miércoles, marzo 15, 2017

OTRO MICHELIN AL CINTO: COBO VINTAGE 2 ( ¡y la Kati Perri! )


Finales de Febrero, una noche muy buena ( si tenemos en cuenta en donde estamos y qué época del año atravesamos ) y allá voy dispuesto a satisfacer el último capricho que quiero darme: visitar de nuevo el restaurante Cobo Vintage -cuya primera visita ya tuve la ocasión de compartir contigo AQUI -, ahora que ha conseguido el flamante estatus de ser el primer restaurante de la ciudad con una estrella Michelín.
¿Qué con quien?
¿Y con quien va a ser? ¡Pos con mi Sex-Machine, esa perfecta y bien engrasada maquinaria diseñada para el placer cuya sola visión consigue que me ponga a babear cual cachorro a la vista de una salchicha...

No es él pero es casi-casi así 😍

...¡y si, otra vez yo soy el afortunado!: el equivalente al gafotas flacucho de la clase que siempre tiene que salir por patas del colegio para que no le metan cabeza abajo en un cubo de basura y luego cuelguen el video en el yutube...el mismo que en las películas de miedo tiene planeadas al detalle las horribles formas de cargarse a todos los guaperas chulánganos de la clase ( con deliciosas vejaciones sexuales previas incluidas, eso sí ) pero cuyos maléficos planes nunca termina de concretar porque en el fondo es un...


...hombre pacífico, sensible, y que no pierde la fe ni la esperanza en la bondad de la raza humana.

Pues ese mismo yo...¡ahí está, otra vez, de novios, viviendo en los paraísos del amor y ni más ni menos que con Sex-Machine!
¿A que no te lo crees ni tú?
Es que ni yo  mismo a veces me lo creo...


Con estos buenísimos preliminares solo se podía esperar una estupendísima experiencia y...¿qué es lo que sucedió?...
Pues te lo cuento en este fascinante capítulo titulado...

AMOR, LUCES Y SOMBRAS EN EL COBO VINTAGE



(En lo sucesivo los comentarios en "cursiva" irán de la mano de nuestro experto Chicharrillo Pérez, que puntualmente te abstraerá de la apasionante historia para dar los importantes y necesarios apuntes  gastronómicos)
...dicho esto vamos al lío , empezando el menú con los...

BOCADOS

Tras una agradable bienvenida y nuestro emplazamiento en una confortable mesa para dos donde podrían comer cuatro, Sex-Machine y yo quedamos frente a frente a una distancia que mis impulsos lascivos consideran demasiado grande...¿podré sacar mi pie del zapato y en algún momento de la cena posar los deditos de mis pies en ese horno incandescente que es la entrepierna de mi Sex-machine?...¿tendré la pata tan larga?
Sex-Machine, ajeno a mis concupiscentes pensamientos, se rasca la barbita y sonríe seductoramente, consiguiendo con ello el primer charquito de humedad en mis zonas bajeras...caray, ¿me he acordado de traer calzoncillos de repuesto?,,,

 1 - Snack N 623
Resultado de imagen de snack N623

2 - Airbag, crema de nata agria, pancenta curada
y aceite oliva virgen extra:


3 - Bombón de pato y naranja:


4 - Croqueta melosa de leche fresca de vaca:


...dicen "bocados" y son realmente bocados, nada que pueda echar ni una pizca de carburante a la espléndida maquinaria que pone en funcionamiento a mi Sex-Machine. Cuando nos comemos nuestra respectiva croqueta cada uno y me contempla con expresión inescrutable, alcanzo a decir:
"Se  ha quedado algo escueto, ¿no?"
Sex-Machine se rasca la barbita, me mira con ojos soñadores y dice:
"Bueno, si salgo con hambre ya me darás después tú el postre, ¿no?..."
"¡Oh sí, groarrrrrr!" suspiro como una leoparda calentorra y mi trasero comienza a removerse inquieto en la silla  repentinemente necesitado de una bolsa con hielitos...

La opinión de nuestro experto Chicharrillo Pérez: 


Glugluglugluglu...me he quedado más frío que un salmonete cocinado a baja temperatura.
El "snack N-623", homenaje a la carretera homónima que une Burgos con Santander y que enlaza simbólicamente los dos orígenes de las influencias del chef, pues resultó tan impersonal que no me acuerdo de si me gustó o no...
El "airbag"...vaya, tiene un pase pero sigue siendo efímero...
El bombón de pato ¡suena a algo tan mascado!....¿pero qué le han hecho los pobres patos al mundo de la cocina?...
Y la croqueta, lo más de toda la vida pero también lo mejor...¿una croquetina por persona? ¡pero si eso es poco hasta para un merluzo como yo!
Total, a los bocados, les voy a poner un....

5


COMENZAMOS
( 2ª parte del menú )

Ostra Guillardeau, manzana, pepino y apio:

Dibujo explicativo de lo que sentí al leer "ostra"

...qué le voy a hacer, cada vez que oigo la palabra "ostra" experimento el deseo de salir corriendo porque tras su ingesta suelo terminar con la cabeza metida en el retrete durante horas. ¿Alergia?...nolo sé...sin embargo mi galante Sex-Machine se ofrece a zamparse la suya y la mía y, si él me lo pide, ¿qué voy a hacer yo? 
"¿No te molan los bivalvos?" pregunta con esa sonrisa de actor-hollywoodiense que causa el desplome instantaneo de todo tipo de prendas íntimas a su alrededor.
"Las ostras no." murmuro y luego pensando que es el momento de poner una nota de humor elegante añado " Y las almejas ni te cuento, jijiji."
No sé si capta el doble sentido del asunto ( caray, ¿no hicieron en "Espartaco" un chascarrillo parecido? ): se limita a relamerse como un gato satisfecho tras la segunda ostra y cuando veo su lengua repasar esos morrazos diseñados para actividades deshonestas he de excusarme y levantarme para ir al WC a meter la cabeza bajo el grifo de agua fría...

Alcachofa confitada con guiso de conejo de monte
y suero de leche:


A mi regreso ya están las alcachofas sobre la mesa y mi partenaire contempla la suya con ojos pensativos. Yo no soy muy alcachofista ni tampoco muy conejero, pero el lapsus de la ostra y la escasez de los entrantes me hacen olfatear el plato con avidez. No obstante el gesto de prevención de Sex-Machine me hace contener mis ansias y pregunto:
"¿Pasa algo?"
"Hum. No me va mucho el conejo" dice muy serio.
Yo consigo reprimir un chiste que hubiese sido redundante después de mi brillante "instante-almeja" y me limito a decir:
"Bueno, un conejo al año no está mal. Por aquello de no perder la costumbre, ¿no?"
Mi Sex-Machine se despepita de la risa.
¿No es un sol?

Papada ibérica con escabeche yodado, algas de litoral
y mejillón de roca


Mi primera impresión es que a la papada ibérica las algas marinas le sientan tan bien como a un cochino una máscara de buceador, pero no quiero pecar de inculto y digo como si disfrutase:
"Cáscaras, que mezcla de sabores tan interesante, ¿n'est-pas, mon cherie?"
Sex-Machine no repara en mi alarde polígloto, se zampa la cosa en dos bocados y después murmura con aire triste:
"Tengo hambre..."

Pochas guisadas con producto del mercado:


Caramba, con el guiso de cuchara hemos recuperado la alegría de vivir,. Mojamos pan, lanzamos exclamaciones de satisfacción y mi SM totalmente recuperado del momento alcachofa me susurra picarón:
"Come, come, que cuando salgamos de aquí te voy a dar candela de la buena"
Se me ocurre que es el momento de estirar la pierna para ver si alcanzo con la punta del juaneteel paquetón de Sex-Machine: hago el amago, me estiro demasiado, mi culo pierde contacto con mi silla y tan solo unos antebrazos vigorosos como los míos consiguen mantenerme en superficie y no desaparecer bajo la mesa con un bochornoso estruendo.
No obstante la maniobra consigue hacer levantar una ceja a SexMachine.
"¿Ocurre algo?"
"Caray, menudo corrimiento de tierras" aventuro intentando disimular "¿no lo has notado?"
SexMachine me contempla con gesto indulgente como si yo fuese un cachorro travieso pero entrañable y eso... eso es bueno, ¿no?

Chicharro marinado con jugo de sus interiores
y un toque a la brasa:


Tengo recuerdos muy poco halagüeños del chicharro de mi infancia, me viene a la memoria un bicho lleno de espinas y que sabía mucho a pescado ( "¿y a qué iba a saber, so animal?" ), después de la ostra creo que este es mi siguiente punto negro del menú, y sin embargo...
"¡Cojones, que bueno!" exclama mi SM con una contundencia y claridad que no pueden expresar mejor mi sentimiento chicharril del momento.
...¡es que es verdad, está super bueno!
¿Debería aprovechar para introducir alguna picardía en plan "me muero por comerme tu chicharro" por no dejar que la cena pierda tensión sexual? Tras el bochornoso momento-seismo me decanto por la prudencia, emito un "ju-ju-ju" más propio de  un claustro de monjitas que de una cena con elevados niveles de tensión sexual, y nos dedicamos a apurar los chicharros.
Cada uno el suyo, sí, luego en privado ya veremos.

Presa de bellota, ajo negro, té y torta de maíz
con brotes a la mostaza

Siento reconocer,, a pesar de mi espíritu vegano, que mis últimas esperanzas de dejar bien alimentado y listo para la acción a Sexmachine se amparaban en el plato carnívoro, y creo que las suyas también porque a la vista del plato puso aquellos ojos del que espera un chuletón y se encuentra un muslo de pollo hervido.
Sexmachine mastica, me hace un pucherito, y empiezo a lamentar no haber tenido la idea de llevar un bocatin de chistorra en el bolsillo por si las moscas...

De nuevo la reputada opinión de nuestro experto Chicharrilo:


Glu, glu y recontra glu.
Mi temperatura continúa al nivel de un chicharrillo antártico.
Pasando por encima de la ostra, hay que decir que los platos "innovadores" ( la papada -de la que ya vamos sobraos como para encima echar más leña al asunto- y la presa ), no tienen nada memorable y pasan desapercibidos por la boca y la memoria -de pez-.
En cambio, los guisos como más tradicionales -las pochas y el chicharro- hacen desear tener más pan y si tienen una pega es que una vez más se quedan tirando a cortitos.
La alcachofa, que es lo que queda a mitad de camino entre la novedad y la tradición, también muy respetable, aunque por cantidad casi debería haber estado incluída en la sección "bocados".
Gracias a la virtud de los platos de tradición, la propuesta de menú salva un poco la ropa y la valoración de esta parte va a ser un....

7


PREPOSTRE, POSTRE, ¡Y NOS VAMOS!

Panna cotta cítrica e hinojo:

La panacota es en efecto una cosa muy cítrica y muy fresquita, que consigue hacer preguntar a Sexmachine esperanzado si ya hemos acabado con los entremeses. 
Entonces aparece el chef, ese elegante y carismático Miguel Cobo...


...que tras preguntarnos si todo nos iba gustando, trata de relajarnos diciendo "tranquilos, ahora solo os falta el prepostre que es un rollo a modo de sorbete para hacer la digestión y luego nos metemos de cabeza en el postre propiamente dicho".
Como es un tío tan guaperas y tan fardón casi que da pena preguntar al muchacho si no tienen previsto un plan de emergencia estilo huevo frito  con patatas o pepito de lomo con pimientos para comensales insatisfechos, 
Veo que Sexmachine también se corta pero evidentemente se ha quedado con más hambre que los pavos del Manolo y me empieza a entrar un poco de depresión...

POSTRE:
Falsa cereza con helado de queso y mango


El postre no me dice mucho -no sé si mi estado de ánimo influirá en la apreciación- hasta que mi SexMachine ¡que es un sol! decide levantame la moral: en algún momento se descalza y gracias a tener la pata más larga que yo consigue tocar con su dedo gordo mi paquete justo en el instante en que introduzco en mis fauces la mitad de la falsa cereza.
Lanzo un resoplido, la cosa sale disparada hacia el frente, mi Sexmachine la esquiva habilmente e impacta sin más consecuencias en la americana de un señor bajito que está una mesa más allá.
"Pero ¿cómo eres tan cochinote?" me reprende afectuoso pero yo ya estoy más ardiente que la lava del Vesubio, levanto un dedo para pedir la cuenta y me concentro con felicidad en lo que me espera de "post-postre"...ah, el amor, habiendo tanto "LOVE" ¿qué experiencia gastronómica buena, mala o regulera es capaz de echarte a perder la noche?...

La evaluación final de nuestro técnico Chicharrillo:

Glu...glu....y más glu.
Tras un prepostre correcto pero algo superfluo ( porque el papeo no fue para tanto ) y un postre regulero en el que los helados están buenos pero la "tierra" esa o como se llame de frutos secos se lleva por delante todo lo demás, no me queda otra que ponerle otro...

6

...al remate de la cena.
Contando que a la atención y al servicio voy a ponerle un...

9

...porque la verdad es que el personal de sala era amabilísimo y el servicio fue super-fluido y sin esperas de ningún tipo, pues 9+6+7+5 son 27, la nota final para el Cobo Vintage-Estrella-Michelín va a ser de un...


...una nota bastante corta si vas a ver, pero es que le está muy bien, recontraglús, porque parece que cuando uno visita un sitio con la estrellita de marras espera como mínimo que le sorprendan y que no le dejen indiferente...
Y el Cobo Vintage me dejó un poco así...


Ahora, ¿alguien tiene la bondad de depositarme en una extensión de agua lo suficientemente amplia como para perderme de vista un rato y perder de vista también a tanto humano?
¡GLUGLUGLUGLUGLU!...

Para quitarte el mal sabor de boca tras tanta tontería culinaria, ( y cumpliendo con la tradición de esta casa de acabar con unos instantes musicales ) te voy a poner el video de la nueva canción que más me encanta en este momento que es la de....

¡¡¡KATY PERRY!!!

...que la Perry es muy idem y tiene una estupenda vista comercial para conseguir sacar cosas como esta que de primera mano entran por la oreja tan bien y que se te quedan pegadas al oído durante mucho tiempo. Para el video se ha inspirado en una antigua serie de dibujos animados titulada "Los Supersónicos"...


...en concreto en el personaje de la futurista ama de casa ( o eso me ha parecido a mi ), una señora que no sé como se llama porque yo esta serie la conozco solo por las colecciones de cromos de mis hermanos pero nunca he llegado a ver un capítulo real.
Que no soy tan mayora, zorras.


La canción me encanta pero muchísimo, y me encanta también este video con esta inspiración tan cachondona en un mundo super-feliz que en el fondo-fondo tampoco lo es tanto.
Espero que a ti también te guste y que sepas apreciar AHORA que la escuchas de primeras la melodía y el mensaje subliminal -que tenerlo también lo tiene-, porque te aseguro que para cuando llegue el verano vas a haber acabado de la canción y de la Kati Perri hasta los mismísimos cojones, que diría mi Sex-Machine:


¿Algo más?
¡Pero qué más quieres por este precio!
Que tengas una muy feliz semana...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo