jueves, julio 19, 2012

EFECTOS SECUNDARIOS



El mundo se desmorona:
J.A. mirando con ojos cándidos a Mme. Magaelie.
Mme. Magaelie frotándose los dientes con el dedo para quitarse el sabor de no quiero saber qué cosa.
Y ahí arriba el reproductor jodido porque Karen lleva un largo minuto diciendo:
"...BEGUNNN-crach-BEGUNNN-crach-BEGUNNN-crach-BEGUNNN..."
Tengo que tomar una decisión, o un puñado de ellas, y la primera es acudir a uno de los puestos de mando auxiliares y teclear la orden:
< capitan Angel > desactivating Carpenters-Mode
< computadora central > alabado sea el Señor
De pronto la música se para y quedamos envueltos en un silencio sepulcral, roto tan solo por los jadeos de la bruja y unos gemiditos más bien perrunos que emite J.A. junto a ella como un chucho esperando que le tiren la pelota.
"Bien, y qué quiere decir esto" pregunto sulfurado.
"Tranquilo" susurra Mme. Magaelie sin resuello "has actuado justo a tiempo, si llega a haberme echado el escupitajo en la laringe, a estas horas serías el único culo virgen de la astr..."
"No, me refiero a esto" y señalo a J.A. a cuatro patas junto a ella con un palmo de lengua fuera y visiblemente empalmado.
"Oh, esto es el efecto del supositorio, claro. Hojas de eucaliptus, ¿recuerdas?"
Como para confirmarlo J.A. deja escapar un pequeño y musical cuesco con aroma a vicksvaporub y continua con esa expresión canina en su bello rostro.
La hechicera se tapa la nariz para no aspirar la peste mentolada y continua
"Pada poned zu culo a tu dizpozicion...tu quediaz que hicieze ezo, ¿veddad?...yaaa, yaaa, ya ze lo que me vaz a decidd, que no vez que zu culo apunte en tu diddección, ¿eh?...bueno ha habido un pequeño pddoblema logiztico podque quien iba a penzar que mientddaz tu le metiaz el zupozitoddio el iba a tenedd zu chizme en mi boca..."
"¿quiere eso decir que quien tiene el culo de J.A. a su disposición por los siglos de los siglos es USTED y no YO?"
Mme Magaelie se destapa la nariz, olisquea y se encoge de hombros.
"No te preocupes, chico, eso lo revierto yo en un plisplas, ahora lo que importa es ir a detener a PataPollo antes de que.."
"Y si lo revierte en un plisplas, ¿PORQUE NO AHORA?" exijo pues no me veo capaz de cascarme el resto de la odisea con J.A. trotando tras la bruja en ese estado.
"Porque eso es absolutamente secundario, chaval. Lo importante es que gracias al eucaliptus embrujado el alien que lleva dentro ha quedado bloqueado, no va a meterle nada a nadie que no sea yo y no lo hará sin pedirme permiso. Ahora lo importante son las gallinas."
Entonces Madre mete baza, a favor de Mme. Magaelie, como no.
< computadora central > Comandante, sugiero seguir el consejo de la pequeña mujer, la situación en los gallineros energéticos comienza a ser desesperada...
"¿AH, AHORA SOY COMANDANTE? ¿QUIEN FUE LA LISTA QUE PUSO A PATAPOLLO AL MANDO DEL COTARRO Y ME DEJÓ A MI COLGANDO EN UNA PECERA FUERA DE LA NOSTROMO?"
"No seas infantil, comandante. Estas situaciones críticas requieren dejar a un lado los conflictos y motivaciones personales, debes proceder con profesionalidad y desapasionamiento" me dice la Mme en un tono casi maternal "¿Vas a tomar las riendas?...porque si no me veo que a este paso Madre te devuelve a la pecera y me deja a mi de capitana de la nave."
Veo a J.A. en cuclillas intentando rascarse una oreja con el pie y me entran ganas de pedir el traslado voluntario a la pecera.
"¿Es necesario que haga esas cosas?" digo señalándole con desaliento.
"Hum...son efectos secundarios de la pócima, creo, ya se sabe que en el mundo de la magia los resultados siempre tienden a ser un poco... azarosos...además ¿que esperabas? Si pretendes que alguien deje el culo a su disposición por toda la eternidad, esa actitud canina es la más coherente, ¡ha-ha-ha!...ahora vamos, cagando leches a los gallineros, capitán"
La bruja echa a correr, J.A. la sigue gateando a cuatro patas con un gracejo perruno que hasta un foxterrier envidiaría y yo logro reprimir mis repentinas tendencias suicidas para andar detrás de ellos, repitiéndome
"Todo va a salir bien...todo va a salir bien, ya lo verás"
Pero cuando casi me lo he creido J.A. lanza un alegre ladrido ahí delante y rompo a lloriquear como una nena desconsolada...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo