viernes, abril 29, 2011

OTRO VIERNES



Dejo Abril y empiezo Mayo con cierto sentimiento de... de frustración.
Por mucho que uno desee que las cosas vayan bien,no acostumbran a funcionar como uno quiere, y cuando la culpa no es de nadie si no nada más de lo perra que es la vida, pues entonces es peor porque no hay nada que puedas hacer. En todo caso, aprender a vivir con lo que te toca y llevarlo de la mejor manera posible. ¿Es cosa mía o lo que nos importa nunca es fácil? ¿O es que cuando es fácil no lo valoramos lo suficiente y como buenos y testarudos humanos nos fijamos solo en lo que se nos complica y no en las cosas buenas y valiosas que se dan por si mismas? ¡¡¡Que porque nos vengan regaladas no dejan de ser valiosas, chaval!!!
Total, que aunque lo que yo desearía hoy sería poner mi bici patas arribas, no ir a trabajar y sentarme contigo en un banco a ver caer la noche, pues voy a tener que ponerla en posición de circular para irme a cumplir con mis obligaciones.
Ya sabíamos que este mundo no era justo, ¿de qué nos asustamos?
Deberían denunciar a esa gente que hace las películas porque en ellas parecen asegurar que, si estás muy enamorado, al final siempre te sale todo bien y comes las famosas perdices; pero en cambio tu y yo, que nos queremos tanto, no paramos de tropezar en los difíciles caminos de nuestras vidas cotidianas.
Pero aguantamos, ¿verdad? Y cuando voy a caer, ahí está tu mano para sujetarme y quiero creer que cuentas con mi hombro cuando estás demasiado cansado.
Esto es así. A ratos un paseo bajo almendros florecidos y, a ratos, un ejercicio de resistencia.
Pero aguantamos.
Por eso ahí voy, a por otro viernes más.
Confiando en que tú me sigues esperando.

( y por ser viernes también, otro microcapítulo de mi aventura aquí: "I want you" )

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...