sábado, diciembre 22, 2012

3 DIAS PARA NAVIDAD...Y YO SIGO AQUÍ...



...GLUP...

...después del entrañable post findelmundialista que me casqué ayer, me veo en la embarazosa obligación de presentarme otra vez aquí para decir que el apocalipsis, como toda catástrofe que se precie, ha decidido acontecer cuando buenamente se le ocurra sin hacer caso a predicciones, oráculos ni paparruchas.
Yo como hombre con educación científica que soy debería haberme mostrado coherente y haber dedicado mi tiempo ayer a hablar de cosas insustanciales y no perder un segundo de mi valiosa vida en despedidas anticipadas. Pero sin embargo no lo hice, me dejé llevar y ahora ya lo estoy viendo, todos mis amigos van a hacerse los guays, mis enemigos otro tanto y en general todo el mundo va a aprovecharse de mi debilidad para pisotearme un poco más la coronilla que de costumbre...
Pues BIEN: 
Confieso que ante la perspectiva de que lo del Juicio Final pudiera ser cierto, me hice la buenita y dije que quería a todo el mundo mucho y pretendí ser mejor de lo que en realidad soy para que no me mandasen al "fuego-que-nunca-se-apaga" ese con el que amenazaban los curas en el colegio. 
Demostrar que se ama es demostrar entrega, demostrar entrega implica incondicionalidad, y la incondicionalidad y la entrega solo son posibles dejando caer tus defensas espirituales ante la manada de coyotes que es el mundo en si mismo. 
Y la caida de defensas implica...bueno, tu ya sabes lo que implica la caida de defensas...
Así que hoy, El Dia Despues, notifico que en realidad no quiero a nadie, a lo sumo-sumo a mi mamá, y que por tanto nadie crea que puede explotar la debilidad que va implícita en el amor con mi persona.
No os quiero, a ninguno, y hasta el próximo armageddon no pienso reconocer lo contrario..
Porque como dice Alaska en esta canción apropiadamente titulada "NO ES EL FINAL", estar solo por ahora no está mal.



..ahora sí que sí, la cena en casa de la cuñada es inevitable...

¿quien vendrá a rescatarme de mi catástrofe particular?

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo