sábado, octubre 31, 2015

MI EXPERIENCIA PARANORMAL (¡a true story!)


Vaya por delante que ( uno ) soy bastante contrario a esta asimilación nuestra de las costumbres anglosajonas como ocurre por ejemplo con esta movida del Halloween -que es que cualquier año me veo comiendo pavo el día de Accion de Gracias aquí mismo, en mitad de la ruda meseta castellana- y ( dos ) soy además profundamente escéptico en todo lo que se refiere a las cuestiones sobrenaturales. Igual tengo una excesiva formación rollo-científico-racional, y aunque a mi espíritu romántico le encantaría que todas esas historias de fantasmas fuesen realidad por ponerle un poco de encanto a la vida, mi mentalidad analítica piensa que en el 99% de los casos en que se producen actividades "paranormales" hay una explicación natural y para el uno por ciento restante, si hoy no se encuentra, seguro que en un futuro cercano la ciencia podrá encontrar una respuesta razonable.

Aún así yo tengo mi pequeño "fenómeno" inexplicable que contar y, como hoy es día de oir cuentos de miedo, aprovecho y te lo cuento a ver qué piensas tú:

Tengo que ponerme -y ponerte- el traje de viajar en el tiempo para retroceder hasta mi último año de carrera en Salamanca, a primeros de un caluroso mes de Julio en un momento en el que practicamente la totalidad de la comunidad universitaria, terminado el curso académico, había emigrado ya de vuelta a sus lugares de origen. Sin embargo yo y mis compañeros de clase seguíamos aún atrapados allí hasta pasar un tardío y tremebundo examen final con el que estábamos sudando la gota gorda ( metafórica y real por el calorazo de aupa que hacía ).
Para sobrellevar ese último esfuerzo académico antes del descanso estival me reunía a diario para estudiar en casa de mi amiga Isabel, aprovechando que todas sus compañeras de piso se habían ido ya de vacaciones. Ellas tenían alquilado un viejo piso en el centro de la ciudad, en un edificio de tres plantas en el que las chicas ocupaban el tercero. En ese momento del verano el bloque entero debía de encontrarse practicamente vacío a excepción de mi amiga, la última residente del invierno antes de que durante los dos meses siguientes de verano llegase la invasión de estudiantes extranjeros que ocuparían temporalmente los nichos vacíos dejados por los inquilinos habituales.

Aquel día habíamos estudiado hasta muy tarde y después, un poco porque Isabel no se sintiese sola, me quedé a cenar con ella y luego a ver una película en la tele que resultó ser justamente una de miedo de esas de la serie "Viernes 13" o algo parecido. La única habitación de la casa con televisión contaba además con una pequeña terracita y creo que justo por tenerla abierta y evitar que por efecto de la corriente las cortinas revoloteasen por delante de nuestros ojos molestándonos para ver la película  ( en virtud de esas fantásticas disposiciones de los pisos de estudiantes ,) dejamos la puerta del cuarto cerrada. En ese  plan cenamos medio tirados en la cama cada uno con una bandeja sobre las rodillas y riendo y chillando cuando la película lo requería, hasta que por fin terminamos sentados en el suelo frente al balcón con la luna y las farolas de la calle como única iluminación, hablando en voz baja de todo lo que habíamos pasado aquellos años allí y también del futuro incierto que teníamos por delante...
Fue en ese momento impreciso tras la medianoche en el que la ciudad y nuestro entorno estaban en absoluto silencio cuando, sin previo aviso, se escucharon dos fuertes golpes en la puerta de la habitación como si alguien desde el pasillo llamase queriendo entrar.
Recuerdo que durante unos largos segundos nos quedamos congelados... al fin miré a mi amiga que en ese momento dirigía la vista hacia la calle sin atreverse siquiera a moverse. Cuando por fin lo hizo fue para susurrarme en tono casi histérico:
"...¡hay alguien en el pasillo!...¡se ha metido alguien en casa!"
Era algo tan absolutamente imposible e irreal que pasados unos segundos logré convencerme de que había sido una alucinación y, tras tragar saliva y respirar hondo, le respondí en voz baja:
"No seas idiota. Seguro que es algún vecino que ha dado dos patadas al suelo y nos ha parecido que alguien golpeaba la puerta...."
Casi no pude ni terminar de decirlo porque al momento otros tres tremendos golpes sacudieron la puerta haciendo temblar la madera ante nuestros ojos.
"¡Joder ,tío que hacemos!" empezó a gimotear mi amiga estrujándome la camiseta como si yo no estuviese tan acojonado como ella.
Traté de tranquilizarla y nos quedamos en la minúscula terraza contemplando la calle vacía y dándonos el uno al otro todas las explicaciones coherentes que podíamos encontrar pero que no parecían posibles. Antes de que mi amiga llevase a cabo la idea de utilizar una sábana para descolgarse por el balcón e ir directa a la policía, agarré  (y aunque me muero ahora de la verguenza al contarlo juro que es cierto) un cuchillito de los que habíamos usado en la cena, la agarré del brazo y dije:
"No vamos a estar aquí toda la puta noche esperando que se haga de día. Vamos a salir de la habitación y a recorrer la casa entera a ver si es verdad que hay un intruso."
"¿Pero y si lo hay?"
"Coño, nosotros somos dos, y tenemos cuchillos" respondí animándola a que cogiese también el cuchillo de untar la mantequilla para defenderse.
...la siguiente media hora recorrimos entre sustos y grititos habitación por habitación, encendiendo una luz tras otra, moviendo las camas y abriendo los armarios para asegurarnos de que no había nadie allí, hasta llegar al recibidor y cerciorarnos de que el piso estaba vacío a excepción de nosotros dos.
A esas alturas el asunto ya nos parecía casi producto de nuestra imaginación y nos reíamos nerviosamente del susto que nos habíamos dado por una tontería.
"Pues nada, entonces me voy a mi casa" anuncié ,seguramente demostrando ser muy poco caballeroso.
"¡Pero si serás hijoputa!" chilló mi amiga echando el candado y los pestillos a la puerta "Tu esta noche te quedas en la cama de la Manoli y mañana ya veremos".

...como suele ocurrir en las historias aburridamente reales, no pasó nada más: al día siguiente desayunamos en silencio sin hablar del tema, luego me marché a mi casa y por como se desarrolló la vida después también fue la última vez que estuve en casa de Isabel y también casi la última oportunidad en que estuvimos juntos para hablar con confianza sobre ninguna cosa en concreto...¡y mucho menos sobre esta "apasionante" experiencia!. 
Solo me queda aclarar para asegurar la posible "paranormalidad" que mi amiga vivía en el tercero, encima de ella solo estaba el tejado y el piso de debajo llevaba años deshabitado... 
...¿en medio de tanto silencio pudimos sentir así de cercanos golpes que se producían en otro punto más alejado del edificio ?
...¿¿¿eligió algún espíritu errante justo ese momento de oscuridad y silencio de la noche de verano para hacernos sentir su presencia???
...¿habrá alguna explicación razonable a esta que a día de hoy es mi única experiencia "sobrenatural"?

¡Buen Halloween!


...ahhh, la he puesto mil veces, sí, pero es que en estas fechas no puedo resistirme a esta canción de mis Puppinis...

jueves, octubre 29, 2015

EL CHICO DE OCTUBRE: YO, SUBDELEGADO DE MI CLASE



...¿como te quedas?

...

Yo, que me apunté a las clases de alemán en un intento no solo de mejorar mi alemán sino además de obligarme a salir de mi caverna y enfrentarme todos los días un rato con el mundo y sociabilizar sí o sí, ¡pues mira como me devuelve el mundo la jugada!

Que te conste que no he sido elegido en votación popular por ser el más simpático, el más entrañable o el más popular de la clase, ni por supuesto por haber presentado mi candidatura, no. Ha sido un poco a dedo y, tras un lapsus no demasiado largo de observación de mi entorno he llegado a la conclusión de que lo del "delegado" y "subdelegado" es mayormente un marrón que todo el mundo trata de quitarse de encima por las posibles obligaciones que le pueda suponer. Y esa banda de ratas mis compañeritos han hecho creo una especie de pequeño complot entre ellos y la decisión ha sido largarme el muerto a mi porque con mi cara de oveja muerta mansa uno puede suponer de antemano que soy el que menos va a protestar. La otra víctima es mi superiora, ¡la señora Delegada!: una criaturica de diecinueve añitos -la más joven de la clase- parecida a Penelope Cruz pero en canijo y que por falta de experiencia vital  todavía no termina de darse cuenta de que nos la han metido doblada a los más pardillos del equipo.

Que esto me pase a estas alturas de la vida consigue que me ría un poco mucho, sobre todo porque en  todo mi periplo vital -que a pesar de ser bastante más largo que el de la Delegada no me ha servido para espabilar en absoluto- nunca he sido elegido ni para bien ni para mal absolutamente para ninguna cosa que se te pueda pasar por la cabeza. Siempre he sido uno más entre todos los demás, el borrego más anodino del rebaño, y las pocas veces que alguien me ha hecho destacar ha sido para putearme y joderme la vida, cosa que afortunadamente hace mucho tiempo que no ocurre ya....

Total, que con esta respuesta que el destino está dando a mis acciones estoy temiendo apuntarme al gimnasio este mes entrante porque si la progresión es la misma ¿como puedo acabar"
...¿así?...


Esta canción que muestra un ejemplo de equipo insólito y sugiere resultados imprevistos me parece que puede ir bien aquí porque ¿quien sabe qué bueno puede salir de todo lo que te he contado yo aquí?

sábado, octubre 24, 2015

LI PIÚ GRANDI INTERPRITI DI LA CANZIONE ITALIANA: OGGI, GIORGIA


Hoy comienzo una apasionante nueva sección por tres motivos de diversa importancia:

- Porque me da la gana ( este gana en porcentaje  de importancia ).

- Porque llevo tiempo sin cascarme un post de estos musicales que tanto me gustan, quizás por andar pensando un poco en el interés general ¡lo cual es un grave error! Como dice un compañero de trabajo cuya única formación humanística previa es de simple albañil ( ¡que gran figura se ha perdido el mundo del pensamiento contemporáneo! ), la máxima vital con la que deberíamos funcionar todos para no sufrir desengaños es aquella de "aquí todo el mundo va a lo suyo menos yo que voy a lo mío".

- Y en menor medida, porque el próximo 6 de Noviembre mi estimada Laura Pausini va a sacar su  nuevo disco al mercado ( el primer trabajo inédito después de creo cuatro años ) y aunque ella NO va a ser protagonista de esta sección, porque de Laura ya se habla bastante, es la que ha conseguido inspirarla en parte al reflexionar sobre la cantidad de estupendas intérpretes italianas tan buenas como Laura o incluso más que no han conseguido dar ese paso que les abra las puertas al resto del mundo y conseguir popularizarse tanto como ella, mi estimada L.P.

Sea por proximidad cultural o sea por gusto personal, desde que tengo memoria he sintonizado muchísimo con la música italiana y la forma tan personal que tienen sus artistas de interpretarla. Dedicarle un post a ella era solo cuestión de tiempo, y hoy ha llegado su momento...

...ella es....

GIORGIA

  

Giorgia es una cantante y compositora italiana nacida en Roma hace 44 años, con una carrera que a día de hoy incluye una docena larga de albumes de estudio, varios recopilatorios y otras "rarezas" como un "MTV unplugged" y alguna cosita más. El porqué contando con una bella imagen y una tremendísima voz no ha conseguido triunfar en nuestro país del mismo modo en que lo ha hecho su compatriota Laura Pausini es un misterio...
Para que esto no sea demasiado aburrido voy a sintetizar su carrera en las cinco canciones suyas más emblemáticas y a la vez estableceré cinco asociaciones entre ella y algo más, un ´sistema que seguro te va a encantar, jeje. Todas ( creo) son actuaciones suyas en directo para que puedas apreciar su voz en toda su plenitud pero si puedo y me acuerdo te dejaré el enlace a la versión de estudio.
Sin duda el primer "matrimonio" que Giorgia ha establecido musicalmente hablando y el primero que debemos abordar ha sido...


GIORGIA Y SAN REMO


La carrera de Giorgia está indisolublemente ligada al festival de música italiano de San Remo, porque ha llegado a participar hasta ¡cuatro veces!, llegando en una de ellas a alzarse con el triunfo y en otras dos consiguiendo la segunda y tercera posición.
Su primera participación y en realidad el lanzamiento de su carrera fue en el festival de 1994 con la canción "E Poi". Esta preciosidad de balada se tuvo que conformar con la séptima posición pero incluso entonces el flamante ganador que fue Andrea Boccelli quiso llamar la atención sobre las cualidades vocales de nuestra protagonista del día.
El año siguiente ( 1995 ) repitió participación, esta vez con mucha más fortuna porque quedó la primera con el tema "Come Saprei". Aún así volvió en 1996 con otra preciosa canción titulada "Strano el mio destino" ( con la que consiguió un meritorio tercer puesto ) y otra vez más en el 2001 en el cual cantó la melodía que como diría David está siendo mi pseudoalucinación parasitaria de estos días, "Di sole e d'azzurro", en este caso para obtener una merecidísima segunda posición.
En este caso te presento a Giorgia cantando a dúo este "E Poi" -que ha quedado como una de sus canciones más emblemáticas- con Elisa, otra gran desconocida más allá de la frontera italiana y futura protagonista de esta sección .
Aquí Giorgia suaviza su potencia para acoplarse a la voz de Elisa, mucho más íntima y dulce , y les queda bonito e intenso al mismo tiempo..





GIORGIA Y EL CINE


Una gran parte del reconocimiento internacional de Giorgia tuvo que ver con el mundo del cine, y de hecho ¡fue así como yo la conocí!: en mi prehistoria gay, cuando metafóricos brontosaurios y triceratops correteaban por ahí haciendo temblar mis cimientos, tuve una brevísima relación con un admirador blogosférico  (¡ja!...¿te creías que yo nunca tuve de eso? ) y en una de nuestras dos o tres citas, me llevó para ver la película de "La finestra di fronte" de Ferzan Ozpetek. 


Sin entrar ni en la "brevísima relación" ni en las muchas virtudes que tiene esa película, resultó que Giorgia participó en la banda sonora con el preciosísimo tema "Gocce di memoria", algo tan bonito que se justifica por si mismo sin película y sin nada.
En este caso y siguiendo la intención de mostrarte interpretaciones en directo, Giorgia canta esta canción a dúo con la mismísima Pausini durante una gala benéfica organizada por esta última en el estadio de San Siro. Un dúo de estas características es todo un desafío porque Laura en el escenario resulta un poco arrolladora con esa energía que derrocha, pero tranquilo porque nuestra chica del día logra mantener el tipo...



Aún así, sólo en este caso y si te apetece, me parece importante que prestes unos minutos a escuchar la versión original, porque el alma de esta canción tan íntima y preciosa se pierde un poco en este asunto de los shows en directo en donde lo que prima es transmitir potencia y energía.
El enlace está aquí


GIORGIA Y LA MUSICA

Esta asociación, visto lo que has visto hasta ahora, parece un poco innecesaria pero no encuentro otra manera mejor de encabezar el siguiente video, que nuestra chica del día enfrentada ni más ni menos que con el mismísimo Pavarotti: a una artista como ella por aquel entonces tan joven y con su carrera recién estrenada, aquello debió parecerle un reto de dimensiones descomunales... pero como vas a comprobar, logra conservar como mínimo la dignidad ante Luciano, que no es poco.
Que dicho mal y pronto, hacen falta cojones con perdón para con sus veintipocos añitos de entonces meterse en ese fregao, jajaja.
Este video cuenta además con la ventaja indiscutible de que si hasta ahora no te está gustando mucho Giorgia, en la primera mitad vas a escuchar a Pavarotti, que siempre compensa, ¿no?






GIORGIA Y EL TRIUNFO


¿Cual es la siguiente evidente y más firme asociación que nos resta?
...pues claro, es la de Giorgia y ¡el éxito! A pesar de que a mi modo de ver por sus cualidades debería haber tenido un reconocimiento mucho más internacional, a su manera es una triunfadora para empezar porque vive haciendo lo que más le gusta ( cosa que no podemos decir todos, yo por lo menos ), y además resulta que eso que le gusta lo hace muy bien. Por lo menos eso fue lo que pensaron los jurados de su querido festival de San Remo al otorgarle el primer puesto y por tanto la victoria con esta canción ¡tannnnn bonita! y tan romántica que creo estaba compuesta a medias con Eros Rammazzotti ( si me pasé de "emes", de "zetas" o de "tes" te pido disculpas, Eros, pero siempre me hago la picha un lío con este apellido tuyo tan jodío  hijo mio )




GIORGIA E ITALIA



Otra obviedad, es cierto, pero es tal cual: Italia ama a Giorgia.
Y por si tú, lector sanamente escéptico y descreido necesitabas pruebas de ello, aquí te traigo un ejemplo como es su contiibución en el concierto "Italia loves Emilia" , evento solidario en el que se pretendían recaudar fondos para ayudar a paliar los daños sufridos en esa región por un terremoto.
Aquí Giorgia trata de cantar el tema que daba sentido a mi post anterior y que te presenté allí mismo, "Di  sole e d'azzurro" . Y digo "trata" porque la verdad es que aunque al final lo consigue, la verdad es que le cuesta poder cantarla ante un público multitudinario super cantarín, entregadísimo y enamorado... ¡ahhhhhhh mi pseudoalucinación parasitaria de la última semana, aquí vuelve!....
...hasta Tiziano Ferro canturrea la canción entre bambalinas esperando que le toque el turno de salir a la palestra...




Con esta emocionante catarsis entre artista y público concluyo mi homenaje a esta mujer y también mi post musical, esperando haberte abierto el apetito auditivo y te apetezca conocer algo más de ella.
Si es así, el todopoderoso Spotify cuenta en sus archivos con un disco de éxitos titulado "Le Cose Non Vano Mai Come Credi" y cuyo código te inserto aquí a ver si me queda bien...





Y con esta generosa dosis de música, sensibilidad y belleza te dejo disfrutar el sábado noche.

Ten un buen fin-de, hombre ,y que la semana entrante sea mejor aún.





miércoles, octubre 21, 2015

DI SOLE E D'AZZURRO



Esta podría ser una historia real. De hecho, seguramente lo es.

Os conocisteis así: pudo ser de una manera casual o quizás de modo intencionado; pudo ser un encuentro inesperado o pudo ser una cita en una tarde de Septiembre, con la luz del otoño iluminandoos a los dos con esa calidez suya que tiene Septiembre, tan hermosa y tan triste al mismo tiempo.

Ahora ya no lo recuerdas, pero se te aceleró el corazón un instante cuando él te sonrió y estrechaste su mano... ¿de verdad que no te acuerdas?

Quizás ocurrió ese mismo día o quizás no. No sé cuanto tiempo pasó pero por fin llegó el momento y te dejaste abrazar, permitiendo que todas esas barreras que interponías entre tú y el mundo cayesen al suelo pulverizadas para dejar nada más un espacio muy breve y muy pequeño entre tu corazón desnudo y el suyo.

"Si esto no es amor, ¿que va a serlo?" seguramente te dijiste esa noche y todas las que vinieron a continuación.

Y mientras tú te emocionabas y amabas, la Tierra seguía girando en torno a si misma y a la vez en torno al Sol al compás de ese interminable baile silencioso suyo, y por eso tras aquel otoño enamorado llegó un invierno en el que quizás agradeciste poder meter tu mano fría entre sus manos, y luego una primavera que otra vez renovó el ciclo de la vida y por primera vez en bastante  tiempo no solo te limitaste a vivir, sino que además te sentiste encantado de estar vivo.

Después, el tiempo cogió velocidad...

...las hojas del calendario volaron entre vosotros haciendo remolinos de la misma manera en que el viento levanta del suelo las hojas de los árboles y las hace bailar en círculos cuando el cielo amenaza  lluvia. De repente la propia luz de ese sentimiento ya no bastaba, dejasteis de miraros el uno al otro y perdisteis la conciencia del valor de cada abrazo.  Os dejasteis llevar por la prisa y el cansancio que os causaba la misma vida repetida cada día y también, por la rabia sorda que esa velocidad y ese agotamiento os producían, os volvisteis levemente crueles sin motivo.
"Levemente" porque no era una crueldad evidente y ni siquiera consciente: erais crueles sin querer. Dejasteis de daros cuenta del poder que gracias al amor teníais cada uno sobre el corazón del otro y causasteis dolor sin pensarlo por medio de palabras duras, reproches injustificados o silencios desmesurados. 
Os volvisteis ciegos a los detalles y a los gestos, sentíais dolor, os sentíais perder y sin daros cuenta empezasteis a acorazaros de nuevo el uno frente al otro por el miedo a sufrir más....

Un día el tiempo de pronto se detiene,el viento cesa y todas esas hojas de los días compartidos caen al suelo. Entonces levantas la mirada y te ves frente a él, tan cerca que podrías rozar su mejilla con la punta de tus dedos y a la vez tremendamente lejos.
Solo hay una oportunidad de decir la palabra exacta, solo un instante en que todo está en tu mano, y aunque te sientas cansado y sin fuerzas te ves obligado a decidir.
Decidir si sencillamente renuncias o si por el contrario vas a a seguir a su lado vadeando esos días de lluvia  para rescatar ese sol y aquel azul...



jueves, octubre 15, 2015

LA NECESIDAD DE UN POCO DE MAGIA


¿A ti no te pasa que los días iguales se te amontonan encima uno detrás de otro como ladrillos hasta convertirse en un peso que consigue que hasta te cueste respirar?
Vale, quizás respirar de momento sí que puedo, pero todo lo demás se me hace tremendamente cuesta arriba y mucho más ahora que con el otoño los días son más cortos, las horas de luz se reducen y el panorama hasta donde alcanza la vista se me presenta gris y sombrío.

La necesidad de encontrar un poco de magia ( llámalo "magia" o simplemente alicientes para vadear la rutina diaria ) me sirve como excusa para dedicarle unas palabras a esta serie, que localicé gracias a mi querida amiga Ronro ( "clic" ahí para acceder a su espacio y a su tremendo potencial intelectual e humano ). Creo que será dificil contar nada que consiga suscitar tu interés porque todo el mogollón de enteradillos que pululan por ahí ya la han visto entera, la terminaron de digerir y dejarían en su momento escritas muchas cosas a propósito de ella que seguramente has leído, pero en fin, hablando de  esa "magia" necesaria, pues resulta que esa serie me ha aportado considerables dosis de ese sentimiento, y esa es la razón por la que aparece hoy aquí.

La serie es....


Los tiros van un poco por el lado de la ciencia-ficción y su argumento en principio no me resultó nada estimulante: ocho jóvenes de distintos puntos del mundo en un momento dado entran sin conocerse previamente en "conexión" mental y las respectivas historias personales de cada uno pasan a convertirse en las historias del resto....


...bueno, pues con esta premisa de primeras tan poco atractiva al final me ha parecido ¡preciosa!, porque en parte el asunto conecta con todo lo que te conté al iniciar el post: cada uno de ellos tiene unas vidas que más o menos complicadas, oscuras o difíciles y a todos en cierta medida la llegada de esa conexión les aporta... ¡magia!
Los chicos están repartidos por varios rincones del mundo, y aunque todos tienen su dosis de encanto y una personalidad que los hace únicos y diferentes, te voy a rescatar alguno ( basicamente a los chulazos ):

- Brian J. Smith hace de "Will", uno de los protas ( porque también hay unos protas que son un poco más protas que los otros ), y es un policía de Chicago con una historia personal complicada y una carita que es para comérselo. Un poco americanote pero muy mono.



-Max Riemelt interpreta a Wolfgang, un caco alemán especializado en apalancar cajas fuertes y también con sus fantasmas personales del pasado. Su historia con la chica hindú es de las que más me gusta y encima es el que más enseña la pichulina, jajaja. Creo que es el que más me pone con diferencia...


- La primera nota "de color" en el terreno masculino la pone Aml Ameen interpretando el papel de Capheus, un joven conductor de autobús residente en una conflictiva zona de Nairobi y cuya máxima prioridad es conseguir dinero para pagar la medicación de su madre enferma de SIDA. Es el que menos me gusta de los cuatro pero no me pareció bien dejarle fuera, no sé...


- Y por si no lo sabías ya, haciendo el papel de un actor mexicano que es gay pero vive "en el armario" por temor a como puede perjudicar a su carrera su orientación sexual, está el latin-lover español Miguel Angel Silvestre. Su historia, aunque bienintencionada, tiene unos toques tragicómicos en plan opereta un poco tan tontos que hacen que sea la que menos me ha convencido de todas, pero ahhh, tiene mucho morbo ver a este chulazo dándose el lote con su novio de barbitas y como resultado he tenido sueños cochinos por culpa de ver estas cosas antes de dormir, no digo nada más.


En realidad en la serie hay "mucho" sobre las situaciones que viven personas con una coyuntura sexual diferente a la de la mayoría. El "mucho" va entre comillas porque tampoco es tanto y ni por asomo es el tema principal de la serie, pero sí bastante en comparación con lo que suele aparecer como media en los productos que nos suelen ofrecer vía televisión. El que uno de los 8 sea una mujer transexual y lesbiana es una muestra más del rango tan amplio de situaciones personales que se pretenden abarcar y que incluyen además de lo ya visto a la mencionada chica hindú que se ve obligada a hacer una boda que no desea, una chica islandesa afincada en Londres con otro duro pasado a la espalda, y una joven mujer de negocios de Seúl con una situación familiar bastante chunga resultado de ese puesto tan poco agraciado que ocupa la mujer en la cultura oriental y los complicados códigos de honor que se manejan entre ellos.


Todo ello va acompañado de una manufactura impecable: me encanta la cabecera de cada capitulo, que es un collage multi-étnico y pluricultural montado con imágenes, cosas y gentes de todos los puntos del mundo, y me encanta en general la serie toda ella "visualmente" ( no sé como explicar en términos más adecuados eso que me supongo que se debe a la buena labor de directores, realizadores, etc-etc ). Además tiene varios momentos maravillosos e impagables que no voy a destripar aquí por si lo que te he contado te inspiró curiosidad y te decides a echarle un vistazo para descubrir lo que ocurre en la vida de la gente cuando hace su entrada "magia" ¡pero magia de la de verdad!...pero vaya, yo la he visto, me he implicado un montón con las tramas y los personajes igual porque de verdad necesitaba algo emocionante e intenso con lo que implicarme, y por ello la he disfrutado muchísimo.


Ahora sí me puedes preguntar: ¿y qué pasa cuando acaba la serie?

Entonces te vuelves a quedar con tu vida y con tu mayor o menor necesidad de magia...

...pero tranquilo porque afortunadamente, ¡siempre nos queda la música!

lunes, octubre 12, 2015

¿TIENES GAY-RADAR?



¿Lo tienes?
¿Sí?
...pues yo no.
La primera vez que escuché este concepto tan interesante fue en lo que podríamos llamar mi "amanecer gay" ( ¡jajajaja! ), en el que gracias a las nuevas tecnologías empecé a curiosear por los espacios sociales virtuales en busca de alguien que sintiese las mismas "cosas tan raras" que yo estaba sintiendo. El sitio en cuestión era un chat organizado en "salas",cada una correspondiente a una region española, gracias al cual podias charlar -¡y quien sabe qué más!-con gente próxima geográficamente a ti. En aquellos tiempos no tan lejanos en realidad mis ansias eran meramente comunicativas, creyéndome que el ciberespacio estaba lleno de personas como yo que se sentían un poco solas por su coyuntura personal y buscaban ante todo compartir y charlar...
...¡TREMENDO error!: allí apenas nadie estaba interesado en saber nada de ti fuera de -como todo el mundo sabe- tus medidas anatómicas, la edad y la disponibilidad para un encuentro sexual, cuya única garantía era que una vez que el asunto terminaba sabías que podías olvidarte de ello y como dice el refrán, "a otra cosa mariposa".
Con el tiempo me he vuelto menos panoli moralista y he llegado hasta a encontrarle su justificación y su sentido a esa conducta del "Carpe Diem", porque es verdad que el tiempo se nos escurre a toda velocidad entre los dedos, y es perfectamente legítimo y comprensible el querer apurar la ligereza y la libertad de la juventud durante todo el tiempo que nos sea posible ( dicho con menos poesía, follar a troche y moche mientras el cuerpo aguante, jeje ). Pero en aquellos primeros inocentes deambulares ciberespacianos no lo llevaba muy bien y por ello me encantó coincidir con un chico que a pesar de ser un poco críptico con respecto a su realidad inmediata, era tremendamente afín conmigo en la visión que teníamos sobre todo lo que virtualmente nos rodeaba.
Luego ¡sorpresa!, cuando por fin se sinceró del todo resultó que estaba preparándose para ingresar ¡en una congregación de frailes! Tampoco voy a entrar a contarte ahora lo que me pasó por la cabeza al descubrir que ese chico con el que me veía tantos puntos en común era un novicio a punto de ingresar en una congregación religiosa ( "¡¡¡¡aaajjjjjj!!!!" ), solo te diré que tras mucho "chateo" llegamos a conocernos en persona y encontramos que a lo sumo podríamos ser buenísimos amigos pero poco más. Me creo que él necesitaba un machote empotrador que le aclarase sus dudas sobre el cielo y la tierra, y yo...¡pues yo creo que también! 
...pero a pesar de eso él estaba mucho más ducho en temas "gays" y fue el primero que me habló del "gay-radar": según esa teoría, la gran mayoría de los varones homosexuales -y sorprendentemente una buena proporción de la población femenina- cuenta con un radar o sensor interior que les permite identificar a un gay apenas se aproxime a su perímetro de acción.
"Anda ya" dije yo pensando que era chufla porque justamente el mayor problema que veía yo en la búsqueda de posibles relaciones con personas de mi sexo era que a simple vista era complicado saber quien "simpatizaba" conmigo y quien no. Mi amigo me dijo que era solo cuestión de abrir los ojos y que si miraba como había que mirar iba a encontrar un montón de señales que me iban a ayudar a saber si el hombre al que en ese momento dedicaba mi atención "era" o "no era" de mi mismo club...

Ha pasado bastante tiempo tras aquella efímera amistad ( que terminó al tomar él los votos e irse de fraile a no-sé-qué-sitio, supongo que desengañado del amor masculino tras haber topado con un torpe como yo, jajaja ), pero lo que me quedó de aquello fue la convicción de que yo NO tengo ese gay-radar.
Que vale, ¡caray! si el otro individuo inicia maniobras de aproximamiento hacia mi pues entonces no necesito ningún gay-artilugio mental para saber qué quiere y lo que le apetece, pero en un contexto "normal" de mi vida diaria...¿ahí también debería tener yo un dispositivo interno que saltase o parapadease con una lucecita roja cuando algún macho que circula en mi entorno fuese susceptible por lo menos de un affaire copulatorio?...

¿Y tú?...¿Lo tienes tú?

Este tema que me vino hoy a la cabeza me recordó este video del actor-showman John Barrowman perteneciente a su documental "Making of me", en el que además de investigar sobre si hay algo que predetermine la orientación sexual de cada uno, hacía este divertido ensayo sobre el funcionamiento de su "gay-radar". Está en inglés pero creo que si yo con mi mediocre nivel de inglis-spoken lo entiendo casi todo, cualquiera puede hacerlo: en él a John se le presentan diez tipos en un escenario, él anota en una hoja cual supone que es su orientación sexual y a continuación comprueban los resultados:


A John creo que el radar le funciona regulín, aunque en realidad lo que él trataba de demostrar ahi era si existe un "fenotipo" y unas pautas de conducta que permitan reconocer a un hipotético observador exterior si a una persona le gustan o no  las personas de su mismo sexo.
¿Es posible hacerlo?
¿A todos nos funciona igual?
¿Existe de verdad un mecanismo de reconocimiento entre gays -o entre lesbianas, porqué  no- o nada más es cosa de la capacidad de observación y de centrar la atención en nuestro prójimo que tenemos cada uno?

Yo no tengo respuesta, solo puedo decir que si existe ¡a mi no me funciona!...y 'qué bien me hubiera venido en determinados momentos algo parecido, ainssss!...

Como creo que este post ha quedado un poco falto de enjundia, voy a rematarlo con un video de "radares": aquí tienes a Britney Spears en un single extraido del que probablemente sea su mejor album, ("Blackout"), y en el cual su radar se vuelve un poco loco entre dos chulazos de los que montan a caballo. En mis fantasías ocultas el radar del "novio" de Britney también manda señales cuando ve al guaperas de la melenita y se imagina que sufre más por perder de vista al guapote que a la mismísima y rubia Bri...pero eso son solo cosas mías...


Ten un buen lunes, ¿vale?

miércoles, octubre 07, 2015

EL SENTIDO DEL PUDOR


Hace un par de días leía -en uno de mis blogs menos "sanctos"- un post a propósito de los encantos de los vestuarios masculinos y de como le llamaban la atención al narrador esos pobres machotes que tras su sesión gimnástica andaban forcejeando en un rincón con una toalla en la cintura y unos calzoncillos intentando que no se cayese la primera mientras se ponían los segundos. Al autor la actitud de estos hombres le producía una insospechada ternura ( mezclada con lo que me parecía a mi una pequeña dosis de lástima subliminal ), por esa en apariencia falta de comodidad que les producía el estar en pelotas entre "iguales".
A mi eso me ha chocado un montón porque precisamente yo debo reconocer que soy de esos pobrecillos desgraciados que en vez de despelotarse con alegría para entrar correteando a las duchas rodeado de un montón de pililas saltarinas ¡lo paso fatal! y me tiro larguísimos ratos buscando objetos inexistentes dentro de mi bolsa de deportes o doblando cada una de mis prendas con precisión milimétrica, lo que sea para hacer tiempo y entrar a la ducha en solitario con mi toalla castamente enrollada a la cintura.
Viendo lo mal que lo paso yo con algo que todos mis congéneres masculinos abordan con total naturalidad, ha sido inevitable hacerme todo tipo de argumentaciones ( = pajas mentales ) para explicar esa actitud. Mi conclusión es que sintiendo yo cierta "simpatía por los penes" -por decirlo de alguna manera eufemística-, pues es normal que me sienta inquieto cual gato en barril de arenques rodeado de cosas que me son potencialmente apetecibles, mientras que mis eventuales compañeros de piscina-gimasio-o-lo-que-se-te-pueda-ocurrir, ni siquiera prestaban atención a la desnudez de sus semejantes porque no los veían como objetos de deseo.
¡Ah!, gran error y por dos bandas además: 
La primera es porque SIEMPRE que tienes otro humano en pelotas a tu lado le prestas atención, sea para desearlo, admirarlo, compararlo o simplemente compadecerlo. 
Y la segunda porque después he tenido oportunidad de ver playas nudistas con público eminentemente gay en las que los portadores ( y simpatizantes ) de pililas no dudaban en despelotarse y rodearse de cosas que en principio deberían ser motivo al menos de turbación.
Cáscaras.
¿Entonces es que soy la reencarnación de una virgen muchacha victoriana? 
¿Hay algo incorrecto en mi?
¿Es solo el pudor de verme desnudo delante de otros semejantes?
Claro que no ¡y claro que sí! pero no, me supongo que si me paro a pensarlo despacio probablemente ahí habrá mucha más tela que cortar, porque mi patológico pudor va bastante más allá de estos hechos tan banales como despojarme de los calzoncillos en presencia de una docena de machos potencialmente copulatorios ( uff, dicho así me da todavía más, jaja ) y abarca otros territorios que no tienen nada que ver con este tema...
,,,,,pero tranquilo, no voy a ponerme a analizarlo precisamente hoy y menos aquí, en este post tan liviano que pretendía hacer de miércoles por la tarde.
Me voy a limitar a dejarte una canción que demuestra las virtudes ( o defectos según lo mires ) de tener muy poca vergüenza....


...y si no has meneado ni siquiera un zapato al escucharla...shame on you!!!

domingo, octubre 04, 2015

WIE GETH ES DIR?


Imagen que Google me proporcionó en mi búsqueda
de chulazos alemanes

La semana pasada, después de una larga temporada como alumno autodidacta y visto que mi evolución independiente había llegado a punto muerto, me decidí y terminé por apuntarme al primer curso de alemán en la escuela de idiomas.
Pregunta del amable lector:
Pero hombre, ¿no sería mejor que te dedicases a mejorar el poco inglés que sabes antes que meterte en un barrizal tan jodido como el alemán?
Pues es cierto, intrépido lector, pero no sé, precisamente por lo dificil que me parecía el idioma me empeciné con él en ese plan chulito de "quien va a poder más, tú o yo", y como llegado ese mencionado "punto muerto" parecía que era el alemán el que ganaba la batalla, este año me animé y ¡zas!, ya estoy apuntado. ¡De hecho empecé el miércoles pasado!
Y vale que este tema puede parecer intrascendental e incluso aburrido para alguien que no sea yo mismo pero ¡uff!, esa decisión me ha supuesto mucho esfuerzo aunque no sea más que por el simple tema de embarcarme en una nueva actividad y sobre todo por ser una que implica contacto con otros seres humanos de carne y hueso.
Pregunta ( en exceso sincera ) del amable lector:
¿que te pasa, que eres rarete?
...la verdad que sí. Si pudiese decidir sobre mi destino terminaría jubilándome como guardabosques en una caseta de alta montaña o como encargado de un faro en el extremo más inhóspito de la costa, nada más rodeado que por mis discos, mis libros y ¡vale!, una conexión a internet para poder contar desde aquí mismo las maravillas de la vida del ermitaño. Es cierto que los humanos somos bichos eminentemente sociales como las hormigas y tendemos a formar colonias como los pólipos coralinos, pero a poco honesto que seas contigo mismo me vas a reconocer que a tu alrededor hay un porcentaje muy elevado de personal al que preferirías no aguantar...
Pregunta del amable lector:
¿y no será que los demás no son inaguantables sino que tú eres eso, MUY RARETE?
( suspirando por lo cansino del jodido amable lector e ignorando su sugerencia )...bien, pues sea yo como sea  he vencido mis barreras personales y me he matriculado en el jodido curso de alemán.
Y todo para acabar encontrándome en un aula que parece sacada del edificio bombardeado de un país de esos en conflicto, con quince veinteañeros/as que me miraban de reojo como pensando "uuuhhh, ese no es uno de nosotros" y para colmo...¡una profesora DE PALENCIA! 
Profesora de Palencia a mi, que anduve días especulando sobre el romántico affaire que podría originarse entre un rubio y potente docente germano y yo... y ahora resulta que:
A- No es rubio
B - No es germano
C - Y ni siquiera es docente, ¡es docenta!...¡que es chica, carays!
Total, un blufff.
Pregunta del amable lector:
¿Pero tu a lo que ibas no era a aprender alemán o al final era para pillar cacho, porq...?
( Cortándole el rollo al listillo ) ¡Que sí, que yo voy a lo que voy! Pero tengo que decir que mientras estuve allí durante mi primera clase no pude evitar sentirme cual cucaracha sobre montón de harina pensando "seguro que todos piensan que yo no debería estar aquí"...
,,,a pesar de todo mañana voy a por mi segundo día. 
¡A las 9:30 de la mañana!
No sé si alguna vez he comentado que gracias al exceso de turnos laborales nocturnos que disfruto, mi horario de sueño se ha desplazado un poco más allá del resto de los humanos y resulta que mi hora perfecta para meterme a la cama son las 3 de la mañana y mi hora de levantarme tras haber dormido ocho horas como un rey son las 11, también de la mañana. 
Ahora, ¡sorpresa!, gracias a mis ansias de superación y esa manía mía incomprensible de "tengo-que-demostrarme-algo-a-mi-mismo", voy a tener que madrugar dos días por semana...
Pregunta del amable lector:
¿Qué puedes contestarle al lector que se levanta todos los días a trabajar a las 6 o las 7 de la mañana sobre el tema de que tu consideres "madrugar" al hecho de levantarte a las 9:A.M?
(Eludiendo la pregunta)
...total, que una decisión aparentemente tan insignificante como ese apuntarme a clases de alemán está suponiendo el comienzo de una revolución interior que no sé donde me va a llevar a parar porque ahora mismo es que estoy muy loco... ¿terminaré dando el paso 2 y apuntándome a un fashion-gimnasio para conseguir que el verano que viene pueda entrarme el culo en los preciosos bañadores marca aussie-bum que me compré por internet?...¿terminaré agobiado por intentar encontrar tiempo entre mis turnos de trabajo para quedar con los polluelos post-teenagers del alemán y los chulazos marcapaquetorros del gimnasio que tengo visualizado como objetivo?
¡Pero si voy a terminar hecho toda una Paris Hilton!...
Comentario del amable lector.
"...¡pero si hasta ahora has vivido mejor que Paria Hilton!... hasta las 11 en la cama todos los días, ¡cooojona!"
Como te quedas en lo obvio, qué pena me das.
La cuestión es que me siento ¡hasta orgulloso! de haberme planteado este reto que va más allá del atreverme con el alemán, y estoy seguro de que esta aventura minimalista mía va a darme muchas buenas cosas de las que hablar...
Pregunta del lector:
¿Y que significa eso del "wie geth es dir"?
Eso quiere decir "¿como estás?"
Y mi respuesta ahora sería:
"¡Superbien, gracias!"
...de momento.
Veremos mañana, cuando empiece el temido Monday Morning...
Que os sea muy leve a todas/os...

jueves, octubre 01, 2015

UN SUEÑO CASI GAY



En el sueño yo no era yo.
Ni siquiera mi vida era la misma porque ni yo vivía donde vivo ni mi familia era la misma.

Había una gran llanura verde con montañas alrededor, y en medio dos pueblos que estaban muy cerca y que cada uno eran el lugar de residencia de un clan familiar. Sin embargo y a pesar de lo que pueda sugerir el planteamiento inicial, las relaciones entre mi clan y el clan vecino eran muy afectuosas, me supongo que porque todo el mundo compartía tierra y espacio y era mucho más fácil llevarse bien que mal. Las buenas relaciones llegaban hasta el extremo en que llegadas las fiestas patronales -no sé si de un sitio nada más o de los dos al mismo tiempo- se montaba una gran celebración conjunta en la llanura a la que acudía gente de un montón de sitios lejanos y en las que las dos familias aprovechaban para reforzar los buenos lazos de unión que existían entre ellas: por cada lado había chicas de un lado que durante el año habían estado cortejadas por chicos del otro lado y en esta ocasón se anunciaban hermosas bodas entre unos y otros de las cuales salían formados nuevos pequeños nucleos familiares que me supongo eran fruto de inmensa felicidad para todos y servían para redoblar todos esos vínculos.

Cuando yo "empiezo" el sueño se supone que toda esta explicación previa que te acabo de contar ya me la sé, (¡claro!) y se está celebrando el último día de esas tremendas fiestonas en las que parece que se monta una movida en plan rodeo americano porque todos los hombres llevamos botas camperas, pantalones vaqueros y sombreritos de cow-boy.
En el instante en que empieza la acción yo ( que no soy yo porque me veo como un tío mucho más guapo de lo que soy en realidad ) me veo calzándome el uniforme festivo ( vaqueros ceñidos, botazas y camisa super-country ) y acudiendo a una gran reunión en la que se está celebrando algo, me supongo que el enlace de alguno de mis hermanos o hermanas con alguien de la familia contraria.
Cuando estamos ahí reunidos abuelos, padres, hijos y nietos de todas las edades y aparezco yo guapo como un sol con mi sombrero vaquero, mi camisa de cuadros rojos y mis "jeans" ajustados, uno de los "patriarcas" familiares se vuelve hacia mi, me señala con la palma de su mano extendida y con una gran sonrisa dice:
"...además tenemos otra gran cosa que celebrar, y que no es ni más ni menos que el amor entre dos de nuestros más queridos hijos..."
Yo me quedo bloqueado porque no tenía el recuerdo de estar liado con nadie ( compréndase que acababa de aterrizar dentro del cuerpo que habitaba esa dimensión onírica ) y entonces un tío que esta EXTRA-BUENO y que está sentado en el suelo al lado mío me acaricia la parte de atrás del muslo y me dedica una hermosa sonrisa blanca en plan "cari nos han descubierto, tenemos que decirlo".
No te creas que ahora es cuando se desata la reacción homófoba, ¡al contrario!, la peña empieza a aplaudir y a felicitarme porque pensaban que yo era un bicho raro que no cuadraba bien con nadie y por fin me veían rendido y enamorado.
El CACHAS se pone en pie, me rodea la cintura con un brazo y levantándose un poco el ala del sombrero me da un rápido beso en los labios que causa el deliro general...
....pero a pesar de ser un sueño ( o justamente porque lo es )  no puedo creerme que un BOLLAZO semejante me esté prodigando su amor y sus atenciones y yo no guarde el menor recuerdo al respecto. Aparto al GUAPERAS dándole un pequeño empujón en el pecho y digo tratando de que todo el mundo me oiga:
"Lo siento pero estás equivocado. Yo no tengo nada que ver contigo."
El GUAPÓN me mira un momento con unos ojos azules totalmente desolados, se da media vuelta y se pierde entre una multitud estupefacta que se esperaba no el anuncio de otra inminente boda. ... en ese momento soy consciente de que estoy soñando y que si dejo escapar al CHULAZO voy a perder la oportunidad de cepillarme a una delicatessen semejante aunque sea solo en sueños, e inicio algún tipo de movimiento aproximativo hacia el CHORBO....

,,,,peeero ¡ah!, los sueños son así y apenas soy consciente de que eso no es real abro los ojos y me encuentro en mi habitación siendo yo mismo y con la fría luz de la mañana colándose por los resquicios de las ventanas. 
Maldiciéndome por ser tan tontolculo, me tapo hasta arriba y trato de conjurar de nuevo el momento en que mi pretendiente virtual me colocaba la mano en la parte de atrás de la pierna y me contemplaba con ojos de enamorado, pero la magia ha dejado de funcionar. Ya no me creo estar viviéndolo de verdad como hace un rato, ahora ya soy consciente de que todas las guarrerías todas las cosas entre él y yo que visualizo ocurren a continuación no son reales y termino por sentarme en la cama y mandarme a mi mismo a tomar por el saco y auto-joderme el comienzo del día de esa manera.

Este sueño -que no ha sido una invención "literaria" sino algo que de verdad he tenido justo antes de despertar esta mañana- me ha recordado un montón de otros anteriores, en los que estoy viviendo situaciones que me gustaría disfrutar en mi vida real y que de pronto yo mismo saboteo o simplemente despierto sin darme la opción de disfrutar ni siquiera en sueños algo que resultaría imposible de vivir en el mundo real. 

¿Esto del sueño precioso que se frustra al final me pasa solo a mi?...
Ah, ¿que a ti también?
¿Y porqué somos tan chungos? ¿Porqué no nos permitimos esas cosas ni siquiera en esos momentos de aparente "realidad" en los que las normas las ponemos nosotros mismos?
Sueños, delirios, alucinaciones... ¿porqué están ahí, para hacernos unos descreídos o para que no perdamos la fe en que después de todo ALGO puede suceder?

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...