viernes, diciembre 20, 2013

UNIFORMIDAD DE INVIERNO



Aprovechando la entrada oficial de la estación del frío, tan larga y tan dura en esta tierra mía, he hecho el habitual cambio estacional de vestimenta al blog, buscando tonos y colores acordes con la temperatura reinante ahí fuera. Como cabecera ( y a la espera que la meteorología me brinde alguna estampa invernal lo bastante hermosa para capturar con la cámara ), he seleccionado el hermoso cuadro de Monet titulado "La Urraca". Es una imagen a la que tengo mucho cariño porque de las primeras cosas que colgué en mi casa cuando entré a vivir allí fue una reproducción del mismo, y ahí sigue en el puto bazar chino que es mi hogar rodeada de tiestos con plantas asilvestradas, pilas de libros y los trastos habituales a los que he cogido cariño y siempre digo que voy a tirar pero que no hago más que cambiar de sitio. 

Tengo una salida de año un poco rara porque me acompaña una vez más esa permanente sensación de incomodidad conmigo mismo. Como he dicho en alguna ocasión siento que esta vida me queda un poco "justa", me aprieta un poco por arriba, me queda grande en la cintura y tengo que meterle el fondillo de los bajos para no ir tropezándome con mis propios pies cuando camino. Estoy a falta de un buen sastre existencial que me haga a mi también un traje nuevo, un uniforme en condiciones para afrontar los rigores invernales y vitales con el arrojo y el coraje de un Miguel Strogoff lanzao al galope por la estepa siberiana...

...mientras aparece el susodicho profesional a tomarme las medidas para ponerme presentable, vamos a celebrar el cambio de decoración con una cancioncilla navideña de esas que me gustan a mi a cargo de la mismísima Peggy Lee, una de esas que hacen levantar la ceja a todo el mundo cuando las cuelo en las reuniones familiares porque para el cachondeo general pegan más "los peces en el río" y tal que no estas cosas tan tiernas... pero no desespero, algún día terminaré por educarles, jajaja.


....ah, ¿y que a qué venía el chulazo de ahí arriba?...
Pues no sé.
Es que tiene un culete...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...