sábado, septiembre 13, 2008

PECES VIRTUALES


En mi nuevo navegador de internet hay un "gadget", un juguete por decirlo así, que consiste en un acuario virtual donde peces de mentira nacen, crecen y mueren, y mientras andas mirando esto o aquello también tienes que acordarte de ellos, echarles comida, mirar si todo va bien, aprovechar las ocasiones que se te brindan para introducir nuevos y hermosos especímenes , pensar en asuntos tan peliagudos como el oxígeno del agua, la superpoblación, qué se yo... un estrés, la verdad, pero vaya, no sé, ahora siento que tengo bajo mi responsabilidad a esos seres que no existen y que dependen de mi para que su irrealidad sea lo más agradable posible.

No quiero obsesionarme, pero cada poco tiempo miro su ventanita y les echo un vistazo, para ver como va todo en el "oceano fantastico". Caray, puedo poner hasta una tortuga... Pero no todavía, mi universo marino tiene que crecer y desarrollarse más, quien sabe que efectos desastrosos podría tener ahora una tortuga entre todos esos pequeñines...

No sé cuantos más acuarios virtuales tengo en mi vida, en cuantas cosas que no existen estoy poniendo mis esfuerzos y mis ilusiones, cuantos peces de colores falsos estoy empeñado en hacer crecer y salir adelante para darme cuenta luego que no son más que pompas de jabón que en cuanto las tocas, desaparecen como si nunca hubieran existido...

...pero joer, supongo que el que colocó el acuario no lo hizo pensando en que la gente se comiese la cabeza de esa manera, ¿verdad? Así que vamos a hacer la cena.

Y por supuesto, a echar de comer a los peces.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...