domingo, julio 10, 2011

TRAVESÍA DEL OCEÁNO INTERVACACIONAL ( dia 9 )


Dia 9: La vida como capitán de barco navegando en aguas indómitas y desconocidas no es sencilla, y cuando llega el momento de ordenar a los muchachos que vuelvan a ponerse sus minúsculos bañadorcitos y regresen a bordo para comenzar la faena para nuestra partida nocturna, pues qué quieres que te diga, se le parte a uno un poco el corazón porque son felices como cachorros correteando por la arena y jugando al corre-que-te-pillo y al tu-la-llevas. Han pasado la cálida noche de sábado entregados a sus travesuras mientras mi segundo y yo nos mirábamos a los ojos en el interior de mi camarote y dejábamos caer lentamente una prenda tras otra...
...pero bueno, a lo que vamos...
El clima:......sopla aire a ratos pero la temperatura es fantástica, y estamos prevenidos para pasar mañana un día de calor.
El corazón: La relación con mi segundo de a bordo dista mucho de ser platónica, me hace ver estrellas y constelaciones al completo encerrados en un cuarto bajo techo, así que, ¿qué contar del corazón?
Moral de la tropa: Siempre que toca zarpar, se ponen un poco chuchurríos y si no ahí teneis al Genaro, un poco depre unas horas antes de hacernos de nuevo a la mar:

¿En qué pensará este chico poniéndose de esa guisa en cubierta tal y como anda de revuelta la tripulación?

En cuanto a la canción del día, que por lo susurrante y sensual debió ser banda sonora de mi cena privada con el segundo de a bordo, queda este tema de Ive Mendes con vistas del atolón de Chuchuguakú antes de nuestra partida...


"If you leave me know, you'll take away the biggest part of me
ooooh, I know, baby please don't go"

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo