domingo, septiembre 16, 2012

FINAL DE TEMPORADA


Hoy finalizaba la temporada de piscina.

Ha sido un día caluroso pero el cielo ha estado mayormente nublado, y eso por un lado incrementaba la sensación de calor y por otro ponía todo alrededor de un tono un poco más triste. Aún así hemos estado allí, dispuestos a apurar hasta la última gota de verano, porque el día que se cierra la piscina nos parece más el principio del otoño que la propia fecha que está estipulada. 
Y claro, hemos divagado sobre si este verano ha sido un verano aprovechado, lo que hemos vivido intensamente y lo que nos hemos perdido.
Yo no lo he dicho en voz alta pero en unos cuantos aspectos sí que tengo la sensación de haber vivido un verano de pérdidas. Quizás pequeñas pérdidas nada más, pérdidas necesarias para ayudarte a darle el justo valor a lo que tienes todavía entre las manos...pero sí, la palabra es pérdida.
Y ahora que todo el mundo alrededor parece volver a arrancar para meterse en el invierno y cruzar estos meses de oscuridad a toda velocidad, vuelvo a tener el deseo de apuntarme a algo, de meterme en algo, subirme al lomo de alguna cosa que vaya muy deprisa y me ayude a alcanzar el siguiente verano.
Es pronto aún para decirle adios a éste, a quien hemos despedido hoy agitando el pañuelo desde el muelle como se hace cuando parten los grandes transatlanticos, con lágrimas en los ojos y una lluvia de papelitos dorados cayendo sobre nosotros. Todavía no se ha ido del todo pero he mirado al cielo y para confirmalo ahí estaba otra vez...


La jodida luz de otoño...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...