sábado, agosto 26, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS - FINAL



FINAL

Roxanne detiene despacio el coche frente a la casa de la familia de Ray. Es una barriada de edificios modestos, la mayoría como este, una casa unifamiliar con dos pasos de jardín en la parte delantera y las fachadas descoloridas por el paso del tiempo sobre ellas.
La mañana es blanca y azul, un poco fresca para ser final de Agosto. Sobre nuestras cabezas chirrian las golondrinas.

- Es el momento, Joe. Llevas cuatro años esperándolo -susurra mi amiga. Aprieta mi mano un instante y añade- Debes ir tu solo. Yo te espero aquí, ¿vale?

Me he puesto una camisa blanca recién comprada y unos vaqueros limpios. Roxie dice que estoy guapo pero...

- Tienes razón -digo- Vamos allá. Si me espera, bien y sino, adios Ray, tengo una vida por delante que disfrutar...

- Así me gusta. A por él entonces -contesta ella y me muestra el puño con el pulgar hacia arriba en señal de buena suerte-.

Cruzo la calle como cruzó Maria Antonieta el camino hacia el patíbulo, es decir, cagado de miedo. Apenas toco la valla de madera se desencadena una algarabía de ladridos furiosos tal y como si se hubiese disparado una alarma electrónica.
Cielos, quien es ese perro-barriguitas que viene hacia mi...

- Jacko -digo en voz baja-.

Jacko se detiene en seco, olfatea el aire entre nosotros y su rabo empieza a agitarse... noto mis ojos humedecerse una vez más...

- Joder, Jacko... estás hecho una bola...

Increible. El pequeño Jacko se arranca en otra catarata de ladridos alborozados y empieza a saltar intentando pasar la valla y lanzándome lametones.

- ¡Mi chucho!...¡Cachorro bonito!...

En plena manifestación de amor canino oigo abrirse una puerta y alguien dice:

- Eh, chico, Jacko, ¿qué pasa?

Levanto la mirada y ahora no hay forma de retener la emoción.
Es Ray que sale al porche de la casa con unos vaqueros y una camiseta, está descalzo y tiene el pelo alborotado.
Se detiene en seco al verme.

-...Joe...

Me encojo de hombros y suelto a Jacko.

- He vuelto... No sabía vivir sin ti, ¿recuerdas?

Veo brillar sus ojos.

- Puto Joe...

Salta los tres escalones y le veo correr hacia mi como en cámara lenta, pienso que va a sacudirme pero en su lugar me aprieta contra él hasta dejarme sin respiración y estrella su boca contra la mía, giramos como dos locos por el pequeño jardín besándonos, arañándonos, su boca me sabe a café, a sueño y por debajo sabe a nostalgia, a amor, a pasión, a deseo, su boca sabe a palabras, su boca me dice "no he sabido estar sin ti" y yo me aferro a ella incapaz de hacer otra cosa más que respirar e intentar que mi corazón no reviente de felicidad.
Cuando ese enloquecedor beso termina, los dos tirados en el cesped jadeando, resoplo:

-....entonces... me has perdonado...

- No me jodas...¿crees aún que no te he perdonado?...¿que tengo que hacer para demostrártelo?...

No puedo creer estar así, pasando mis dedos por su cabello rubio, volver a ver como el color de sus ojos se enturbia por el deseo. paso la lengua por su labio inferior resoplando como si acabase de correr los cien metros lisos, mientras aferro sus nalgas y le aprieto contra mi. Podría follármelo allí mismo. El deja resbalar mi lengua entre sus labios entrecerrados y dice,tal cual dijo hace una eternidad:

-...como me pones, Joe...

Como en un segundo plano muy lejano escucho a alguien, quizás el padre de Ray gritando ("...notevoyaconsentirqueenmipropiacasate...")...es solo ruido de fondo. Ray me besa una vez más, se levanta y entra en la casa. Parecen solo segundos lo que paso tendido boca arriba viendo desfilar despacio las nubes blancas sobre mi cabeza, con Jacko lamiendo mi cara con su nuevo aliento de perro burgués que es casi mentolado, preguntándome si es verdad que todo esto ha pasado, si es verdad que este es el nuevo comienzo...

..."follow the yellow brickroad"...

Levanto la cabeza. He oido antes esa voz.

..."sigue el camino de baldosas amarillas"...

Oh... ¿es esto el final?

Ray sale, me levanta tirando de mi brazo, solo lleva una mochila y esa expresión de amor en la mirada. A su espalda un hombre mayor grita algo enfurecido. Más ruido.
Cruzamos la calle en dos zancadas y montamos en el coche, Jacko de copiloto junto a Roxie, Ray y yo en el asiento trasero deseando hacer algo más que comernos con los ojos. Casi somos una familia...

- Estupendo, chicos -dice Roxie volviendo su deslumbrante sonrisa hacia nosotros- Hoy toca un nuevo principio para todos... ¿donde empezamos?

..."follow the yellow brickroad"...

...la carretera hacia el oeste empieza a brillar como si fuese de oro puro.

-...a California -digo y Ray sonrie-...creo que California será un buen comienzo. Dicen que nunca llueve en California y joder, ¿a quien le gusta la lluvia?...

Ray estrecha mi mano, Jacko le ladra al cielo y Roxanne rie alborozada al volante mientras pisa el acelerador y se lanza por la carretera dorada.

- ¡Pues a California!

Arriba en lo alto mi ángel, como un aguila resplandeciente, nos marca el camino...

"If you're going to San Francisco
Be sure to wear some flowers in your hair..."
FIN
...pues en efecto, este es el final, ahora toca la sesión de agradecimientos:
A mi querido Joetry por haber puesto las imágenes, solo por ellas ya merecía la pena continuar con la historia. Eres un artistazo, Joe, un abrazo...
A toda la "ovejada" que habeis pasado los calores de este verano ( o los rigores del invierno austral ) en compañia de Joe y de Ray en la montaña, porque sin vuestros comentarios y vuestros ánimos, esto no habría llegado hasta aquí...
...supongo que tendré que agradecerle a Julie Andrews su colaboración desinteresada en algunas importantes secuencias de la historia... gracias, Julie, eres un crack...
Y por supuesto a Jack Twist y a Ennis del Mar, porque ellos fueron el germen de la historia, la razón inicial. Ojalá con este "happy end" nos hayamos consolado todos un poco...por suerte el mundo real no es BBM, allí está todo escrito, aquí tenemos opciones, podemos contar nuestra propia historia y disfrutar todos de un final con beso, como decía la canción...
Un abrazo grande , sed felices...

lunes, agosto 21, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS, 12ª PARTE


...como siempre, mi agradecimiento a Joetry por todas sus fotografías y el afecto que las acompaña... en este episodio queda "oculto" un pequeño guiño al estupendo fotografo particular que he tenido durante todo este angel en llamas. Un abrazo, Try, y para toda la ovejada como él dice, besos múltiples y valor, esto ya está en las últimas...

CUATRO AÑOS

...el sheriff no se tomó muy bien el que yo hubiese rehusado su invitación para una noche loca, y me colgó encima cargos por todo lo que pudo:
...por agresión a un agente de la autoridad...
...por escándalo público (al parecer el lío en el bar lo provoqué yo con mi disfraz de Olivia Newton-John y no el amigo Brad con su pistola)...
...naturalmente fui declarado responsable directo de la destrucción de la gasolinera y los daños que provocó el posterior incendio en parte de Signal. Tuvieron que emplear doce horas en sofocarlo y requirieron la colaboración de bomberos de varias ciudades cercanas... caray, cuando las preparo tiene que ser a lo grande...
...otro tanto que me apuntaron fue el abandono de la víctima de un accidente que yo mismo había provocado. Cuando conté que había dejado a Roxanne en manos de aquel chico nadie me creyó, porque el empleado de la gasolinera es un venerable hombrecito de cabellos blancos con un pie en la jubilación, y no encaja para nada con la descripción que yo dí del chulazo moreno y cachas que se quedó con mi amiga.
No sé si olvido algo, pero el sheriff consideró que aún era necesaria una guinda que coronase el pastelazo y se las apañó para colarme unas papelinas de coca durante la detención, papelinas que extrajo de mi escote en el momento oportuno, es decir, con testigos suficientes para que pudieran dar fe de ello. Dado mi curriculum en Signal, a nadie le costó demasiado tragarse eso también.

Mi abogada de oficio, una monería rubia, utilizó una sagaz estrategia durante el juicio basada en no utilizar sostén y dejar que sus senos botaran todo el rato bajo su blusa como dos melocotones saltarines. La tía es un auténtico "crack", consiguió que nadie -ni siquiera yo mismo-escuchase una palabra de lo que decía hipnotizados por ese trajín pectoral, podría haber estado declamando el parte meteorológico para las Montañas Rocosas y todo el mundo habría estado de acuerdo sobre lo pertinentes que eran sus comentarios para la resolución del caso. Cuando el juez anunció la sentencia, cuatro años de carcel sin posibilidad de reducción de la pena, se volvió hacia mi con los ojos brillantes y una gran sonrisa.
-¡Ooooh, Joe! ¿No es estupendo?
Yo me eché a llorar como una nena. Si algo me he bajado de la montaña es una debilidad con los excesos lacrimógenos, lloro mucho y a menudo por tonterías: ver una película sobre perros en la sala de ocio de la prisión que me recuerda a Jacko, cuando el color del cielo a través de la ventana de la celda me recuerda a la montaña, cuando en la soledad de la noche recuerdo el rostro de Ray muy cerca del mío confundiéndose con el de un ángel...
...recuerdos y más recuerdos...
Con la abogada lloré por razones más obvias: para ella cuatro años eran una bicoca porque evidentemente no tenía que pasarlos encerrada conmigo.
- Vamos Joe -me dijo pasándome un pañuelo de papel tras otro-, tal como estaban las cosas esto es un triunfo absoluto. El sheriff de Signal ha hecho lo posible por verte colgando de un pino con la lengua fuera, no me dirás que comparado con eso el resultado no es un chollo...
"Oh, sí. Tu ahora saldrás disparada a tu clase de aerobic y luego seguirás paseando tus tetas locas por ahí, pero yo iré a la cárcel y pasaré allí las cuatro próximas navidades, las cuatro próximas primaveras y los cuatro próximos veranos. Perdona que no de grititos de satisfacción, creo que es una putada... tenía que encontrarme con alguien ahí fuera, ¿sabes?... y no quiero seguir llorando pero es que... es que no se si va a esperarme cuatro años..."
Eso pensé decirla pero en su lugar seguí sonándome los mocos y gimoteando lo más silenciosamente que podía...

Pero no todo fueron malas noticias. La buena es que Roxanne se recuperó perfectamente del accidente y en cuanto salió del hospital fue derecha al penal a visitarme. De nuevo lloramos un rato los dos, cada uno a un lado de esos terribles cristales con un microfonillo que hasta entonces solo había visto en las películas.
-...es terrible, Joe, después de la que preparamos que haya terminado así -me dijo la pobre Roxie-.
- Escucha -la dije yo en esa primera visita-...necesito que localices a Ray...no hoy ni mañana, pero que lo intentes, qué se yo, en tus ratos libres, y le hagas llegar un mensaje contándole lo que ha pasado. Quiero que sepa que si no he ido a su lado es porque estoy aquí metido pero que me estoy dando de cabezazos contra los muros porque... porque no pasa un día que no desee estar con él...
Que vida, otra vez llorando. Estoy saldando una cuenta pendiente de lágrimas tras toda una vida de superviviente... Y es que pensé que tras quitarme el perro, el curro y el colega... bueno y el amor... pensé que no podían quitarme nada más, pero quedaba una última cosa, un último tesoro dentro de este baúl viejo y abollado que es Joe: quedaba mi libertad, la que me llevaba de una punta a otra del país, la que me permitía renacer tras cada caída, la que me convertía en eso, en un superviviente y gracias a la cual sonreía siempre porque siempre me quedaba carretera por delante, camino por recorrer.
Ahora ya no la tengo, ahora de verdad no me queda nada...

...no voy a decir que me esté convirtiendo en un místico aquí dentro, pero estoy alcanzando cierta paz interior, o al menos aprendo a pensar tan solo en el día siguiente, a intentar no preocuparme ni por el futuro ni por el pasado... en el fondo es tratar de seguir siendo el mismo Joe de siempre, vivir el momento presente sin preocuparse de lo que vendrá después.
Para empezar me he alistado en la cocina como ayudante, y paso buena parte de la jornada entre cazuelas y fogones como suele decirse, pelando, picando, cortando, fregando, limpiando... Estoy a las órdenes de Paolo, el jefe de cocina, que está aquí por haberle rebanado el pescuezo al encargado del restaurante en que trabajaba utilizando un cuchillo cebollero poco afilado. Paolo tenía entondes una mujer y cinco hijos que alimentar y dice que cuando aquel cerdo le anunció el despido, se le puso una nube delante de los ojos y cuando la nube se marchó, la suerte estaba echada.
- ¿Puedes creerlo, Joe? Lo hice todo por Graziella y mis niños, y ahora ella ha rehecho su vida con un panadero de Napoles...puttana...
Mi aplicación es tan grande que me he convertido en el ayudante favorito de Paolo y después de preparar el "rancho" del día me da clases particulares de cocina, preparamos desde una bullabesa hasta una salsa carbonara, y además me ha aleccionado sobre los peligros del "fast-food" y los beneficios de la dieta mediterranea. Caray, después de escucharle pienso que deberían denunciar a "La Salchicha Caliente" por atentar contra la salud pública. Si esta información corre por ahí, lo siento, Dolly P., estás acabada...

...cuando salgo de la cocina normalmente voy directo a la cama, pero si no estoy muy cansado dedico un rato a charlar con Flint. Flint es mi compañero de celda y podríamos decir que es mi colega... no como Ray, Flint es flaco, con aspecto escurridizo y mira siempre con los ojos entrecerrados, escrutándote, vigilando siempre como un zorro.
- Joder Flint -le digo a menudo- con el tiempo que llevamos aquí metidos ya podías poner otra cara cuando me ves aparecer.
- El mundo me ha convertido en un animal desconfiado -murmura encogiéndose de hombros- No lo tomes como nada personal.
Flint es un ladrón profesional, lo mismo le levanta el bolso a una ancianita que se mete en un banco con una media en la cabeza y dice "hagan el favor, todo el mundo al suelo".
- No se hacer otra cosa -me ha explicado-, mi padre robo toda su vida para darnos de comer y sacarnos adelante, y yo solo he seguido sus enseñanzas, realmente no sé hacer nada más. Así que si lo que quieren es que deje de robar, hacen bien en tenerme aquí encerrado porque en cuanto salga, lo voy a volver a hacer.
Flint además de ladrón es un pensador y un intelectual, Ha intentado recomendarme lecturas, ¡a mi, que el único libro que leí completo fue "Mi primera cartilla" y por obligación de la profesora!... lo ha probado todo, desde autores rusos con nombres larguísimos e impronunciables hasta novelas policiacas de las más tiradillas, pero ha sido imposible, en cuanto leo la primera línea me quedo instantaneamente dormido. Su último recurso ha sido leerme él en voz alta como si yo fuese un niño, hasta que me entra el sueño. Esto ha resultado mejor, es un poco como oir la radio, y vaya, me he emocionado, me he reido y me he conmovido, como ocurre con las películas buenas. Flint me ve y se sonríe a lo zorreras pero no suelta prenda.
A él le he contado la historia de la montaña y Ray, un poco temeroso por si pedía cambio de celda pensando que yo pudiera proponerle un revolcón nocturno, pero no ha sido así. Me ha escuchado en silencio y luego ha dicho:
-...en el fondo la cárcel es como la montaña. Aquí también hay gente que se encuentra sola y siente necesidad de amor, y al igual que nadie sabe lo que ocurre allí arriba en tus pastos, tampoco nadie sabe lo que pasa tras estas paredes, es un territorio vedado al resto del mundo. Lo que os pasa ahí arriba está muy bien, solo falta saber si también funcionará aquí abajo, con los pies en el suelo. Lo que un hombre puede hacer aquí dentro buscando mitigar la soledad y el aislamiento a menudo no lo hace en el mundo exterior...igual sucede con tu montaña...¿o no, Joe?...¿Era amor? ¿Amor verdadero? ¿Crees que Ray será igual en Milwaukee que en la soledad de los bosques, en donde solo estabais tú, el chucho y las ovejas?
Me encojo de hombros un poco triste porque no tengo respuesta para eso, no he tenido oportunidad para comprobarlo. Esta nueva duda que Flint siembra se suma a las que ya tengo yo en mi mismo:...si se acordará de mi... si ha conocido a alguien que le haga olvidarme... si habrá perdonado mi pequeña mentira ( llamémosla mejor "información incompleta") sobre Brad...

Las visitas de Roxanne van dando forma a estos sentimientos. Durante los primeros meses eran desalentadoras, nadie conocía a Ray en Signal y nadie podía dar razón de él. Casi llevaba seis meses en prisión cuando un tío en el bar le dijo a Roxanne que había coincidido en un rancho el año anterior con Ray y sabía el pueblo donde había vivido son sus padres...una pista prometedora pero inútil, nadie en aquel lugar sabía donde había ido a vivir la familia, "a Milwaukee", eso era todo...
Por fin Roxie urdió un plan, se plantó una peluca con moño y un severo traje de ejecutiva -con la colaboración una vez más de Kiki- y se plantó en la caravana de Aguirre.
- Le pasé a la velocidad del rayo mi carnet de la biblioteca por delante del morro y le dije "soy inspectora de trabajo" -me explicó Roxanne riendo en una de sus visitas- El tío fue oir aquello y empezar a sudar. Le pedí los expedientes de los trabajadores de los últimos tres años y... bingo, ahí estaba Ray...y una dirección de Milwaukee...
Roxie es una tía sencillamente cojonuda. Le preparé una carta en la que intentaba contarle a Ray lo que pasaba...nunca he sido un lince con la pluma y el mensaje se limitó a:
"Estoy en el trullo, saldré pronto, te quiero. Joe"
Cuando lo leyó mi amiga levantó una ceja.
-Bien... en lineas generales se puede decir que resume la situación actual. Pero ¿no crees que deberías ser un poco más explícito?
- ¿Bromeas? He tardado diez días en encontrar las palabras correctas. Si quieres una carta de un folio tendré que estar aquí cuatro años extra para tener tiempo de escribirla.
- Tengo una idea. Le llevaré esta, pero se la llevaré en mano y le daré las explicaciones que el necesite, ¿que te parece?
...es cojonuda, ya lo he dicho.
Pero no fue sencillo porque cuando acudió a Milwaukee ( hubo que esperar a que se le concediesen unas minivacaciones para ello y su jefe es poco proclive a dar permisos extras a sus empleados)resultó que la familia de Ray no sabía nada de él desde antes de que subiese a la montaña conmigo.
- Según me explicó su padre, ha llamado esporádicamente para decir que se encontraba bien, a menudo desde estados distintos: Texas, Iowa...
Mi desolación no podía ser mayor.
- ¿Y entonces? ¿Que hago ahora?
Roxanne meneó la cabeza pensativa.
- No lo sé. Le dejé mi teléfono a su padre pidiéndole que por favor se lo diera a Ray si volvía a llamar. Solo podemos esperar, Joe...
Flint se mostró de acuerdo con Roxie.
- De todos modos aún te queda tiempo para salir de aquí... mejor no agobiarse. Además, que joder, si lo que ocurrió ahí arriba le marcó a él como a ti, supongo que también te estará buscando, ¿no?

...mis días se han llenado de Ray, intentando imaginar qué hará... le veo montando a caballo con el sombrero sobre los ojos, la mirada un poco baja, como si estuviese vuelto hacia sí mismo, subiendo una ladera rodeado de un rebaño... de pronto levanta la vista hacia su posible compañero y me pregunto si se acordará de mi en ese momento, si pensará qué habrá sido de aquel tarambana con el que una vez subió a una montaña y que no sabía ni montar a caballo. Me pregunto si recordará aquella primera vez junto a la hoguera, si recordará aquellas palabras...

"Compañeros de camino..."

...el reloj avanza lento como si estuviese sumergido en un tarro de melaza, pero avanza...
...minestrones, lasagnas y rissottos durante el día con Paolo...
...lecturas y reflexiones con Flint antes de acostarme...
...Ray en mis sueños, con su eterna media sonrisa en los labios...
Los días se vuelven uniformes y solo quedan recuerdos puntuales...
..una noche de Navidad en el patio nevado, contemplando la luna tras las nubes con una lágrima helada en la mejilla.
..las visitas de Roxanne acompañada de Kiki los días de mi cumpleaños.
...tardes de verano interminables de absoluta desesperación en las que me comía las paredes viendo el sol ardiente que no terminaba de caer tras los muros de mi prisión.
...el día que ocupé el puesto de Paolo tras su traslado a un centro de seguridad. La "nube" volvió y le clavó un sacacorchos en la barriga a un guardia que le llamó "italianini de mierda".
- Te lo juro Joe, estaba allí escuchando los insultos de ese tipo y un instante después estaba retorciéndose en el suelo con el sacacorchos en el ombligo -me dijo antes de despedirse-...

...todo llega en esta vida, y al fin alcanzo el momento soñado, una tarde luminosa de finales de Agosto en la que cruzo el umbral y pongo el pie en la calle... una calle apartada, apenas hay unos cuantos muros y solares vacíos llenos de maleza y lagartijas, la prisión queda un poco lejos de la ciudad, pero es la calle, el exterior... Todavía estoy emocionado por mi despedida de Flint, para no variar se me ha desbocado un poco el lagrimal ,pero mi compañero no ha perdido la compostura.
.- Vamos, vamos, tienes que estar contento, ya eres libre, vas a resolver tus dudas, probablemente verás a Ray... es tu gran día, no llores.
- Te echaré de menos, Flint.
- Verás como no. Nosotros sí que echaremos de menos tus guisos.
Le he dado un breve abrazo que le ha puesto un poco tenso, después se ha relajado y me ha palmeado la espalda.
- Venga. Nos veremos fuera, seguro.
Ahora guiño los ojos por el sol de aquí fuera, hago visera con la mano y veo a Roxanne al volante de un destartalado descapotable blanco. Lleva un vestido azul, una cinta en el pelo y unas gafas de sol como las actrices de Hollywood. Al verme sacude el brazo como una loca, salta del coche y me se echa en mis brazos.
- ¡Joe! ¡Por fin!

Nos abrazamos bajo la hermosa luz de ese atardecer y pienso:

" Por fin... un nuevo comienzo..."

Roxie se separa de mi y me mira con los ojos brillantes.
- Bueno vaquero, tu dirás... A donde vamos...
Carraspeo un poco emocionado ( ¿ya dije que me he vuelto un llorón? ) y digo:
-...en fin...supongo que a Milwaukee, ¿no?
Ella sonríe.
- Pues vamos allá. Yo conduzco.
El viaje es de un par de centenares de kilómetros y según nos aproximamos el cielo va tiñéndose de rosa y luego de morado sobre nuestras cabezas. Atravesamos bosques y campos sin hablar, con una musica suave resonando de fondo en la radio del coche...según nos acercamos voy sintiendo un pánico mayor en mi garganta hasta que en un momento dado, mientras EmmyLou Harris canta " A love that will never grows old" le digo a Roxie:
-. Espera...detente...
Arriba empiezan a asomar las primeras estrellas, las mismas que nos vieron a Ray y a mi abrazados junto a una hoguera.
Roxanne detiene el coche en la cuneta, apaga las luces y nos quedamos sumidos en la penumbra.
- Que ocurre, Joe.
Tardo un buen rato en decir nada porque me cuesta encontrar la respuesta a esa pregunta tan simple..
- ...tengo miedo Roxie...
- ¿Miedo de que?
Apenas puedo ver su rostro con la noche desmayándose en torno nuestro, pero intuyo la preocupación en su tono de voz..no quiero contestar pero lo hago, y mientras lo hago ruedan lágrimas ardientes por mi rostro que me dejan la cara y el alma en carne viva:
- Tengo miedo de que me haya olvidado...que no me haya perdonado... que tenga una vida nueva y yo no tenga espacio en ella...oh, Roxie, esto es tan dificil...
Pasamos un buen rato abrazados con la oscuridad resbalando despacio como una cortina sobre nuestras cabezas.
-...además -digo al fin- ni siquiera sabemos si está allí, ni si sabrán como localizarle...
-...está, Joe. Ayer llamé a su número, pregunté "esta Ray"y la voz respondió "si, soy yo"---está allí quizás solo está de paso o quizás ha vuelto a casa, pero ayer estaba... y creo que hoy estará...
Esto solo sirve para angustiarme un poco más. Roxie lo nota porque se separa un poco de mi y me susurra:
- ...eh, se me ocurre algo... que te parece si paramos a dormir en algun sitio y mañana nos enfrentamos con el problema... solo llevas unas horas en la calle, necesitas tomar contacto con el mundo... así estarás descansado y tendrás tiempo de relajarte... ¿o quieres que lleguemos ya a Milwaukee?...
Nos hemos detenido junto a un diminuto pueblo, apenas dos carreteras que se cruzan y unas casas amontonadas alrededor. No existe ningún hostal, pero una mujer alquila habitaciones en su casa. Es una mujer bajita de pelo blanco que nos recibe con un vestido floreado y una escopeta en la mano.
- Estan muy cerca de la ciudad, ¿porqué no siguen hasta allí como todo el mundo?-pregunta desconfiada- No me gusta recibir clientes a estas horas.
- Nos espera un día duro mañana -explica Roxie con su cara de buena chica- Creemos que aquí vamos a descansar mejor.
La cara de la mujercita se suaviza un poco.
-...es una buena razón. Aquí solo oirán los grillos y al gallo por la mañana.- termina de abrir la puerta y se hace a un lado- Pasen. El pago es por adelantado. Pero verán como duermen, las sábanas las bordó la madre de mi madre y siguen oliendo a lavanda como el día que mi abuela las bordó...creo que merece la pena conservar esas pequeñas cosas como son, ¿no les parece?
Roxanne y yo entramos, a pasar la primera noche del resto de nuestras vidas..
Continuará...

martes, agosto 15, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS 11ª PARTE


...como siempre, gracias Joetry por la fotografía...

YOU'RE THE ONE THAT I WANT

Aquí teneis a Joe, el doble perfecto de Olivia Newton-John en la película de Grease, antes de convertirse al final en un zorrón verbenero...quizás más ancho de hombros, 30 centímetros más alto y con menos tetas... bueno, Olivia nunca tuvo muchas tetas...
...pues aquí teneis a Joe rumbo al bar de Roxanne y pensando en lo que estoy teniendo que hacer para encontrar mi camino... para encontrar a Ray...
Cuando entro al bar se crea a pesar de la música un silencio momentaneo, es mi primera aparición pública, no como Joe sino como...
- ...¡Eeeeeeh! -chilla una voz de borracho apenas se cierra la puerta a mis espaldas- Caray, muñeca, que me cuelguen si no eres el vivo retrato de Sandy...
"Y quien era esa, tu tía la tortillera" quiero decir, pero no me veo con ánimo de fingir voz atiplada y me limito a sonreir como si no me enterase de nada. El tío, un vaquero ebrio con una gran barriga cervecera y apenas 1'50 m de organismo me contempla desde el suelo como quien contempla un campanario.
- ¡Si, mujer!... La de la película de Grease, ya sabes, esa santita que al final se vuelve una loba -lo que es la culturilla popular, todos hemos pensado lo mismo-...¿no la has visto?...quizás seas demasiado jovencita, ¿eh bombón?...Yo soy Chuck pero todo el mundo me llama Stallone... quizás por el parecido, ya sabes.
"No habrán querido decir Danny De Vito", pienso cada vez con más ganas de sacudirle un mamporro al moscón. Por suerte Roxanne acude en mi auxilio, mordiéndose el labio inferior como si contuviese la risa (yo que siempre he odiado los hombres que se hacen los graciosos vestidos de mujer y aquí estoy, Ray, es por ti), se acerca al enanito gordilflón y le dice:
- Vaya, ya has conocido a mi prima, Stallone.
- Pero donde tenías escondida a esta gallinita, Roxie, va a volverte loco el corral.
Roxanne hace sinceros esfuerzos para mantener la compostura al oir que alguien me llama "gallinita". Será posible, el gilipollas este.
-...ella... ella es lituana.
- ¿Lesbiana? ¡Cáscaras!
- No, lituana. De Lituania. No habla nuestro idioma. Está de paso y mañana sigue camino. Ven querida -dice cogiéndomepor el codo mientras todos los vaqueros de la barra presencian con interés la escena- Te prepararé un vasito de leche.
- Vaya, no te importará que invite a esa leche a tu prima lesbiana....
- ...lituana -susurra Roxie con un cierto ahogo como si estuviese a punto de sufrir un ataque de hilaridad-.
- Eh, chochito -dice el tío que tengo a mi derecha, otro vaquero rubicundo de al menos un metro noventa y cara de animal- aunque no hables sí sabrás abrir la boca, ¿eh? ¡ja-ja-ja!
Noto crisparse mis puños, por suerte Stallone interviene como corresponde a todo un caballero.
- Oye, Jimmy, un respeto o tendré que enseñarte a comportarte delante de una señorita. Esta no es una de las furcias que estás acostumbrado a tratar en los burdeles de carretera.
Este encendido alegato crea un cachondeo general que Roxie aprovecha para lanzar las carcajadas que creo estaba conteniendo y aliviar su tensión interior.
- ¡Tranquilo, Stallone! -dice el tal Jimmy- Si no entiende ni jota, ¿verdad, Roxie?
Ella me planta delante un vaso de leche que miro con desaliento. No es eso lo que la situación requiere en este momento.
- Verdad. No te preocupes, cariño -dice palmeando mi antebrazo- le conté al jefe que venías y en menos de una hora vendrá él a quedarse hasta la hora de cierre, así tu y yo podremos irnos a casa y dormir un rato, ¿te parece?
Yo la fulmino con la mirada y Jimmy enarca las cejas.
- Coño, Roxie, sino te entiende para qué te explicas tanto.
- Eso digo yo -contesta riendo nerviosamente- Es la costumbre, ya sabes...
Mientras sorbo a sorbo descubro que soy intolerante a la lactosa, Stallone continua su acoso infatigable.
-...tienes que haberla visto, vaya, yo me emocione cuando el Travolta canta esa preciosa canción de...
"¿Va a cantarla?"

"Stranded at the drive in,
branded a fool,
what will they say
Monday at school?..."

Stallone improvisa un languido paso de baile y se dirige al centro del bar para que le hagan corro (con un éxito solo relativo).
"El indio no me advirtió de esto", me digo espantado.

"Sandy, can't you see,
I'm in misery
We made a start,
now we're apart,
there's nothin' left for me
Love has flown
all alone,
I sit and wonder why-y-y
oh why you left me,
oh Sandy"

Agarro el vaso de whisky de Stallone, finjo un brindis y me lo cepillo de un trago.
- ¡Atiza con las lesbianas! -exclama Jimmy que continua a mi derecha observando todos mis movimientos- Eh, Rox, ponle otro pelotazo a tu amiga, parece que le va la marcha.
- No sé si le convendrá, creo que...
- ...liviana -cacarea Stallone a mi izquierda de vuelta tras su sentida interpretación-. Roxie la definió como una chica liviana.
- Lituana -ataja Roxie-Y no creo que la convenga más whisky- Luego se vuelve hacia mi y dice, como si le hablase a la mona de Tarzán- ¡No...bueno!... tu...recordar, ¿verdad?... ¡Sentar...mal!
Stallone confunde mi sonrisa marca Jacko con un gesto de entendimiento y se tira a la piscina, como vulgarmente se suele decir.
- ¿Así te entiende?...oh, yo domino ese argot a la perfección -me golpea el codo hasta conseguir atraer mi atención hacia su minúsculo organismo y empieza- Yo... Stallone... Tu ... gustar...mi...Tu... Sandy...
Esa película me hacía cierta gracia y estoy empezando a detestarla.
- ¿Tu...querer...whisky? -se anima Jimmy, al parecer otro buen conocedor del lituano- ¡Gustar!...¿eeeeh, pajarona?
"Lo has arreglado" le digo a Roxanne con la mirada y ella empieza a intuir que la situación es desesperada.
- Chicos, dejad a mi prima en paz, es extranjera y no se acostumbra a vuestra forma de divertirse. La casa invita a una ronda, pero dejadla ya, que la estais asustando.
Esto provoca un ataque de risa en Jimmy que me pellizca el trasero y dice:
- ¿Esta jaca asustarse?... Vaya yo sí que tendría que estar asustado... caray... Tú...culo...duro... ¿deportista?
Roxanne ve como mis nudillos se vuelven blancos aferrando la barra, así que sale del mostrador, me agarra del brazo y anuncia:
- ¡ Las señoras van un momento al excusado! Si nos disculpan...
- Vaya culo, tio -le está explicando Jimmy a Stallone- , nada de blanduras, durito y firme como a mi me gustan.
- Eres un cerdo -contesta Stallone y grita antes de entrar en los lavabos de señoras- ¡Ella ...Señora!...
¡Respetar!¡Respetar!...
...mi primera experiencia en los servicios de chicas como una idem no resulta muy edificante. Lo primero que encontramos al entrar es una tia pelirroja vomitando en un rincón, lo cual despierta las iras de Roxanne.
- ¡Joder, Lureen! -exclama mi por lo habitual bienhablada compañera- ¿Tanto os cuesta devolver en la calle?... o por lo menos dentro del retrete...
Yo estoy muy quemado, me arremango la falda y meo de pie dentro del lavabo ya que la tal Lureen ocupa el camino hacia el WC con su cuerpo.
- Pero Roxie...-resopla la chica con voz de haberse pasado dándole al frasco- ¿Es un travesti?...vaya, no se si debería mear en el lado de los chicos, ¿ o no? -se levanta a trompicones y llega hasta mi echándome en la cara un aliento pestilente que para sí quisiera Jacko-...tu te sientes mujer, claro...pues bienvenida al club de las tías, no sabes que imprudencia has cometido...ser tía es muy puto, ¿sabes colega?
- Es lituana, no te entiende. Y además es una cerda -dice Roxie dirigiéndose a mi- Que pasa, ¿en casa de tu madre también meas en los lavabos?
- Y una polla, lituana -rujo cuando acabo de sacudírmela- Mira, pelirroja, no soy tía ni ganas, esto es un accidente que espero no dure mucho tiempo... y en cuanto a ti, Roxanne, si no encuentras la forma de hacer callar a esos dos capullos de ahí fuera voy a perder la compostura y entonces...
- ...es cierto, es cierto, no está resultando una buena idea...
-...y lo de lituana, por Dios, en que estabas pensando, Roxanne...
-...mira, te subiré al cuarto de arriba, donde te duchaste la otra vez, y esperarás allí a que llegue el jefe y podamos irnos, ¿te parece bien?
- Estupendo. Si me pellizcan el culo una vez más no sé lo que puede ocurrir.
- Y en cuanto a ti -dice Roxanne volviéndose a la chica- espérame aquí, que voy a por una fregona para que limpies esa porquería antes de irte...
Dejamos a Lureen cayendo sobre su trasero en el charco de whisky regurgitado que ha dejado en el suelo, y salimos como dos señoras decentes del lavabo. Afuera Roxanne anuncia:
- Ahora...Tu...Arriba
- ¿Faldas arriba? -sugiere Jimmy-.
- ¡Tu...Callar! -resopla Stallone dispuesto a hacer conmigo hasta el final su papel de Danny Zuko, el chulito de Sandy- ¡Respetar!...¡Respetar!...
Entonces se abre la puerta del bar y entra nada más y nada menos que...
...que Brad...
"Es que la vida no se me va a simplificar nunca"me digo volviendo la cara a la barra. Roxanne solo tiene que mirarme y luego mirar a Brad para entender que algo no va bien.
- Hola chico -dice mientras yo me quedo quieto como un ratón de nuevo entre Jimmy y Stallone- ¿Que quieres tomar?
- Una cerveza -dice en su tono afable de buen chico-.
Pero ya nos conocemos, veo sus ojos azules reflejados en el cristal que hay detrás de Roxie, y cuando el mira mi figura agacho la cabeza rapidamente. Una parte de mi desea reventarle la cara contra el mostrador por lo que le hizo a Ray, pero estoy intentando ser responsable y no quiero organizarle una trifulca a Roxanne en el bar despues de todo lo que se ha molestado por mi, con lo cual intento ser discreto y mirar hacia otro sitio.... pero es dificil ser discreto cuando el pequeño Stallone vocifera:
- ¡Escuchar!... Yo...Cantar... Canción... A ti...ejem-ejem...do-re-do...dooo...
Simplemente alucino.

"Sandy my darlin',
you hurt me real bad,
you know it's true
But baby, you gotta believe me when I say,
I'm helpless without you
Love has flown all alone,
I sit, I wonder why-y-y
oh why youleft me, oh Sandy
Sandy,
Sandy,
why-y-y-y,
oh Sandy "
...es otra vez la canción de Sandy, pero me recuerda más a los sonidos que profirió el gato de mi madre cuando le pillé el rabo con la puerta.
Jimmy se cubre las orejas como si estuviésemos sufriendo un bombardeo.
- ¡Joder, cierra el pico enano o vamos a conseguir una declaración de guerra de Lituania!
Veo sonreir a Brad y en ese momento nuestras miradas se cruzan en el reflejo del espejo, es solo un instante pero la sonrisa muere en sus labios instantaneamente.
Roxanne de algun modo se percata del asunto y sale otra vez de la barra, me agarra y echamos a correr escaleras arriba mientras chilla:
- ¡En un momento estoy con vosotros, chicos!
No he subido dos peldaños cuando noto algo duro presionando mi espalda, como si alguien estuviese clavándome la punta del dedo.
Roxanne se vuelve y grita:
- ¡Tiene una pistola!
En ese momento todo se precipita, me vuelvo hacia Brad y a la vez aparece detrás Stallone estrellándole una botella en la cabeza, "¡respeta a las señoritas!" grita, la pistola se dispara y todo el mundo echa a correr.
- ¡Ven por aquí! -chilla Roxanne cogiendome de la mano-.
La gente se ha amontonado en la puerta para salir, hay un momento de caos colectivo, alguien se echa encima de alguien, se crea una pelea y otra más, en unos segundos se ha desatado un pequeño apocalipsis que presencio arrastrado por Roxie hacia un estrecho pasillo. También veo levantarse a Brad del suelo y sacudir un puñetazo a Stallone que deja a mi defensor noqueado en el suelo. Antes de pensar "donde está Jimmy" alguien me coge por el codo haciéndome girar con violencia.
- Donde vas, bollito, después de la que has preparado no irás a dejarnos así...
No me da tiempo a reaccionar, Roxanne es más rápida que yo y proyecta la punta de su pie contra la entrepierna de Jimmy. Este pierde repentinamente su interés por mi y se reduce a una pelotilla aulladora en el suelo.
- ¡Corre, joder! -grita mi amiga-.
Nos precipitamos por una puerta de emergencia a la calle, pero aún alcanzo a ver a Brad correr por el pasillo tras nuestro con una fea determinación en el rostro. Fuera hay un patio con un todo terreno aparecado y más allá solo una gasolinera y una carretera que se pierde en la noche A Roxie solo se le caen dos veces las llaves antes de abrir el vehiculo y gritarme que monte.
Apenas estamos dentro cuando aparece Brad en la puerta con la pistola en la mano. Roxanne arranca y sa marcha atrás con un chirrido de neumáticos.
- ...Roxie -susurro tras tragar saliva-...no pensarás estrellarme, ¿verdad?
Me mira con expresión enloquecida y pisa el acelerador. Por el retrovisor veo a Brad apuntando hacia el vehículo y cierro los ojos.
- ¡Roooxiiiiiie!
Sale a una velocidad tan irracional que cuando Brad acierta con una bala en una rueda, pierde el control al instante. El mundo se transforma en un carrusel de luces, giramos y chillamos, chillamos y giramos hasta que...
Boom.
Solo se me nubla la vista un instante, luego abro los ojos, estoy boca abajo, en un ángulo extraño. Escucho un "ploc-ploc", retuerzo el cuello y veo que es sangre de Roxanne que gotea contra el techo del vehiculo.
"Dios"
Se me llena la mirada de angeles ardiendo .
Alguien tira de mi, es el empleado de la gasolinera contra la que nos hemos empotrado. Tira de mi y logra sacarme fuera con la peluca torcida y la falda hecha una pena.
- ¡Mi amiga! -grito-.
Es un chico joven y moreno que aunque debería estar acojonado, reacciona rapidamente, entre los dos sacamos a Roxie del todoterreno, él la coge en brazos y me dice con cara de conejo perseguido por perros:
- ¡ Hay que correr!
Veo la primera llamarada en el coche, no me hace falta más explicación, echamos a correr como locos hacia la oscuridad.
- ¡Deprisa, deprisa! -dice el chico- ¡Va a ser muy gorda!
...cuando la gasolinera salta por los aires, el mundo se vuelve anaranjado, nuestros pies se despegan del suelo y termino impactando contra algo para luego caer entre los matorrales.
"Te cambiará la vida" oigo decir al indio.
"Que te follen" pienso próximo a la inconsciencia.
No logro caer en un piadoso olvido, otra vez es el chico, sacudiendome.
- Rapido -hace un movimiento de cabeza hacia el pueblo, donde empiezan a oirse unas sirenas- Ya vienen. Si sigue por ahí en un par de kilómetros saldrá a la interestatal, seguro que alguien le recoge allí.
El aire empieza a soplar con fuerza y veo las llamas levantarse en dirección al pueblo. Me vuelvo hacia Roxanne que está tendida de cualquier forma entre los arbustos.
- Marchese -dice el chico arrodillándose junto a mi amiga- yo me encargaré de ella.
Echo a correr con dificultad, creo que me he torcido un tobillo en el accidente. Estoy tan confuso por el ritmo acelerado que ha tomado todo, esto parece el final de una etapa y de pronto siento que no quiero abandonar Signal con todo lo que me ha traido: Jacko, Roxanne, la montaña... y sobre todo Ray...
Me vuelvo un instante y veo al chico de la gasolinera inclinado sobre Roxanne.
En su espalda hay dos enormes alas blancas.
Vuelvo a echar a correr, las sirenas están cada vez más cerca.
- Quieto -ordena alguien-.
Me doy la vuelta una vez más. Es Brad, que parece recien salido del infierno con esas espectaculares llamaradas detrás suyo.
- Por fin tu y yo, frente a frente.
Levanta el arma y me apunta al rostro.
- ¿Tienes algo que decir antes de que te vuele la cabeza?
Dos coches de policía llegan a su espalda y sus luces vuelven a la noche ritmicamente roja y azul a nuestro alrededor . Un par de agentes se bajan, alguien grita:
- ¡Alto!
Brad se vuelve con la pistola ante él. Suena un disparo y le veo caer al suelo. Yo levanto las manos para mostrar que no tengo nada en ellas.
- Estás detenido -dice alguien-.
Me quedo paralizado con los brazos en alto, esperando que suceda un milagro, que un poderoso angel de alas blancas aparezca para rescatarme, pero esta vez...
...esta vez el milagro no llega...

Continuará

viernes, agosto 11, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS 10ª PARTE


La fotografía es de nuestro querido Joetry, creo que se trata de una curiosa estación de servicio de la ruta 66, que creo que viene un poco así a propósito...
...después de las meditados comentarios al capítulo anterior, este no sé que tal caerá, pero la ventaja es que ha salido así, tal cual, esto circula por su cuenta y ya he perdido el control de la situación, así que declino toda responsabilidad, jaja.
Bueno, que sea lo que Dios quiera, como se suele decir... vamos allá.


WHEN LOVE GOES WRONG, NOTHING GOES RIGHT

Unas patadas poco amigables en el lomo me hacen volver al mundo real.
Ese rostro mofletudo, esos ojillos repulsivos... ¿estoy en el cielo?... no, es Aguirre, con un tío al lado de gafas oscuras, sombrero, traje color caqui y una estrellita en la pechera. Tras sus cabezas, un cielo azul esplendoroso.
- Ray... -balbuceo-.
- No anda por aquí -responde Aguirre- Ha desaparecido dejando mis ovejas a merced de los lobos... teneis suerte que no haya ocurrido una masacre porque sino...
Pienso que puede meterse todas sus ovejas una a una en el trasero y puede que aún le quedase espacio para los dos caballos, media docena de vacas robustas y una yunta de bueyes, pero en su lugar me callo ya que no se en que estado se encuentran las cosas.
- Tu amigo bajó, dejó el caballo atado en una cerca y desapareció... tampoco sé por donde anda el otro, Brad, ya sabes, el colega que te "ventilaste" para quitarle el puesto de trabajo. Parece que en lugar de denunciarte ha preferido tomarse la justicia por su mano... aunque yo hubiese hecho algo más que romperte la nariz, eres un afortunado.
- De todos modos -continua ahora el policia con un acento Mejico D.F. que me hace temer lo peor-, ha sido usted declarado persona "non grata" en el municipio de Signal. Pasará esta noche en el calabozo y mañana por la mañana abandonará la ciudad en el primer autobús. Como lo ve, manito...
Esa pareja de necios todavía no sabe si estoy del todo consciente para enterarme de lo que me están diciendo o si sigo en el limbo. Necesito incorporarme un poco para ver que sigo en el campamento, solo que ahora está vacio: no veo a Jacko, no veo a Ray, tan solo a Jennifer resoplando en un rincón con cara de decir "lástima, pensé que las habías palmado..."
"El tío afortunado se ha quedado sin nada " pienso con una repentina tristeza " Ya no tengo curro, no tengo perro, y tampoco tengo... tampoco... "
Me siento tan absolutamente derrotado que me pongo a llorar. Lloro sin parar. Lloro a mares con la cabeza entre las muñecas y los puños apretados. El dolor brota de mi con la fuerza de un torrente, se desborda por mis párpados, por mis poros, gotea por mi nariz y se clava en la boca de mi estómago. Solo puedo llorar, para dejarlo ir saliendo, para aliviar la presión...
- Está colocado - explica Aguirre al sheriff en tono de maestrilla condescendiente- Es mejor llevarle a chirona rapidamente.
Casi no me entero de como me cargan en un caballo ni del viaje hasta el pueblo, solo el impacto contra el suelo frío de la celda me llena la cabeza de estrellitas y me hace reaccionar.

La oficina del sheriff de Signal. A la altura de la localidad, por supuesto: a un lado, un cuartucho con una mesa, una silla y un armario de madera. Al otro, la celda, del tamaño de un retrete pequeño, con un camastro en el suelo, una palangana de plástico llena de agua sucia y un agujero en el suelo por el que asoma de cuando en cuando la cabeza de una rata pequeña. Reprimo la tentación de preguntar por los servicios de caballeros al ver al sherill sentado sobre en la silla delante mio, con sus gafas de sol, las piernas separadas y rascándose la entrepierna de un modo ostensible. En la comisura de sus labios, gordos como filetes de ternera mal cortados, se sujeta milagrosamente un palillo de dientes que ni siquiera cae cuando empieza a hablar.
-...bueno bueno, mierdecilla, vas recobrando el sentido -me dice risueño- Bienvenido al alojamiento para gentuza de Signal. Solo estarás una noche pero haremos lo posible para que la estancia sea de tu agrado.
Tengo la boca tan seca que me cuesta hablar.
-...esto es ilegal. No hice nada, no hay denuncia, no pueden retenerme...
- ¡Oh! -exclama con fingido pesar- ¿estamos pisoteando tus derechos, mariconcete?
Esas palabras tensan un cable en mi espalda, intento levantarme pero descubro que tengo las manos esposadas a la espalda. El sheriff ríe encantado por el efecto dramático que ha conseguido con su afirmación.
- ¡Vaya!... ¿Te he sorprendido?... tsk-tsk-tsk...vamos, vamos... el vaquerito al que mandaste gratis a California nos contó como pasabais el rato tú y el otro ahí arriba... parece mentira un tío duro como tú dejándose dar por el culo de esa manera.
- ...y porqué le creen a él -digo intentando explicar lo inexplicable- Ese tio estaba mosqueado y se ha inventado un montón de mentiras, Ray es un buen chico y yo no...
- ...tranquiiiilo, tranquiiiiilo -ataja en un tono de voz horrible sugiriendo precisamente que lo que debo hacer es intranquilizarme- ... aquí sabemos como tratar a los chicos como tú. Pasan una noche y se marchan encantados, créelo...
Sigue tocándose el paquete y empiezo a sentirme la joven virgen blanca en medio de un pelotón de mercenarios hambrientos de sexo.
-Solo voy a tardar un rato, guapito de cara, lo justo para acostar a la mujer y a mis niñas. Luego volveré y veremos cuanto puede darnos de sí la noche...
Pataleo un poco, rabioso, lo cual no hace más que aumentar su satisfacción.
- ¡No puede dejarme así atado! ¿Y si quiero mear que hago?
- Yo te la saco y la sujeto mientras tanto, ¿te parece cariño? -responde poniendo una vocecilla atiplada. Luego lanza una risotada y concluye- ...por mi puedes mearte encima. Procuraré estar para cuando la chica del bar te traiga el "lunch" cortesía de Signal para los desperdicios como tu. Cuando hay preso le traen de allí la sopa.
- ¿Sopa? -digo horrorizado-.
- ¡Claro!... ¡tienes que estar fuerte para esta noche, jajaja!
Ese cerdo de dimensiones siderales, pariente sin duda en primer grado de Aguirre, suelta por fin su entrepierna y se va hacia la puerta silbando "when the saints, go marching in,
", dejándome alucinado en mi celda.
Increible.
Y sin tomarme un solo trompazo, que Dios sabe donde habrán quedado.
Lloriqueo un poco más, luego comprendo que debo salir de allí sin esperar a experimentar la noche de placeres que me tiene proyectada el sheriff. Forcejeo inutilmente con las esposas, chillo, llamo a Jacko, llamo a Ray, llamo hasta a mamá, pero allí no se presenta nadie, la luz va disminuyendo y me quedo pequeño y solo en la oscuridad...
De pronto...
...la puerta se abre, lucho por contraer mis esfínteres pensando que empieza la fiesta, pero es una silueta femenina.
... música de violines, por favor...
Es Roxanne, portando una bandeja con una taza humeante y un mini bocadillo, pero queal verme parecen transformarse en la cabeza y los testículos de San Juan Bautista.
Pienso que va a soltar la bandeja por la sorpresa, pero no, aprieta firme los labios y da dos pasos adelante.
- Vaya, no sé porqué no me sorprende verte aquí.
-Roxie...
- Antes de nada que sepas que no es un detalle mio, el Ayuntamiento tiene un convenio con el bar para traer comida a los presos el poco tiempo que pasan aquí. Es por si creías que me enteré de que estabas aquí encerrado aquí y vine corriendo con el tazón de sopa.
No me molesto en fingir dignidad, pego el rostro a los barrotes y gimoteo:
- ¡Por Dios, Roxanne, tienes que sacarme de aquí!
- Eso dicen todos -masculla, después dilata un poco las pupilas al verme más de cerca-... te han sacudido bien, ¿eso te lo hizo la camarera de "La Salchicha Caliente"?... porque en ese caso se ha ganado mi respeto, he de enviarla una postal de felicitación.
- Roxie... Roxie, te juro que estoy encerrado sin cargos, me han dado alojamiento temporal para echarme mañana de Signal..-ahora aullo como un cachorro-...¡pero el sheriff tiene planes horribles para mi!...¡tienes que ayudarme a salir!
- ¿Planes? - Roxanne levanta una ceja y deja por fin la bandeja sobre la mesa- ¿Entregarte al FBI o algo así?
Niego rapidamente con la cabeza, impaciente.
-...creo que torturas... sexuales...
-...Joe...
-...¡te lo juro!... se enteró que Ray y yo... en la montaña... yo y Ray...
Ahora los ojos de Roxie se abren tanto que pienso que van a caer de sus órbitas y echar a rodar por el suelo.
- ...que tu y Ray...-le ilumina una súbita comprensión y se cubre la boca con los dedos-...Maria Santisima... me estás diciendo que tu cogiste al otro tío que iba contigo a las ovejas y...
-...nonono, no es así. Creo que más bien fue él quien... o no... -termino por dejarme caer en el camastro, desolado-...mierda. Es amor, y ya está, solo amor. -miro a Roxanne, que a su vez me escucha con los brazos cruzados bajo el busto y gesto de estar escuchando una conferencia en chino-... es una locura, ya lo se. Pero tu me crees, ¿verdad?
Está tan sorprendida que no es capaz de decir nada por unos instantes.
- Y quien te puso la cara, así, ¿ese Ray?
-...por favor no me hagas explicartelo ahora, tienes que ayudarme a salir. El sheriff de Signal reserva un trato de privilegio para los... para los tíos como yo, y no quiero quedarme a experimentarlo.
Roxanne se contempla los pies un largo rato y después, resoplando, levanta hacia mi sus grandes ojos un poco húmedos.
- Dicen que si te engañan una vez, la culpa es del otro, pero si son dos la culpa es tuya, ¿verdad? Supongo que de algún modo tengo mi parte en esta historia, por esas cosas del destino. Conozco al sheriff y sé que tipo de persona es, eso te salva, Joe -levanta un índice cuando empiezo a palmotear alborozado- ...no me hagas volver a sentir una mierda otra vez, o seré yo la siguiente que te rompa la cara, ¿de acuerdo?
Correteo haciendo círculos por la celda como un perro feliz y susurro:
- ¡Hay que darse prisa!... llegará en cualquier momento.
- ¿Y que quieres que haga?
-...llaves...busca por ahí, en los cajones, en donde sea. Tiene que tener un par de repuesto.
Roxie empieza por el armario. Como yo había presentido, al abrir de golpe cae una montaña de revistas con chicas desnudas en la portada, se oye el tintineo de unas botellas y, por Cristo Jesus, esa boca de permanente asombro que asoma por una caja del último estante solo puede pertenecer a la cabeza de una muñeca hinchable.
- Vaya, y yo que creí que era el armario de los archivos -dice Roxie mirando a la muñeca con perplejidad y ensayando la misma boca de O-.
- ¡Roxie! -chillo pataleando histérico- ¡Creo que oigo pasos!...
Roxanne reacciona y se coloca tras la puerta justo un momento antes de que se abra dejando pasar al sheriff. Viene sudoroso, veo círculos oscuros en sus axilas, y sigue llevando las gafas de sol aunque fuera probablemente es de noche otra vez. En su mano izquierda lleva una bolsa de plástico llena de objetos alargados.
- Hummm, siento haber tardado tanto, cariño, pero mi pequeña Peggy Sue tenía una diarrea impresionante y su madre no me ha dejado marchar hasta que ha llegado el doctor... en fin, a eso viene uno al trabajo, a olvidar los problemas familiares...
Mete la mano en la bolsa de plástico y extrae un pene de plástico rosado cuya longitud estimo en 30 centímetros.
- ...¿eeeeh? - pregunta con picardía mientras siento apretarse con violencia mi esfinter anal- ¿qué te parece?... y si no te gusta aquí tengo muchos más, podemos practicar con distintos formatos hasta dar con el que mejor vaya con tus necesidades, qué te parece.
- ...que pasa, tengo que comprarme uno -murmuro aunque no tengo ganas de bromas viendo a Roxie paralizada por el pánico tras el sheriff-.-
- Jeje. No te preocupes -dice empezando a desabotonarse la camisa- Es una demostración gratuita.
Veo que Roxanne saca poco a poco la mano que oculta a la espalda y en ella aparece una porra como las que usan los antidisturbios para desanimar a las masas beligerantes.
-...vemos cual es la que más te gusta -sigue ese degenerado- y te la llevas de recuerdo de Signal.
- Si, Signal, el lugar donde me dieron cien veces por el culo. ¿Podría escribirme esa dedicatoria en la punta de ese, ejem, objeto, sheriff?
Veo una mirada cruel en sus ojos, me enseña los dientes y parece que va a terminar de quitarse la camisa cuando repara en la bandeja con la sopa y el bocadillo sobre la mesa.
-... ¿y esto?...
No dice más, Roxanne le da un porrazo en la cabeza y cae como un saco al suelo, desparramando en la caída todo el contenido de artiulugios sexuales que la bolsa contenía.
- Jesus, ¿has visto esto? -dice ella mostrándome un cilindro enorme con púas de goma por toda su superficie- ¿donde pensaba meterte esto?...
- Roxie, no hay tiempo de detalles escatologicos...en su cinturón, lleva un manojo de llaves ahí colgado...
Ella se pone un poco colorada al verse sorprendida abstraida con el chisme en la mano (¿qué estaría pensando?), cachea al sheriff y saca un aro con llaves colgando.
- ¡Lo tengo!
Es cuestión de minutos el salir yo y dejar al responsable de la seguridad ciudadana de Signal atado como una morcilla y con uno de sus artilugios de látex metido en la boca, para dejar constancia del tipo de autoridad que controla el pueblo.
Luego salimos a la calle, es noche cerrada y no se ve ni un alma alrededor.
-...muy bien -jadea Roxie-...ya lo has conseguido, soy practicamente una delincuente, ¿vale?... ahora tengo que volver al trabajo o me echaran. -me tiende la porra con la que golpeó al sheriff y añade- ...limpia las huellas y tírala al río.
- Joder Roxie, ¿y donde voy yo ahora?
Ella me observa asombrada.
- Encima no esperarás que te meta en mi casa... Creo que tras nuestro último encuentro esto es más de lo que...
- ¡Roxie por favor!... mañana me iré y no volverás a verme. Solo necesito un sitio para pasar la noche.
- Atiéndeme bien -sisea Roxie furiosa como una serpìente de cascabel- dejando a un lado que no me importa en absoluto tu puta vida y que sacándote aquí fuera he hecho más de lo que tu mismo habrías esperado tras la cena en "La salchicha caliente"... bueno, creo que tras eso, no se necesita más explicación...- aguarda unos instantes y luego añade en tono lloroso- ¡Joder, Joe, tengo una habitación alquilada en un piso compartido de los de "no-se-permiten-chicos". No puedo meterte allí.
- Roxie... es una noche...-de pronto tengo una inspiración momentanea-...coño, ¿y si me disfrazo?...¡es una idea estupenda! Si el disfraz es bueno podré abandonar Signal mañana sin problemas...
Los ojos de Roxanne parecen de nuevo a punto de abandonar sus órbitas para quedar colgando de un par de muelles.
- ¿Disfraz?... oh no... ¿pretendes que te disfrace de mujer para pasar la noche en mi casay coger el autobus mañana, es eso?
Me encojo de hombros y ensayo una sonrisa en la penumbra de la calle.
- Aceptaria una braga limpia si a cambio me quito estos calzoncillos...

4 minutos después estamos en el apartamento de Kiki Malone,un lugar minúsculo abarrotado de trastos, revistas de moda, botes de laca y fotos de tíos sin camisa por las paredes. Kiki es la peluquera local y amiga de Roxanne que va a echarme un cable. Es una mujer pequeñita de melena corta negra y rizada, cara redonda, y dos kilos de rimmel en cada pestaña que la confieren una cierta pesadez en la mirada. Aún así logra levantar bien alto el frasco de pintura aplicado en cada párpado cuando Roxie le explica el plan.
- ¿Para que quieres disfrazar a este tio cachas y que duerma en el sofá de tu casa? Dejamelo en pelotas y duerme en mi cama, jajaja, soy una buena samaritana.
- Kiki, te lo he dicho -suspira Roxanne- Necesita abandonar el pueblos camuflado. Además -me estremece ver una mirada maliciosa en sus ojos siempre bondadosos- ...a Joe... en fin, no le gustan las chicas, ¿sabes?
Kiki se deja caer en un sofá, desanimada mientras yo miro a Roxie con cara de "ya-te-voy-a-dar-yo".
- Jesús que desperdicio. Porqué todos los tíos buenos os liais entre vosotros habiendo tanta mujer necesitada. Vais a acabar con la raza humana.
- Venga, solo necesitamos una peluca, un vestidito y algo de pintura, aunque no sé si podrás camuflarle el golpe de la cara... Luego Joe lo mandará todo por correo apenas llegue a... ¿a donde te vas, Joe?
- Milwaukee. Y quisiera puntualizar que aunque ahora tengo una hermosa relación con un chico, yo normalmente no...
- ...calla-calla -ataja Kiki poniéndose en pie y abriendo un armario- Una vez que lo probais, no quereis otra cosa. Eso sí, os entiendo, yo una vez que probé un tío, ya no he querido saber de más, jaja. En el momento en que pruebas una buena p...
- ¡Kiki! -chilló Roxanne escandalizada- Yo tengo que volver al bar. Prepáralo y luego vengo a por él. O vienes tú y vemos si funciona tu camuflaje, ¿eh Joe?
Pienso que si tengo que viajar a Milwaukee vestido de mujer, no tiene nada de malo que acuda al bar disfrazado y me tome una cerveza.
- Tranquila Roxie, déjamelo a mi -dice Kiki con los brazos en jarras- Okey, machote, vete despelotándote. Si queremos ser convincentes habrá que depilar algunas zonas... oh Señor, espero no ponerme muy caliente. Quítate la camisa... hummm... despacito, despacito...
A pesar de este comienzo tan desasosegador Kiki se ha comportado como una profesional: me ha depilado las piernas, los brazos, el pecho ( pensé que acudirían los vecinos al oir mis gritos pero no fue así ), me afeitó la cara y luego procedió a maquillarme.
"Un poco de base para tapar ese golpe y un poco de color, pero poquito, no queremos que parezcas una ramera, ¿eh Joe? ¡jajaja!"
...una peluca rubia con flequillo... unos pantys...
"...van a sudarte un poco los huevos pero los necesitarás para dar el pego... oh por Dios, ¿porqué a los hombres les sientan tan bien estas cosas?"...
..un vestido floreado de gasa que parecía pertenecer a una de las primas XXL de Kiki, absolutamente abominable pero que me llegaba de una forma graciosa a las rodillas dándome un aire de chica "sixties"; y unas zapatillas blancas deportivas de un exnovio de Kiki, porque no tenía zapatos de mujer del número 45.
Una vez concluido el trabajo, pone los brazos en jarras y sentencia:
-...bueno eres el tío vestido de tía con menos pinta de tío que he visto en mi vida... esa carita dulce -se ha puesto tierna, al parecer olvidando mi nueva identidad sexual-...eres una monería, Joe, si algún día te cansas de ese chico vuelve y te enseñaré un par de cositas... eso sí, ten cuidado con Roxanne -ahora su rostro se ha puesto serio- ...hago esta estupidez porque es mi amiga y creo que si ella te trajo aquí es porque te considera bien. Si la haces daño, iré a Milwaukee y os cortaré las pelotas a ti y a tu novio con mis tijeras de limpiar pescado, ¿si?
Asiento sin decir ni "mu" porque Kiki parece una mujer que cumple lo que promete.
- Muy bien. Ahora vete. El vestido puedes quedártelo, la peluca procura devolvérmela, cuesta una pasta.
- Lo haré -la estrecho la mano como un político en temporada de elecciones- Gracias por todo, Kiki. Eres una tía legal.
-...vete antes de que me arrepienta y te recuerde lo que puede hacerte una mujer -se deja caer en el mismo sofá de nuevo con gesto de frustración-...tendré algo que contarle a mis nietos, supongo... ay Dios...
Salgo a la noche cálida de Signal y no es el angel, ni siquiera el indio, quien se encuentra en medio de esa callejuela del pueblo y con la única luz de una farola como foco para su actuación es...¡Whitney Houston!

"You've got a problem with the way that I am
They say I'm trouble and I don't give a damn
But when I'm bad, I know I'm better
I just wanna get loose
And turn it up for you, baby
I've got the stuff that you want
I've got the thing that you need
I've got more than enough
to make you drop to your knees
'Cause I'm the queen of the night
The queen of the night
Oh yeah, Oh yeah, Just say it, say it again
'Cause I'm the queen of the night
The queen of the night "

" Esa soy yo, la reina de la noche. I love you, Whitney", le digo, "pero no puedo entretenerme, tengo prisa, tengo alguien a quien encontrar, se ha llevado un trozo de mi corazón en su bolsillo y no se si se ha dado cuenta o si solo lo verá cuando vacie su mochila en Milwaukee..."
"Estoy en camino, Ray"
Allá arriba la noche es un concierto de estrellas...

Continuará

sábado, agosto 05, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS, 9ª PARTE.


...con la vuelta al trabajo y la nocturnidad he estado un poco ausente... además este capítulo me ha resultado un poco complicado, no sé, tenía el fondo pero la forma no me convencía...al final lo dejo así porque sino no lo sacaré nunca.
Una vez más la fotografía, de JoeTry. Gracias, vuelve pronto.

LOCOS DE AMOR

...no recuerdo haber sentido así nunca...

...a los 18 años tuve una gran novia llamada Anne-Marie, que se sentaba sobre mi y me abofeteaba con sus pechos gritando: "¡ Dioooos! ¡Me vuelves loca, Joe!"... entonces yo solo tenía 18 años y perdí del todo la cabeza con aquella historia de amor y deseo. Anne Marie tenía un enorme marido alemán llamado Hans ( ¿como todos los alemanes?) que llegó a perseguirme con una escopeta por las calles de mi ciudad natal y no cejó en su empeño hasta lograr atizarme un perdigonazo de sal en el culo... aún así yo seguí maullando bajo la ventana de AnneMarie, tuve que encontrarla un día en brazos del repartidor de bombonas de butano en un actitud nada decorosa para comprender que aquello había acabado. Me tiré seis meses escribiendo poemas de amor sobre los pechos de AnneMarie, cosas cursis del tipo " grandes como el Kilimanjaro, calientes como vagones de metro sin aire acondicionado "...

... bien, pues ni siquiera entonces sentí lo que siento cuando veo a Ray llegar montando a Benny después de dejarme todo el día con la única compañía de Jennifer . Jennifer, la primera yegua homófoba de la historia que, cuando me oye suspirar, contrae los belfos y resopla diciendo sin duda: "...mariquita...".
Es algo, tan sencillo y a la vez tan dificil de explicar...
En mitad de un cielo azul perfecto, surge un pájaro, y pienso en Ray.
Veo un tallo de hierba seco arrastrado por el aire, me vuelvo hacia él que también lo contempla y me sonrie.
Los días se llenan de momentos mágicos. Apenas comemos, porque al llegar uno u otro al campamento ya nos esperamos con hambre famélica, pero es hambre de abrazos, de besos, de amor, y cuando nos acordamos de la lata de alubias ya se ha quemado o Jacko ha dado cuenta de ella... estamos flacos como perros abandonados pero eso no disminuye nuestro deseo, nos enroscamos uno sobre otro, nos clavamos las costillas y los huesos, pero al terminar no necesitamos más, reposar la mejilla sobre el pecho amado, sentir los latidos de ese corazón contra el rostro y comprobar como poco a poco se van sincronizando con los tuyos...

Esta noche antes de irse le he dicho:
- Eh, chico, no seguirás pensando irte a Milwaukee.
El ha sonreido, bello como un atardecer, desnudo ante mi, tan solo con un slip blanco cuya unica función es el hacerme desear quitárselo cuando se lo veo puesto.
- Y donde quieres que vaya entonces.
- No se, es que no me veo con tu familia en Milwaukee, la verdad.
- ¿Y? -dice riendo-.
- ...pues que tampoco me veo sin tí en ningún sitio.
Me abraza, me llama "amor" y aunque Jennifer resople en la sombra, me derrito en sus manos.
- Pero donde quieres ir, Joe... hay poco futuro por aquí para dos tíos solos...
- ¿Por aquí? ... ¿Y quien quiere quedarse aquí? ¡ Vamonos lejos! Que joder, ¡vamonos a California! Ni ovejas, ni vacas, solo playa, sol, es otro mundo, otra vida. Empezar desde cero, ¿recuerdas?
- Vaya, no es mala idea -contesta con ojos maliciosos- Echo de menos esos ojitos azules de Brad, quizás le veamos por allí...
Eso me mosquea bastante, le agarro por el cuello, logro tirarle al suelo y sentarme a horcajadas sobre el, sujetándole las manos.
- Ah, sí... y qué ibas a hacerle a Brad-ojitos azules si le pillas...
- No sé... follármelo como a ti, quizás -dice en voz baja queriendo retarme, pero ya noto nublarse sus pupilas a la vez que aparece una cierta tensión en el calzoncillo sobre el que estoy sentado. Me acomodo sobre esa repentina dureza, colocándola entre mis nalgas y continuo sujetándole duro, aunque con el corazón desbocado por el deseo. El jadea- ...¿te gustaría verlo, Joe?... Quizás sí...
- Idiota - murmuro acercándo mucho mi rostro al suyo hasta quedarnos casi nariz contra nariz - Nadie va a quererte como yo, ¿ o es que no lo ves ?
- Nadie -responde él y me estrecha contra sí-.

...son momentos mágicos que vivo cada día, que no me hacen pensar ni en el ayer ni en el mañana...

...pero el viento ha cambiado, el aire cálido del sur se ha sustituido poco a poco por un otro más fresco que viene a veces del Norte, a veces del Oeste, haciendo desfilar sobre nuestras cabezas nubes blancas de dimensiones cataclísmicas.
"Viene con las nubes", lo dijo el indio, y aunque estoy exhausto de amar y a la vez no dejo de querer más, aunque parece que en mi vida no queda espacio para pensar en otra cosa, lo siento...

...algo se acerca.

La montaña está cubierta de velos blancos desde por la mañana, Jennifer cabecea hoy malhumorada durante todo el trayecto (aunque eso es su estado natural) y Jacko arrastra su organismo hacia los pastos sin su proverbial dinamismo. No es solo que esté más gordito, también le afectó su incursión apache en el mundo de los fármacos psicotrópicos y no me ha vuelto a mirar con igual confianza. Caray, solo intenté abrirle nuevas perspectivas, convertirle en un privilegiado en el mundo canino, un pionero en su raza dentro de la psicodelia... "es un perro sin horizontes", medito mientras subimos los tres a los pastos procurando recuperar mi tradicional sentido del humor, pero en el fondo me pregunto qué es lo que me preocupa en realidad, si la pseudo depresión de Jacko, si es cosa del esfuerzo insuperable que me cuesta despegar mi cuerpo de Ray por la mañana o si es algo más...

Paso el día con las diversiones típicas de los vaqueros montañeses:

...tiro palos a Jacko, algo que no parece cansarle nunca, ni siquiera durante su actual crisis de identidad...

...practico juegos como " a ver quien escupe más lejos " o " a ver quien mea más lejos ", que siempre gano ( porque Jacko "no entra en baza", como se suele decir )...

...me duermo...

...chincho a las ovejas un poco. He descubierto que si tiras una piedra a una, todas se miran con cara de decir " yo no he sido " , lo cual tiene su gracia un rato, pero no mucho.

...me duermo otra vez...

... cuando despierto la tonalidad del día ha cambiado, me pregunto si se acercará la hora de bajar y enfoco los prismáticos hacia el campamento buscando la figurilla de Ray. Primero le diviso a él, con el torso desnudo, mira a alguien y gesticula. Ese "alguien" es una persona a caballo que no logro distinguir desde donde estoy, pero me causa un inmediato desasosiego por si es lo que llevo barruntando todo el día.
Paso de las ovejas, agarro a Jennifer y cabalgo más o menos hasta mitad de camino... allí hay una roca alta y fácil de escalar con una pequeña plataforma en lo alto, es una especie de torre de vigilancia natural que descubrí hace unas semanas. Cuando me canso de contar borregos voy hasta allí y espío a Ray en el campamento... a menudo no veo nada: duerme, afila palos, la montaña es, como yo auguré en su momento, limitada en diversiones.También hay ratos en que se pasea desnudo por allí abajo y es cuando yo me lo paso bien. Un día pude verle masturbarse tendido en la hierba y yo le acompañé sobre mi piedra que ardía por el sol, elucubrando mientras me retorcía en quién pensaría mientras se lo hacía a sí mismo... ¿quizás en cierto encantador caballerete que en ese momento él creía meneando ovejas en las praderas?...
...hoy mi ánimo es menos libidinoso, algo me dice que hay un punto de inflexión en el verano y no podemos hacer detenerse la corriente de los acontecimientos.
Cuando cojo los prismáticos y veo el panorama, el corazón se me detiene un momento en el pecho...
... es Brad, joder... ¿no decían los indios que no debe mencionarse al tigre cuando se cruza la selva?... Brad, el encantador morenito de ojos azules al que rompí la nariz y metí en bolas en un saco para lanzarlo a la fama, a la tierra de las oportunidades, California, donde nunca llueve como decía la canción... Brad, que debería estar forrándose con el negocio de los pollos hoy esta ahí, habla con Ray que pone gesto de desconcierto y señala constantemente a los pastos, encogiéndose de hombros.
Ray es un chico sencillo, supongo que es mucho pedir una ocurrencia ingeniosa como "nooo, chico, vine a cuidar las ovejas con esa camarera pechugona que se parece a Dolly Parton, ja-ja, menudas juergas nos corremos aquí arriba"... por la forma en que Brad contempla los pastos sé que no le ha dicho nada de eso. Espolea su caballo y echa a trotar despacio hacia donde yo estoy.
Coño-coño-coño. Casi me abro la cabeza bajando de mi roca-espía a toda velocidad, monto en Jennifer y la muy hija de su madre emprende un alegre trote al campamento.

- ¡No! -susurro-...llevame a los pastos... a donde quieras, al lago Tahoe, a las cataratas del Niágara, a Central Park, donde te de la puta gana, pero a-llí-a-ba-jo-ni-ha-blar...

Tiro de las riendas con fuerza y Jennifer emite un sonido gutural que significa:
"La vamos a tener..."
Aún así se detiene en seco.

- ...Jenny... mi pequeña y dulce Jenny... la alegría de papa... dime que vas a ser buena y obedecerás a Joe. Somos practicamente colegas, a que sí... -de pronto pierdo la templanza y siseo- ...súbeme a los pastos, maldita furcia...
Es oir la palabra "furcia" y Jennifer parece haber sentido un tábano introducirse en su oreja, relincha como el caballo del Zorro y se lanza a un galope salvaje durante el cual solo puedo cerrar los ojos y pedirle a Dios que a pesar de ser yo la más descarriada de sus ovejuelas, me permita caer en sitio blando una vez más...
Esta putilla sigue un camino predeterminado, parece que se ha dedicado a hacer turismo por la montaña cuando nadie la veía, escoge una ruta intermedia, ni hacia Brad ni hacia el rebaño, es una carrera monte a través en la cual pierdo el sombrero, me araño la cara, casi dejo los dientes contra una rama, diría que estamos subiendo, luego hay un gran espacio abierto, cielo, montaña y...
¡La cascada!...
Salgo volando y caigo al vacio dando vueltas, con el relincho victorioso de la maldita Jenny resonando en mis oidos.
"¡Adios, mariquita!"
El impacto con el agua helada y azul es tan fuerte que por un segundo pierdo la conciencia, solo el frío logra que me recobre, doy una patada y salgo a la superficie.
No es una cascada, es un punto del río donde Ray y yo nos estuvimos bañando en pelotas hace unos días. Aquí pude comprobar la elevada capacidad pulmonar que requiere una felación submarina satisfactoria y lo enloquecedor que resulta querer follarte a alguien en un sitio donde no haces pie... ese día arrastré a Ray hasta la orilla, donde apenas había dos dedos de agua y en el fondo un limo marrón y verdoso... allí nos revolcamos, yo sobre él y él sobre mi, me comí su cuerpo envuelto en esa película resbaladiza y él me devoro a mi, patinamos el uno sobre el otro como trineos por una pendiente, siempre hacia abajo, hacia el centro de nuestro placer...
...en ese mismo lugar donde hace tan poco yacía abrazado a Ray, cubierto de saliva, esperma y barro, me encuentro ahora vestido, mojado, aturdido y sobre todo acojonado.
No hay nada que contarle a Brad, ningún rollo que pueda disuadirle de querer pegarme un tiro o partirme la cabeza. Hasta yo mismo lo entiendo, lo del camión de pollos fue una putada... no debí hacerlo...
"...pero si no lo hubiese hecho, no habría conocido a Ray, así que, jódete Brad, y procura pillarme tú a mi antes de que te pille yo a ti. "
La zorra de Jennifer me ha tirado al río con el macuto a la espalda... se que no es el momento más oportuno, pero ya sabeis como somos los tios con adicciones, necesitamos algún pequeño estímulo para creer en nosotros mismos, recuperar nuestra confianza, todo ese rollo... la cuestión es que prefiero enfrentarme a Brad acompañado por Julie y su burro que yo solo sin protección mística de ningún tipo, lo cual me lleva inevitablemente a sacar mi frasco de "trompazos"... con el remojón han formado una pastita azul en el fondo, tengo que sumergir el dedo allí y metermelo en la boca porque no me atrevo a beber a morro después de haber experimentado ya la sobredosis ya mientras subíamos a la montaña la primera vez.
"...vamos, Julie, oráculo de la montaña, enséñame la luz, dónde está el camino... "
Algo ocurre, la humedad debe haber tenido efectos negativos sobre los "trompazos" porque en lugar de Julie aparece el capitán Von Trapp con sus siete hijos, sí, ese hombre que desconoce el significado de términos como "planificación familiar", "preservativo" o "hoy no, cariño, me duele la cabeza"... el mismo que logro hacerle todos esos hijos a su pobre esposa antes de acabar con ella para luego pretender conseguir canguro gratis con las monjitas y así poder andar tonteando con una rubiaca impresionante... ese, ese mismo que después se beneficia a la novicia que las monjas le ponen de niñera, ese es el que está con sus siete retoños y la guitarra de Julie, sentados a la orilla del río y luciendo sonrisas beatificas en el rostro...

... a quien quieres engañar, Von Trapp, no a Joe, desde luego...

"Edelweiss, edelweiss, every morning you greet me.
Small and white,
Clean and bright,
You look happy to meet me. "

... por Dios, Julie, donde estás, ¿depilándote las piernas?...

Mojo otro poco la yema del dedo en la papilla de trompazos buscando algo más de iluminación...
...de pronto el más pequeño de los niños corretea hacia mi alborozado y dice:
- ¡Guau, guau!
...es demasiado, logro enfocar la visión en pleno chute y veo a Jacko practicando en esta ocasión el número de "perro-de-circo-equilibrista"sentado sobre su cada vez más rellenito trasero y haciendo aspavientos con las patas delanteras...

Cielos, que monstruo he creado...

Jacko quiere su "trompazo"... ¿pero qué ve él con su dosis de psicotrópico, a la perrita Lassie en tanga cantando "I'm going bananas"?
Bueno, me digo, es un perro de la calle, quien sabe lo que hizo antes de conocerme a mi, quizás tenía adicciones múltiples ya y solo recogí a un paria de la sociedad canina, un perro que precisaba un tratamiento de desintoxicación urgente...

"Entonces le jodiste el programa de rehabilitación, amiguito"

Una de mis voces interiores intenta devolverme a la realidad.

"Por Dios que estás haciendo"

"...deberías estar en el campamento..."

" Ray te necesita" susurra el ángel.
Me coloco a cuatro patas en la orilla intentando levantarme pero caigo al momento, , estrello la frente contra el barro y me abandono...

"Edelweisss.... edelweisss..."

...parece un instante, un parpadeo pero ya la noche vuela sobre nosotros, cubriendo el cielo a toda velocidad tal y como si alguien cerrase un telón oscuro sobre nosotros...
- Jack-o...-jadeo- necesito.... necesito ir al campamento... tito Ray, recuerdas?
El nuevo y redondeado Jacko ladra con entusiasmo, aparentemente olvidado su momentaneo síndrome de abstinencia, y echa a trotar con paso de paloma entre los árboles.
- ¡Despacio, joder! -mascullo antes de lograr incorporarme-.
Voy dándome de hostias con cada tronco que se me cruza por el camino, lo cual en un bosque de pinos puede ser una buena cantidad de hostias, de suerte que cuando llego al campamento casi me he espabilado del efecto-trompazo...

Ray sigue desnudo de cintura para arriba, está de espaldas a mi acuclillado ante el fuego.

-R-ray -empiezo a decir- quise llegar pero Jennifer me tiró al rio y no... bueno, no pude llegar antes...

Ray se gira un poco y me quedo sin respiración. Uno de sus ojos es un bulto morado, la nariz está en un ángulo extraño, rodeada de sangre seca y los labios parecen rotos en varios sitios. Al moverse se lleva la mano al costado y retiene un instante el aliento.
Corro a su lado, pero en cuanto estoy a la distancia necesaria describe un círculo con la escopeta en la mano y estrella la culata del fusil en mi cara.
Me desplomo junto a la hoguera con la nariz chorreando una vez más.

- Hijo de puta -le oigo decir con esfuerzo, porque con la boca en su estado no debe resultar sencillo vocalizar-... porqué no me dijiste nada de lo que habías hecho...

Yo todavía me estoy recuperando del golpe y no puedo hablar. Creo que se me mueve un diente.

-...ha venido -continua él-... me contó lo que le hiciste. El... el creía que tu y yo estábamos de acuerdo para subir aquí juntos -la voz se le quiebra un instante, no sé si por el dolor o porque va a echarse a llorar-... lleva un par de días observándonos. Supo donde subían los rebaños de Aguirre... nos ha visto. Cree que se la hemos jugado para pasar el verano aquí arriba deshojando margaritas.

- Ray...

- Cuando ibas a decírmelo, Joe... ¿cuando llegasemos a California?

Estoy de rodillas, levanto la mirada y veo las lágrimas correr por su rostro magullado e hinchado a la luz parpadeante del fuego, con la montaña guardando silencio en torno a nosotros.

- Subió a los pastos a buscarte... no te encontró, y cuando volvió me pilló por sorpresa. Me ha dicho "lo que te voy a dar, puedes dárselo a tu amiguito de mi parte" -ha señalado con un dedo tembloroso el árbol donde le he visto apoyarse tantas veces a echar la siesta-...después del primer golpe me ha atado allí. Y lo demás no hace falta que te lo cuente, ¿eh Joe?

Tengo que apartar la vista de su cara y aprovecha la ocasión para endosarme otro culatazo en la cabeza, que me hunde poco a poco en la inconsciencia.

- Porqué, Joe -le oigo susurrar cada vez más lejos- Porqué dejas que acabe así.

Intento abrir los ojos pero en lugar de la realidad hay oscuridad, y en el centro de esa negrura está el ángel, mi ángel, con las alas en llamas y el rostro contraído por el dolor.
Continuará

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...