lunes, julio 14, 2014

VERANO AL FIN



...ya llegó el verano!!!

Teníamos a las golondrinas a punto de tratamiento con antidepresivos y ansiolíticos pero...¡por fin empezó a hacer calor!...y las golondrinas, que de siempre han sido bastante malas disimulando sus estados de ánimo, chirrian como locas recorriendo el cielo como pequeños cazas japoneses y encantadas de ser ellas mismas como son y estar así de cachondas y contentas.

Golondrina eufórica a su compañera de cable: "¡Qué contenta estoy, Eudivigis!"

Y los saltamontes...¡por Dios, esos saltamontes! ( así de corrido me salió "salmonetes", qué cosa, jajaja) El saltamontes de toda la vida es un bicho veraniego por excelencia que yo no sé de donde salen pero cuando llega el buen tiempo enseguida empiezan a hacer "cri-cri-cri" en cualquier campo y claro, también en los solares abandonados de la ciudad poblados de "malas" hierbas... ( "malas" va entre comillas porque son malas solo para el humano, ese bicho más gordo que el saltamontes según el cual todo lo que no puede echarse uno al cinto o no produce rendimiento económico es "malo" de condición y debe ser eliminado en virtud de un mejor aprovechamiento del espacio  ) ...pues bien esos saltamontes que a primeros de Junio y envalentonados por una relativa bonanza meteorológica empezaron a hacer "cri-cri", se han chupado un mes de tiempo otoñal los animalicos que casi me los imagino con la antena caída y la bufanda puesta pensando que iban a palmar de frío sin haberse estrenado como aquel que dice...
...pero como el verano una vez más no nos ha traicionado, han aguantado el tipo y ahí los tenemos, alegrando el oído al paseante y el buche al pajarraco hambriento con necesidad de proteína....es duro pero es lo que tiene ser para los plumíferos el equivalente al escalope milanesa...

Ninguno de estos dos es un saltamontes, urbanita despistado

...y yo, a falta de 18 días aún para mi quincena veraniega estival y con una perspectiva diabólica de trabajo en lo que me queda de Julio, pues como buen chico con el curso de resiliencia recién hecho, también sonrío al verano...¡porque está lleno de alegrías!:

Por ejemplo comprobar que con tanta carrerita el bañador te hace un culete estupendo...

¡Glup!...como se ve, esto no es un "selfie"

...es tiempo de hacer locuras en brazos de algún hombretón, jajaja...

¿Quien va a hacer esto conmigo, con lo buen mozo que soy?

...de fiestas locas donde ser el equivalente testosterónico de una chica mala...

Jovencitas poseídas por el espíritu de Sue Ellen

...y del amor, claro, ¡el verano es muy buen tiempo para el amor!

"Maricruz, que nos hace aguas la colchonetas..."

Como banda sonora para este summer-post tengo un tema que no sé si es actual o no pero sí de reciente descubrimiento para mi y que está incluido en mi lista del "gay-pride-2014" esa del espotifai...que no sé porqué me gusta tanto, ¿será de oirla mucho haciendo todo ese running que me ha dejao el culo bonito? ( ¡jajajajaja! )


...Mr. Connolly, mi tentación veraniega, deja caer sugerencias musicales entre sus páginas y una de ellas es este grupo con el poco apropiado nombre para este post de "Winter Hours":


...anda ¿pero estas quienes son?...aaah caray, que cantan una canción que se titula "Winter Hours" pero no son un grupo llamado así...pues nada, ahí se quedan porque si el destino me las ha cruzado así en el camino por algo será, ¿no?

...y para rescatar esta serie de despropósitos en la que queda evidente que hoy no tenía gran cosa que decir, una canción de los Beach Boys porque parece que ellos siempre suenan a mucho verano... aunque ¿esta no la he puesto hace poco?...baaah, como mínimo el verano pasado ¿no?...


...y ahora, me voy a tomar una cervecita, que para eso es lunes y solo por hoy ¡no me toca trabajar, iujuh!



¡Feliz semana a tod@s!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo