sábado, febrero 01, 2014

VACACIONES, CHULAZOS, AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS...


Pues sí, como ya adelanté estoy con mis vacaciones invernales recién comenzadas y me temo que no voy a pasarlas en ningún lugar tan hermoso como el de la foto de ahí arriba...


...ni en compañía de tíos infartantes como el que tengo encima ( encima de estas líneas, no de mi cuerpo serrano por desgracia...¿no es sugerente y turbadora esa manera de posar el paquete en lo que viene siendo el borde de la lancha?... )

Pero soy un tío agradecido y no me quejo ni mucho menos:
Voy a descansar, a relajarme y desestresarme, que es lo que me hace falta. Olvidarme de mis turnos laborales, horarios, cuadrantes e historias...


¡Eso es bueno!
Además voy a contar -en la medida de lo posible- con buenísima compañía, no tan impresionante como el chorbo del bañadorcito blanco pero que en cambio despierta mucho más mis sentimientos y mis sentidos.
¡Doble de bueno!
Y luego ¡voy a escaparme!: 
Primero unos días a la capital del reino, que siempre ofrece mucha vidilla para los chicos de provincias como yo. ¿Alguna sugerencia de los lectores madrileños, sitios ideales donde comer/cenar, cosas que ver, lugares que visitar?... cualquier orientación para maximizar el aprovechamiento de mi tiempo en vez de andar dedicado a la habitual -y extenuante- tarea de patear calles a lo tonto va a ser muy bien recibida, amigos míos.

( autor de la imagen:Jose Mª Liebana, diseñador gráfico 3D )

Y después es probable que suba al Cantábrico un día o a lo sumo dos a sentarme en una playa a ver romper las olas durante un rato largo...


¡Superrrr-bueno!
Entre tanto y mientras voy y vengo tendré muchísimo tiempo además para torturar a mis lectores desde este espacio...¿no es maravilloso? ¿qué he hecho yo para merecer tanta fortuna?

Para festejar este buen 1 de Febrero vamos a poner la máquina del tiempo de nuevo en marcha, solo que en vez de recular a la prehistoria como hace unos días, nos quedaremos en la década de los 60, en los "maravillosos años" aquellos rescatando de entonces unos momentos musicales para la ocasión: 
En primer lugar traemos a la memoria ( al menos a la mía porque no recordaba esta canción hasta que la escuché esta mañana ) este "Move over Darling". Es una canción originalmente interpretada por Doris Day, me supongo que para la banda sonora de la película del mismo título en la que ella trabajó en 1963 con James Garner, pero en este caso me he columpiado y he elegido este "remake" que hizo unos cuantos años más tarde  ( veinte en concreto ) una versatil artista británica llamada Tracey Ullman.
¡Es muy diver!



En la misma tacada de canciones-bonitas-preciosas-que-queria-recordar estaba este maravilloso "It might as well rain until September", que esta mañana escuché en la voz de Carole King pero no sé, luego buscando un video para poner aquí me he quedado finalmente con la hermosa versión de Helen Shapiro, otra cantante y actriz británica..
Ya verás que bonita...



Y siguiendo mi lema de "No hay dos sin tres" me he decantado por rematar esta celebración musical de mi estatus vacacional con este tema de "The Crystals" con el filosófico título "Da doo ron ron".
Hay que bailar, no queda otra...Aquellos eran maravillosos años pero este año, no te quepa duda, va a ser el mejor año del resto de nuestra vida...



Feliz sábado noche, golfillos/as.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...