miércoles, diciembre 09, 2015

ADVENTSKALENDER: día 9 - Los encantos del Whatsapp

16 días para Navidad.

Imagen del día:


Frase pertinente tras la imagen de hoy:

"Quiero ser tu jamelgo"


La magia de la Navidad.

Yo que me paso la mayor parte del tiempo echando pestes a propósito de la tecnología, las redes sociales, los "guasaps" y demás hierbas, ahora me encuentro felizmente reconciliado con ellos...¡al menos con el último!: resulta que a una de mis compañeritas de clase de alemán se le ha ocurrido la feliz idea de organizar un "grupo de guasap" entre todos los alumnos con no-sé-qué perversos fines.
Bueno,de momento al menos no han empezado a llenarlo de chistes, videos guarretes o frases épicas y un poco siniestras en plan "hoy es el mejor vida del resto de tu vida".
La buena noticia; pues que ahora todos podemos ver la foto de perfil de todos y por tanto yo...¡puedo ver la foto del barbitas rubito que tantas pérdidas salivares me lleva produciendo y preveo me producirá!...que es que yo soy así como de mucho coger cariño a las personas y a las cosas, pero es todo super-platónico y super-espiritual, ¿m'entiendes?

Como no me parece bien poner aquí la foto del original -porque supongo que por muy bueno que esté un rubito también tiene derecho a su intimidad ( jiji )-  he buscado fotos bajo las consignas "rubito", "cachas" y "barbitas". Y bajo esos tres básicos parámetros la máquina del misterio esta googlesférica me ha aportado este resultado que se aproxima adecuadamente al original:

Damien Perquis, futbolista: el clon del barbitas de mi clase.

Ainsss.
Tras nuestra primera y última práctica oral conjunta -estamos en clase de idiomas, no perdamos de vista ese punto al pensar en lo de "oral"- con la que tan buenos ratos pasamos en nuestros roles de "tú eres el atractivo tendero y yo el jadeante cliente", no hemos vuelto a compartir idioma germano, porque la zorrupia pícara delegada -que es un clon en miniatura de Penélope Cruz- se lo ha agenciado  de manera habitual como pareja permanente y siempre PRACTICAN juntos.

Yo le miro de reojo ( con careto de galgo famélico ), él me mira esporádicamente ( con el gesto de quien ve un mosquito espachurrado en la pared ), pero esto no va a más.

Ni quiero que vaya, que ya no tengo yo edad ni necesidad de andar con esos trotes, ¡eh!

Esto en realidad es un examen de conciencia y lo que voy a hacer ahora mismo es borrar esa foto que he guardado en "mi galería" del teléfono y dedicarme a enfrentar mi vida de manera provechosa y productiva en vez de andar pensando guarrerías, ¿vale?


¡jajajajaja!

Vale, a veces hasta me avergüenzo de ser yo...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...