jueves, enero 05, 2017

¡ESPECIAL REYES! FANTASIAS SEXUALES NO RESUELTAS: EL MERCADONA, EL CAJERO Y EL DE MANTENIMIENTO


El diablo es así,
Incluso en fechas tan entrañables como estas que hoy ya vamos a despedir, anda sembrando de tentaciones el camino de los virtuosos mortales como yo, intentando que ya que no pecamos "de acto", pequemos por lo menos de pensamiento.
En mi caso nunca le sale el tiro por la culata, porque peco mentalmente como un descosido y me monto unas orgías romanas mentales que ríete tú de eso, de los pobres de los romanos. El lugar es lo de menos, donde menos te lo esperas salta la liebre, y prueba de ello es el escenario que te voy a presentar donde se desarrolla la fantasía de hoy:
el Mercadona de mi barrio.
Pero cáscaras, ¿como puede uno tener pensamientos sucios cuando va allí a comprar el pan, el rollo secamanos o la malla de patatas?....
...¿es posible que eso ocurra?...
...pues he de deciros, queridas/os amigas/os que ES POSIBLE.
En ese lugar tan impersonal y asexual encontré un día mientras me disponía a pagar unas bolsas de lechuga y unas galletas para perros a..... ¡JOSUÉ!.

De nuevo te creerás que es coña y que me estoy inventado tanto nombre bíblico pero ¡te juro que es cierto!, la realidad supera a la ficción y ese es el nombre que tiene el muchacho apuntado en la plaquita que todos los empleados que se encuentran cara al público llevan sobre el bolsillo.
Josué por si mismo puede pasar desapercibido si no te fijas bien, pero en una observación al detalle descubres unos ojos color gris claro en los que poder perder el sentido durante mucho rato, una boca amplia de labios generosos, la piel de un tono blanco cremoso sobre el que resaltan los pelillos oscuros de un modo super obsceno sin querer, y luego él mismo tiene una actitud que inspira como ternura y deseos de protección y predispone al enamoramiento platónico cuando te sonríe levemente, te habla con su voz grave y suave y te da el cambio así como si le diese miedo mirarte a la cara (en mi caso supongo que justificado por los ojos de caimán falto de proteínas con la que me le quedo mirando cuando se me cruza )
Junto al infravalorado -por sí mismo- Josuéy compartiendo el mismo espacio mercantil está el Tío de Mantenimiento ( que tengo que llamarle "tio" porque los de mantenimiento del mercadona no llevan chapita con el nombre ),y hay que decir que este machirulo no es en absoluto guapo a no ser por esa belleza viril que siempre se les ha adjudicado en España al hombre y al oso: es moreno, es velludo, y a pesar de ir siempre enfundado en un mono gris verdoso nada agradable a la vista y llevar el pelo como enmarañado ( con ese look que se supone debe llevar un operario más ocupado del trabajo manual que de la apariencia física que da a la galería), pues tiene un atractivo oscuro-salvajote-y-animal potenciado además porque ver su culazo enfundado dentro de ese mono desfilando pasillo arriba-pasillo abajo de la tienda estoy seguro que ha hecho perder la dentadura postiza a más de una venerable clienta.
Ahora viene lo bueno, porque ¡de verdad que me ha sido super-chungo pergeñar una fantasía medianamente creíble en la que resulte factible el que yo y esos dos hermosos ejemplares masculinos terninemos enredados en nada efectivo!...vamos, que los resultados no me los creo ni yo y eso que son imaginarios jajaja pero vaya, esto es lo que al fin mi mente ha discurrido y he conseguido sacar adelante titulándolo...

LECCIONES DE DOMINACIÓN Y SUMISIÓN EN LOS WC DEL MERCADONA


En este hipotético asunto yo, antes de hacer la compra, me veo obligado a entrar en los baños del supermercado. No por una necesidad perentoria sino digamos que es un día caluroso de verano y debo entrar a refrescarme la nuca, que queda muchó más romántico y novelesco.
Y cual es mi sorpresa cuando apenas me agacho sobre el lavabo escucho algo parecido a un sonoro palmetazo, un gimoteo y de inmediato un siseo en el que me parece entender algo como "cierra el pico putita".
¡Bondad graciosa!... ¿he oído de verdad lo que mis vírgenes oídos han creído oír o estoy sufriendo alucinaciones a causa del calor?
Doy -primer hecho irreal, porque en condiciones normales abandonaría los WC a toda prisa- unos pasos intentando localizar el ruido de los resoplidos, susurros y lloriqueos, hasta comprobar que proceden de una de las puertas de los retretes...
"chsssss" escucho decir "me parece que hay alguien fuera" 
Agarro el tirador ( que en mi fantasía se abre oportunamente hacia afuera ) y ¡zas!, me encuentro a Josué reclinado hacia adelante con sus pantalones verdes de cajero de mercadona enrollados en las rodillas, sus atractivas nalgas al aire y sobre una de ellas reposando en estado morcillón de semi-erección el más que generoso artefacto del Tío de Mantenimiento.
Este, que además de lucir unos hermosos muslos peludos totalmente de acuerdo con mis fantasías calenturientas enarbola una sonrisa inasequible al desaliento, me guiña un ojo y suelta:
"Perdone, como ya habrá visto está ocupado, estamos en la pausa del bocadillo..." dice, pero al encontrar un  saliveo perruno evidente brillo concupiscente en mis ojos amplia la sonrisa y añade "...aunque quizás quiera echarme una mano para darle una lección a esta zorrita"
Josué me mira de reojo con cara de "yo-soy-la-zorrita", luego reconoce en mi al individuo que le mira con ojos de vicioso mientras paga las lechugas y lanza un gemido que no sé si es de emoción o de terror.
"Bueno, si hay que echar una mano pues yo encantado" dice la emprendedora versión de mi mismo que solo existe en mis fantasías calenturientas, y esa misma versión pone una mano sobre una de los cachetes del culo de Josué - que por cierto luce un apetitoso color casi como el de la mantequilla- y exclamo "¡cáscaras, vaya material!"
"Está pidiendo que se lo trabajen a fondo, ¿no lo cree usted caballero?" dice el Tio de Mantenimiento dándole un palmetazo que deja ahí cuatro dedos marcados.
" Pues sí, pero veo que estaba usted en plena faena y no quisiera que..."
"Por-fa-vor-por-fa-vor" dice El Machote apartando su increíble cachiporra del trasero de Josué y haciéndome un gesto de invitación "Mercadona siempre lo da todo para lograr la máxima satisfacción de sus clientes. Agarre ese culo y dele tralla de la buena sin piedad, que es lo que está solicitando."
"Vaya, es usted muy amable" digo dudoso porque tampoco me apetece perder mucho de vista el trabuco de Mantenimiento "¿y dice usted que puedo ser rudo?"
"¡no-pogg-favoggg-no-me hagga-daño!" oigo farfullar a Josué con dificultad, y descubro encantado que  sus dificultades de expresión se deben a tener metidos en la boca los calzoncillos del Tío de Mantenimiento.
"Oh cielos, es hardcore total" pienso lleno de admiración mirando al Machote "Esto sí que es un tío como dios manda..."
"No le haga ni caso" me susurra entretanto en tono confidencial el Machoman divertido con los lloriqueos de Josué"dice que no, pero le encanta"
"Vaya, pues entonces no se hable más" exclama alborozado mi desinhibido yo de las fantasías, aunque luego componiendo una mirada lasciva de cabaretera portuaria le lanzo una mirada al más que generoso instrumento del Tío de Mantenimiento y sugiero "...pero yendo quizás todos un poco justos de tiempo y no queriéndome perder tampoco sus atenciones, ¿que le parece si hacemos el trenecito?"
"Ha.ha.ha" rie desenvuelto el maromo mientras comienza a engrasarse el sable" ¡pues me parece fenomenal! Me encanta ser el vagón de cola y a Josué le encanta hacer de locomotora, ¿no es cierto putita?"
No hacemos mucho caso a lo que dice Josué, me pongo en posición mientras El De Mantenimiento se coloca a mi espalda, agarro los temblorosos glúteos de mi cajero favorito dispuesto a rematar la faena pero ¡ah, esa educación judeo-católica!; antes de proceder me asalta un conato de compasión y no puedo evitar decir:
"...pero...un momento...¿no cree que deberíamos utilizar un poco de lubricante?"
El de Mantenimiento mira un momento a una cámara invisible y responde:
"Vamos a ver, esto es una fantasía y no deben hacerlo en sus casas, amiguitos, pero aquí, si, se lo va usted a calzar a pelo y a lo bestia. Todo lo más si quiere échese un escupitajo en el miembro en plan Oeste Americano, a Josué con eso le basta y le sobra, ¿verdad chatín?
Josué pone sus hermosos ojos en blanco pero separa las nalgas y procedemos a poner el ferrocarril en marcha...

...espero que estos tres "reyes" in-action hayan conseguido alimentar tus fantasías y te sirvan de inspiración para tener ¡justo hoy! una noche totalmente mágica.
Que Sus Majestades te traigan muchos regalos ( materiales o espirituales ) con los que encarrilar bien este comienzo de año. Yo ya has visto que he sido bastante sucio y concupiscente estas Navidades, no creo que me traigan ni siquiera los calzoncillos de tirantes que he pedido...¡peor para vosotros,porque iba a colgar la foto para demostrar lo bien que me quedaba el modelazo!


Que tengais una buena noche y una buena despedida de estas Navidades. 
Ay, si no he puesto una canción....pues ahí va este momentazo vintage que te va a encantar y va a servir para despedir con una sonrisa estas entrañables fiestas, ya lo verás.
¡Felices Reyes para todos!


El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo