lunes, enero 07, 2013

DEMASIADO PRONTO PARA UN ROSAL SILVESTRE

...y aquí estoy hoy, todavía bajo los influjos de un día de ayer que fue bastante mágico pero con la decoración navideña recogida y un cambio de cara que espero que aguante hasta la primavera...
...demasiado pronto para un rosal silvestre, sí, pero tenía esta estupenda foto que parece está tomada en lo alto de una montaña y resulta que no, que es un matorral que florece al principio de cada verano en un solar dentro de mi ciudad. Supongo que de algo como esto se puede sacar toda una fábula con moraleja incluida pero baaaah, no voy a hacerlo, soy un chico sencillo, me conformo con disfrutar de la belleza sin más explicaciones...o al menos así va a ser hoy.
La salida del "christmas-mode" me ha dejado una cierta sensación de paz que no quiero interrumpir con pensamientos profundos, del mismo modo que no quieres tirar una piedra a la superficie tranquila de un estanque para que siga siendo el espejo perfecto del cielo que tiene encima.
Sí, más allá hay nubes más oscuras que las de este cielo de hoy, cosas que voy a tener que enfrentar y resolver, pero a día de hoy solo queda en esta casa la calma.
Y para ayudarte a compartirla, visitante, aquí queda esta canción que con solamente una voz y un piano te despeja los cielos más oscuros...


¡Feliz Enero!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo