viernes, enero 18, 2008

HE VUELTO



Un angel “returns”...como Superman, que tambien “returns” aunque hace algún tiempo ya, solo que yo he visto la película hace poco y de ahí la foto y de ahí que me vengan esas palabras a la cabeza. “Superman returns” no suscitó en mi ninguna profunda reflexión como no fuesen cosas del tipo: “¿porqué marca tan poco paquete Superman con sus supercalzoncillos rojos?” o “mmm, es mono, aunque estaría mejor si me dejase revolverle un poco la melena para hacer desaparecer ese horripilante ricito de la frente”...
...a decir verdad, no hay nada en este momento que me suscite profundas reflexiones, quizás no sea culpa de Superman. Mi Navidad ha sido intensa emocionalmente hablando y he quedado un poco hueco después de tanto desfase sentimental...o más que hueco, debería decir exhausto...¿desintegrado mejor?...no, consumido. Consumido en cenizas y ahora reinventándome a mi mismo con los restos que han quedado. Este reinventarme sigue un proceso similar al de la evolución de la vida en el planeta, en este momento estoy en fase protozoaria y apenas hago más que ingerir alimentos, expulsar residuos y experimentar pulsiones sexuales carentes de sentimientos, pulsiones encima insatisfechas que me tienen los cilios y los flagelos todo el día remolineando...
...la vida unicelular no está exenta de ventajas, pues uno nace con el principio budista de “vive el momento” inculcado desde el comienzo de su existencia ( y que me disculpen los budistas si me he inventado lo del principio ) pero esta frase, que recomiendan en muchos de esos cursillos espirituales para ayudar a la consecución de la estabilidad y la felicidad, es una máxima para las amebas, los protozoos y similares. Y yo ahora como protozoo, lo entiendo: no pienso en el ayer, no pienso en el mañana... como me decía alguien querido: “el pasado ya no existe, el futuro no ha llegado”, me limito a cumplir con mis funciones vitales básicas y dejo que las cosas sigan rodando...
... cáspita, casi va a joderme un poco cuando evolucione un poco más y pase a ser qué se yo, una lombriz o una mosca, esos ya tienen algo más de cerebro y ya se sabe, a mayor complejidad del sistema nervioso, mayor número de complicaciones en la existencia cotidiana...aunque conozco yo a más de un ser de dos patas de estos que andan en la cúspide de la pirámide evolutiva que han aprendido el sistema para utilizar al mínimo sus encéfalos y mantener actividades básicas durante toda su vida ( léase comer, follar, dormir y de cuando en cuando decir alguna barbaridad )... sí, tiemblo al pensar en los tiempos de progreso hasta volver a ser un mono pelón lleno de inquietudes interiores y con necesidades de cosas abstractas como el amor, la ternura y otras zarandajas.
Me pido seguir de protozoo hasta el final de mis tiempos.
Y si no queda más cojones que evolucionar y salir de este pacífico caldo primigenio en el que me encuentro, pues pido pasarme de largo el escalafón humano y convertirme en un angelito de verdad ( que es el equivalente al protozoo en cuanto a preocupaciones solo que con alas y plumitas en el lomo ). O en su defecto, pues en el monstruo de Alien, que es un bicharraco sin escrúpulos ni sentimientos que solo piensa en cargarse todo lo que tiene por delante con la mayor eficacia posible... oh cielos, dos años de blog y todavía no le dediqué unas palabras a la teniente Ripley y a su alienigena-mascota el alien, ¿será posible?Ya que nos ponemos, quizás en este estado mio de cosas lo que me convenga es ir al cine a ver “Alien vs. Predator II”, así tomo clases prácticas para mi eventual estado final evolutivo...creo que esta noche voy a tener fantasías calientes con Sigourney Weaver apuntándome con una metralleta y vestida solo con camiseta y braguitas, mientras yo chorreo babas ácidas y jadeo” “Frieme, Ripley, guau,guau...”
Madre mía, que arenga, tanta reflexión me hace temer que empiezo a abandonar el estado protozoario, mecagüen la leche...¿porqué lo bueno dura tan poco?
Un abrazo a todos.
PD: Ya recuperé mi ordenador, tengo algunas visitas importantes que hacer no tardando mucho...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...