jueves, julio 05, 2012

SEÑALES DE VIDA



Un insistente pip-pip me saca de un estado de sueño ligero en el que a pesar de todo estoy soñando. Soñando con JA que sin rubor tira del elástico de sus calzoncillos hacia abajo y me muestra sus atributos exclamando "vamos, esta es la única alternativa de meterte a la boca algo que no sea caca de gallina"...

Despierto sudoroso en mi camarote cubierto solo por una sábana y grito al techo
< capitan Angel > ¡Madre!...¿desde cuando suena esa señal?...
< computadora central > oh no se preocupe capitán, se trata solo del microondas anunciando que su café ya se encuentra a la temperatura adecuada, café que como sin duda sabe proviene del secado y torrefactado de cientos de kilos de...
< capitan Angel > Corta el rollo Madre. Sé perfectamente que esa señal anuncia la presencia de organismos biologicos autónomos en algún punto de la ruta, y como sin duda sabes, TENEMOS QUE PARAR.
Como tantas computadoras centrales de gigantescas aeronaves, Madre sufre el síndrome "Teniente Ripley" a costa del bicho que se les coló en la Nostromo 0 y montó una escabechina de la que solo se salvó la teniente Ripley y el gato. Pero tal cual ya precisé, la única razón de que JA y yo no estemos hibernados durante todo el trayecto hasta Exodus es el poder atender este tipo de alertas y conseguir hacer entrar a la computadora en razón cuando se producen este tipo de situaciones, de manera que me calzo rapidamente mi uniforme y entretanto  lanzo órdenes en voz alta:

< capitan Angel > Madre, detenga motores e inicie adecuación de lanzadera para la investigación de la señal
< computadora central >...pero capitán...no irá a bajar ahí a lo loco...vamos, usted sabe que si nos ponemos de acuerdo puedo borrar de mis registros la recepción de la señal y podemos completar el trayecto hasta Exodus sin ningún percance los tres solitos...por favor, capitán, ordéneme entrar en velocidad subluz...
< capitan Angel > Lo siento Madre, órdenes son órdenes y tu deberías saberlo mejor que nadie. ¿Está el lugarteniente J.A. informado de esta novedad?
< computadora central > ¿Porqué no va a preguntárselo usted mismo?

...entiendo que no voy a sacar más de Madre por el momentoe y me dirijo con el corazón algo acelerado a las dependencias del lugarteniente, pensando en entrar sin preguntar...
El estado en que me encuentro a mi lugarteniente está lejos de ser participativo, le encuentro en pleno modo "realidad-virtual", en un estado hormonal y fisiológico que solo puedo definir como perturbador y emitiendo espeluznantes sonidos con la boca abierta en forma de "O" como si la tuviese llena de algo  mientras con ambas manos se agarra las nalgas dando la sensación de que "por ahí" también estuviese lleno de algo.
Me basta un dedo  ( tembloroso y ruborizado, bien es cierto ) para apretar el stop y hacer caer a mi lugarteniente en el mundo real.


"Me veo obligado a corregirle, lugarteniente" digo intentando mostrarme autoritario "El modo realidad-virtual está estrictamente prohibido durante las doce horas que se encuentra a cargo de la aeronave. De hecho hemos recibido una señal de presencia biológica en un planetoide cercano y usted ni se ha enterado aquí dentro. Si no hubiese saltado la alarma en mis dependencias, esto hubiera quedado sin atender, así que me veo obligado a aplicarle una sanción por poner en peligro mi seguridad, la suya propia y la de la astronave."
"¿pero que dices, tronco?...¿vas a jugar con EL DINERO DE MIS HIJOS?" responde J.A. seductoramente arrebatado y violento
"lugarteniente, usted no tiene hijos y tampoco perspectiva de tenerlos si continua derramando sus espermatozoides en tierra árido " respondo como el heterosexual que se supone que soy " Y en cuanto a la sanción, aunque yo pretendiese camuflarle -cosa que no pretendo hacer- su negligencia ha quedado registrada en los archivos de la nave y recibiría de igual modo el castigo por llamarlo así en cuanto aterricemos en Exodus"
J.A. me mira con desdén, algo que me duele porque soy sensible en lo que se refiere a las actitudes hacia mi de mis compañeros de vuelo, pero lejos de entender este concepto, se hiergue y ruge:
"¿VES? esto no hubiera ocurrido si tu y yo nos hubiésemos entendido. Si no fueses la PUTA virgen estrecha que pareces ser, en vez de estar yo en la higuera colgado de tios virtual, hubiéramos estado follando como Dios manda en este colchón y nada más saltar la alarma los dos habríamos estado en pie listos para el combate."
Ese alegato me llena de una creo justa cólera.
"¿Y que mierda se supone que quiere decir eso?" pregunto picado
"Adivínalo tu, que se supone eres el jefe. O si no pregúntaselo a una de esas gallinas mejoradas biologicamente que tienes en el sótano."
Cruzamos unas miradas duras como rayos, como resultado yo entro en Machito's-mode y grito
< capitan Angel > ¡APROXIMACIÓN A PLANETOIDE! ¡ACTIVACIÓN DE MODULOS DE INVESTIGACIÓN!
Madre tiene la cortesía de dejarme en mal lugar ante J.A. respondiendo:
< computadora central > ....no se preocupe, tengo todo más o menos controlado en ese tema, pero también creo oportuno informarle de que una de nuestras UBC ( Unidades Biológicas de Combustible, léase "gallina" ) falleció anoche a causa de una desafortunada corriente de aire y me tomé la libertad de prepararla en pepitoria con una fuente de patatas fritas, quizás podría considerarse la posibilidad de suspender por un instante la misión y...

"patatas fritas", dice J.A. con un palmo de lengua fuera
Tengo que ser grosero y respondo
< capitan Angel > ME SUDA LA POLLA QUE AGARRE LA GALLINA, LA LIOFILICE O LA CRIOGENICE, PERO QUIERO LA LANZADERA PREPARADA PARA EL DESPEGUE EN LOS PROXIMOS 45 MINUTOS, ¿ENTENDIDO ?
Madre solloza un poco y responde
< computadora central > órdenes recibidas... coloco gallina en sección de precocinados, a la espera de su vuelta...activo parámetros de investigación científica...ay de nosotros...ay de mi...
J.A. me lanza su mirada de depredador
"¿No vamos a podernos comer ni las putas patatas fritas?"
Por primera y creo que última vez en la misión J.A.me mira el gesto, agarra su mochila de supervivencia y sale zumbando sin decir esta boca es mía.

..joder, es verdad, ¡soy el comandante!


El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo