viernes, mayo 29, 2015

GRANDES CHICAS DEL SIGLO XX: hoy, KAREN CARPENTER



La consecuencia casi inmediata de mi post ayer fue este, porque llevaba tiempo cavilando cual podría ser la siguiente "gran chica" que debía protagonizar esta sección y el personaje de hoy me parece lo bastante intenso y emblemático como para acompañar a Astrud y Françoise en este gran elenco femenino.
Ella es ni más ni menos que...

Grandes chicas del siglo XX: hoy, Karen Carpenter


Lo primero que he de decir es que en la entrada de ayer yo me sorprendía por verla en un video cantando y tocando la batería, ¡y resulta que no debería haberme sorprendido porque este instrumento siempre fue su favorito!, lo dominó estupendamente y en palabras de su hermano Richard ( la otra mitad de los famosos Carpenters ), ella no se tenía a si misma por una gran cantante, sino como "una baterista que además sabía cantar".


De pequeña Karen se apuntó a la banda de música de la escuela para poder librarse de las clases de gimnasia  que odiaba (algo en lo que se parece a mi pero yo tuve que complicarme mucho más la vida para librarme), y puede decirse que ahí comenzó su carrera musical. Tras varios pinitos musicales ella y su hermano consiguieron -en buena medida gracias a su madre, figura que para bien o para mal siempre aparece vinculada a la historia del dúo-, fichar por la discográfica de Herb Albert, un cantante y trompetista autor de perlas tan cachondas como esta que después acabó metido a ejecutivo de la industria discográfica.
Fue ahí en donde ellos grabaron su primer gran número uno y seguramente una de mis canciones favoritas de este dúo: Close to you.


Ese fue el despegue de una carrera brillante y también el inicio de una vida personal atormentada, en la que Karen se vio desbordada por la presión de la industria discográfica y un cúmulo de problemas en sus relaciones familiares y personales en los que tampoco deseo entrar. Me apetece más rescatar el legado musical de la artista y dejar la crónica negra a un lado porque es ese legado y no otra cosa el que a fin de cuentas la ha hecho pasar a la posteridad como "Gran Chica del Siglo XX".


En todos los años que los Carpenters estuvieron en activo  ( del 1969 al 1983 ) dejaron once álbumes y hasta una veintena de singles de éxito, pero mi siguiente canción favorita fue sin duda este "We've only just begun", que es ¡precioso! y nunca da fatiga escuchar. Al menos a mi, claro, jeje. 


A pesar de todo lo que ocurría en su vida privada y sus problemas de salud, conservó una voz preciosa y brillante hasta el último momento con una claridad y un control prodigiosos, y esto se muestra en este que fue su último single de éxito  ( incluido dentro de su también último album "Made in America" ) en el que a pesar de aparecer ya visiblemente delgada luce intactas todas esas cualidades vocales:


Me cuesta horrores en este pequeño homenaje a Karen no hacer referencia a un fantástico disco-tributo que apareció en 1994 titulado "If I were a Carpenter" en el que músicos de lo más variado hacían sus propias interpretaciones de las canciones más famosas de la banda.
A modo de ejemplo, he aquí el latigazo sonoro en que esta banda de chicas orientales guitarreras y cañeras transformaron el "Top of the world":


...e inexcusable sería concluir este post sin dejar este tremebundo y desolador cover de "Superstar" realizado por Sonic Youth:


En esta ocasión y al contrario de lo que sucedía en los casos de Astrud Gilberto y Françoise Hardy, no puedo contarte como enfrenta Karen su vida y su carrera llegada la edad madura porque falleció muy prematuramente a los 32 años víctima de esos trastornos alimentarios que por desgracia hoy están tan "de moda" pero que por aquel entonces ni estaban estudiados ni se conocía la manera adecuada de tratarlos...
Pero el mensaje final siempre debe ser positivo y en este caso es que el trabajo de grandes artistas  como esta perdura con el paso del tiempo y va mucho más allá de la desgracia o la fortuna que tuvieron en sus vidas personales, con eso es con lo que siempre hay que quedarse.
Yo me he quedado encantadísimo de hacer este post sobre Karen porque he leído mucho sobre la mujer que hay detrás de la voz y al conocerla un poco más, ¡pues la he cogido un poco de cariñico! y ahora la oigo con más sentimiento.
Que las cosas, así con sentimiento, siempre resultan mucho más bonitas.

¡Feliz fin de semana a tod@s, Humanidad!


El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo