martes, julio 31, 2012

LA PUERTA QUE SE CIERRA Y LA VENTANA QUE SE ABRE



A bordo de la Nostromo-children, un rato después.
Durante estos minutos yo he estado ocupado envolviendo a J.A. en mantas térmicas pues no hace más que tiritar como un pollo perdido y colocándole la máscara de oxígeno cada vez que se señalaba la nariz con gesto de ahogo. Entretanto Mme Magaelie ha ido preparándose para retomar la hibernación donde la dejó haciendo caso omiso a mis efusivas muestras de agradecimiento por su oportuna intervención.
"Déjame en paz, muchacho" ha dicho por fin un instante antes de cerrar su cámara "¿es que nadie se ha dado cuenta de que soy una mujer mayor y ya no estoy para estos trotes?...habeis conseguido que me haga el propósito de no volver a probar el pollo en mi vida...con lo rica que hace mi hija la gallina en pepitoria..."
Por fin su urna se cierra con un suave resoplido, vuelve a llenarse poco a poco de niebla azul y pierdo de vista a Mme de una vez por todas.
El interior de la nave está iluminado por una tenue claridad con vista a inducirnos a la relajación, y los motores que nos llevan hacia Exodus a velocidad subluz apenas emiten un suave zumbido como música de fondo. Yo me vuelvo hacia J.A, que me mira todavía con ojos de cachorro abandonado y  me pregunto si todavía hará efecto el hechizo de Mme en virtud del cual se metamorfoseó mentalmente en su chucho. También supongo que tras su experiencia bajo el ala de el inmundo PataPollo no tendrá el cuerpo para juergas, de manera que me acerco un poco y le digo en voz baja
"Te voy a preparar la cámara de hibernación, ¿vale?...aunque quizás hubieses preferido compartirla con la bruja, jeje..."
Mi lugarteniente compone una sonrisa luminosa arrebujado en su manta y responde
"Eso está superado, tengo una constitución genética potente"
Le devuelvo la sonrisa
"Entonces me pongo a ello, serán cinco minutos..."
"...me parece que será más agradable compartirla contigo..."
...me rasco la oreja porque no sé si he oido bien, y noto que la sangre me sube al rostro logrando incendiarse mis carrillos.
"¿cococo-cococo-cococo-conmigo?...pepepe-pepepe-pepepero estaremos mumumu-mumumuy..."
"...¿estrechitos?...hum, me gusta" contesta poniéndose en pie. Llega hasta la cámara, se mete en ella de un brinco y tumbándose de lado apoyado sobre un codo vuelve a sonreir "¿conoces la postura de las cucharas?"



Prefiero evitar la comunicación verbal ya que mi capacidad del habla se ve totalmente bloqueada en estas situaciones. ¿Qué hacer?...hace unas horas estaba dispuesto a morir echando un polvo en una nave a punto de explotar, y ahora que tenemos todo el tiempo del mundo...¡tengo miedo!
J.A. lo capta y añade dulzura a su expresión.
"vamos, aprieta las teclas que tengas que apretar y vente p'acá..."
Con el corazón golpeando en mi pecho como el motor de una locomotora, completo la preparación de la cápsula, me despojo de la poca ropa que tengo en cima quitado el traje de supervivencia espacial y con un suspiro me planto frente a mi sensual lugarteniente.
"Eh" murmura en tono cómplice "pero dile a la de arriba que no nos duerma inmediatamente, ¿eh?...tenemos tareas pendientes tu y yo. ¿Recuerdas que iba a hacerte ver todas las estrellas?"
Entro a su lado y en efecto, estamos estrechitos, pecho contra pecho, su nariz rozando la mía y esos ojazos suyos de otro planeta abarcando la practica totalidad de mi espacio visual...
"...creo que lo habíamos dejado justo aquí..."
Su boca roza la mía, primero con suavidad, luego atrapando primero mi labio superior y luego el inferior. Después se entreabre un poco más y siento la punta de su lengua buscar la mía.
"...qué tal...te vas relajando..."
...ahora una sus manos resbala despacio por el costado de mi cuerpo hasta posarse en mi cadera...no puedo reprimir un pequeño jadeo al sentirla allí, en lo que mi monjita interior define como "área de riesgo".
Al mismo tiempo una luz de alarma se enciende en mi interior, porque recuerdo que después de todo todavía queda un tema pendiente: ¿quién ha desparasitado a J.A. de la presencia alienígena que le había poseido?
La mano aventurera, en vez de seguir explorando, se decanta por coger una de mis manos y llevarla el hirviente infierno de lujuria que palpita y crece en su entrepierna.
Cuando agarro aquello como si fuese la palanca de la que dependiese mi salvamento y el de la humanidad entera, todas las resistencias ceden.
Abro más la boca, me besa profundo, el mundo se vuelve de colores alrededor y saber que estoy a punto de ser poseido por un ente de más allá del espacio no disminuye ni un ápice el deseo que tengo de...
...sentirle...
...dentro!!!
J.A. o lo que sea que ocupa su apetecible envoltura lo percibe. Repite el beso con más suavidad y luego me ayuda a darme la vuelta para adoptar la famosa postura de las cucharas.
"Ahora viene lo de las estrellas..."jadea en mi oido.
...con ternura pero insistencia enfila mi puerta trasera, y a la vez que la carne cede y me amoldo a su presencia y a su ritmo percibo como algo va fluyendo de su cuerpo al mio, algo que...

"¿Las estás viendo, capitán?...¿Estás viendo las estrellas?"

...es alucinante, la realidad se vuelve pura psicodelia cuando él empieza a golpear una y otra vez ahí detrás, siento que me vuelvo líquido y al mismo tiempo una parte de mi fundamental se disuelve en el deseo, de alguna extraña manera, dejo de ser yo.

Entonces es cuando aparecen las putas estrellas...

...y mientras me aferra contra sí follándome como un loco, la oportuna lista de reproducción que algún día incluí en la memoria de la Nostromo detecta la situación, se escucha el ficticio ruido de la aguja cayendo sobre unos surcos rayados y apropiadamente Karen empieza a cantar:


...como dijo el sabio, lo que importa no es el destino, sino el camino...
...cuando una puerta se cierra, otra se abre...
...y ave que vuela, a la cazuela.

¿O no?

                                                                   FIN


Agradecimientos:

A los creadores del argumento de la apasionante película "Alien, el 8º pasajero" que a la vista está ha inspirado gran parte de esta aventura espacial. Si no la has visto, debes hacerlo, no ha perdido ni pizca de vigencia después de la pila de años que han pasado desde su rodaje.
A los Carpenters o a sus herederos, y en especial a Karen que no creo pensase verse nunca en una parecida: gracias por la inolvidable banda sonora.
Al mundo gallináceo. Queridas pitas-pitas, ninguna gallina ha sido maltratada para la realización de este asunto, lo juro, podeis estar tranquilas.

Dedicatoria:

A Argax, a quien si no, el único y apasionado comentarista, jajaja,¡¡¡aunque no sea más que por eso, por ser el único!!!
Gracias, majete, has servido de impulso cuando la historia y yo decaíamos.

Ahora entro en vacaciones-mode, y mi intención es mantenerme apartado de los ciberespacios para desintoxicar al máximo de todo, por lo cual deseo a la mucha o poca concurrencia un maravilloso principio de Agosto y allá para mediados vuelvo a ver que me habeis hecho por aquí, ¿ok?

¡Feliz verano!


PD: ¡cielos se me olvidaba el más importante!: Para el entrañable personaje de J.A ha prestado su presencia física el bello actor porno Jonathan Agassi. Jonathan, gracias por la colaboración desinteresada y si algun día pasas por aquí y tienes ganas, me demuestras in person si todo lo que haces en pantalla lo haces con igual entusiasmo en la realidad porque ¡chico!,no he visto cosa igual, hay que ver que... ( lo dejaremos ahí, en puntos suspensivos, ha-ha-ha )

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo