martes, julio 03, 2012

SEGUNDO DIA: CONOCIENDO A J.A.



< capitan Angel > Madre, revisa coordenadas y trayectoria, espero que todo siga tranquilo ahí fuera
< computadora central > Todo en orden ahí fuera capitán, no obstante sugerimos una nueva revisión de los componentes biológicos a bordo de la nave.
< capitan Angel > ¿Que ha ocurrido? ¿Algún problema en el suministro de alpiste al motor gallináceo?
< computadora central > Negativo capitán, todo en orden en el suministro de energía aviar, de hecho tenemos un excedente de caca de varias toneladas por procesar
< capitan Angel > Cáscaras, espero que  no haya alguna toxiinfección alimentaria afectando a las células avícolas...¿podemos confirmar ese punto,Madre?
< computadora central > Si me permite capitán puedo asegurar que las constantes vitales de cada una de nuestras seis mil gallinas está monitorizada rigurosamente, y no se ha detectado ningún problema intestinal que afecte a los parámetros de la producción
< capitan Angel > Bien entonces qué carajos quieres que revisemos a bordo de la nave

Madre guarda un prudente silencio cuando J.A. aparece en calzoncillos, se tira en un sofá y suelta:
"ME ABURRO"

"Buenos días, lugarteniente" digo forzando una sonrisa mientras él se toquetea pensativo el paquete "todavía le quedan seis horas de descanso, ¿no preferiría emplear su tiempo en otro lugar que no sea su espacio de trabajo?"
J.A. mira al tendido como si lo estuviese pensando, luego esboza una sonrisa gigante y contesta
"NO. Eres el único ser humano con quien voy a tratar el próximo mes. Me apetece estar aquí. Que te pasa, ¿tienes problemas de sociabilidad?"
< computadora central > Lugarteniente, le sugiero visitar el espacio de ocio para la tripulación, seleccione realidad virtual, seleccione solo para adultos, a continuación pulse secuencias copulatorias entre hombres desnudos y podrá compartir experiencias sensoriales de alta calidad entre seres de su misma especie y sexo
J.A. pone los ojos en blanco, me mira divertido y dice
"¿Has visto a esta zorra? Como me conoce...parece que no supiese que llevo las anteriores seis horas ahí metido..."me da un codazo que pretende ser cómplice pero que a mi me hace preguntarme por la salud de la costilla flotante afectada "...eh, hay material de calidad ahí, y además de TODO tipo, no sé que especie de degenerados creen que tripulan estas naves, ha-ha-ha...pero vaya, al lado del calor y el tacto humano, no hay realidad virtual que valga."
Ahora se acoda en el brazo del sofá contemplándome con esos extraños ojos suyos como de ciencia ficción y me suelta
"...venga, cuéntame...¿has visitado el contenido para adultos?...no te cortes, hombre..."
De pronto J.A. pone los ojos en blanco, emite un resoplido y cae noqueado al suelo.
< capitan Angel > ¡Madre!...compruebe las constantes vitales del lugarteniente, ha quedado como...
< computadora central >...fuera de servicio. Lo sé, capitán, he sido yo misma quien ha inducido un estado de bloqueo momentaneo gracias a un chorro de micropartículas de caca de gallina liofilizada dirigidos a su pituitaria.
La caca de gallina, además de como combustible ecológico, resulta tener en estado vaporizado un efecto anestésico en el sistema nervioso humano que también se ha empleado en largos viajes interestelares como inductor de hibernación. Esto me preocupa, claro, porque en el contrato del lugarteniente J.A. se especifica claramente que de hibernar nada, y además no quiero chuparme yo solito el mes entero de viaje sin nadie con quien charlar ni siquiera en los relevos.
< computadora central > Tranquilo capitán, tengo computadas las condiciones contractuales del lugarteniente, solo pasa por un estado de inconsciencia momentánea, pero he sentido que el carácter de la conversación estaba resultando embarazoso para usted y mi programación defensora de su bienestar como comandante de la Nostromo ha sugerido que sería apropiado inducir un breve periodo de sueño para que el lugarteniente relaje sus niveles hormonales que continúan preocupantemente alterados y usted se libere de una situacion que tanto su frecuencia cardiaca como su sudoración estaban demostrando ser violenta.
< capitan Angel > ¡Coño, Madre! ¡Eso no se puede hacer! A partir de ahora queda prohibido inducir nada a los humanos de a bordo a no ser que sea por deseo expreso de ninguno de los dos, ¿entendido?
< computadora central > Mi programación dedicada a su bienestar sugiere que le será beneficioso un tiempo de sueño profundo para recuperar el equilibrio...
< capitan Angel >...Madre, he dicho que...
< computadora central > Desacelerando motores de Nostromo 12...campo protector magnético activado...suspendiendo unidades vitales...
< capitan Angel > ¡Madre, coño!
< computadora central >...gallinero desactivado...lugarteniente desactivado...comandante, le sugiero adoptar postura horizontal...atmósfera de caca de gallina micropulverizada liberada...modo siesta activado
Un chorro de algo impacta contra mi nariz desde no-sé-donde y siento doblarse mis rodillas y me veo caer como a cámara lenta, terminando con mis morros contra el slip de mi lugarteniente.
< computadora central > ¡oh, no!
Entre los últimos pensamientos de mi mente, mientras aspiro los penetrantes efluvios de la entrepierna de mi segundo de a bordo, está el corregir esta mierda del "modo siesta" quieras o no, porque esto no ha hecho más que empezar y si ya dejamos que la computadora central nos chulee de este modo, ¿qué va a ser de nosotros?

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo