jueves, enero 02, 2014

YO FUI UNA ASESINA DEL CORO PARROQUIAL ADOLESCENTE ( III ): desvarío navideño en tres actos.


Y con esto, se acabó el delirio y con un suspiro de aburrimiento volvemos a la rutina habitual...

Vaya plasta, tu.
He tenido que acudir a la misa de Año Nuevo con peluca postiza, unas gafas de culo de vaso de mentirijillas ( con las que no veo un carajo nada de nada ) y un par de tetas falsas debajo de un vestido HORRIBLE así como de monja misionera en periodo de descanso, y TODO para que no me pesquen antes de poder entrar y tener mi actuación estelar. Porque a fin de cuentas el PUTO concierto de hoy tiene la culpa de todo lo que ha pasado y NO voy a esconderme como una rata y evitar aparecer para que esa banda de paletos las buenas gentes del pueblo no me linchen en la plaza mayor como es su intención. 
No, porque el buen Jesús me ha dicho que cuando empiece a cantar las glorias y alabanzas del Señor todo el mundo quedará cautivado por mi voz de ángel y nadie podrá creer a los cuatro jilipollas listillos que miraron hacia arriba justo cuando yo le lanzaba un gancho de izquierda a Choche en toda la mandíbula haciéndola caer y despanzurrarse sobre los adoquines de la plaza ( bueno, y sobre una vieja que casualmente no estaba mirando hacia arriba y que quedó igual de espachurrada que Choche, pero ¿QUÉ culpa tengo yo de que ella estuviese JUSTO AHÍ cuando yo perpetraba mi asesinato? ).
He creído a Jesús cuando me lo ha dicho, a pesar de que en algún momento me parecía que le daba la risa floja como si me la estuviese liando, por eso he escondido mi hermosa anatomía con este ridículo disfraz y me he colado en la iglesia entre Detective-Ce-Ese-I y Poli-Gordo sin que ninguno de los dos se haya coscado ni haya dejado de otear entre la multitud a ver si me pescaban. He avanzado sonriendo victoriosa por el pasillo central mientras toda la plebe iba ocupando los bancos del templo, y solo cuando he llegado al primer puesto en donde estaban ya sentadas las huestes de Satán ( es decir, Ani, Luci y Britni ) afinando las guitarras, me he quitado la peluca, las gafas y justo en ese instante un rayo de sol se ha colado por las cristaleras y ha hecho brillar mi pelo, señalándome como la elegida de DIOS.
Toda la concurrencia ha enmudecido salvo la Ani que ha susurrado "¡Joder, es la zorra asesina!". Sus dos colegas se han puesto de color verde lechuga mientras yo me sacaba el modelito "monja-de-asueto" por la cabeza y quedaba allí con un vestidito blanco que me compré para un baile del instituto y que casi no me he vuelto a poner porque se me ve un poco la braga cuando me siento, pero que ahora mismo me hacía relucir como símbolo de pureza y virtud en mitad de aquella reunión de fariseos.
- Hola, chicas. ¿estamos listas para darlo todo? -he dicho sonriendo y me temo que ABSOLUTAMENTE resplandeciente y bella-.
Justo entonces ha entrado directo al altar Don Simón,, el borrachín que ejerce las funciones de párroco con cara de haberse tomado ya un par de anisetes de buena mañana, y aunque cuando me ha visto se le ha atascado la lengua y ha dicho "Heggggmanos nos ponemos de pies", con el inicio de la ceremonia religiosa me he sentido segura porque sabía que NADIE, ni siquiera Detective-Ce-Ese-I -que no creo esté atrapado en los rígidos cánones de ninguna religión de tradición cristiana-judaista- iba a atreverse a interrumpir el culto para llevarme arrestada.
Las tres pazguatas esas continuaban mirándome estupefactas y he tenido que romper mi exquisita imagen y mis buenas maneras para sisear:
- ¿Que pasa? ¿Arrancamos o qué?
Entonces sí han empezado con "¿Porqué cantas alegre, Jerusalén?", y yo de pie me he girado hacia los fieles y he comenzado a desgranar el chorro de mi voz como-como-como-¡como un río de perlas!, cantando las estrofas pero a la vez diciendo: "¿No lo veis? ¿No sentís que el SEÑOR habla por mi boca? ¿Qué otra cosa podéis hacer más que amarme y respetarme?"...al fondo he divisado a Detective-Ce-Ese-I contemplándome con la boca abierta, no sé si alucinado por mi interpretación o por el valor que he demostrado presentándome allí cuando todo el mundo está en mi busca. Estaba tan guapo que ( ¡perdóname, Jesús! ) he sentido una contracción en mi almejita acompañada de una deliciosa calidez y a continuación he seguido cantándole directamente a él mientras mis braguitas estaban más y más empapadas por la sucesión de imágenes de categoría equis-equis-equis que me cruzaban por la mente al mirarle...no me he preocupado, sé qué estas cosas son normales, una monja nos lo dijo, nuestros cuerpos están ahora en crecimiento y no debemos sorprendernos de sus reacciones inesperadas porque no es más que la madre Naturaleza en todo su esplendor regalándonos sus dones, y en ese momento mi don era el MOGOLLÓN de ganas que tenía de meter a Detective-Ce-Ese-I entre mis piernas. Así que di gracias a Jesús por mi natural concupiscencia, acabé la canción y me senté frente a Ani con una sonrisa victoriosa.
Para mi sorpresa, la capitana del mal no estaba ni siquiera un poco asustada, todo lo contrario, me ha mirado la entrepierna y ha dicho en voz alta y clara:
- No me digas que voy a tener que estar viéndote el chocho durante toda la ceremonia.
- Cada vez que dices una de ESAS palabras aquí dentro, te acercas un paso más a arder en el infierno -he respondido con seguridad-.
- Oh, bueno, allí nos veremos entonces, porque por cada paisano nuevo que TU te cargas, estás un paso más cerca de pasarte la eternidad con el diablo dándote por el culo - me ha respondido la muy hijadeputa deslenguada-. Y yo estaré al lado sujetando el bote de la vaselina. Puta. Asesina. Psicópata.
Me he tenido que contener para no meterle el micrófono por el culo hacer una locura a pesar de que Jesús no paraba de decirme al oido "¡pero si será zorra! ¡Cárgatela!" y me he limitado a sonreir meneando la cabeza. Justo entonces tocaba cantar el "Juntos como hermanos" y no ha hecho falta seguir la conversación, pero además yo tenía otras cosas en la cabeza como por ejemplo las tuberías de gas que perforé esta mañana temprano antes de que se organizase todo este lío y que quiero creer que ya han ido cargando poco a poco el ambiente...aún así tenía intención de cantar un par de canciones más porque sentía que todo el mundo estaba pendiente de mi voz y eso para una cantante es LO MÁXIMO, pero he visto que Don Simón empezaba a maniobrar con el mechero para encender un enorme cirio junto al altar, entonces le he susurrado a Ani "dile al diablo que vaya entrenándose contigo mientras yo llego o no" y me he echado a correr como una loca por el pasillo central directa a la salida.
Todo ha sido tan rápido que nadie ha tenido tiempo de reaccionar, salvo Detective-Ce-Ese-I que ha intentado agarrarme del brazo y sin querer ha sido arrastrado en mi carrera hacia la salida
"¡Estás detenida!" ha gritado sin mucho convencimiento y entonces ¡ZUUUUUMMMMM! el interior de la iglesia se ha convertido en una nube de fuego y todo el mundo ha comenzado a gritar y a achicharrarse mientras Detective y yo salíamos despedidos por los aires en brazos de una tremenda onda expansiva.
...mientras el infierno se desata detrás nuestro yo gateo desesperada por el césped del jardín parroquial al que hemos ido a caer y grito:
- ¡NO!...¡No puede acusarme también de esto!...¡Soy una chica inocente!...
- ¡Lo sé!...¡LO SÉ! -me responde en tono desesperado Detective-etc con el rostro cubierto de sangre pues en la caída ha tenido menos suerte que yo y se ha partido una ceja contra el bordillo que separa la hierba de la acera- ...hemos analizado el contenido de las Mirindas que el padre Ezequiel os sirvió la otra tarde y se han encontrado restos de un potente afrodisiaco que en dosis elevadas produce agresividad, violencia y conductas psicóticas...no eres responsable de tus actos, hermosa niña, y yo probaré tu inocencia ante un juez...
Parpadeo confusa porque este chollo SI que NO me lo esperaba.
- ¿Inocente yo?...¿entonces el padre Ezequiel nos puso una sustancia en la bebida para ponernos CACHONDAS  y practicar actos deshonestos CON LAS CINCO?...bueno, yo creo que ni el mismo padre Ezequiel tenía tanta confianza en sus propias capacidades...
- Ocurrió con todas las demás... -ha explicado Detective sin dejar de arrastrarse hacia mi y parpadeando sincopadamente por la sangre que se le mete en el ojo pero ajeno a toda la debacle que se ha montado en la iglesia como si eso no fuese con nosotros-...Ani preparó unas lentejas con el cachorro de chihuahua que le trajo Santa Claus a su hermana pequeña por Navidad, y Britni intentó cortarle un testículo a su  novio ayer por la noche... ninguna erais responsables de vuestros actos, todo fue culpa del lascivo director del coro que ahora justamente ha pagado por todos sus pecados...
-....entonces...¿me puedo ir a casa? -pregunto TOTALMENTE flipada-.
- Claro, cielito...permíteme acompañarte...
Quien sabe lo que podría haber pasado entre Detective-etc-etc y yo si el destino no se hubiese interpuesto entre los dos en forma de enorme trozo de hormigón, pero fue así: un momento antes estaba ahí tendiéndome su mano con su sonrisa de anuncio de dentífrico iluminándole la cara y al siguiente se escucha otra gran explosión y ya solo está el trozo de hormigón sobre él y yo aterrada y llorosa y pidiendo a Jesús que levantase el pedrusco y me dejase besarle antes de llevársele al cielo de los Detectives-ce-ese-i....
...Y SUCEDE:
El tiempo corre en dirección contraria, el pedrusco levanta el vuelo y surca los aires de vuelta a la iglesia como en una película que estuviera rodando marcha atrás y Detective se pone en pie, me coge de la mano, me estrecha entre sus brazos y pregunta:
- ¿Estás bien, nena?...
...
Dios...¿QUE ES ESE OLOR?
...
...¡Buen Jesús!, solo ha sido una alucinación producida por el shock porque es Poli-Gordo quien me está agarrando y echándome ese TERRIBLE aliento a la cara, y de Detective solo sobresale debajo del pedrusco una mano como en una película de dibujos animados...
Quiero morirme, pero en su lugar el dulce Jesús me sume en un piadoso sueño...

Hola-hola.
Soy casi feliz.
Tras superar "La Tragedia De La Misa De Año Nuevo", que será como las generaciones venideras conocerán los terrible sucesos del otro día en donde medio pueblo acabó difunto o chamuscado, el Señor Dios nos ha enviado unos días fríos pero soleados en donde todo el mundo parece estar recobrando la tranquilidad después de los últimos y turbulentos sucesos.
Antes de que Detective terminase aplastado como una chinche por la lluvia de bloques de hormigón que sucedió a consecuencia de la explosión de la caldera de la iglesia, tuvo a bien enviar sus informes a la central de Detectives-Ce-Ese-I ( o como quiera que se llame donde los detectives pasan el tiempo ), y gracias a eso yo quedé como la muchacha inocente e inconsciente de mis actos que en realidad soy y ahora puedo estar aquí escuchando cantar los pajaritos desde la cama y esperando que mamá venga a despertarme.
Soy feliz porque aunque TODO parecía demostrar lo contrario, ha resultado que NO soy una asesina en serie y que las cosas que hice, incluido mi acto terrorista perpetrado contra el templo del Señor, fue resultado del efecto que las sustancias psicotrópicas que el malvado padre Ezequiel -al que Dios guarde en el infierno mucho años- vertió en nuestras Mirindas.
Me he planteado esto como una maravillosa catarsis de la cual ha surgido una YO-MISMA mejorada y perfecta, más consciente de mis obligaciones hacia mis conciudadanos, más cristiana comprometida y ¡más cantante! porque de hecho tengo pensado re-fundar un coro parroquial a pesar del escaso entusiasmo que he encontrado en general por el funesto recuerdo que al parecer todo el mundo guarda del anterior: de las anteriores componentes solo Ani sobrevivió al "momento-HOT" de Año Nuevo ( jiji ), pero la pobre quedó con tantas dificultades tras quedar semi-asada que apenas puede limpiarse el trasero sola cuando le surge la necesidad, así que estoy montando un coro de niñas prescindiendo de ella en el cual yo seré la directora espiritual y artística....
...¿no sería esto lo que el buen Jesús quiso desde el principio y por culpa de ello terminó sucediendo todo lo demás?...¿no son los designios del Señor Dios totalmente inexpugnables?...¿o era inescrutables?...

Unos golpes POQUÍSIMO educados hacen temblar mi puerta y oigo OTRA VEZ a mamá, que sin dejar de aporrear me grita:
- NO TE LO VOY A DECIR OTRA VEZ, SACA EL CULO DE LA CAMA Y EMPIEZA A VESTIRTE.
...¿he oido mal o de verdad he entendido "saca el CULO de la cama"?
Desde que pasó todo lo que pasó mamá no es la misma, está mucho más agresiva y más a la defensiva, como si la explicación de los psicotrópicos no la hubiera bastado y creyera de verdad que YO fui consciente y responsable de cada uno de mis actos cuando pasó todo lo que pasó...
...Y ESTOY HARTA.
Por tanto he sacado uno de los palos de golf de papá de debajo de mi cama  ( un palo que lleva días ahí porque sabía que esto tendría que ocurrir más pronto que tarde ) y agarrándolo con firmeza me he plantado en medio de mi habitación mientras digo:
- Mamiiii...¿puedes entrar un momentito?...joo, creo que no estoy buena...
Cuando ha abierto la puerta y me ha visto, ha tratado de sacar una pequeña pistola del bolsillo de la bata que sé que siempre lleva ultimamente ¡DENTRO DE CASA! ( por Dios, ¿en qué se ha convertido esta familia? ), pero por fortuna yo he sido más rápida...

...no hay que darle muchas vueltas a las consecuencias de este suceso puntual...siempre podremos achacar esto a los efectos residuales del psicotrópico, ¿verdad, Jesús?

 ¡FIN!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...