ¡una vez más! repaso... porque esto lo he sentido tantas veces fuera del alcance de mis manos y he hecho tantos replanteamientos que ya perdí la noción, el recuerdo, el saber si tu y yo, caminante de la montaña, hemos hablado de esto ya o si fue solo un sueño...

...así que te voy a hablar, visitante, de la primera vez que me enfrenté a Brokeback, en un DVD portatil, con una pantalla pequeñita y a escondidas. Estaba solo, así que nadie compartió eso conmigo, nadie me vio poner el pie en el umbral de la montaña, y nadie puede decirme si mi rostro cambió cuando crucé al otro lado.

No sé el tiempo que intenté llevar por mi mismo ese estado absolutamente irracional de mi ánimo, vivir con todos esos sentimientos, esas sensaciones... porque vaya, mi alma es muy "Ennis del Mar", y habría seguido devorado por esa fiebre mostrando tan solo una sonrisa nostálgica al exterior si no hubiese sido por no resignarme a que la historia hubiese terminado con los títulos del final. Quise más, me aventuré, y aún recuerdo la emoción al ver en algún momento el enlace a un sitio llamado "Puto Jack Twist"... no conozco al "puto" personalmente, pero quisera saber si es consciente de lo que se originó en aquel lugar, bajo el influjo de sus palabras...

Yo hacía veinte años que había olvidado el deseo de escribir y ahora esa pasión de la juventud arde en mi igual que ayer, escribo, es más, me escribo y me reinvento, un poco lo comparto, el resto lo guardo para mi y en ese resto continúo, floto en espirales de letras, estrellas, angeles y sombreros de cowboy, me escribo y me descubro, encuentro territorios desconocidos en mi, de pronto no soy algo previsible y rutinario, de pronto me he convertido en un continente inexplorado...

Ese es un lado, la mitad del melón.

La otra mitad sois vosotros.

Lo he repetido mil veces y no me canso de hacerlo: ¡Cuanto amor! ¡Cuanto amor he recibido en esta montaña! Me emociono hasta las lágrimas de puro agradecimiento.Jack Twist era para mi la imagen del amor, y de su mano se ha llenado de amor mi vida.
Brokeback era solo una película. Vosotros sois seres reales, no terminais con los títulos de crédito, existis, y si hay algo que agradezco a este año que terrmina es el poder haberos conocido. Uno por uno, sin mencionar nadie por no olvidar a nadie, a todos, gracias. Mi corazón se ha convertido en una hoguera ardiendo y en torno a ella hay un montón de seres maravillosos calentándose las manos y susurrando historias, con sus brazos extendidos llenos de calor y afecto.

Con vosotros, en esta inigualable compañía, despido un año y recibo el próximo.

Ojalá esta cadena de amor perdure mucho tiempo.

Feliz año, montañeses, os quiero.

jueves, diciembre 28, 2006

¿¿¿INOCENTES???



...el día adecuado para demostrar que la inocencia está bien para lo que está bien, pero un poco de malicia también le alegra un poco el ojillo a uno... como este angel atiende todo tipo de peticiones y respeta la universalidad de gustos y tendencias, ahí va otro inocente para los amig@s montañeses...




Ah, quien fuera viento para soplar esas pajillas, jajajajajaja...

Una vez más, un abrazo a todos.

lunes, diciembre 25, 2006

MAÑANA DE NAVIDAD


...las diez de la mañana. Pego un brinco pensando "me he dormido, me he dormido, no llego..."... pero no, ayer Aguirre demostró que incluso en su corazón color chapapote hay una brizna de buenos sentimientos y me dijo "mañana es Navidad, tomate el día libre, vaquero". ¡Ole-ole-ole!
Mis gatos apenas perciben que estoy despierto ( no se si es percepción extrasensorial humano-felino o simplemente es que dejan de oir mis ronquidos ) saltan sobre mi y empiezan a utilizar mi lecho de soltero como cama elástica: saltos y más saltos. "Papá, papá, queremos el desayuno", es el mensaje subyacente tras esa demostración de energía felina.
Mi estado de forma es aceptable, hice bien en rechazar aquel último orujillo de hierbas, jajaja, no tengo ni pizca de resaca, así que me levanto con una sonrisa y...
...oh, joder, la puta calefacción vuelve a fallar, he de unirme a los saltos de los gatos para entrar en calor, no hay como una sesión de aerobic para luchar contra las temperaturas invernales, siempre recuerdo las películas de exploradores en el polo norte cuando el amigo del bueno desfallece y se deja caer, y el prota le dice: "¡no dejes de moverte, no dejes de moverte!"...así que sin parar trotamos todos a la cocina, reparto generosos desayunos a los mininos y me asomo a la ventana. Bueno, el día es resplandeciente, duelen los ojos de solo mirarlo, un azul furioso y despiadado como solo pueden serlo los cielos azules de invierno. A través de los cristales de escarcha que la reina de las nieves ha dejado en mis ventanas veo que alguien ha dejado un montoncito de migas para los pájaros en la acera... al lado alguien ha pisado un charco helado convirtiéndolo en un espejo roto lleno de aristas un poco crueles. Es que a pesar del sol, el mundo sigue cubierto de hielo y refleja la luz convirtiendo mi realidad habitual en un paisaje de ciencia ficción... ¿como dejarlo ahí sin disfrutarlo?
Decidido, me calzo mis mallitas, mi gorro de lana, las zapatillas, los cascos de música para escuchar algo marchoso ( que ya está bien del "hacia Belen va una buuu-uuu-rra..." ), y ¡zooom!, a correr.
La primera impresión me deja casi sin aliento, se me paraliza un instante el corazón en el pecho y los ojos me empiezan a llorar...¡JODER QUE FRIO! Creo que la primera lagrimilla que me cae se queda helada a mitad de la mejilla, debo seguir recordando el lema de los exploradores árticos y antárticos: "¡No te pares, no te pares!"....así que salgo zumbando por las calles vacías, la ciudad está dormida, o eso o todos han decidido marcharse al mismo tiempo para gastarme una broma...
...de pronto veo un estanque y un gorrión caminando sobre las aguas como el mismísimo Jesucristo resucitado...¡cielos, un milagro!...
...claro, es que es Navidad...

domingo, diciembre 24, 2006

EN ESTA NOCHE



Estos son mis deseos para ti,
que llegas hasta mi en esta noche hermosa y fría:

Un fuego para calentar tus pies.

Una escudilla de sopa humeante y un trozo de pan crujiente,
y hambre y salud para disfrutarlos.

La presencia de todos los bendecidos por tu corazón
para que puedan coger tu mano
y recordarte, sin palabras, sus sentimientos.

Un minuto de caridad para el peregrino
que ha de cruzar la oscuridad rodeado de hielo y viento helado.

Ni un instante para el odio, la pena o la nostalgia,
que se fundan en las llamas de esta hoguera,
pues no son buenos compañeros bajo este cielo sin estrellas.

Y al terminar, deposita las migajas en el alfeizar de tu ventana,
y por la mañana el canto de los pájaros te despertará de tu sueño.

Feliz noche a todos, habitantes de la montaña.

lunes, diciembre 11, 2006

BOMBEROS DE BURGOS: UNA REFLEXIÓN

Como la casa del angel es una casa abierta a todo el mundo, he reabierto el capítulo "Bomberos de Burgos" gracias a un comentario anónimo recibido -y a quien por supuesto mando un abrazo, porque siempre es bueno hacer pensar a la gente y ver la realidad desde distintos puntos de vista-, en el cual se plantea el tema de otra forma. El comentario de este amig@ es el siguiente.

"Me pregunto si APACE no se ha cuestionado el hecho de conseguir dinero para su macro centro de Fuentecillas a través de un calendario que muestra “cuerpazos” cuando es una asociación que representa a personas afectadas por la Parálisis Cerebral que generalmente presentan deformaciones en las zonas afectadas.
Me pregunto si los Bomberos que han participado tampoco se han planteado esto, si no han ideado otra forma mas sana de colaborar o si la que tenían no era una motivación exclusivamente exhibicionista.
Yo sigo prefiriendo colaborar a través de otros modos por la normalización de la vida de las personas con discapacidad."

Ahora me gustaría conocer vuestras opiniones al respecto: ¿es ético que una asociación que representa a personas con discapacidades físicas importantes recaude fondos con un calendario de este tipo? ¿ hay exhibicionismo por parte de la gente que exhibe su cuerpo semidesnudo independientemente de la causa por la que lo haga?...

Mi opinión:

... pues bueno, creo que en este caso el fin justifica los medios. No pienso que los afectados por la enfermedad vayan a sentirse damnificados por la colaboración de los bomberos ni creo que haya ningún tipo de exhibicionismo. Formas más sanas de colaborar, las habrá, sin duda, pero en este mundo en que vivimos el sexo es un poderoso reclamo publicitario, y... en fin, que diablos, tampoco hay que dramatizar en exceso el tema, ¿no hacen calendarios con gatitos, con paisajes o con monumentos? Pues esto es otra forma de mostrar cosas visualmente atractivas que elabora la Madre Naturaleza, y nada más. Que yo puedo pecar de frívolo e indecoroso, pues no lo sé, pero es que no me lo tomo excesivamente en serio, ni los cuerpazos de bomberos ni todo lo que se refiere a esos temas, son cosas para divertirse, hacer la vida mas agradable a la gente y ya está... Si algo protestaría yo desde mi punto de vista es que si la administración pública diese el soporte económico necesario a este tipo de asociaciones no sería necesario que los bomberos se quitasen la camiseta.
Espero que para la próxima, se quiten el gallumbo,¡para que se enteren, jaja.

...pero el comentario de este amig@ me hace pensar ya no en el tema de los bomberos, sino en lo delicado que es todo en esta vida, y como la gente ante una misma cosa reacciona de distintas formas, todos tenemos nuestra sensibilidad, no nos comportamos igual ante los mismos estímulos, y a veces -sobre todo yo- hablamos mucho sin pensar... y siempre hay que respetar, medirnos un poco, sopesar, valorar... es imposible abrir la boca y que a todo el mundo le guste lo que vamos a decir, pero bueno... siempre es positivo intentar expresarse y ser uno mismo procurando no dañar los sentimientos ajenos...

Ahora, es el turno de mis queridos amigos... ¿algo que decir? ¿a favor o en contra?

Como siempre, abrazos a todos.

UNA FLOR


... ( ...puntos suspensivos... no he aprendido aún a darme tiempo a pensar y no reflejarlo con puntos en el papel)...

...vale, esto es solo un recuerdo...

Un poco para mi mismo, porque la vida sigue y a veces uno se da cuenta de... jo, pues de eso, de como sigue, no se para, en ningún momento, rueda y rueda sin parar, y tanto le importa que te montes en la noria o te quedes en el suelo a verla dar vueltas, rueda y rueda tan deprisa que si no haces más que mirar, puedes quedarte ciego...

...pues solo este recuerdo...

...apunté en mi cuaderno estos días pasados esto para ti, pensando irracionalmente que podrías ver esta flor, que podrías estar escuchando estas... estas silenciosas palabras... bueno, pues solamente esto:

Igual que esta flor nunca va a marchitarse, igual tu recuerdo sigue vivo... aquí dentro. Siempre.

Un abrazo a todos.

sábado, diciembre 09, 2006

NO ME LO PUEDO EXPLICAR


... la verdad, llevo mal estos últimos días del año: las pocas horas de luz, el frío y la humedad, me hacen trabajar muchisimo más, evidentemente descanso muchisimo menos, y parece que el cuerpo y el alma se introducen en una rutina en la que uno se olvida de pensar y de sentir... es fácil dejarse arrastrar por la melancolía, por el desencanto, y encima llegan las fiestas navideñas, que lo mismo le suben a uno a una nube de euforia como te dejan encogidito en un rincón oscuro, esperando pacientemente a que acabe el asunto para recuperar la calma y el silencio...
Yo no soy de esos, muchachos, aunque el asunto navideño parezca haber perdido mucho sentido entre tantos grandes almacenes y tantos anuncios de turrones, normalmente me gusta la navidad y todo lo que se refiere a ella... aunque las pérdidas de la gente que has querido se hagan más evidentes en estas ocasiones,( lo que todo el mundo dice, no lo voy a repetir yo más ), pero aún así la navidad me implica renovación, un año nuevo, un ciclo de la vida completado, otra oportunidad más de echar tus cartas, de mejorar tu jugada, conseguir
( aprender ) a ser más feliz....
Por si todo esto no ha evidenciado mi falta de inspiración en estos últimos tiempos, voy a dejar aquí la letra de otra canción de Laura, que os suplico intenteis escuchar en algún sitio porque es tan bonita... bueno, la canción no es de Laura, es otro de esos "cover" que hace en su último album, una canción de Tiziano Ferro y que además canta a medias con él...uff, que guay... vaya, ya se que se me nota la passione por Laura, pero esto de estar uno en su "casa" es así, puede oir la música que quiere así que...

...veamos...

...ahora está sonando una canción muy optimista titulada "Celebrate the world" de Womack&Womack, pero vamos a darle al "stop"...

...ups, que silencio, los gatos se preocupan, están tan acostumbrados a estar todo el día con la música zumba-zumba ( he pensando en echarles por los Reyes un "mp3" de esos a cada uno, jajaja)...

...ahora empezamos...

...no, Laura,no me cantes la del "Yo canto" que esa ya se la he puesto a esta gente, otra, per favore...

Allá vamos...

Empieza Laura cantando grave...

"Me falta un poco el aire que soplaba
O simplemente tu espalda blanca...nananana...
Y ese reloj ya no andaba
de mañana a tarde siempre se paraba
Como yo él te miraba..."

Ahora Tiziano, sospecho que un poco obligado a emplear un tono muy bajo para armonizarse con Laura pero que casa con el principio algo oscuro de la canción:

"Nunca llorare por ti
A pesar de lo que un tiempo fui...no,no,no
Si, lo admito, alguna vez
te pienso pero
no me tocas
más..."

Ahora la canción parece sonar más esperanzada aunque la letra no dice lo mismo... habla la bella Laura:

"Solo que pensaba lo inutil que es desvariar
y creer que estoy bien cuando es invierno pero tu
no me das tu amor constante
no me abrazas y repites que soy grande
me recuerdas que revivo en muchas cosas...nananananana"

Y Tiziano ( más cómodo vocalmente hablando )

"Casas viajes, coches, libros, de paginas de diario,
que aun si ya no valgo nada por lo menos yo
te permito caminar
y si quieres te regalo sol y mar"

Y Laura nos regala un pequeño chorro de voz:

"Excusa, sabes, no quisiera molestar,
pero como puede esto acabar?"
No me lo puedo explicar
Yo no lo puedo..."

...tras un arrebato de pasión,quedamos en suspenso...y empiezan los dos...

"La negra noche, la luna llena
Nos ofrecían solo un poco de atmosfera"
Yo lo amo todavía
Cada detalle es aire que me falta
Y si estoy así, es por la primavera...
pero se que es una excusa, no...no...."

...Tiziano, per favore...

"Solo que pensaba lo inutil que es desvariar
y creer que estoy bien cuando es invierno pero tu
no me das tu amor constante
no me abrazas y repites que soy grande
me recuerdas que revivo en muchas cosas...nananananana"

Y Laurita...

"Casas viajes, coches, libros, de paginas de diario,
que aun si ya no valgo nada por lo menos yo..."

...los dos se alternan a partir de ahora llegando al clímax final... oh, que hermoso...

"...te permito caminar...
...Solo que pensaba lo inutil que es desvariar
y creer que estoy bien cuando es invierno pero tu
no me das tu amor constante
no me abrazas y repites que soy grande
me recuerdas que revivo en muchas cosas...nananananana...
Excusa, sabes, no quisiera molestar,
pero como puede esto acabar?
Pero como esto puede acabar...
como..."

Iba a poner la letra en italiano pero ya es demasiado, además no se la iba a leer nadie, que lo sé, vale...y encima me tengo que ir al curro...así que nada, espero que la discográfica de Laura me pase mi tanto por ciento prometido, que tengo que pensar en comprar el juguete navideño a la sobrina, jaja, y con esto...

Un abrazo a todos.

sábado, diciembre 02, 2006

ACERCA DE "QUEER AS FOLK" Y OTRAS HISTORIAS



Anoche disfrute de una de mis series favoritas ( si se puede hablar de tener alguna dentro de lo poquito que veo la tele, esto queda muy bien decirlo ), y es la titulada "Queer as Folk". Yo dada mi ignorancia lingüística lo había traducido como "ser-gay-es-divertido" -en que estaría pensando yo-, pero ni por el forro, el título proviene de una expresión del Norte de Inglaterra que es algo así como " there’s nought so queer as folk.", que quiere decir "no hay nada tan extraño como la gente". El asunto va de las peripecias y vicisitudes de un grupo de hombres y mujeres homosexuales, en total 5 chicos gays y 2 chicas lesbianas, y por tratar ese tipo de tema sin duda se ha ganado el puesto de "prime-time" de audiencia: los viernes, en la Cuatro, a la 1 de la mañana... bueno siempre queda la opción de quedarse a verlo y luego salir a tomarse un cubata ( "¡cu-cu-cu-cubata, pero por el amor de Dios, no tuviste bastante el otro día!" dicen aterrados mi conciencia y mi hígado )...


...yo como soy un chico formal lo veo y luego me voy a la camita o me quedo dormido en el sofá, literalmente aplastado por una manta de gatos, jaja... es que están muy grandes...


...pero a lo que íbamos, que me disperso: pues es una serie en primer lugar divertida y en segundo lugar tierna, en la que no se representa el universo de la comunidad gay porque hay tantos homosexuales ( y heterosexuales ) como personas, pero pueden reconocerse "estereotipos" , o mejor dicho, puede haber más de uno o una que pueda verse representado en uno u otro personaje. Al parecer antes salía previa a cada episodio la aclaración: "Queer as Folk es la celebración de las vidas y las pasiones de un grupo de amigos gays. No trata de reflejar toda la sociedad gay" Todos llevan su asunto sexual con tanta naturalidad como podrían llevarla, digamos, los protagonistas de "Melrose Place" o "Sexo en Nueva York" -aunque no he visto ninguna de las dos-, y sus historias se tratan con humor pero también con realismo.

Los protas son:
Brian, un chulazo que se folla todo lo que pilla y tiene un cierto complejo de ser el centro de la creación;




Michael, que es su mejor amigo y es mi debilidad, tan bueno, tan dulce, en fin, una monada...;



Ted, que trabaja de contable o algo así, es quizás el más gris de todos, el que más se autoreprime (por lo menos al principio) y el que menos se quiere a sí mismo;



Emmett, que sería "la loca" del grupo pero que es todo ternura y buen humor...



... ¿y quien me falta?... ah, y el pequeño Justin, un chico de 17 años bastante mono que cae en las redes de Brian nada más empezar la serie, se le pasa por la piedra y le incorpora a su vida de una forma un tanto peculiar...



También están las chicas, Lindsay y Melanie, una pareja de lesbianas que andan todo el día a la greña, con la curiosidad morbosilla de que Lindsay tiene un hijo que le hizo Brian una noche ( o dos ), no sé si por un desliz o por darles un retoño a la pareja de chicas...



Por último comparten protagonismo con esta banda una señora llamada Debbie...




... que es la madre de Michael ( digamos que mi futura suegra, jajaja )y de paso la mamá que todo gay o lesbiana aún dentro del armario desearían tener, y su hermano seropositivo Vic...
A mi me ha encantado tanto por la naturalidad con la que se trata cualquier cosa como por los fuertes lazos de amistad que los unen a todos, parece que siempre al final prevalece esa amistad y los buenos sentimientos, y sobre todo la humanidad de los personajes... encima creo que aparte de los protagonistas, todos guapas y guapos, sale una media de 300 chulazos por capítulo, una densidad de población de chulazo totalmente desconocida en cualquier televisión actual, jaja... la mayoria se visionan en un maravilloso antro de perdición donde los chicos acostumbran ir a divertirse, el club "Babylon"...

...por lo visto la serie ha estado 5 temporadas en los EEUU y anteriormente una en Inglaterra. No se cuanto tiempo llevaba emitiéndola La Cuatro, yo la descubrí accidentalmente una noche de este verano pasado y la he seguido más o menos todo lo que mi bendito trabajo me permite.
Anecdótico, las escenas de sexo son bastante explícitas, ¡para ser entre personas del mismo idem, claro!, porque si fuese entre heterosexuales no revolverían el gallinero de la misma forma en que lo hacen. ¿Y que gallineros revuelven? Pues el mío particular no, pero el otro día tuve una deliciosa conversación con un par de compañeros de trabajo mientras tomábamos café, no sé de qué estaríamos hablando cuando de pronto uno de ellos dice:
- Pues no os vais a creer lo que me pasó anoche.
Dada su expresión era inevitable barajar hipótesis terribles y dolorosas, por lo cual adoptamos un gesto de solidaridad previa con su problema.
- No, por Dios... cuéntanos.
- Resulta que estaba yo, con la mujer, claro - esta aclaración era importante no fuesemos a pensar que estaba el solo haciéndose unas pajillas- haciendo "zapping" cuando nos paramos en La Cuatro un rato y ¡joder!
Yo que no soy tan tonto como parezco, pensé en el día en el que estábamos, até cabos y dije "zas, ya lo tenemos, ha visto la serie"pero me hice el longuis, dejé caer mi labio inferior simulando un momentaneo parón en mi actividad cerebral y fue el compañero numero 2 quien dijo:
- ¿Qué?
- Nada, que nos encontramos una escena donde salían dos tíos follando -dice número 1 con rostro descompuesto- pero follando del todo, ¿eh?
( ¿ Habrá folladas intermedias para el macho prehistórico heterosexual? )
- Pero que me dices -susurra compungido número 2- ¿y dices que en La Cuatro?
- Ajá. Y no veas que escenas, se veía todo. Un asco, en serio.
- Entonces -concluye número 2 en un susurro, con su mente trabajando al 100%-¿era de maricones?
- Maricones del todo -le confirma número 1 en tono lúgubre ahora-.
No maricones al 50%, ni siquiera al 75%. Maricones del-to-do. Entonces yo, que tengo el día temerario, voy y digo:
- ¡Ah, jaja, esa serie! Pero si está genial, yo no me la pierdo.
Miradas de horror y casi un paso atrás por si puedo sufrir alguna cosa contagiosa. Yo me hago el loco y sigo con el jajaja.
-...bueno-bueno, que ratillos paso, merece la pena trasnochar un rato para verla, en serio.
Mis compañeros se miran entre sí y luego confunden mi cara de cachondeo con otra cosa porque empiezan a palmearse las rodillas y lanzar risotadas:
- ¡Jajaja, muy bueno, muy bueno!...
- ...si ya decía yo que tu eras un poquito así, jajaja...
- ..…oh, por un momento creí que hablabas en serio...
- ...pero que es en serio -digo yo riendo por no llorar ante semejantes especimenes-...
- ¡Jaja, para, para, que me troncho!
Así estuvimos, tronchandonos un rato y mientras yo me preguntaba:
A/ ¿debo sentir pena por estos hombretones?
B/ ¿por qué nos cuenta número 1 sus experiencias dramáticas con la serie?
C/¿no se da cuenta de que nos informa de la hora y el lugar donde podemos escandalizarnos y pervertirnos nosotros también?
D/¿será ese el mensaje subliminal que número 1 nos quiso lanzar?
E/¿me pedirá número 1 una cita amorosa en breve tras mis declaraciones de aquella tarde?
F/¿verian ambos el capítulo de anoche con una mezcla de fascinación y horror a escondidas de sus "parientas"?
G/ ¿Llegaría alguna -no lo quiera Dios, por favor- a masturbarse recreando en su mente enfermiza las escenas "hot" de la serie?
En fin. Ha sido un poco largo pero ha merecido la pena, empezando por una serie de televisión sin más hemos llegado a algo trascendente como es el reconocimiento de una nueva especie entre nosotros, una mutación del Homo sapiens que disfruta de un gran éxito evolutivo, a juzgar por la abundancia con la que se le encuentra por todas partes.

Es él.

El Homo cateto.

jueves, noviembre 30, 2006

ESPELUZNANTE


...ese es el estado fisiologico de mi organismo propiamente dicho, y dentro de -creo- treinta minutos ( cielos, solo treinta ) tengo que ir a trabajar... en ese breve espacio de tiempo he de arrastrar esta piltrafa humana a la bañera, afeitar esas horripilantes barbas, coger la bicicleta ( Santo Dios, la bicicleta ) y presupongo que esperaran que esté operativo, después de ese esfuerzo sobrehumano, ¿no les bastará con que me presente y me vaya?... oh, sospecho que no...
...pero vaya, no me quería ir sin agradecer a todos los amigos que ayer me dedicaron un espacio en sus casitas y como no, a todos los que me han hecho llegar su cariño de una forma u otra... a las amigas argentinas por todo...a Alitas por su fiesta de la que me perdí el final... a Hermes por sus gatos... a mi Dalia porque nadie menea el esqueleto bailando vallenato como ella ( oye, tenias que haber estado anoche conmigo, jaja )... a Ana por su sensibilidad, a Mar del Norte por su poesia, a mi Rosa de Fuego por su ternura, a Maxi porque es mucha Maxi, a mi Pon por ser simplemente Pon, a todos los que estuvieron de una forma u otra ayer conmigo
( parezco un ministro, siempre echando el discurso )incluso a los que no estuvieron...
GRACIAS
... vaya, no me canso de decirlo, el amor en estado puro es tan infrecuente y tan caro de recibir en el mundo que no doy crédito a la buena suerte que tengo por haberos conocido a todos...
...ahora si, a la ducha...
...cáscaras, quien iba a decir que la noche burgalesa tuviese tanto mambo un miercoles cualquiera...
...oh, y quienes eran aquellas mujeres...
...¡cáscaras, si me he traido a una! ¿quien es esa pájara de ahi arriba?...

miércoles, noviembre 29, 2006

CUMPLEAÑOS FELIZ

...buena compañía (para todos los gustos)...


...una copita...
...¡que empiece la fiesta!
Hoy es mi primer cumple en la montaña y aunque ya lo he dicho un montón de veces y no me gustaría que sonase a tópico, pues solo decir que os agradezco muchisimo todo el calor y el cariño que me dais, haceis mi dia a dia más bonito, y mi mejor regalo para hoy es haberos llegado a conocer y haber podido compartir tanta poesía, tanto amor y tanta hermosura...
Que sois todos unos guapos, ya está.
Ahora, lo dicho:


¡¡¡¡¡ F I E S T A !!!!!

martes, noviembre 28, 2006

ANA EN BROKEBACK MOUNTAIN



...una vez más, subo a la montaña... han cambiado los tonos desde la primera vez, el aire es más frío, entonces había una promesa de primavera en el cielo y ahora los árboles se desnudan de sus hojas, las nubes corren cargadas de lluvia, el ciclo de la naturaleza se completa una vez más... pero vuelvo a estar aquí arriba para celebrarlo, para sentir el paso de las estaciones, para sentirme vivo...

...en esta ocasión no es una visita gratuita, no vengo nada más a sentarme en una roca y ver subir y bajar el sol a toda velocidad ante mis ojos, mientras los días corren y se escapan de los dedos como los granos de un puñado de arena... no, hoy vengo a traer un presente...

...no me cuesta encontrar su hoguera, resplandece con llamas doradas y calidas, es facil guiarse hasta su mismo lado tan solo orientandose por el calor que despide. Es nuestra dama de la montaña...ella tampoco vive aquí arriba pero sube de vez en cuando, deja el mundo real y se sienta ante su fuego a urdir delicados encajes de palabras y sentimientos...nadie como ella ha rozado el fondo de nuestra alma susurrando en nuestros oídos las historias de pasion de dos vaqueros enamorados...

Si, palabrerias aparte, hoy es el cumpleaños de Ana, nuestra Ana de Brokeback, y aquí he subido para brindarle nuevos deseos en este nuevo año suyo personal:

Luz, que alumbre su camino...

Calor, por si alguna vez el mundo se vuelva frío...

Y una mano, permanentemente tendida, cargada de toda mi amistad.

Feliz cumpleaños, querida Ana, de todo corazón.

Un besito.

PD: La imagen, un cuadro de un pintor llamado:Charles Courtney Curran (1861-1942) que se titula "Sunlit Valley, Cragsmoor" ( 1920 )

lunes, noviembre 27, 2006

BOMBEROS DE BURGOS

...huyhuyhuyhuyhuy...quien dijo que los burgaleses eran secos...


...que eran frios...
...que les faltaba ese puntito de huyhuyhuyhuyhuy...


... pues aquí está la muestra, ¡jajaja!...¡falacias!...¡mitos que debemos desterrar!... los bomberos burgaleses se han apuntado al carro de calendario calentorro con fines beneficos y altruistas ( bueno, supongo que su agenda de contactos se incrementará considerablemente tras este asunto ), y esta es una pequeña muestra del resultado: la reivindicación del chulazo burgalés, que yo creía extinto, y encima todos los beneficios -como ya le conté en su blog a mi queridisimo pe-jota ( una vez más, ver links ) cuando habló del calendario de los bomberos de su tierra- van en beneficio de la asociación de paraliticos cerebrales. La primera tirada creo que está casi agotada y gracias a ellas se han recaudado fondos para la adquisición de una furgoneta para el traslado de los chicos y chicas que sufren esta enfermedad. La segunda tirada está lista, y mi propia madre me ha pedido un ejemplar, ¡será posible, jaja!; sin duda es para tapar algún desconchado de la cocina porque no veo otra explicación, aparte de su solidaridad, por supuesto...
Aunque no tengo nada que ver con APACE ni con los bomberos (por desgracia), aquí os dejo los enlaces por si teneis curiosidad tanto en la asociación como en ese montonazo de testosterona que circula por las frias calles burgalesas:

http://www.apaceburgos.com/

http://www.bomberosdeburgos.es/calendario.html

Cachondeos aparte, creo que este tipo de cosas hacen la vida más bonita a todo el mundo: a los beneficiados (los enfermos), a los que participan en ello, y a los que colaboran comprándolo y de paso se alegran el ojillo con el tema, de manera que:

¡Aupa esos cuerpos! ( de bomberos )

Un abrazo a todos, como siempre...

domingo, noviembre 26, 2006

La Noche


La noche...

...la noche, sin duda, está hecha para dormir, y eso es lo que le viene a la cabeza a uno cuando el prescindir de sueño es motivo de trabajo y no de diversión, o de sentarse con una persona querida a contemplar la luna o las estrellas, porque en esos casos bien puede uno quedarse ahi sentado hasta ver llegar el alba deseando incluso que el momento no termine nunca... es la dimensión de las cosas, los angulos, las perspectivas, girar el cubo entre los dedos y verlo desde puntos distintos, ver el uno y ver el seis...

...pero no le guardo rencor a mis horas de oscuridad, a ellas debo momentos de esplendorosa creatividad, instantes de pensar lo que el ritmo del día no me deja tiempo a pensar... sin estas noches no estaría presente en ese momento, bastante antes de salir el sol, en el que los pajaros empiezan a murmurar entre las ramas de los árboles, probablemente planeando la nueva jornada... tampoco podría sentir el placer de pedalear yo solo por las calles de vuelta a casa, con el alba tiñendo de azul pálido el cielo y la oscuridad en retirada, asustando a las palomas que revolotean a mi alrededor dibujando plumas y alas a mi paso...

Ahora la cosa está peor, hace frío, las calles están mojadas, llego a casa antes que el sol llegue a la linea del horizonte con la lluvia dejando lágrimas de mentira en mis mejillas...

...de nuevo la percepción, los distintos lados de la misma moneda, ahí está Noviembre, un experto recordando a los ciclistas aquello de "las bicicletas son para el verano", y ahí están las noches heladas de invierno con las estrellas como colgando de hilos en un techo oscuro, mi aliento dibujando nubes delante de mi rostro y yo contemplando con ojos maravillados la luna blanca, perfecta, la dueña, la reina absoluta de ese manto negro y plateado que se extiende y cubre el mundo...

...todo esto son mentiras que me estoy contando a mi mismo, son muchas noches ya y estos privilegios pesan en el alma y el corazón con el paso de los días...

...pero hoy me sentía especialmente perverso y tras leer hoy a nuestro amigo MadJavi ( veanse los "links" esos) sobre el compartir segun que cosas cuando la vida y el trabajo no nos dejan tiempo para más, pues también quiero compartir con vosotros las alucinaciones de la nocturnidad, ya que parece que el mundo no me deja tiempo para crear con mis palabras esas situaciones de otras veces con las que distraer y alegrar los corazones amigos...

Bueno, compartiré las alucinaciones y algo más, unas palabras bíblicas que vienen a mi recuerdo en estos tiempos en que vivimos y que podemos aplicar en... ¡tantos! momentos de nuestra vida... ahi quedan, con el mensaje de moraleja: corazones siempre abiertos, por favor, para ello no hay excusas. Yo intento empaparme de ello dia a dia...


"No temas tener
extraños en tu casa
pues de ese modo, alguno
hospedó angeles sin darse cuenta"

viernes, noviembre 24, 2006

Noviembre


...cada Noviembre te deja una marca en el alma, como las muescas en la culata del revolver.
Noviembre es por si mismo un universo distinto y aparte.
Lo bastante lejos del verano como para no guardar de él ni el menor recuerdo.
Lo suficientemente lejos de la Navidad como para que esta sea tan solo una promesa ( o una amenaza ) aun lejana.
Noviembre se pertrecha de tardes grises y oscuras, anocheceres tempranos, amaneceres lluviosos y una densa melancolía.
Noviembre oculta el sol tras las nubes para sentirse mas hermoso, te sopla con aliento helado en la nuca para que no te olvides de su tacto, alfombra de charcos el suelo y el aire de hojas marrones volando.
Noviembre es un tio duro, Noviembre no se casa con nadie, o le quieres tal cual es o estas apañado, o le amas o le detestas y tienes que aguantarte treinta dias para despedirle hasta otro año.
Pero Noviembre es fiel.
Noviembre siempre vuelve.
Noviembre se tumba a tus pies cada año buscando calor como un cachorro abandonado, con su aroma a castañas asadas y a flores marchitas, tan frio y tan necesitado de calor.
Noviembre es un final y tambien la aurora de un comienzo.
¿Quien ama Noviembre?

lunes, noviembre 20, 2006

YO CANTO

...una semana y todavía parece que sigo como en otra realidad paralela... mi yo de verdad anda por aquí atendiendo a las aburridas obligaciones de la vida cotidiana, corre, sube, baja, va, viene, parece que nunca hay tiempo suficiente para nada que no sea lo que no me apetece hacer... y mi otro yo está sentado, contemplando cruzar las nubes por el cielo a toda velocidad, a veces blancas, a veces grises, los árboles cambiando de color del verde al amarillo, luego al marrón y luego desatando una sinfonia de hojas al vuelo con cada golpe de viento, y los días van acortando, la noche gana terreno al día, la luz de los días se torna suave como si alguien hubiese cubierto el sol con un pañuelo de seda para que no nos deslumbre demasiado, los gatos pasan el día dormidos por los rincones y el angel contempla la llegada del invierno, deslizandose por las calles y los campos como una dama de traje gris...
...como dice mi querida Rosa de Fuego, los unicornios azules de la inspiración parecen pastar en verdes pastos durante estos días, en lugares lejanos...pero bueno, hay un momento de retomar las cosas que amamos, hay un momento de mirarse dentro y saber que los seres que amas se merecen un instante de tu atropellado tiempo, como dicen las canciones siempre hay un momento para el amor, siempre hay un momento para una sonrisa, algo para compartir con un amigo, un instante de complicidad que llene de calor el día sea cual sea la meteorología circundante...
Compartir, esa es la palabra...
...bueno, pues voy a compartir con quien quiera dedicar un instante a leerla la letra de la nueva canción de mi queridisima Laura Pausini... vaya, no voy a decir nada sobre ella, soy fan incondicional y me dejo llevar por el corazón y no por la objetividad, pero es guapisima, majisima, una chica buenisima ademas y vaya, que parezco su madre a ver si la caso, jaja. Laura ha sacado un disco de "covers" que creo ( es que mi desconocimiento del medio no me ha permitido enterarme de lo que es un "cover" hasta este momento )son versiones de canciones que a ella la han conmovido en algun momento y le gusta hacer su adaptacion, todas de autores italianos, y esta letra que os voy a cascar ahora mismo es de su primer single, "Yo canto". Se trata de una canción de Riccardo Cocciante que este señor sacó en el año 1979... pero es tan bonita que merece la pena leerla con un poco de calma.. si supiese poner esas cositas de los videos y las canciones os la ponía, pero como no se, el que tenga ocasión que vaya al Youtube ese o sino en la radio la ponen seguro pasado un rato... digo yo...
Vamos allá...

YO CANTO
Cocciante/Luberti 1979

La niebla que se posa en la mañana / las piedras de un camino en la colina / el aire que se elevará/ el alba que nos llegará / la nieve que se fundirá / corriendo al mar
La almohada aún caliente guarda vida / Inciertos pasos lentos de una niña / Los pasos de serenidad / La mano que se extenderá / La espera de felicidad / Por esto y por lo que vendrá
Yo canto / Tranquilamente canto / La voz en fiesta canto / La banda en fiesta canto / Corriendo al viento canto / La vida entera canto / La primavera canto / Rezando también canto / Alguien me escuchará, / Quiero cantarle, / Siempre cantarle...
El aroma de cafe en la cocina / La casa que se llena de alegría / El ascensor que no va / El amor a mi ciudad / La gente que sonreirá, son de mi calle / Las ramas que se cruzan hacia el cielo / Un viejo que camina en solitario / El verano que nos dejará / El trigo que madurará / La mano que lo acogerá / Por esto y por lo que será...
Yo canto / Tranquilamente canto / La voz en fiesta canto / La banda en fiesta canto / Corriendo al viento canto / La vida entera canto / La primavera canto / Rezando también canto / Alguien me escuchará, / Quiero cantarle, / Siempre cantarle...

Un abrazo a todos...

lunes, noviembre 13, 2006

AIRES NUEVOS


Llega el momento de volver a abrir las persianas y dejar entrar aires nuevos y frescos...

Quiero pedir disculpas por ser como soy, es muy propio de mi el cerrar todas mis "puertas" cuando las cosas no van bien y esperar en la oscuridad, hibernando, a que vuelva la primavera. Esto está muy bien si no afecta a nadie más, pero he sentido el haber preocupado a algunos de mis queridos montañeses durante mis vuelos en la penumbra cuando podía haber hecho las cosas mejor... así que, ¡lo siento de verdad!..no se volverá a repetir.

Ahora creo que todo va bien en mi nube, necesitaba un retejado emocional -había unas goteras espantosas- y cambiar algunos fusibles que ya habían hecho "pluf"... me parece que puedo empezar a ventilar y sacar polvo de los rincones, aunque con todo el cariño y el afecto que me habeis dejado por aquí, me he encontrado la casa mucho mejor de lo que esperaba...

Un abrazo a todos y gracias-gracias por tanto AMOR.

Nos vemos por la montaña...

lunes, noviembre 06, 2006

CERRADO

GRACIAS POR SU VISITA
DISCULPE LAS MOLESTIAS

viernes, noviembre 03, 2006

SEPTIMO CAPITULO


...fiel a mi cita semanal de los viernes conmigo mismo y mis responsabilidades con la pobre Laura, aquí vuelvo con otro capítulo del culebrón, con sinopsis para los no iniciados, para los despistados (y a veces para mí mismo también, porque andamos malisimamente de la cabeza, uff):
En el pasado, Laura vagando por el pueblo ha dado con una viejecilla misteriosa que la invita a entrar en su casa...
...y en el presente, Laura ha aceptado una invitación a cenar de José... ¿habrá sexo por fin?...¡jajaja!

Ahora, antes de la historia, solo dos cositas:

La fotografía, una vez más, de Miguel r-p-n ( tengo tantos buenos amigos que me regalan fotos para ilustrar mi casita que se me hace dificil la elección, palabra )...

Y, aunque se positivamente que TODOS ( y he dicho TODOS, jaja ) conoceis y visitais la casa de mi queridisima Ana del Sur, cuyo link figura en la columna de la derecha, no está de más el decir que ella ha comenzado allí también una historia en la que ha puesto muchisimas ganas e ilusión, y le encantará conocer vuestra opinión al respecto, de manera que, dicho queda por si algún despistado todavía no se había asomado por allí. Ahora, dicha esta importantísima referencia, pasemos al lío...

Ayer

La anciana la empujó suave pero firmemente a la penumbra del interior, consistente en una sola habitación vacía con una mesa y dos taburetes, solo eso, y las ventanas cubiertas con pesadas telas oscuras. Ni cama, ni cocina, nimuebles, solo ese único cuarto fresco y silencioso.
- ¿Mi deseo?...como sabe que...
- Siéntate. Todos vienen con un deseo, algo que no pueden o no quieren conseguir por si mismos - se sentó a un lado de la mesa y Laura la imitó en el otro extremo- Yo hago lo que puedo, y después les toca a ellos descubrir si era eso lo que necesitaban para ser felices.
No supo que decir. Había decidido que aquello era un extraño sueño del que despertaría en breve sudorosa y aturdida, mientras tanto le seguiría el juego a aquella mujer.
- ¿Te digo un secreto? -siguió diciendo ahora su anfitriona con gesto de no poder contener la risa- la mayoría tienen ya lo que necesitan, el de arriba -ahora extendió un índice hacia el techo con cara traviesa- pone en nuestra mano a cada momento lo que necesitamos para que nuestra vida sea plena, de nosotros depende saber jugar nuestras cartas y disfrutar lo que tenemos a nuestra alcance... dale a la gente la oportunidad de pedir un deseo y casi siempre pedirán algo que les hará desgraciados... o creen que teniendo eso que les falta, un dinero extra, un amante, una casa o la pierna que perdieron, creen que eso les dará la felicidad y al final resulta que la carencia es más profunda, está dentro de ellos mismos, y lo úncio que yo no puedo conseguir es cambiarles por otra persona, cada cual es el que es con su capacidad o su incapacidad para disfrutar de su vida... ¿te estoy aburriendo, pequeña?
Laura se sentía un poco mareada, como si hubiese tomado alcohol, pero en absoluto aburrida.
- ¿Y le cuenta eso a todo el que viene a pedirle algo?
La mujer asintió con la misma sonrisa pícara.
- A todos.
- ¿Y aún así le piden cosas?
- No sabes cuanto... Piden y piden. Creen que la dicha siempre está en el paso siguiente, no en el lugar en que se encuentran.
Estuvieron en silencio un buen rato, la anciana sonriendo con los dedos cruzados ante ella como un manojo de sarmientos secos, ella cona las manos en el regazo cada vez más intrigada.
- Y si me voy sin pedir nada, intentarás retenerme...
La mujer rió alegremente.
- ¡Ni mucho menos! No soy una bruja mala n nada parecido... pero sería la primera vez que ocurriese. Todos llegan aquí arrastrados por la fuerza de su deseo y nadie se marcha sin él.
-... y qué doy yo a cambio...
- Hum. Cualquier cosa. Yo ya tengo todo lo que necesito, no necesito nada tuyo para estar mejor. Solo es necesario algo simbólico, para sellar el pacto... por ejemplo eso...
Señaló con su indice huesudo la garganta de Laura, de donde pedía una cadenilla plateada con un diminuto corazón de cristal que su padre la había comprado en un mercadillo callejero de la ciudad hacía unos meses. Ella se llevó la mano al cuello sorprendida sin recordarlo, luego tocó el colgante y jugueteó con él entre sus dedos.
- Esto no vale nada, ni siquiera la cadena es de plata... además no decidí pedir nada.
De pronto pareció abrirse una puerta en su interior, una puerta por la que emanaba un resplandor rojizo como si fuese la puerta que comunicaba directamente con el infierno, miró allí dentro y descubrió su deseo... no se trataba de dinero, ni de poder, ni siquiera de José: se trataba de Daniel. Queríq que su arrogante primo la amase, deseaba verle humillado a sus pies, muerto de amor, quería poseerlo, beber de él como de una copa de un cristal precioso hasta quedar harta y luego dejarlo estrellarse contra el suelo y que se rompiera en mil pedazos. Era pasión y era venganza.
Se asustó de la violencia de ese sentimiento y se levantó de repnte.
- Esto es una tontería. Me voy.
Pero la anciana sacaba ya algo de su regazo y lo colocaba encima de la mesa, a mitad de camino entre las dos. Era una minúscula botellita con unlíquido oscuro, algo tan pequeño que cabría dentro de un puño cerrado.
- Ponlo en su bebida, y lamerá el suelo en el que pisas.
Ahora volvía a sudar, pero era un sudor frío.
- Que estupidez....Que es esto, ¿un cuento?
-...creo que sí -rió la anciana- pero eres libre para decidir, es un proceso voluntario. Si no lo deseas lo bastante, te acompaño a la puerta y asunto arreglado.
Se mordió el labio inferior contemplando la botella.
"¿Que puedo perder?"
- ¿Qué puedes perder? -preguntó la anciana sin perder la sonrisa- ...mira, como eres tan joven, te propongo algo: si ves que este elixir no funciona, o incluso si ves que una vez que ha hecho su efecto el resultado no es el que tu esperabas, vuelves, te devuelvo tu colgante y asunto arreglado.
- Si no sale bien, ¿todo quedará como antes?...
- No he dicho eso. No tengo la capacidad de deshacer lo que ya ha ocurrido. Es solo una garantía que te doy, como las de todo eso que anuncian en la televisión: si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero. Pero funciona, te lo puedo asegurar. Lo que no te garantizo es que sus efectos te hagan más dichosa.
Aún trnascurrió un largo rato de silencio hasta que Laura, sin decir nada, sedesabrochó el colgante y lo dejó sobre la mesa. Después preguntó:
- ¿Eso es todo, solo tiene que beberlo?
- Eso es todo. Pero asegúrate de ser la primera persona a la que él habla después de tomarlo.
"La pequeña trampa de todos los cuentos, el talón de Aquiles por donde siempre cazan al protagonista... ¿La primera a la que el...? ¿que clase de historia es esa?"
De pronto estaba de nuevo sentada frente a la pequeña iglesia que presidía el pueblo, totalmente bañada en sudor, la bicicleta en la mano... Dos mujeres la contemplaban con cara de preocupación al otro lado de la plaza.
"Ha sido un sueño"...
Notó algo duro en la mano, la abrió y allí estaba el botecito del elixir...

Hoy

Se había puesto un vestido de lino blanco muy sencillo y ligero, que pendía de sus hombros por dos tirantes del grosor de un cordón de zapato y se fruncía muy ligeramente a la altura de la cintura, para terminar más abajo de sus rodillas. No se engalanó mucho más, un par de sandalias de cáñamo y el rebelde cabello rojo recogido en una desmañada cola de caballo, quería sentirse cómoda y hacer sentirse cómodo a José.
“Nada ostentoso ni tampoco nada demasiado provocativo. Es una cena de amigos, una cena informal, ¿verdad?...entonces vale, vas estupenda.”
Mientras se ponía un poco de colonia fresca y algo de brillo en los labios, decidió acallar de una vez por todas la voz de culpabilidad que venía escuchando desde mediodía, sacó el teléfono y marcó una vez más el número de Sara.
- ..vaya, estoy alucinada.-le dijo nada más descolgar- De verdad que no pensaba que fueses a tenerme tan bien atendida...
- Que tonta eres. Si quieres no te vuelvo a llamar hasta que me decida a volver a casa...
- ¡Ni se te ocurra! Pero me sorprendes, con la manía que le tienes tu a los aparatitos estos... ¿va todo bien?
- Oh, sí...
- ¿No te sientes sola?
- Hum... no, de hecho ahora estoy esperando a que vengan a buscarme para salir a cenar...
- ¿Cenar? ...con quien, ¿con otra tía?
- ¡Jaja! -rió Laura aunque con poco convencimiento- No soy una de “esas”. El hombre que me acondicionó la casa antes de mi llegada me ha invitado a cenar. Es un amigo de cuando yo venía aquí con mi familia, vamos a recordar los...
- ¿Con un tío?... No se que me deja más “mosca”. ¿De que clase de amigo estamos hablando?
Laura tuvo que guardar silencio durante unos segundos porque en aquel momento era incapaz de precisar si entre ella y José hubo una mera amistad o algo más profundo. Tuvo que volver a reír de un modo un poco forzado antes de contestar:
- ¡Por Dios, Sara! Tenías que verlo para quedarte tranquila. Además,¿tu crees que si tuviese algo que ocultar iba a llamar para contártelo?
- ...pues no lo sé, la verdad...-contestó Sara tras pensarlo también ella un poco. Luego resopló y dijo en tono más conciliador-: venga no me hagas caso, es solo que estoy jodida y rabiosa, no entiendo porqué no estoy allí contigo en vez de estar aquí preguntándome como estarás y qué andarás haciendo... Pero lo acepto, es decisión tuya. Yo te estaré esperando aquí, lo sabes ¿no?
Escuchó el ruido de la motocicleta de José aproximándose y la invadió una repentina urgencia por terminar la conversación.
- Claro que lo se... solo quería que te quedases más tranquila sabiendo que no iba a estar dando vueltas yo sola por esta casa vacía.
- Tienes razón, prefiero que estés acompañada... bueno, pues pásalo bien... recuerda que te quiero, ¿vale?
- ...claro...venga, un beso...
Bajó los escalones de dos en dos como cuando era más joven, sin sentir su conciencia mucho más tranquila.
Cuando llegó abajo encontró a José en la entrada, sonriéndola con cierta timidez. Se alegró de no haberse puesto demasiado elegante porque su acompañante llevaba tan solo una camiseta blanca y unos vaqueros desgastados, aunque se notaba que se había afeitado para la ocasión y el cabello ligeramente rizado se encontraba más colocado que en sus anteriores encuentros.
- Vaya, estás muy guapa.
- Tu también, gracias -le dijo con una sonrisa que esperaba fuese luminosa-.
- No sé si irás bien con ese vestido en “mi vehículo” -comentó él en tono dubitativo-.
Se maldijo mentalmente porque habría sido maravilloso ir con la moto en aquella noche tan cálida y repleta de estrellas ( “abrazada a él desde atrás”)pero era demasiado tarde para cambiarse de ropa.
- ...tienes razón... ¿quieres que vayamos en mi coche? Luego puedo traerte de vuelta y coges tu moto... o la coges mañana, como quieras...
- Será lo mejor, sí -contestó José tras meditarlo un poco- Aparcar en el pueblo es una pesadilla, pero podemos intentarlo.
- No será peor que en la capital, seguro. ¿Arrancamos entonces?...
Hicieron el trayecto sin hablar apenas, salvo las lacónicas indicaciones de José cuando empezaron a entrar en la zona más urbanizada para señalarla el camino. El pueblo vivía la habitual locura de las noches de verano: calles repletas de coches que iban y venían, terrazas atestadas de gente , grupos de jóvenes riendo y hablando en voz alta, música, luces de colores...
- Dios -murmuró Laura poniendo los cinco sentidos en no atropellar a nadie de los peatones que cruzaban distraídamente por cualquier sitio sin mirar a ningún lado-... es peor que hace veinte años...
- Espera a verlo la noche del sábado, entonces esto te parecerá un paraíso -rió José-...mira, es allí...
Le señaló un impersonal edificio de apartamentos , uno más de los que jalonaban el paseo marítimo y que supuso le costaría identificar a la luz del día si tuviera que volver allí sola. Siempre guiada por José rodeó el bloque y encontró un hueco para estacionar el coche en un solar polvoriento que hacía las veces de aparcamiento.
- Hemos tenido mucha suerte, esto suele estar a tope casi siempre...
- ¿No es un sitio muy... ruidoso para vivir? -le preguntó ella observando que los bajos de la casa estaban ocupados por restaurantes y bares de copas-.
- Bueno, aquí a ras de suelo puede, allí arriba no nos enteramos apenas.
El señalo arriba y ella contó mentalmente hasta 12 pisos.
- ¿Arriba del todo?... tendrás ascensor, ¿no?
- Claro -respondió él con su risa suave-. Vamos. Seguro que ya está todo preparado.
Mientras entraban al estrecho portal y montaban en el ascensor Laura le dio vueltas a esas palabras.Dudó un poco antes de preguntar:
- Ah... no sé porqué me había hecho a la idea de que vivías tú solo...
José la sonrió sin decir nada y apretó el botón con el número 12.
La cabeza empezó a girarle como una peonza enloquecida y sintió que su frente y su labio superior se cubrían repentinamente de sudor. De pronto sintió miedo.
“...que es lo que estás pensando... a quien crees que te vas a encontrar” se dijo intentando controlar aquel pánico irracional. Cerró los ojos y se concentró en respirar hondo y no salir corriendo...

Continuará, espero...



domingo, octubre 29, 2006

FUCKING PETER PAN


...ah, que mal rollo... lunes otra vez, parece que se avecina una borrasca, que fácil es llegar a la oficina con el ceño fruncido y mascullando maldiciones... pero ánimo, la semana es corta para la mayoría, y si la perspectiva del miércoles festivo no es suficiente, pues Un Angel Productions se encarga de dar colorcillo a la mañana con esta fantasía psicodélica... la idea viene a raíz de leer en una revista que se había hecho un concurso con la idea de escribir una continuación de la historia de Peter Pan. He pensado seriamente el presentar el siguiente relato transformado en una novela larga, pero no sé que tal acogida habría tenido entre los miembros del jurado, además evidentemente no podría ser para todos los públicos, en fin, un pequeño cúmulo de complicaciones que me hizo desistir...sin embargo aquí está para todos vosotros, que lo disfruteis y os saque una pequeña sonrisilla matutina...

FUCKING PETER PAN

Cena:
1 yogur descremado
1/4 pechuga pollo plancha
1/2 tomate
1 hoja lechuga
1 cucharadita aceite
50 ml zumo pomelo

Esta impresionante cena del martes es parte del menú que la "Doctora Amor" me facilitó previo pago de 560 euros para solucionar mis problemas de relación con los hombres... al parecer mi sobrepeso y mi autoestima tienen una relación inversamente proporcional, si el primero aumenta la segunda disminuye en progresión geométrica. ¿Será algo cientificamente demostrado, una conclusión extraida de unos sondeos de población o simplemente le he caído gorda a la doctora y le han entrado ganas de joderme bien?...
Termino la cena entre suspiros y escucho una vez más a mi estómago rugir como un león soltero y cachondo en la sabana llamando a su hembra...
"Cielos" me digo "un bajón en mi fuerza de voluntad y mi autodeterminación", subo veloz a la báscula buscando un estímulo para seguir en la lucha y descubro que la aguja sigue clavada en el número 98 - 98 kilos - después de 6 días pasando penurias y miserias...6 días dejando enmohecerse mis galletas de chocolate y caducar mis bolsas de patatas fritas mientras la vecina de abajo se ha estado poniendo morada comiéndose todos esos bombones que yo le regalé el día que me dejé timar por la Doctora Amor... Cuando todo este cúmulo de acontecimientos me desbordan pierdo la razón y me lanzo a revolver la cocina de arriba a abajo en busca de calorías como una auténtica loca...pero he sido puñeteramente eficiente, no encuentro más que vegetales mustios y micropaquetes de pechuga de pollo y jamón de york sin sal en la nevera.

"En que pensabas. como te dejaste convencer por esa zorra de la Doctora Amor, tu autoestima no solo no crece sino que cae en picado"... la expresión "caer en picado" me hace recordar el pequeño movimiento sísmico que he provocado esta mañana en la oficina al desplomarme junto a la fotocopiadora por un pequeño bajón de tensión, fruto sin duda de la elaborada dieta de la Dra. Amor. Gracias a eso he tenido que aguantar a la jilipollas de la enfermera sonreir con cara ocurrente al decirme "caray, sé que va a parecer INCREIBLE, pero cualquiera diría que no come usted lo suficiente", mientras yo la miraba con ojos de rencor desde la camilla en bragas y sostén.

"¿En eso consiste la subida de tu autoestima?...pues si se trata de eso perdona, pero menuda mierda. Acaba con ello, por favo."dice mi voz de la razón.

"Si pero..."contesta la vocecilla tiquis-miquis de mi yo-espectadora-fiel-y-creyente-de-la-doctora-Amor "¿que pasa de los 560 euros?"

"Busca-comida-YA",ordena la sensatez,y me lanzo una vez más a rastrear la cocina como un perro perdiguero hasta que al fin, en el fondo del congelador, cubierta de escarcha como un tesoro perdido entre las nieves eternas, encuentro la respuesta a mis oraciones:

"Lasaña casera. 5' microondas y listo. 565 Kcal /100 g. Peso neto: 250 g."

Música para mis oidos. Casi 3000 Kilocalorías con solo 5 minutos de preparación. Meto el envase al microondas y canturreo mientras dispongo en la mesa el plato y el tenedor, sopesando al mismo tiempo la posibilidad de bajar a pedirle pan y cocacola a la vecina de abajo, es lo minimo que puede hacer por mi después de las tres cajas de bombones que le largué, ¿no?...
Aún sufro un conato de remordimientos ( un último intento desesperado de la "espectadora-fiel-etc-etc" ) en forma de visión apocalíptica: yo mi misma convertida en la Emperatriz de la Kilocaloria con un vestido de lonchas de bacon, labios rojo sangre de ketchup, aros de cebolla frita colgando de mis lóbulos, perfume de manteca de cerdo para mis axilas, en los ojos esa mirada ávida, hambrienta, canina y una báscula bajo mis pies reducida a una tortilla de muelles y tuercas despanzurradas...
"Despues de 6 días de putearte a tí misma indiscriminadamente no puedes tirarlo todo por la borda de esta manera" suplica la vocecilla tras ofrecerme ese dantesco espectáculo, pero ya es demasiado tarde, veo la lasaña girar despacito bajo la cálida luz del microondas, ese queso fundido resbalando por sus laterales, y el perfume, ah, ese perfume...
Otra vez el león rugiendo.
"Bien, cómetela si es eso lo que quieres, pero luego hay que quemar esas calorías como sea..." propone una nueva voz conciliadora entre la sensata y la tiquis-miquis, en un tono que encuentro casi razonable, y me detengo a considerar un momento el tema...
...no creais que me pongo unos calentadores, unas mallas y bajo a dar el espectáculo correteando por el parque, no-no-no. En su lugar agarro el diario, lo abro por la página de contactos y sin buscar mucho encuentro una propuesta sugerente:

"Mario, italiano, musculoso, superdotado, a domicilio."

No soy demasiado exigente, con lo de superdotado y musculoso me habría bastado, pero si encima es italiano... ¡ah, la grande Italia, el Papa, los tortellini, la Capilla Sixtina y todos esos gondoleros macizorros meneando esos enormes y sensuales remos, hummmm!... tecleo el número en el móvil con dedo tembloroso sin perder de vista mi cena que continua girando sin parar.
- Pronto... -responde una voz masculina y viril-.
- Hola... quisiera un "servicio"...
- Claro... ¿cuando te viene bien?
- ¿Podría ser en... pongamos... media hora? - digo tras calcular el tiempo que puedo tardar en calzarme la lasaña con este organismo dividido entre el hambre y la tensión sexual-.
- Oh, va bene - me dice en ese tono mediterraneo que me pone la braga como si hubiese hecho unos largos de piscina olímpica con ella puesta-.Media hora.
- Pues si te va bene, aquí te espero, machote.
¿Será Mario solamente un enanito barrigón con la garganta bien timbrada?...cabe la posibilidad, pero la cuestión es quemar las calorías, y el ejercicio fisico es así, conlleva un poco de sufrimiento, nada de disfrutar, ¿verdad?...

Entonces " CLOC-CLOC-CLOC", un ruido, de repente...

"CLOC-CLOC"...en la ventana del salón...

Es un "CLOC-CLOC-CLOC"que me da miedo pero a la vez remueve algo en mi memoria,me trae recuerdos del pasado...
En lugar de acercarme a la ventana me tiro hacia mi cuarto y del fondo del armario saco la escopeta de sacar conejos que papá me dejó en herencia. "Papa, papa" pienso como siempre lo hago cuando veo el artefacto "quien te dijo que me gustaba cazar conejos", pero en esta ocasión le encuentro una utilidad y con ella en la mano, envuelta solo en mi camisón, vuelvo al salón, a enfrentarme con la oscuridad exterior, con lo desconocido...
.
"CLOC-CLOC-CLOC-CLOC-CLOC"

"Demasiado gordo para ser una polilla" pienso amartillando el arma.

- ¡Hijo de puta! -le chillo al invasor fingiendo valor- ¡Largo de aquí o te volaré los huevos!

...entonces las dos hojas de la ventana se abren, la luz de mi salón se apaga y se planta delante mío un chulazo impresionante, moreno, ojos azules y vestido con unas mallas verdes de las de marcar paquetorro...

¿Es el puto Jack Twist?

...no, es él, Peter, ¿como he podido olvidarle?

- Joder, Wendy, como te has puesto, estás hecha una fiera -me dice el muy cretino después de tanto tiempo-.

- Y tu ya debes tener pelos en tus partes -le respondo un poco picada- ¿que coño pasa en el pais de Nunca Jamás, no erais niños para siempre?

Peter sonrie mostrando unos dientes deslumbrantemente blancos,( parece que aunque el cuento de que en Nunca Jamás no pasa el tiempo ya no funciona, el agua debe ser estupenda para la dentadura ).

- ...bueno, es que hago mis saliditas, y cuando estoy fuera el tiempo sí que corre...-me explica-... como verás estoy hecho todo un hombrecito.

Vuelvo a mirar el generoso bulto que marcan esas mallas y creo que voy a desfallecer de deseo.

Entonces en la cocina el microondas hace "¡plinc!" y Peter dice:

-Hum, que bien huele... ¿me invitas a cenar?

- Vamos, Peter, no me jodas, a qué has venido,¿a comerte mi lasaña? ¿Me has dejado todos estos años envejecer y engordar en el mundo real para venir ahora a levantarme la cena?

Detrás de él aparecen esos seres peludos con aspecto de pequeños osos que recuerdo vagamente, y estoy a punto de volarle la cabeza a uno al ver sus ojillos aviesos y malvados.

- Tsk-tsk-tsk -dice Peter sin abandonar su sonrisa- ¿estás hambrienta, Wendy?
-¡Pues si! ¿Pasa algo?
-Hum...pensé que quizás te apetecería tragarte un buen mango...
Oh, cielos... Peter se baja las mallas hasta medio muslo y deja ante mi nariz un cacharro impresionante.
-Vamos -susurra y sus ojos azules chispean maliciosos- Te propongo un trato, tu te comes esto y yo me como la lasaña...
No espera respuesta, me apoya esa cosa caliente en los labios y la dejo resbalar dentro de mi boca mientras noto que esos seres parecidos a pequeños osos meten sus cabezas bajo mi camisón y empiezan a husmear, a tocar, a lamer...
...soy un volcan en erupción cuando llaman a la puerta... sin duda es Mario...
Uno de los osos saca el dedo del trasero de peter y va trotando a abrir mientras él me apunta con el indice y advierte:
-Lo estas haciendo muy bien, Wendy, no pares...
Aun con la boca llena lanzo un gemido cuando veo a un cachas moreno y bronceado entrar en el salón diciendo:
-...joder que perro más listo tienes, me ha abierto la puerta y todo, nunca había visto nada ig...-se queda callado al ver el espectáculo, yo con el trasto de Peter en la boca y el ewok o lo que cojones sea metido en mis bragas haciéndome un trabajito de lo más fino-...bueno, pensé que era una chica sola, pero también lo hago con pareja, no pasa nada...- echa una mirada más de reojo a los bichos peludos y finalmente concluye-...vale, me voy a poner cómodo...
Se despoja de su ropa con la rapidez de un profesional, y queda desnudo como un dios griego, sonriéndonos con calidez...
...Peter sale de mi boca con un sonoro “plop” y se acerca a ese pedazo de cuerpo meneando el trasero como una putilla cualquiera.
-...permíteme que me presente, mi nombre es Peter Pan...
-...” y hago a pelo y a pluma” -completo yo algo furiosa por el abandono repentino, a pesar de que el osito sigue comiéndome los entresijos con una dedicación irreprochable-... pero Peter, ¿desde cuando te van los tíos?
-Oh, en Nunca jamás no existen problemas con esas cosas...
-Ah, quiere eso decir que te cepillas todo lo que se te cruza por delante -pregunto sardónica-.
-Mas o menos -dice y empieza a morrearse con el chulazo que ¡yo, por Dios Bendito!estoy pagando-.
Iba a pedirle la parte proporcional de la factura pero ahora la lenguecilla del bicho peludo ha encontrado mi punto G o sino es el G está muy cerca alfabéticamente, porque una corriente eléctrica me arquea la columna dorsal, me pellizco los pezones y empiezo a notar la llegada de un clímax, mientras ante mi Peter se pone a cuatro patas delante del chulazo preparando su retaguardia para un ataque inminente... agito la cabeza enloquecida y cuando Mario comienza a embestir el trasero de Peter como una auténtica taladradota humana, el mundo se ilumina con un relámpago de luz blanca y el orgasmo me deja tiesa y patas arriba cual cucaracha rociada de insecticida...
...al despertar allí no hay osos, ni chulazos ni Peter Panes, solo la lasaña fría en el microondas y mis bragas hechas una pelota en el suelo...
Sin aliento me tambaleo hasta la báscula con una premonición y subo a la pequeña plataforma sintiéndome la campeona del año de atletismo a punto de recibir su medalla de oro...

“96 kilos”

-¡Si, joder, sí! -chillo alborozada-.
He visto la luz. Tengo la respuesta, Doctora Amor, se acabaron los yogures y las pechugas a la plancha.
Pongo a calentar la lasaña y agarro de nuevo el diario.
“ Hermanos gemelos, rubios, calientes, te volveremos loca. Económico.”

- ¿Si...?...sí, estamos hablando de un trabajillo... ¿podría ser dentro de una media hora?...


Como siempre abrazos a todos...

Nota: Si el relato no cumple las expectativas siempre queda el chulazo de turno para compensar el tema, ¿eh?... y que conste que yo esto de poner el chulazo lo hago a modo de labor altruista y desinteresada por las peticiones favorables recibidas, que a mi, ya sabeis, indiferencia absoluta, ¡jajajajaja!...

sábado, octubre 28, 2006

SEXTO CAPÍTULO


... esta vez he sido rápido, quiero rehabilitar mi imagen pública tras los desatinos anteriores así que me dedicaré a cosas serias, seguimos con la chica en la playa, su primo el chulazo, otro machirulo (como dice mi amigo pe-jota, jajaja, que variedad de términos) rondando la escena... en fin, a ver si empiezan las escenas de sexo, jaja, que se me duerme el respetable... no, no quería decir eso...

Ayer

Durante la semana siguiente casi tuvo oportunidad de olvidar aquella extraña sensación porque tanto Daniel como José desaparecieron del mapa. Su primo anunció que unos amigos suyos veraneaban en un pueblo a 30 kilómetros de allí y obtuvo el permiso de su madre para pasar unos días con ellos. En cuanto a José, tenía -según le contó Dolores- asuntos pendientes en el pueblo y se quedaría allí hasta resolverlos.
- Lo mas duro era la puesta en marcha de la casa, ahora por unos días puedo apañármelas sola...-le explicó Dolores-.. además tu mamá y tu tía Victoria no paran un momento, no me dejan hacer nada... este mes va a darme vergüenza pedir el sueldo.
Su padre llamó diciendo que no podría venir el fin de semana como estaba proyectado (“no sé porqué me lo esperaba” pensó irónica cuando su madre le dio la noticia), de manera que tuvo que vérselas sola con la “caravana de mujeres” que José había mencionado, exactamente igual que todos los años anteriores.
El calor llegó a ser intenso y lo que menos le apetecía era sentarse a discutir con nadie, por lo cual intentó moldear su horario para coincidir con su tía y su madre lo mínimo imprescindible: desayunaba muy pronto y pasaba la mañana entera sentada frente al mar mientras las dos hermanas iban al pueblo a surtirse de provisiones. Trataba de contener la lengua durante el almuerzo y luego se echaba y fingía dormir mientras las mujeres recogían, tomaban café y se encaminaban finalmente a la playa a pasar la tarde. Cada sobremesa repetía la comedia para que ellas no la obligasen a acompañarlas, y en cuanto se iban, se marchaba a pasear entre las dunas o se terminaba por dormir realmente... La tarde del tercer día encontró una vieja bicicleta blanca en el sótano de la casa (al que nunca habría entrado si no se lo hubiese sugerido Dolores) y empezó a marcharse al pueblo en aquellas horas de más calor, a vagabundear por las calles, tomarse un helado y preguntarse que posibilidades tenía de encontrarse con José. Era una localidad pequeña que en invierno quedaba casi vacía, como ocurría en la mayor parte de lugares de aquella parte de la costa, pero que en los meses estivales recibía un aluvión de turistas que la abarrotaban y abastecían las economías locales para casi el resto del año. El mismo pueblo tenía una playa infinita de arena blanca provista de todos los servicios y un hermoso puerto pesquero, lo cual hacía que apenas nadie se aventurase hasta la playa donde se encontraba la casa familiar: allí no había bares, cafeterías, ni tiendas ni chiringuitas, por supuesto no había socorriste, la arena era más basta,
mezclada en muchas partes con grava y hierbajos, y no era posible adentrarse mucho en el agua porque enseguida el fondo caía y se entraba en aguas profundas... por todo lo cual Laura solo compartía su playa con gaviotas, lagartijas y cangrejos...
Nunca había echado mucho de menos a los turistas, pero desde que empezó sus furtivas excursiones en bicicleta y veía a la gente de su edad en las terrazas de moda, el cuidado paseo marítimo, los veleros que entraban y salían majestuosamente del puerto, los coloridos puestos de ropa, collares y baratijas... desde que comenzó a ver todo aquellos empezó a preguntarse si no habría estado todo aquel tiempo en el lado de la playa equivocado.
Dolores era cómplice silenciosa de sus excursiones secretas, lo cual la traía continuamente preocupada porque no descansaba hasta no ver regresar a Laura pedaleando por la vieja carretera.
- No me gusta que vayas sola. Si tienes un accidente o si te pasa algo, no me lo perdonaría, niña mía -la decía siempre al volver-.
- Es que es odioso - protestaba ella-, estar aquí sin ver a nadie ni hacer nada cuando ahí, tan cerca hay tanta vida...
- Hubo un tiempo -le contó Dolores en una ocasión- que aquella playa era como esta, solo pequeñas casas de pescadores y el mar delante nuestro, igual que aquí...entonces yo era una jovencita como tu pero... creo que todo era más sencillo y más hermoso, ¿sabes?... ¿Has visitado la parte más vieja del pueblo? -la sonrió dándole unas palmadas en el dorso de la mano- ...ese es el pueblo de verdad, donde vive la gente , donde yo he crecido...
- “¿Donde vive la gente?” -exclamó riendo Laura- ¡Hay montones de gente por todas partes!
- ...aves de paso. La gente que vive de verdad en el pueblo está allí. Hazme caso, visítalo. Además es probable que encuentres allí a José, él te enseñará...

Durante toda esa semana su piel se puso primero carmesí, después de llenó aún más de pecas y solo al final empezó a tener un suave tono bronceado. Solo entonces se decidió a visitar el pueblo viejo y arriesgarse a buscar a José, porque todos los días anteriores se sentía patética con su tono rosa gamba, las enormes gafas de sol y un sombrero de paja de ala ancha para protegerse de la radiación solar excesiva. Al normalizarse su epidermis se decidió a la aventura: recogió su pelo rojo en una cola de caballo, se puso una faldita vaquera diminuta y el "top" blanco con el que su padre le decía que parecía "una adulta" -aunque dicho por él sonaba casi ofensivo-, luego limpió a fondo la bicicleta y se sentó en el sofá a esperar que por enésima vez su madre y su tía chillaran:
"¡Pero Laurita porqué no vienes con nosotras, que crees que somos, ¿unas viejas cotorras?"... Entonces contó hasta cien, espero a verlas desaparecer y salió pedaleando disparada, sin hablar ni siquiera con Dolores....
...eran poco más de las cinco de la tarde y la canícula resultaba axfisiante, no pudo sorpresnderse de entrar en el pueblo bañada en sudor tras recorrer los pocos kilómetros de camino. Siguiendo las instrucciones de Dolores abandonó rapidamente el paseo marítimo y pedaleó con furia cuesta arriba, primero entre bloques de apartamentos impersonales, casi idénticos unos a otros y cuidadas casas con piscina y jardin, luego poco a poco todo se fue transformando y de pronto estaba en un pequeño universo de calles estrechas con casas de fachadas encaladas y geranios en las ventanas... Giró en una dirección, después en otra y de repente ya no supo donde estaba. Se apeó de la bicicleta agradecida por la coleta que sujetaba su melena, porque en su estado actual se imaginaba a si misma con el pelo chorreando audor pegado a la cara.
"Ahora caminaremos un rato", susurró para si misma, pensando solo en el calor y en si José podría aparecer tras una esquina.
"...porque digo yo, si Dolores hubiese querido que me encontrase con él, ¿porqué no me dió una dirección?... ¿se trata otra vez de "la linea"?..."
Vagabundeó sin rumbo de una callecita a otra, siempre cuesta arriba, sin ver más seres vivos que palomas arrullándose a la sombra de las cornisas y polvorientos gatos negros que huían bufando cuando pasaba. Esporadicamente aparecía una terraza, una barandilla entre dos casas frente a la cual se extendía el azul profundo del mar, luego la calle se retorcía y volvía al entramado del pueblo, hasta que de pronto las calles se abrieron y encontró una pequeña plaza y una iglesia blanca. Era el punto más alto del pueblo, a partir de allí todos los caminos bajaban.
Dejó caer la bici al suelo y metió la cabeza bajo el chorro de una pequeña fuente que ocupaba el centro de la placita.
"Estoy reventada" pensó una vez se hubo refrescado. "Donde creía que iba a llegar..."
Sin motivo aparente recordó una frase de su padre " si algo te interesa de verdad, verás como tus pasos te llevan sin darte cuenta a tu objetivo".
Con toda seguridad iba a sacar la frase de contexto, pero no tenía nada que ganar ni que perder, era solo un juego para pasar aquella tarde de verano, así que se dijo:
"Muy bien pies, llevadme entonces a donde en realidad deseo llegar"
Con la bicicleta aún de la mano rodeó la iglesia y empezó a descender por el otro lado del pueblo, aquel cuyas casas no miraban al mar sino al árido paisaje interior. Desde lo alto contempló un segundo el paisaje rojizo, seco y aplastado bajo el sol.
"Tierras baldías. Qué puede crecer ahí. Solo tienen el mar..."
Aquella vertiente estaba mucho más abandonada, había menos casa más terrenos vacíos y secos, no cabía duda de que los habitantes del lugar habían preferido vivir de cara al mar.
"Entonces que esperas encontrar auí, ¿lo que deseas?" le susurró una voz interior.
Se vió de pronto bajando un camino de polvo muy empinado rumbo al desértico interior, sus pies continuaban obedeciendo la orden recibida y trotaban casi de modo autónomo hacia el centro de sus deseos. Volviéndose un momento vió en lo alto la silueta oscura de la iglesia con el sol detrás y le embargo la absurda sensación de encontrarse a espaldas de Dios.
"Aquí no puede verme... No podrá ayudarme si lo necesito..."
De pronto en una revuelta del camino ahí estaba, una pequeña casa con paredes desconchadas y un árbol seco frente a la puerta. Junto al camino picoteaban un par de gallinas, por lo que supuso que alguien debía de vivir allí para cuidar de ellas.
"Necesito un vaso de agua... lo necesito ahora, o moriré escalando el camino de vuelta"
Apenas formuló este pensamiento una anciana vestida de negro se asomó a la puerta con expresión de divertida curiosidad. A pesar de la distancia del camino a la puerta de la casa, la voz de la mujer la llegó alta y clara entre el chirrido de las cigarras.
-...vaya, hacia una eternidad que no tenía visita... ¿te has perdido, muchacha?
Laura abrió la boca pero de su garganta solo salió una tos seca.
-...ven, te daré algo fresco para que puedas seguir tu camino.
Dejó caer la vieja bicicleta en el sendero de entrada y caminó hasta encontrarse frente a la viejecilla , una figura que apenas le llegaba a los hombros, con la cara cubierta de profundas arrugas pero con unos ojos azules sorprendentemente vivos y jovenes.
Tampoco su vestido era el tradicional en las mujeres de su edad, parecía envuelta en sedas oscuras y livianas que flotaban tras sus movimientos, y Laura sintió el deseo de rozar aquella tela de aspecto tan ligero y suave.
- No sabes cuanto tiempo llevo esperando que alguien pasase por aquí...
"Una eternidad" murmuró Laura casi para si misma, y aquello hizo reir a la anciana.
- ¡Si, en efecto!... pero ahora toma, estas sedienta y agotada, recupera fuerzas...
Sin saber de donde había salido la mujer le tendió un vaso de cristal empañado por el frío del contenido.
"Agua helada" pensó, cogió el vaso con las dos manos y lo llevó a sus labios resecos. El líquido le resultó casi dulce en el paladar, pensó que nunca había probado algo tan bueno, que nunca había tenido tanta sed...
-...despacio, muchacha, o te sentará mal... no siempre lo que mejor nos sabe es lo que mejor nos sienta...
Aún así aguardó a que Laura apurase el vaso, luego lo recogió de sus manos y dijo:
- Vamos adentro unmomento, lo justo para que puedas recuperarte un poco y seguir viaje...
-...yo no quiero molestarla -balbuceó- no sé como...
- Bobadas. Viniste siguiendo tu deseo... no vas a irte sin él, ¿verdad?

Hoy

Había pasado unas horas en la playa, primero abismada en la contemplación de cómo el mar verde oscuro se derretía con mansedumbre una y otra vez junto a sus pies descalzos, después había intentado leer durante un libro sin lograr concentrarse ni un solo segundo en los renglones, con una idea que giraba y giraba en su cabeza como una pesada mosca de finales de verano. Finalmente extrajo una vieja libreta azul de su bolsa que siempre llevaba allí para los momentos en que la ocurría exactamente lo que la estaba pasando en ese instante, sacó un bolígrafo, lo mordisqueó con la vista perdida una vez más en el mar y empezó a escribir.

“ La casa familiar era un enorme cubo de dos pisos situado a un centenar de metros de la playa, del mismo color amarillo desvaido de la arena que la rodeaba. Las ventanas y las puertas eran rectangulos oscuros en las paredes, sin ninguna ornamentación, a excepción de los grandes ventanales de la segunda planta que miraban al mar, en los cuales había un largo y estrecho balcón y dos pequeñas palmeras, una en cada extremo. Por lo demás, todo era plano y liso, sin la menor concesión a la imaginación...”

Estuvo entregada con furia a la tarea hasta bien entrado el mediodía, cuando los picores y el ardor que sentía en la espalda se hicieron tan evidentes que tuvo que ponerse la toalla sobre los hombros y volver a paso ligero hacia la casa para resguardarse del sol. En el breve camino de vuelta se preguntó qué era lo que pensaba conseguir con aquel ejercicio extraño de narrarse a sí misma con veinte años menos, si era un recurso para sacudir esa espesa niebla que cubría sus recuerdos o si no se trataba más que de una forma de dar salida a ese impulso que a veces la asaltaba de una forma irrefrenable, de satisfacer una necesidad que para ella resultaba tan biológica como el comer o el dormir.
“En cualquier caso, qué diablos importa... ¿Desde cuando ha importado? Solo es otra historia, punto.”
Respiró aliviada cuando entró en la fresca penumbra de la entrada, dejó caer el capazo en el suelo de cualquier manera y recorrió la planta baja despacio con cierto temor y curiosidad, esperando ver a José aparecer en cualquier momento con esa media sonrisa suya que tanto la turbaba. Pero no estaba allí, ni en el salón, ni en el cuarto de baño, ni tampoco en la cocina...
“...no pierdas la esperanza, quizás está desnudo en la cama de arriba, con los ojos un poco borrosos de deseo, esperando verte aparecer para susurrarte con voz ronca:...Laura, cuanto tiempo he aguardado este momento...”
Resopló tratando de echar el lazo a su imaginación desbocada , mientras sentía para su sorpresa...(“¿Sorpresa?...no, no te hagas la sorprendida, querida, al menos no aquí a solas contigo misma”)...una punzada de excitación un poco por debajo del ombligo. Solo tras respirar hondo se fijó en que sobre la mesa, en el mismo sitio donde el día anterior había encontrado la nota con el teléfono de José, hoy había otro papelito donde leyó con la misma cuidada caligrafía:

“ ¿Te apetece una cena de bienvenida esta noche? Si lo ves bien, llámame para confirmarlo, gracias.
José. “

No debatió mucho la respuesta, buscó por toda la casa hasta dar con el número que le había dejado el día anterior y lo tecleó a toda prisa en su teléfono móvil.
Mientras escuchaba los monótonos tonos de llamada el corazón golpeaba contra su pecho en rápidos y profundos golpes dignos de un boxeador profesional.
- ¿Dígame?

Era él. Tragó saliva como una colegiala asustada antes de responder en un tono más tembloroso del que desearía:

- ...hola...soy Laura...
- Vaya... sí has contestado rápido -dijo José y ella también creyó percibir una ligera emoción o sorpresa en su voz- ...creí que ibas a tirarte más tiempo en la playa.
- Demasiado sol para el primer día, creo que ya he conseguido el objetivo de hoy que era abrasarme la espalda, mañana seguiremos con el resto.

Le escuchó reír suavemente y encontró agradable el sonido de esa risa.

- Supongo que has visto la nota... no sé si te parecerá una buena idea, quizás tenías otros planes para el primer día...
- ¡Que va, es un plan estupendo! Me encantará un poco de compañía, estar tanto tiempo sola termina por agobiarme un poco...
- Genial. ¿Te viene bien a eso de las nueve?
- Perfecto. ¿Voy a algún sitio o...?
- No te preocupes, pasaré a recogerte, ¿de acuerdo?
- Trato hecho. A las nueve entonces.

Cuando colgó el teléfono sintió deseos de estallar en carcajadas de puro nerviosismo.
“A esto le llamo yo triunfar. No llevo ni veinticuatro horas aquí y ya tengo una cita con un hombre... Dios mío, con un hombre... cuanto tiempo hace que yo no...”
“Solo te ha invitado a cenar “le susurró su lado más sensato y racional”no empieces a salirte del tiesto. Lo más probable es que no hagáis nada más que comer, beber y hablar del pasado. Será una buena oportunidad para aclarar tu memoria.”
“De todos modos tendré que pensar en arreglarme un poco y esas cosas...”.
Lanzó un rápido vistazo al reloj y para su sorpresa apenas pasaba de la una del mediodía.
“Oh, ¿crees que tendrás tiempo suficiente para ponerte sexy?”contraatacó esa voz suya que tanto detestaba”...eso sí, no te olvides de llamar a Sara antes de irte para decirla lo mucho que la estás echando de menos.”
Agarró mentalmente por el cuello a la molesta propietaria de esa vocecilla y la encerró en un cuarto oscuro con doble vuelta de llave antes de echar a correr hacia la ducha.

Continuará

El blogger con su buen humor habitual no me ha dejado poner una cosa en cursiva y la otra no, todo en cursiva, no puedo hacer lo de otras veces de poner el "Hoy" de una forma y el "Ayer de otra"...

...este capítulo es largo, para pasar el fin de semana, un rato de aburrimiento (de mucho aburrimiento)... pero gracias a él me he motivado mogollón, caray, ahora tengo muchas ganas de seguir aporreando teclas...

Y la foto de hoy, ¡tachán, tachán!, un obsequio de mi queridiiiiiiiiiiiiiiisima Ana del Sur, una vista del Mar del Plata, todo un lujo como podeis comprobar...


El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo