lunes, diciembre 27, 2010

DESVARIOS NAVIDEÑOS ( I )

UN-ANGEL SCROOGE PRODUCTIONS
PRESENTS:

DESVARIOS NAVIDEÑOS

Una co-producción en tres microcapítulos pensados para despedir el año reconciliado con el mundo, inspirada en el "Cuento de Navidad" de Charles Dickens el cual sin duda es más enriquecedor y está mejor terminao, pero este va repleto de la buena intención de pasar el ratico este de sobremesa entretenido, que es que me aburro una barbaridad hasta que me entra el sueño para la siesta.

Con guest-stars y toda la pesca.

Hoy, en exclusiva mundial, la primera miniparte:

EL FANTASMA DE LAS NAVIDADES PASADAS

Vamos p'allá.

Apenas acabo de dormirme con esa serena satisfacción de boa-constrictor-con-vaca-en-la-andorga que produce hacer un montón con los adornos navideños en un solar cercano a mi cubil, prenderlo fuego y bailar alrededor como los comanches. De hecho pienso que podré dormir como la boa un par de semanas mientras digiero la vaca-gustazo y despertar ya a mitad de Enero con todo este chocho festivo terminado, pero...
...no puede ser. No he hecho más que cerrar los ojos cuando me despierta...
"Impposible" me digo incorporándome de súbito en la oscuridad de mi casto lecho de soltero. Envuelvo mis poco definidos pectorales en la sábana y me dirijo al armario ropero, del que además de la melodía que me retrotrae al pasado, brota una pálida fosforescencia cual si estuviese el móvil encendido ahí dentro o ¡no lo quiera Dios!, albergase un conato de incendio.
El móvil no es porque recuerdo haberlo dejado junto a la cama tras mirarlo por vigésimo novena vez a la espera de un mensaje que al final no ha terminado de llegar, encima yo de politono tengo a la lady gaga, no a...a...
Algo se remueve en el interior de mi ropero y de pronto empiezo a creer en la magia de la Navidad. Suelto la sábana, tiro p'abajo del elástico de mis calzoncillos y grito:
- ¡ERES TU, TE HAS MATERIALIZADO AQUÍ...JASON DONOVAN!!!!
La puerta se abre de golpe y recibo un derechazo en la mandíbula que me hace volar hasta los pies de mi cama y quedarme allí viendo campanitas y pajaritos alrededor de la cabeza como en los tebeos. No, no es Jason quien sale del armario aunque todo el mundo esperaría que así fuese porque de hecho todo el mundo daba por sentado que Jason iba a salir del armario en un momento dado. No, quien se planta en medio de mi dormitorio envuelta en purpurina plateada y con alitas en el lomo es...

...ella, Kylie en persona, y con cara además de estar bastante cabreada.
- Kylie, que emoción -digo intentando parecer entusiasmado-, no veas lo feliz, pero super-feliz que me hace tenerte en ropa interior en mi dormitorio, soy tu fan número uno, o puede que el dos, pero estoy ahí, en la cima, y bueno, aunque por un momento me entusiasmé con lo de Jason, pues que estés aquí es genial, en serio...
- No puedo decir que siento lo mismo por estar en TU dormitorio contigo delante SIN ropa interior. ¿No le pediste a mamá que te regalase un pijama o al menos unos calzoncillos decentes por Nochebuena?...-recojo mi sábana con un indignado pudor mientras Kylie chasquea la lengua y sacude una varita mágica fisgoneando en la intimidad de mi alcoba-...jesús que pocilga, ¿esta es la paradisiaca vida del soltero?...en fin, ya percibo que hubieras preferido al mariquituso de Jason por aquí dando saltitos con un tanga rojo y una florecilla en el trasero, peeeero a alguien ahí arriba -y señala con hastío al techo de mi cuarto como si mi vecina del primero tuviese algo que ver en el asunto- se le ocurrió que ver a Kylie en tu cuarto despertaría en ti la nostalgia de tiempos pasados. Porque yo, nene, soy...el fantasma de las navidades pasadas.
Y emite un fogonazo así como de disco de los 80 que en el fondo sí me retrotrae un poco a los tiempos en que era jovenzuelo, bebía licor 43 con limón y vomitaba a la puerta de las discotecas porque no me dejaban pasar con las castañas que arrastraba.
- Hum. ¿Entonces podríamos conseguir un cambio de look y que, por ejemplo, apareciese Jason?
Sin duda Kylie esperaba alguna reacción diferente por mi parte  ( temor, asombro, no sé) porque una patada de karate en el mentón vuelve a dejarme grogui durante un buen rato, de tal forma que para cuando despierto de nuevo ella está haciéndose las uñas y resoplando de impaciencia.
- ¿Que somos, hombres o nenas? -gruñe- La historia está en hacerte recobrar el espíritu navideño antes del amanecer, que te reconcilies con la temporada y esas cosas, pero si te lo pasas durmiendo o pidiéndome que venga Jason, nos van a dar las 7 y el milagro se va a tomar pol saco, ¿entendiste?
- Ah, así que se trata de eso -respondo poniéndome en pie sin disimular mi enojo- Bien pues tú y tus bragas fosforito podeis iros por donde habeis venido, porque no tengo ni la menor intención de cambiar de posición con respecto a este tema. 
Y para demostrar que mi decisión es inamovible, me tumbo en la cama, me echo la manta encima y anuncio desde dentro de mi cálido nidito:
- No des un portazo al salir. Y si luego piensan mandarme a Britni Espirs y a Lady Gaga para continuar con tu misión, diles a tus jefes que se ahorren el trabajo. Bueno -murmuro pensándolo mejor-, si viene la Gaga, ya que está podría firmarme el disco del "Alejandro" para mi madre, que le encanta, y...
No sé como lo hace pero mi cama se pone sobre dos patas de golpe como si se hubiese accionado un resorte gigante bajo la cabecera y salgo catapultado contra la pared de enfrente, quedando ahí pegado unos largos milisegundos cual mosca espachurrada, después me deslizo poco a poco hacia el suelo y paso otro rato indeterminado de piadosa inconsciencia.
Solo despierto gracias a que Kylie me está vaciando el pocillo de agua de los gatos sobre la cabeza, procurando que parte del contenido caiga dentro de mi boca abierta.
- Bien capullo, perdiste tu oportunidad de visitar el pasado y enternecerte con imágenes de tus navidades de antaño, ahora me tengo que pirar porque si no, no nos da tiempo y no cobramos ninguno de los tres. Lo que más me jode es que has tenido suerte porque para que no vuelvas a quedarte frito han mandado a alguien para entretenerte...-se vuelve al armario y grita en tono algo despectivo-...¡eh, niño, vete pasando que servidora se pira!
Las puerta del ropero se vuelven a abrir y para mi maravilla, aparece, en ropa interior como no, el mismísimo...

- ¡JASOOOOOON! -chillo lanzando los calzoncillos por los aires-
Jason, un tanto azorado, lanza una mirada a Kylie pero ella ya se está deshaciendo en una nube brillante. Yo por mi parte saco como por arte de birlibirloque un bote de lubricante de la nada, pongo morritos y pregunto:
-...bien, chatongo, ¿de cuanto tiempo disponemos hasta que llegue el siguiente fantasma?...

TO BE CONTINUED

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...