martes, enero 05, 2016

VÍSPERA DE REYES. reflexiones inconexas

El mío era Melchor, pero en este caso voy a quedarme con el de en medio
sea el que sea

Para lectores no residentes en la península: esta noche pasarán por los hogares católico-apostólico-romanos españoles los mismísimos Reyes de Oriente, a completar el trabajo que el gordito del traje rojo dejó sin hacer en Nochebuena. 
Si me queda algo de espíritu navideño a estas alturas de la vida ( que aunque te pueda parecer lo contrario en realidad me queda bastante poco ), hoy es el día en que más consigo recuperarlo para disfrutar la fecha: me encanta regalar cosas y me encanta buscar la sorpresa y el gesto así como de maravilla. Esto muchas veces no es cuestión de gastarse más o menos dinero sino de conocer bien a la persona para acertar en el detalle que va a conseguir hacerla feliz. No es fácil, claro y si te lo tomas con interés puede ser un auténtico coñazo pensando en lo intransitables que se vuelven los comercios en las fechas navideñas.Yo tengo la ventaja ( ¡o no, no sé! ) de contar con muy pocos seres queridos a los que buscar el regalo perfecto y entonces  lo disfruto no como una obligación, sino como un pequeño divertimento, casi "un placer".

Cuando era pequeño era aún mejor porque entonces no tenías que hacer nada, solo dejarte sorprender, y mis padres cumplían a la perfección con toda la coreografía precisa para el asunto: nos acostaban pronto haciéndonos dejar antes una botella de cava y unos polvorones para dar de beber y comer a los camellos.Luego se iban a un gran baile que se organizaba en el "Casino" de la ciudad y allí estaban meneando el esqueleto, agujerando las alfombras a golpe de taconazo y tomando champán hasta las tantas de la madrugada y después......¿hay algún lector menor de edad firme defensor de la existencia de los Reyes por ahí?....bueno, por si acaso sólo diré que cuando mis papis volvían a casa los Reyes Magos todavía no habían pasado pero al levantarme yo ¡el primero! a las siete de la mañana a ver si los regalos ya estaban allí pues oye,¡los regalos en efecto estaban!, la botella de cava había desaparecido y mis papas estaban en la cama con una resaca de puta madre muchísimo sueño suplicando que nos volviésemos a la cama un rato y retomásemos el asunto a una hora más civilizada, como por ejemplo a las diez o las once de la mañana.

Y con todo eso al final este día, a pesar de ser el que marcaba el final de las Navidades y señalaba la vuelta a todas las obligaciones que habías olvidado momentaneamente,... pues ¡era sorprendente!, divertido y a su manera un poco mágico. Porque cuando la gente se empeña un poco en conseguir que la otra gente que les rodea sea un poco más feliz a base de pequeños detalles que les arranquen la sonrisa, pues el buen rollo fluye y la magia, la de verdad, se hace presente.
...
¡puaj!
...
No sé que me ha pasado ni porqué estoy así de ñoño, de veras. Creo que todavía estoy bajo los efectos secundarios de acabar de ver "Encantada: la historia de Giselle", un pastelazo bien terminado en el que lo mejor ( no por sus capacidades interpretativas sino por sus atributos físicos ) ha sido Patrick Dempsey...

¡No lo soporto, qué guapooooooooo!

...Patrick no me pone precisamente ñoño pero el pobre estaba ahí en medio de este proyecto cinematográfico supongo que tratando de sacar un dinerillo para pagar las letras del piso, y gracias a él la cosa al final ha cogido cuerpo, enjundia y sustancia  tal y como sucede cuando tu madre le echa un hueso de jamón a un caldo aguachirlis para hacerlo contundente y apetecible.

Total, dejando a Patrick aparte ( en el dormitorio para luego ), la tradición dice que si has sido un buen chico/a este pasado año esta noche Sus Majestades se acordarán de ti de uno u otro modo, y si no lo has sido...¡ah, pues que te quiten lo bailao, jajaja!.
Si no fuiste del todo bueno/a y no esperas regalos, yo te dejo esta cancionaza para que no te quedes sin obsequio y porque la travesura, la transgresión y el moderado gamberrismo hay que promocionarlos, hombre, porque si no, ¿qué coñazo de mundo sería este?


¡Feliz día de Reyes a todos!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...