miércoles, mayo 17, 2017

SERIES QUE TE PERDISTE ( Y BIEN QUE HICISTE ): Por Trece Razones



Justamente ayer por la noche -bueno ahora ya han pasado un par de días más- terminé de ver el último capítulo de esta serie de trece episodios y por eso voy a plasmar a toda velocidad mis impresiones antes de que pase el tiempo y se me enfríen las cosas que me ha calentado ( o se me calienten las otras que me ha enfriado, como lo quieras ver )

La historia comienza así: 
Una chica ( Hannah Baker ) se ha suicidado...
, y para que a todo el mundo le conste que no se va por voluntad propia sino por lo mucho que el universo circundante la ha puteado, deja grabadas unas cintas de audio ( cassettes, sí, que creo que lo poco gracioso de la serie son los problemas que al principio tiene el protagonista para encontrar el modo de reproducir un medio sonoro tan anacrónico como ese ), cintas en las que se dedica a dar un repaso a todos y cada uno de los que le hicieron la pascua con la poco saludable idea de además de palmar ella, no dejar descansar al resto durante una temporada.

Vale que ese "resto" resultan ser -unos queriendo y otros sin querer- una banda de cabrones de mucho cuidado que si son una muestra representativa de la generación que se va a hacer con las riendas del mundo dentro de unos pocos años, pues ¡que no te pase nada, Mundo!
Cuando el espectador entra en toda esa movida, quien acaba de recibir las cintas es Clay, un muchacho socialmente bastante inadaptado con el atractivo de un gato espachurrao, también mucho más sensible que el resto y para el que empezar a escuchar las cintas de Hannah supone un revolcón vital de tres pares de cojones.

Realmente es complicado hacer ningun spoiler de la serie porque ( uno ) ya sabes como muere la prota - porque no, Dorothy, no es todo un sueño del que todos van a despertar para luego ser felices para siempre- y ( dos ) ya sabes que todos sus compañeros de instituto son unas ratas y los responsables directa o indirectamente de su muerte, por ello poco más te puedo decir aparte de esto.

Que a pesar de retratar el lamentable universo adolescente americano, se sigue con relativo interés.
Y que te termina dejando un cuerpo malísimo, porque a pesar de que a lo largo de los capítulos la amiga Hannah te acaba pareciendo un poco histriónica y cargante, la escena de su suicidio transmite unas sensaciónes de soledad, vulnerabilidad y tristeza tan grandes que de verdad logró herir mi sensibilidad.
¿Que conclusiones sacar?
Pues que por si no lo sabías ya, aquello de "Homo homini lupus" ( el hombre es un lobo para el hombre ) es una verdad como un templo y la situación que se retrata aquí -la vida de Hannah antes de marcharse al Otro Barrio- es una muestra de como eso es una realidad tanto a grande como a pequeña escala.
Con esta carica se pasa la pobre Hannah toda la serie

Que es improbable que los nobles mensajes que la serie intenta transmitir ( eso de "hay que querernos más unos a otros y cuidar más de los que están a nuestro lado" ) llegue a calar en la presupongo escéptica audiencia adolescente, que van a decir "ay pobre chica" pero van a seguir haciendo corro en el patio mientras la macarra de turno le pega seis tortas a la gorda de la clase y encima van a grabarlo con el movil par mandárselo a sus amiguitos  
Y que yo , humano insolidario donde los haya, me pregunto porqué tengo que amargarme los días con estos rollos que a mi ni me van ni me vienen porque superé la adolescencia hace tiempo -ah,¿que no lo sabías? ¿me echabas menos años?...bah, tontorrón, lo dices para halagarme- y porque tampoco tengo vástagos que me puedan dar esos problemas.
A cambio, pues decirte que con este material podrían haber explotado un apestoso lado lacrimogeno hasta límites vergonzantes y sin embargo todas las emociones de los personajes se muestran tan contenidas como creo yo nos ocurre en la vida real a los seres humanos, y cuando terminan por salir es de una manera natural y nada excesiva, esto es: hay más sensibilidad que sensibleria. 
Y que quizás justo por eso hay ratos en que te darían ganas de poder echar el reloj de Hannah atrás y conseguir que las cosas no terminen como desde el principio sabes que terminan... jodido mundo real...

¿Mi valoración?
Pues aunque llame la atención -como dicen los expertos- sobre temas importantes y graves como el "bulling" en los institutos, esto no deja de ser una película de antena 3 de las de los domingos por la tarde pero en versión maxi, y por ello la voy a dar un....

7

Y si alcanza el notable es más por lo sorprendente que me parece el que haya conseguido retener mi atención durante trece capítulos con tan poca sustancia.
 Pero mira, por la perspectiva ¡nefasta! que da del mundo homosexual sacando a una lesbiana que es malísima, cobarde falsona egoista y mas mala que la tiña, y un gay que es un listillo narcisista arrogante y carente de escrúpulos representante de la más mala de las maricas malonas,

...solo por eso le voy a bajar la nota a un...

6

...que no todo el personal que prefiere mantener relaciones con gente de su mismo sexo es tan hijoputa, caray, si hay que ser realistas vamos a serlo para todo.

Luego resulta que aunque la serie tal cual concluye queda a mi entender perfectamente rematada, los guionistas han hecho "el pequeño esfuerzo" de dejar un par de cabos sueltos "por si acaso", y es probable que este culebrón que no necesitaría ni una palabra más añada otra segunda temporada del todo innecesaria. A no ser, claro, que se plantease el amanecer zombi, Hannah se levantara de su tumba hambrienta de cerebros y se tomase cumplida venganza de todos sus compañeritos del colegio...
...pero me temo que va a ser que no, ¿eh?
Así que por pretender caer en el rollo interminable y ponerse a explotar el filón como todas las demás series, demostrando que a pesar de esas ínfulas de sensibilidad y compromiso social esto no es más que otro negocio para sacar pasta y van a ser capaces de estirar la historia hasta reducir el mensaje al ridículo, la nota se  le va a quedar  en un,,,

5 PELÓN

Y por último el que creo es un error garrafal: los  chicos o chicas que sufren el acoso escolar NUNCA tienen ese hermoso aspecto de heroína romántica que tiene Hannah Baker. Las víctimas suelen ser  personas que a sus escasas habilidades para interactuar socialmente añaden un aspecto físico nada atractivo. En la vida real a Hannah le irían mucho mejor las cosas porque como hemos dicho muchas veces, para los guapos el mundo es mucho más sencillo. Es triste pero Hannah hubiera sido más creíble siendo mucho más vulgar, entendiendo por vulgaridad esa neutralidad y normalidad en la que el noventa por ciento de la Humanidad nos movemos. Y es que chica, por lo que podemos ver en la serie Hannah era la más guapa de  su instituto ( ¡si son todos más feos que ella! ) y en condiciones normales - y creibles- eso la convertiría en una privilegiada y no todo lo contrario. En definitiva, que  creo que el/la acosado/a por lo general no tiene ningún glamour y por eso la actriz que hace de Hannah no me da la mayor parte del rato la imagen apropiada.
Seguro que hay por ahí un montón de actrices jóvenes poco atractivas fotogénicamente pero muy validas en su trabajo que podrían haber interpretado el mismo papel pero ¡aaah!, entonces no iba a salir un producto tan vendible como este, ¿no?...

...¿que igual me equivoco? ¿los guapos/as también pueden sufrir bulling?...es probable, pero lo que es seguro es que poniendo en el papel de Hannah a una tía buena en vez de a una flacucha gafotas con granos, lo que se consigue es "vender" más. 
Conclusión :


Y no sigo que a este paso acabamos en grados bajo cero.

Con estas referencias tuya es la decisión de conocer la historia de Hannah, a sabiendas de que:

TE INTERESARÁ

...si tienes hijos/sobrinos/nietos en la edad del pavo y te da por plantearte a qué mundo hostil se enfrentan cuando salen de casa y se van al instituto.
...si te molan los dramas existenciales realistas y bajoneros.
...si simplemente te da curiosidad morbosa ( que enfermos los hay en todos los niveles  de la vida, jaja )

...y NO TE INTERESARÁ

...si te gusta ver chulazos. Ni un tío bueno, que manda huevos, oye.
...si te gusta la acción, la fantasía o simplemente evadirte de la puta realidad viendo cosas en la tele.
...si no te van los dramones
...si tienes un poco más de sensibilidad que una cucaracha de tamaño medio porque te vas a involucrar a tu pesar en la movida de "Los últimos días de Hannah Baker", le vas a dar alguna vuelta al tema como me ha pasado a mi y lo vas a pasar (entre comillas) mal.

Como banda sonora apropiadísima para rematar esta entrada bajonera aqui te dejo esta canción que aunque es una canción de amor ( o desamor ) me ha parecido que venía muy bien, en parte pensando en el daño que la gente puede llegarnos a hacer cuando dejamos nuestro corazón a su entera disponibilidad y en parte porque Katie cuando canta hace pensar en una chica de alma triste, como creo que resultó ser la prota del post de hoy:



¿Qué más quieres?

Sigue sufriendo, que todavía es miércoles...


El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...