jueves, enero 31, 2008

INGRESANDO EN EL CUERPO DE LOS INVERTEBRADOS SUBTERRÁNEOS




Bueno, la cosa era de esperar, pero no lo imaginaba tan rápido.
Ayer, un pacífico protozoo, agitando sus cilios en ese líquido primordial en el que viven estos animalillos, sin más preocupación que mis vibraciones pulsátiles, fagocitar algún corpúsculo de materia orgánica y mascarlo un rato con mis orgánulos celulares para ver si se deja o no se deja comer, y quizás poner el flagelo tieso al paso de alguna ameba de buen ver, una ameba o un paramecio, porque a esos niveles el sexo es libre: “lo que pilles te lo cepillas y punto, luego ya veremos lo que sale”, ese es el lema de los pequeños, cuanta sabiduría acumulada en tan diminutos cuerpecitos. Si el mundo de los primates funcionase de modo parecido, cuanto quebradero de cabeza se ahorrarían.
Pues sin más ni más, y como me estaba temiendo, he pegado un salto en el escalafón cual funcionario del Estado aprobando una oposición de promoción interna, y en estos momentos disfruto del dudoso honor de ser un anélido rosado y ligeramente viscoso, ni más ni menos que…tachán-tachán… una lombriz. Sí, eso mismo, esas cosas que son a un topo lo que un perrito caliente a un neoyorquino a la hora del “breakfast”.
Lombriz. Ah. Que hermosa palabra. Creía disfrutar de ese “sí es-no es” del protozoo, pero amigo, ser lombriz tiene ese espíritu aventurero que creía perdido desde aquella juventud de estados anteriores a mi condición protozoaria y que ya no recuerdo, claro( dejé las neuronas en la carretera si ).
Soy lombriz, sí.
Y ahí ando, buceando en océanos oscuros y confortables de tierra húmeda, en busqueda de… ¿qué se yo?… A veces, excavando una y otra galería, mientras como tierra a toda velocidad y la expulso por la punta de mi cola (digamos mi trasero ), pienso: “pero donde vas, locuelo…que buscas en la vida…que significa este rodar y rodar por los subterraneos”. Si fuese la mismisima Cher me preguntaría "Dov'è l'amore,Where are you now my love?,I need you here to hold me”, pero a estas alturas evolutivas todavía no llego a tanto, solo ruedo y ruedo de un tunel a otro, y percibo otro de los principios budistas que los organismos sencillos comparten y que a vosotros, humanos grandotes y patudos se os escapan: la felicidad no se encuentra al final, la felicidad está en el camino. Y así ruedo yo por debajo de vuestros pies, sin analizar la cantidad de tierra que me echo al cinto, ruedo y ruedo sin plantearme nada más, encontrando el aliciente del camino en el camino por sí mismo…
..vale, a veces llueve, entonces subo a la superficie, mejor por la noche para que no se me reseque esta epidermis de melocotón que Dios me ha dado, y contemplando la luna entre las nubes me pregunto qué debe ser vivir aquí arriba siempre, con el cielo sobre tu cabeza, tan expuesto y tan vulnerable… no os creais que soy la única lombriz que se plantea estas cosas, hay muchas más. A otras, perdidas en ensoñaciones, las sorprende la luz del día y si hay suerte y el sol no pega muy duro pueden volver a la oscuridad, pero hay otras que quedan resecas y muertas pegadas contra el suelo, imaginando qué se yo, que son pájaros y surcan el cielo bien alto, allá arriba… felices quizás, pero muertas.
Yo hoy por hoy no me he dejado llevar por estas ideas de lombriz loca y no me ha sorprendido el sol pensando en tonterías, continuo surcando el universo inferior y sigo rezando por no prosperar demasiado para no plantearme demasiado, y si por fin consigo mi meta y me convierto en el Alien soñado, desear “que me toque Ripley, que me toque Ripley”, y no la banda de patanes que corretean en “Alien vs. Predator II”. Que no puede ser más mala por cierto, porque si fuese más mala la habrían declarado perjudicial para el consumo humano, atentado contra la salud pública o qué se yo…
Dios mio, lombrices haciendo críticas cinematográficas, ¿Dónde vamos a parar?…es que el otro día, entre excavacion y excavacion, me dió tiempo para ir un ratito al cine, ¿pasa algo?
Un abrazo a todos.


...en la foto, la teniente Ripley con su gato que se llamaba...que se llamaba... ¿como se llamaba el jodío y afortunado gato? ¿cuantos mininos querrían sentarse en ese pedazo de muslo de Ripley y que ella les rascase el pechito?

Miaooooooooggggg, Riiiipleeeeeeey.

lunes, enero 28, 2008

CANCIONES DE DESAMOR Y ESPERANZA ( I )




Me he cansado de decir y repetir aquí lo de que la vida, y por supuesto el amor, nos ayudan a redescubrir el sentido de canciones que antes nos eran indiferentes o simplemente nos sonaban bien y punto. Cuando estamos enamorados ( o desenamorados, si es que existe esta expresión ), las palabras dejan de ser meras palabras y se convierten en algo sólido que nos golpea en el pecho.

A veces solamente para recordarnos la inmensa dicha que estamos viviendo...

A veces para hacernos descubrir que el dolor sigue ahi, intacto, afilado y brillante...

...por esto ( a pesar de que un buen amigo me recomendó hace poco un título tan explícito como "Pa fuera telarañas", jaja )voy a inaugurar esta sección de Canciones de desamor y esperanza, porque son las canciones que me pide el corazón escuchar ahora, las primeras para recordar lo vivido, las segundas para mantener la ilusión y seguir mirando allá, adelante.

La primera en esta sección es, por supuesto, Laura Pausini, ¿quien si no?, estrenándome el asunto con una canción titulada "Dos historias iguales"...veamos que tiene que decirnos Laurita, que para estas cosas de amor y desamor viene a ser pues que diría yo, el oráculo de Delfos por lo menos, jaja... vamos allá:


Ella quien es, qué te dará,

En qué es mejor que yo,

Estoy buscando las razones,

Aunque algunas veces no hay razón.

Yo por ti, tu por mi,

Las cosas no nos fueron bien aun siendo asi.

Y una vida entera a mi no me vale,

Porque no se viven dos historias iguales,

Con los ojos me lo dices, no hables,

No vas a olvidarme.

Es difícil para mi intentar vivir y sonreír,

Sin abandonarme a la añoranza,

Sin saber a donde voy sin ti.

Yo por ti, tu por mi,

Ya no es la hora de hablarlo ahora o tal vez si.

Porque una vida entera a mi no me vale,

Porque no se viven dos amores iguales,

Recordar tu voz, pensar en tu nombre,

Sin desmoronarme.

Y una vida entera a mi no me vale,

Porque no se viven dos historias iguales, cada dia, cada vez, cada instante,

No vas a olvidarme, no voy a olvidarte.

Porque no se viven dos historias iguales,

Cuanto sol te puede dar sin quemarte,

Sin atravesarte.

Ya una vida entera a mi no me vale,

No sabré olvidarme del mas simple detalle,

De tus ojos que me dicen, ya sabes, que jamás se viven dos Historias iguales.


Como siempre, la versión italiana es mucho mejor, aquí queda el enlace para el que tenga tiempo de escuchar a Laura...yo diría que vale la pena, pero con Laura no soy objetivo, jaja.


Un abrazo a todos.

miércoles, enero 23, 2008

ENNIS DEL MAR HA MUERTO ( II )



Hace casi dos años ya ( Dios mio como pasa el tiempo ) publiqué una entrada con este mismo título. En aquella ocasión se trataba de un relato que escribí en plena fiebre post-Brokeback Mountain, durante la cual yo y otros amigos intentábamos prolongar a base de palabras las vivencias y los sentimientos que nos había provocado aquella película. Todo lo que la historia de los dos vaqueros trajo a mi vida lo he contado muchas veces ya: amigos únicos e inolvidables como no los tengo en mi existencia cotidiana; el hallazgo de la otra mitad de corazón que sin yo saberlo me faltaba, y que late ni más ni menos que en el hemisferio austral; y por último, aunque no por ello menos importante, me trajo el amor, AMOR con mayúsculas, como no creí poder sentir jamás.

Por todo esto, al encontrarme hoy con la noticia del fallecimiento del actor Heath Ledger, que daba vida al personaje Ennis del Mar, siento un dolor parecido al que puede causar la pérdida de un amigo muy querido. He vivivo tanto y tan bello en torno a la imagen de ese vaquero de sombrero blanco, ¡como no lamentar la pérdida del hombre que lo hizo realidad!...

No sé si sería lo que él hubiese querido de habérselo preguntado, pero me gustaría imaginar que le espera una eternidad de veranos en esa montaña donde yo le conocí, en compañía de un Jack Twist con quien olvidar continuamente el cuidar las putas ovejas...

Que en paz descanse.

viernes, enero 18, 2008

HE VUELTO



Un angel “returns”...como Superman, que tambien “returns” aunque hace algún tiempo ya, solo que yo he visto la película hace poco y de ahí la foto y de ahí que me vengan esas palabras a la cabeza. “Superman returns” no suscitó en mi ninguna profunda reflexión como no fuesen cosas del tipo: “¿porqué marca tan poco paquete Superman con sus supercalzoncillos rojos?” o “mmm, es mono, aunque estaría mejor si me dejase revolverle un poco la melena para hacer desaparecer ese horripilante ricito de la frente”...
...a decir verdad, no hay nada en este momento que me suscite profundas reflexiones, quizás no sea culpa de Superman. Mi Navidad ha sido intensa emocionalmente hablando y he quedado un poco hueco después de tanto desfase sentimental...o más que hueco, debería decir exhausto...¿desintegrado mejor?...no, consumido. Consumido en cenizas y ahora reinventándome a mi mismo con los restos que han quedado. Este reinventarme sigue un proceso similar al de la evolución de la vida en el planeta, en este momento estoy en fase protozoaria y apenas hago más que ingerir alimentos, expulsar residuos y experimentar pulsiones sexuales carentes de sentimientos, pulsiones encima insatisfechas que me tienen los cilios y los flagelos todo el día remolineando...
...la vida unicelular no está exenta de ventajas, pues uno nace con el principio budista de “vive el momento” inculcado desde el comienzo de su existencia ( y que me disculpen los budistas si me he inventado lo del principio ) pero esta frase, que recomiendan en muchos de esos cursillos espirituales para ayudar a la consecución de la estabilidad y la felicidad, es una máxima para las amebas, los protozoos y similares. Y yo ahora como protozoo, lo entiendo: no pienso en el ayer, no pienso en el mañana... como me decía alguien querido: “el pasado ya no existe, el futuro no ha llegado”, me limito a cumplir con mis funciones vitales básicas y dejo que las cosas sigan rodando...
... cáspita, casi va a joderme un poco cuando evolucione un poco más y pase a ser qué se yo, una lombriz o una mosca, esos ya tienen algo más de cerebro y ya se sabe, a mayor complejidad del sistema nervioso, mayor número de complicaciones en la existencia cotidiana...aunque conozco yo a más de un ser de dos patas de estos que andan en la cúspide de la pirámide evolutiva que han aprendido el sistema para utilizar al mínimo sus encéfalos y mantener actividades básicas durante toda su vida ( léase comer, follar, dormir y de cuando en cuando decir alguna barbaridad )... sí, tiemblo al pensar en los tiempos de progreso hasta volver a ser un mono pelón lleno de inquietudes interiores y con necesidades de cosas abstractas como el amor, la ternura y otras zarandajas.
Me pido seguir de protozoo hasta el final de mis tiempos.
Y si no queda más cojones que evolucionar y salir de este pacífico caldo primigenio en el que me encuentro, pues pido pasarme de largo el escalafón humano y convertirme en un angelito de verdad ( que es el equivalente al protozoo en cuanto a preocupaciones solo que con alas y plumitas en el lomo ). O en su defecto, pues en el monstruo de Alien, que es un bicharraco sin escrúpulos ni sentimientos que solo piensa en cargarse todo lo que tiene por delante con la mayor eficacia posible... oh cielos, dos años de blog y todavía no le dediqué unas palabras a la teniente Ripley y a su alienigena-mascota el alien, ¿será posible?Ya que nos ponemos, quizás en este estado mio de cosas lo que me convenga es ir al cine a ver “Alien vs. Predator II”, así tomo clases prácticas para mi eventual estado final evolutivo...creo que esta noche voy a tener fantasías calientes con Sigourney Weaver apuntándome con una metralleta y vestida solo con camiseta y braguitas, mientras yo chorreo babas ácidas y jadeo” “Frieme, Ripley, guau,guau...”
Madre mía, que arenga, tanta reflexión me hace temer que empiezo a abandonar el estado protozoario, mecagüen la leche...¿porqué lo bueno dura tan poco?
Un abrazo a todos.
PD: Ya recuperé mi ordenador, tengo algunas visitas importantes que hacer no tardando mucho...

lunes, enero 14, 2008

COMO SI NO NOS HUBIERAMOS AMADO

"Yo ayer he entendido que
desde hoy sin ti comienzo otra vez.
Y tu...aire ausente,
casi como si yo fuese transparente.
Alejandome de todo
escapar de mi tormento
pero me quedo aqui
sin decir nada, sin poder despegarme de ti
y eliminar cada momento que nos trajo el viento
y poder vivir
como si no nos hubieramos amado...
Yo sobreviviré.
No me preguntes como, no lo sé,
el tiempo cura todo y va a ayudarme
a sentirme diferente,
a que pueda olvidarte...
aunque aun es un poco pronto
y me quedo inmóvil aqui
sin decir nada, sin poder aburrirme de ti
y eliminar cada momento que nos trajo el viento
y poder vivir como si nunca te hubiera amado,
como si no hubiese estado así...
...y quisiera huir de aqui
quisiera escaparme...
...pero me quedo aqui,
sin decir nada,
sin gritarte "ven, no te vaysas,
no me abandones solo en la nada,amor"
Despues, despues vivire
como si no nos hubieramos amado...
Como si nunca te hubiera amado."

"NO DEJES QUE EL PASADO TE DIGA QUIEN ERES,
DEJA QUE TE DIGA QUIEN SERAS"

Hoy Laura Pausini pone las palabras, yo solo pongo el sentimiento.
Un abrazo a todos.

PD: ¡¡¡Mañana por fin vuelve el ordenador a casa...!!!

domingo, enero 06, 2008

REGALOS QUE IMPORTAN

No soy el primero que lo dice pero hoy lo voy a repetir.

Los regalos que importan, a menudo, no se pueden ver. No tienen peso, ni forma, no suenan si los agitas, no tienen aroma y a veces, no tienen ni voz.

Los regalos que importan casi nunca llegan en fechas especiales, caen sobre tu almohada cada mañana, un instante antes de que despiertes y cuando abres los ojos, están ahí.

Como si nunca fuesen a estar en ningún otro sitio. Como si fueran a estar siempre alli.

Caen sobre ti sin darte apenas cuenta, como lluvia suave en una tarde de verano, o como cae la luz sobre tus hombros los dias claros de invierno.

Los regalos que importan no tengo que nombrartelos, si miras en tu corazon los verás ahi, brillando de esa forma unica que nos hace atravesar el oceano de la vida con la mirada clara, una sonrisa y la frente despejada. Y si aún no los has visto, extiende la palma de tu mano vacía, piensa un momento...y ahi estarán.

Hoy tu y yo, sin mirarnos siquiera a los ojos, nos hemos dicho adios. Y aunque quizás cuando despierte por la mañana encuentre otras hermosas cosas, sé que me faltará uno de esos regalos, el que más me importa.

Qué puedo decirte...

Buen viaje y buena suerte, mi amor. Nada más.

Y a mis amigos, que durante este nuevo año no nos falte ninguno de esos regalos que llegan sin pedirlos y que son las cosas que de verdad importan.

Venturoso 2008 a todo el mundo.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo