miércoles, julio 12, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS, 4ª PARTE


...para no demorar mucho la entrega y así nos dediquemos a pensar en el relato y no en circunstancias anexas, aquí va la primera parte de la 4ª parte... corcho, es que era mucho teclear, y estoy sin cenar... además es una excusa para poder usar más de las maravillosa fotografías que mi asesor de imagen particular, Joetry, me hace llegar...un saludo, Joe, me haces el blog y la vida más hermosos...
...ahora vamos a por ello...

HOLA, YO SOY RAY - 1ª entrega


Mañana de verano. esta vez el bueno de Joe no piensa dejar escapar la oportunidad, de hecho he dormido enroscado en el suelo frente a la caseta de Puto AGuirre, con "cachorro bonito" buscando la reconciliación tras su traición de anoche, y llevándose patadas en el lomo cada vez que arrimaba el hocico.
Me han despertado unas pataditas en el hombro con el sol ya calentando allí arriba y las moscas zumbando encantadas.

- ¿Que haces aquí? -me ha preguntado una voz a la vez grave y juvenil-.

He tardado en despertar, me hallaba en el centro de una horrible pesadilla en la que Dolly Parton intentaba depilarme las bolas con cera caliente... al abrir los ojos agradecido y ver un rostro contemplándome de cerca, con una aureola de luz solar justo detrás de la cabeza, me he llevado un susto de órdago pensando que el puto angel estaba de vuelta...
...pero no, era el bello e inexpresivo Ray, el rubio cachitas Calvin Klein que estaba con Brad el día anterior, contemplándome con ojos de... no sé, miraba y punto.
Me he desperezado sonriendo lo más amigablemente posible, a fin de cuentas parecía probable que aquel pipiolo y yo tuviésemos que convivir todo el verano, era recomendable empezar a entablar lazos de amistad.

- Brad se largó anoche. Un asuntillo en California, me dijo.

- ¿Un asuntillo? Vaya, ayer por la mañana parecía encantado por haber conseguido ese trabajo con Aguirre.

He tenido que poner mi imaginación a trabajar.

- Sabes, estuvimos tomando algo con el conductor de un camión de pollos, le comentó algo a Brad sobre un trabajo allí y no se lo pensó dos veces... -me encogí de hombros-... así que voy a ver si el cerdo de Aguirre se deja convencer y me ofrece el puesto que queda libre.

- Recuerdo haber visto ese camión de pollos del que hablas... -murmuró Ray pensativo con la mirada perdida-...es tan precipitado... no conocí apenas a Brad, pero no me parecía un tío de decisiones impulsivas...

- Bueno, sea como sea, yo soy Joe -le he tendido una mano- Si hay suerte vamos a pasar el verano juntos, tú, yo y un montón de putas ovejas.

Me ha parecido que ha tardado unos segundos más de lo necesario en tenderme a su vez la mano, con esos ojos turbios y algo soñadores estudiándome en profundidad, luego hemos juntado nuestros dedos y...

"...te cambiará la vida..."

...he sentido un chispazo de la hostia, y Ray también porque me ha soltado al instante, nos hemos contemplado primero las manos y luego el uno al otro con incredulidad. Había oido algún rollo sobre los efectos de la electricidad estática, pero aquello había sido todo un calambrazo, como la vez que el técnico que arreglaba el televisor en casa de mamá se dio media vuelta y se me ocurrió meter un dedo allí dentro... sí señor, un calambrazo cojonudo. He boqueado como un pez, por primera vez en mucho tiempo sin nada ingenioso que me viniese a la boca, hasta que "cachorro bonito" me ha dado con el morro en la pierna, quizás para recordarme su parte en el negocio, y eso me ha devuelto la inspiración.

-...e-e-e-e-este es Jacko, mi perro pastor. Creo que nos acompañará también si Dios no lo impide.

- ¡Y un huevo! -brama alguien a mi espalda. Esa voz... solo puede ser él, mi hombre, mi vida, Aguirre...- ¿se puede saber que haces todavía en Signal, trozo de mierda?

"Trozo de mierda" repito mentalmente "Este hombre debería haber sido psicoterapeuta, él sí que sabe hacerle crecer a uno la autoestima."

- Brad encontró algo mejor, y pidió a Joe que viniese en su lugar -ha explicado Ray-.

- Y eso quien te lo ha contado, ¿este? - Aguirre está en pie a la puerta de su caravana, con una tremenda camisa hawaiana blanca de palmeras verdes y unos pantalones a juego, parece la versión "tallas grandes" de "Hawai 5-0". No se si puede salir de ahí dentro, pero al menos se desplaza de detrás de su escritorio por el interior de su guarida, hasta es capaz de abrir una puerta y asomar su carota de cerdo para ver la calle... esa montaña de grasa tiene más movilidad de la que yo imaginaba- No me extrañaría que este delincuente se hubiese cargado a Brad y ahora el chico esté siendo pasto de las alimañas en algún rincón de esos bosques...

"Pasto de los pollos" pienso pero me muerdo la lengua.

- Vamos, jefe -digo sonriendo- El que ayer me durmiese para la entrevista de trabajo no quiere decir que sea un asesino de cowboys. Brad está rumbo a California, usted necesita dos vaqueros, y yo estoy aquí para resolverle la papeleta. Contráteme y no se arrepentirá, quiero este trabajo y voy a hacerlo bien.

Contengo la sonrisa porque veo que a Aguirre le da cien patadas en las pelotas tener que escogerme, pero no tiene otra opción, a no ser que vaya él y antes de subir a su montura le detenga y encarcele la asociación "Amigos del Caballo" por intentar siquiera poner sus dos toneladas de peso encima del pobre animal.

- Me has jodido bien -bufa enrojecido por la cólera- pero hay que ir hoy mismo a por el rebaño y no puedo entretenerme en buscar a otro tío... De acuerdo, entra y firmaremos el contrato... perote advierto que -me temo otro derroche de prosa shakesperiana y no se hace esperar-, si aparece el cadáver de Brad en alguna zanja de los alrededores, enviaré a la policía ahí arriba a que suban y te traigna de vuelta con una porra metida en el culo.

...cinco minutos después salgo con una copia del inmundo contrato que he firmado: tres meses con unas ovejas (no se si incluir a Ray en ese colectivo) a cambio de armas, comida, y un sueldo miserable que recibiremos al bajar cuya cuantía dependerá del número de esos bichos que traigamos de vuelta. Pero jódete, Aguirre, te has tenido que tragar tu orgullo, ya estoy trabajando por tu cuenta...

Afuera Ray me espera bajo el sol, con su sombrerito, su camisita blanca y sus pantaloncitos azules, todo inmaculado como si acabase de salir de un anuncio de moda tejana.

- Lo conseguiste -dice y parece satisfecho. hace ademán de "choca esos cinco" pero recuerda nuestro cruce de corrientes anterior y en su lugar se mete las manos en los bolsillos traseros del pantalón con una sonrisa tímida, añadiendo como si yo no lo supiera- Soy Ray.
jacko resopla a sus pies, tumbado allí con el morro apoyado sobre sus botas como si estuviese desfallecido de amor.

- Tu perro y yo hemos hecho buenas migas. Parece muy inteligente.

- Es todo fachada -respondo ante los ojos reprobadores de mi chucho- Creo que alguien manipuló su cerebro y lo sustituyó por una salchicha de frankfurt. Pero bueno, es el único habitante de Signal con el que he conseguido una relación más o menos amistosa, y como creo que a él le pasa lo mismo, hemos hecho una especie de sociedad...

Ray ha sonreido ahora más ampliamente y ha dicho:

- Pues en marcha. Nos espera un día duro.

"No lo sabes tú bien" pienso echando a andar tras él. Me pregunto que dirá el apacible Ray cuando se entere que el único caballo que yo he montado en más de una ocasión era de madera, tenía una barra vertical en el lomo y daba vueltas en torno a un chiringuito con música y colorines...
Continuará
...mañana o pasado, vereis como sí...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...