miércoles, junio 14, 2006

EL VIAJE DE LUREEN ( ¡ 8ª PARTE, CIELOS ! )


Resumen: Pues tras mi momento de catarsis espiritual de ayer vuelvo con el siguiente capítulo... a los más desinformados recordaremos que Lureen y Ennis están en el motel "Siesta" con el policía del principio, en plan "tertulia informativa"... Vamos allá...

"- Verá, señora Twist - empezó el policia sentándose junto a Lureen- tras nuestra conversación de anteayer no me he quedado cruzado de brazos. Presentía una duda razonable en la muerte de su esposo, así que apenas la dejé a usted fui a interrogar a los agentes involucrados en el levantamiento del cadaver del Sr. Twist, buscando supuestas irregularidades. Al fin, presionando lo suficiente, conseguimos que uno de ellos, un chico muy joven que acaba de ingresar en el cuerpo, declarase que arrancó del cuerpo de su marido el cartel que le mostré. Primero dijo que fue porque le parecía "una falta de respeto" al difunto, después se desmoronó y confesó que había intentado eliminar pruebas porque pensaba que su padre podría estar implicado en el asunto...

- El asunto...-murmuró Ennis con la mirada perdida-.

-..tirando de ese hilo nos encontramos con la existencia de un grupo llamado "liga de la Decencia Blanca" -en este punto Lureen palideció recordando la conversación con su madre y desvió la mirada al notar que el policía se interrumpía un instante para observarla- Al parecer se trata de un grupo de "honrados ciudadanos" preocupados por preservar las buenas costumbres, la moral y el respeto por los principios cristianos que han de regir la vida de una comunidad... esto se lo recito casi de memoria pero aquí tienen el original.

Les tendió un pequeño panfleto blanco con las letras "LDB" en negro, que ninguno de los dos hizo ademán de coger. El policía se encogió de hombros y continuó:

- El padre del agente pertenece a este grupo y por desgracia también muchas de las personalidades influyentes no solo del pueblo, sino de buena parte del estado. A partir de ahí, nos hemos dado de bruces con una muralla inexpugnable: en cuestión de horas el chico que confesó ha desaparecido de la circulación, según su padre ha sido ingresado de urgencia en una clínica de reposo por un desorden nervioso... luego el médico forense y el resto de policías, todo el que tuvo algo que ver con aquel suceso se ha cerrado en banda, sus coartadas se apoyan unas a otras, y en cuanto a la LDB se manifiesta como una "asociación cristiana sin ánimo de lucro"; legalizada y bendecida por las instituciones religiosas pertinentes.

- Y donde nos deja eso - dijo Lureen en voz baja-.

- Eso nos deja... en el principio. No hay ninguna prueba, no hay testigos, el sr. Twist fue rápida y oportunamente incinerado, solo tenemos el cartel, nada más...

A esto siguió un breve silencio en el que nadie tuvo nada que decir, y de nuevo fue el policía el encargado de romperlo.

- Solo puedo añadir que he abierto una investigación sobre la maldita Liga, hay una juez instructora del caso que es una mujer justa, vamos a indagar todos los delitos similares de los últimos años y a buscar su vinculación con esos sujetos. Intentaremos además localizar al chico del "desorden nervioso" para que repita su testimonio, aunque algo me dice que cuando se recupere no va a recordar nada de lo dicho anteriormente...Será un proceso largo, pero no perdemos las esperanzas. Intentaremos que la muerte del señor Twist no sea en balde... que al menos sirva para que desgracias así no se repitan.

Ennis parecía perdido en sus pensamientos y Lureen contemplaba la pantalla del televisor con los ojos brillantes, los dos sin dar muestras de querer añadir nada.

El policía dió por fin muestras de perder la paciencia.

- Bien, ¿nadie tiene nada que preguntar? ¿Ni siquiera porqué estoy aquí, por poner un ejemplo?

Como ninguno respondió, continuó por si mismo:

- A última hora de la tarde de ayer me puse en contacto con la persona que promovió esta investigación y que deseaba mantenerse al márgen, para comentarle los resultados... o la falta de los mismos. Fue esta persona quien me dió el nombre de Ennis del Mar pues pensaba que era necesario que él supiese esta historia, y también usted, señora Twist. Al enterarme de que había salido de viaje no me costó imaginar que me había ocultado la existencia de este señor para indagar por su cuenta... muy mal, señora Twist, ocultando información a los agentes de la ley, seguro que si me lo propusiese podría denunciarla por algo, obstrucción a la justicia o que-se-yo -Lureen solo le contemplo un segundo con gesto de alarma antes de volver a centrarse en el televisor-... así que el resto es fácil: dí con el señor Ennis, el me dijo que usted estaba aquí y ahora que estamos todos juntos vamos a organizar una "reunión de buenas intenciones", solo que tendremos que viajar un poco - volvió a meter la mano en su americana y sacó un papelito doblado que tendió a Ennis- Creo que la dirección les será familiar.

Ennis desplegó el papel y al momento sus ojos se abrieron como platos. Sin decir palabra se lo pasó a Lureen. Ella lo retuvo un instante contemplando el rostro de sincero asombro del hombre, luego lo leyó.

-... pero esta dirección es...

Ennis asintió.
- ...mis suegros... ¡la madre de Jack!"
...vamos, vamos, seguro que Joetry o la pequeña Pon han ganado su particular porra, no había muchas opciones... ¿no esperaría nadie que la "identidad oculta" fuese el dichoso Aguirre o la camarera tonta del capítulo no-sé-cuantos? Y Alma Junior quedaba fuera de sospecha porque mi queridisima Alas -que tiene su pequeña parte en la publicación de mi historia- ya había dedicado un bellísimo tiempo a indagar sobre la búsqueda de la verdad de esta muchacha sobre su padre ( por si alguien no se ha enterado aún, aquí queda su dirección y el hermoso relato que derrocha ternura y sensibilidad por los cuatro costados: http://alasimplemente.blogspot.com/ ) ...la evidencia se caía por su propio peso. Ahora solo restan unos instantes de purificación final y en breve, podremos todos descansar... yo incluido, jaja.
Cuidaros mucho.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo