jueves, octubre 29, 2015

EL CHICO DE OCTUBRE: YO, SUBDELEGADO DE MI CLASE



...¿como te quedas?

...

Yo, que me apunté a las clases de alemán en un intento no solo de mejorar mi alemán sino además de obligarme a salir de mi caverna y enfrentarme todos los días un rato con el mundo y sociabilizar sí o sí, ¡pues mira como me devuelve el mundo la jugada!

Que te conste que no he sido elegido en votación popular por ser el más simpático, el más entrañable o el más popular de la clase, ni por supuesto por haber presentado mi candidatura, no. Ha sido un poco a dedo y, tras un lapsus no demasiado largo de observación de mi entorno he llegado a la conclusión de que lo del "delegado" y "subdelegado" es mayormente un marrón que todo el mundo trata de quitarse de encima por las posibles obligaciones que le pueda suponer. Y esa banda de ratas mis compañeritos han hecho creo una especie de pequeño complot entre ellos y la decisión ha sido largarme el muerto a mi porque con mi cara de oveja muerta mansa uno puede suponer de antemano que soy el que menos va a protestar. La otra víctima es mi superiora, ¡la señora Delegada!: una criaturica de diecinueve añitos -la más joven de la clase- parecida a Penelope Cruz pero en canijo y que por falta de experiencia vital  todavía no termina de darse cuenta de que nos la han metido doblada a los más pardillos del equipo.

Que esto me pase a estas alturas de la vida consigue que me ría un poco mucho, sobre todo porque en  todo mi periplo vital -que a pesar de ser bastante más largo que el de la Delegada no me ha servido para espabilar en absoluto- nunca he sido elegido ni para bien ni para mal absolutamente para ninguna cosa que se te pueda pasar por la cabeza. Siempre he sido uno más entre todos los demás, el borrego más anodino del rebaño, y las pocas veces que alguien me ha hecho destacar ha sido para putearme y joderme la vida, cosa que afortunadamente hace mucho tiempo que no ocurre ya....

Total, que con esta respuesta que el destino está dando a mis acciones estoy temiendo apuntarme al gimnasio este mes entrante porque si la progresión es la misma ¿como puedo acabar"
...¿así?...


Esta canción que muestra un ejemplo de equipo insólito y sugiere resultados imprevistos me parece que puede ir bien aquí porque ¿quien sabe qué bueno puede salir de todo lo que te he contado yo aquí?

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo