lunes, febrero 04, 2008

LOVE IS A LOSING GAME



Otro antianiversario.
Que es lo mismo que decir: otra fecha que no debería recordarse, pero sin embargo, por algún perverso impulso interior cuyo nombre desconozco, deseo dejar unas pocas líneas para conservarla en mi memoria y así, de cuando en cuando, revivir el agridulce dolor levantando la costra de la herida.
Hoy, que aunque hace solo un mes parece que hace un año, conmemoramos el día en que nos dijimos adios…
Ahora te imagino inmerso en tu ajetreo diario, en tu rutina, sin pensar en nada que no sea tu presente inmediato. Sin embargo se me ha ocurrido algo y, entiéndeme, no es por hacerte sufrir, pero hoy desearía que en tu día de invierno, algo se cruzase en tu memoria: una canción, un instante, un recuerdo, y sin que te duela mucho, me llevases a tu memoria un segundo…
…quizás con una sonrisa triste, claro que sí, pero sería solo un segundo, y después me podrías dejar marchar como se hace con lo que pesa recordar, con lo que duele recordar, con lo que no queremos recordar.
Sería solo un segundo, pero si yo te pienso a la vez, sería un poco como si hubiese estado a tu lado, ¿verdad?
…¿entonces lo hacemos así?…yo me propongo pensarte todo el día,así no habrá peligro de que cuando tu lo hagas no me encuentres junto a ti.
¿Funcionará? ¿Bastará con desearlo? ¿Servirá para algo?...
Llueve sin parar…
El amor es un juego para perder.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo