miércoles, marzo 01, 2006

MARZO

...final de mis vacaciones de invierno, vuelta a la actividad laboral (a partir de mañana)y la moral...bueno, creo que ya me he aburrido del dolce far niente, necesito unos días de trabajo para volver a añorar la inactividad, aunque la sensación de libertad es tan gratificante, el saber que tienes ahí una montaña de minutos, horas y días para disponer de ellos como te parezca es algo de lo que no se cansa uno nunca. O por lo menos no da tiempo a cansarse en sólo 15 días... Si las vacaciones son tan buenas es porque hay otros muchos días de trabajo para contrastar, hay que pasar por una cosa para poder disfrutar la otra, y como suelo decir siempre, esto vale para todos los ámbitos de la vida: ¿como podríamos saber que nos gusta el blanco si nunca hubiésemos visto el negro?...
El pensamiento para hoy, puro y simple:

"Abrir las contraventanas, ver que hace buen tiempo y estar contento. Acaba de nacer un nuevo mes."

Hasta otro día, continuamos nuestro vuelo sin motores...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo