domingo, febrero 17, 2013

I WAS AN EARTHLING WEREWOLF IN THE OUTER SPACE ( XI )



Sala de control.
Reunión del cómite de crisis. 
Asisten el capitán Canelo, con semblante sombrío; la lugarteniente Dita sudorosa, despeinada y enfundada en su uniforme negro de combate; el oficial Deveraux en una cama con ruedas transportada desde la enfermería; y la humanoide Nancysinatra con su look-sixties en estado deplorable.
Nancysinatra: ...por favor, ¿alguien tiene un poco de maquillaje, una sombra de ojos y una máscara para pestañas?...un secador y un bote de laca tampoco estarían nada mal...
Capitán Canelo: ( con la gravedad que la situación requiere ) No es el momento de preocuparnos del make-up, señorita Sinatra, en este momento todos los níveles inferiores de la nave son un hervidero de lobos humanoides e incluso aquí arriba...
Dita: ( sonriendo cual culebra )...prueba el agua y el jabón, querida. Yo es lo único que utilizo y nunca me ha fallado.
Nancysinatra: ( consternada ) ¡pero mi modelo viene de serie con explícitas especificaciones a propósito de mi maquillaje!...¡no podemos ignorar esa cuestión de indiscutible gravedad!
Capitán Canelo ( haciendo como que no está oyendo nada )...incluso aqui arriba nuestra seguridad peligra porque a juzgar por lo poco que sabemos, la doctora Jujú podría ser ya una de esas inestables criaturas. Y eso no es todo: nuestra computadora central Azofaifa ha encontrado unas escalofriantes coincidencias en su base de datos: cada vez que se produjo un ataque en el área porcina, unos minutos antes se registró un movimiento de salida en el área humana, y lo mismo ocurrió pero al revés una vez el ataque a los cerdos hubo finalizado...
Dita: ¿Está diciendo que UNO DE NOSOTROS era el lobo que atacó las cochiqueras y a continuación transmitió la enfermedad en el área humanoide?
Deveraux: ( en tono agónico desde su lecho y señalando a Dita ) ...fue esa zoooorrrra...yo...yo la oí salir todas las noches...salía gruñendo y volvía...volvía jadeante y oliendo a sangrrre...
Dita: ¡Pero si será hijo de puta!...Sabeis que lo dice por puro resentimiento, ¿verdad?...porque le dejé el culo como una boca de Metro y ahora quiere vengarse de alguna manera...¿no tiene la Azofaifa de los cojones una manera de visionar los puntos de entrada y salida para comprobar quien era el que salía y entraba?
Capitán Canelo: ( con la templanza de un profesional del mando ) Azofaifa está experimentando severos problemas técnicos no sé si fruto de la casualidad o si están relacionados con todo lo que está ocurriendo, lo cierto es que esa es toda la información que tenemos por ahora en nuestras manos.
Dita se descuelga el arma de la espalda y la enarbola apuntando en todas direcciones.
Dita: ¿entonces lo único seguro es que uno de nosotros es el lobo y hay que descubrirlo?
Nancysinatra: ( con una vocecilla minúscula teniendo en cuenta su tamaño ) ...yo quedo descartada...no había pisado el área humana hasta hoy...
Capitán Canelo:...caben posibilidades menos inquietantes, por ejemplo que fuese Perkins el lobo, o incluso la misma doctora Jujú y entonces todos los que quedamos aquí fuesemos inocentes.
Dita: O también puede que fuese el humanoide ese mamporrero que tiene usted para su esparcimiento personal...¿no era el que más se meneaba de un área a otra?
Capitán Canelo: No le consiento ni siquiera la insinuación de que Eric pueda haber tenido absolutamente nada que ver en todo esto, de hecho ahora se encuentra en algún punto del perímetro de nuestro área tratando de escapar de la doctora Jujú...¿tendría eso sentido si fuese él también un lobo? En ese caso echaría mano de su doble naturaleza para enfrentarla, ¿no es así?
Dita: (apuntándo el arma a la cara del capitán) No lo sé, capitán, a mi todo eso me suena a una auténtica sarta de milongas, qué quiere que le diga...
Deveraux: ( agónico y tapándose con su sábana hasta arriba ) ¡no deje que esa zorra le intimide!...¡ella es el lobo, capitán!
Dita:  (avanzando cuatro enérgicos pasos y metiéndo la boca del arma entre los dientes de Deveraux)...vale si vamos a empezar en plan hijodeputa, creo que erais Perkins y tu los que teníais salidas programadas al área humanoide para follaros unas cuantas de esas cosas con chocho de ahí abajo.
Nancysinatra: (menos lastimera que hace un momento) Te recuerdo que una de esas cosas con chocho está aquí ahora mismo, nena, y esta cosa no logra entender qué iba a sacar en limpio acostándose con un tipo como el que está en la cama ahora mismo...
Dita: (riendo como una mujer malévola) ¡Jajaja!...vamos, sé de sobra como aumenta el estatus de una humanoide después de haber tenido una polla humana en su conejito...
Capitán Canelo: (tembloroso)...creo que estamos cayendo en la agresión gratuita y la vulgaridad innecesaria cuando tenemos entre manos algo muy grave que resolver...
Dita: Pues me la suda lo que usted crea, capitán. Lo que yo creo es que no me fio de nadie, ni de la zorra humanoide, ni del sodomizador del colchón ni tampoco de usted con su cara de oveja muerta... (ahora con un brillo pérfido y cruel en su hermosa mirada)...me veo perfectamente capacitada para tripular este trasto yo sola hasta el primer planeta habitado, toda la tripulación me es prescindible.
A esta estremecedora declaración de Dita siguen unos interminables segundos de silencio durante los que todos se observan sin saber cual es el siguiente paso oportuno a dar, hasta que Azofaifa rompe el silencio con su voz musical.
Azofaifa: ¡atención-atención! tengo una llamada entrante del área humanoide...¿se la paso, capi?
Capitán Canelo: (aliviado por la interrupción) Pásamela, Azofaifa...
Azofaifa: ¿Por su canal privado, capi?
Capitán Canelo: Hummm no, no es momento de aumentar la desconfianza y las susceptibilidades...pásala por la pantalla grande, que podamos escucharla todos...
Un par de segundos después el cuadrado de un visor se abre en medio de la sala de control y en el mismo aparece el hermoso rostro de Cynthia-20, apenas salpicado por unas gotas de sangre en la mejilla.
Cynthia: ...capitán...me alegro que haya aceptado mi llamada.
Capitán Canelo: (un poco superado por la trascendencia del momento)...entra dentro de mis obligaciones  el atender los requerimientos de cualquier miembro de la tripulación, y por el momento usted sigue formando parte de la misma, ¿no es cierto?
Cynthia: (sonriendo apenas) Es cierto. Y tanto yo como el resto de toda la tripulación que está aquí abajo deseamos sobre todo llegar sanos y salvos a nuestro destino.
Capitán: (consternado)...pero muchacha, es usted consciente de que se encuentra enferma y que su estado actual es potencialmente contagioso, ¿verdad? ¿entiende eso?
Cynthia: (meneando la cabeza con indulgencia)...mi "estado actual" como usted lo denomina no me ha restado ni una pizca de mis capacidades intelectuales, capitán. Por eso me pongo en contacto con usted, por dos razones: una como miembro concienciado de la tripulación que debe poner en conocimiento de su oficial  al mando cualquier suceso inquietante que tenga lugar aquí abajo...
Dita: (interviniendo bruscamente) ¡toda tu eres inquietante, mutante asquerosa, y de ese suceso ya estamos al tanto! Si hubiese bajado yo al área de enfermería la otra noche en vez del capitán y Jujú, te habría despachado de un tiro en la cabeza y como dice el refrán, muerto el perro se acabó la rabia.
Cynthia: (ignorando de modo humillante a Dita)...pero empezaré por la segunda razón, y es la de comunicarle que todos y cada uno de los que estamos aquí abajo tenemos plena confianza en que usted nos llevará a buen puerto y procurará que esta complicada situación se solucione con el menor número de víctimas posibles.
Dita: (siseando a la oreja del capitán)...eso es una buena cuestión...¿donde piensa aterrizar con este cacharro lleno de lobos sedientos de sangre? ¿qué ha pensado sobre ese asunto?
Cynthia: ( impasible )...y la primera razón es comunicarle que una desafortunada plaga se está transmitiendo en el área porcina. El numeroso contingente de cerdos heridos pero no difuntos durante el ataque del lobo primigenio a las cochiqueras HA EXPERIMENTADO también el efecto de la mordedura, se han transformado en cerdos licántropos y a su vez han transmitido la mutación por toda la población animal del área...
Dita: ¿¿¿CERDOS LICÁNTROPOS???¿PERO CUAL ES LA SIGUIENTE MIERDA QUE VOY A TENER QUE ESCUCHAR?
Cynthia: ...por desgracia el gen de la licantropía no tiene nada que ver con el del canibalismo y una vez que todos los cerdos supervivientes se han contaminado, estimamos en un contingente de unos cien mil cochinos asesinos y hambrientos ahí abajo pugnando por reventar sus muros de contención e invadir el resto de los niveles en busca de...de carne con la que alimentarse
Los ocupantes de la sala de control se observan unos a otros superados por la magnitud de la catástrofe. Cynthia les contempla uno a uno con serenidad y concluye:
Cynthia: Los cerdos están demostrando una preocupante inteligencia, no descarto que en cualquier momento  encuentren la forma de abrir las compuertas e invadir el área humanoide. Si no hace lo que esté en su mano para controlar este asunto, es cuestión de tiempo que la siguente comunicación tenga que establecerla con un cerdo licántropo mucho menos razonable que yo. O quizás conmigo misma convertida en un muy poco negociador híbrido de humanoide, cerdo y licántropo (añade con un ligero y humorístico encogimiento de hombros)...estoy convencida de que no tardaré demasiado en tener noticias suyas, ¿verdad, capitán?
La imagen de Cynthia desaparece de la pantalla y todos quedan rumiando lo peliagudo del asunto.
Deveraux ( tras un ratito ): ...¿no hay un planeador de emergencia en el que podamos largarnos todos tras programar la autodestrucción total de la nave?
Capitán ( visiblemente deprimido ) No. Solo hay un...
Dita: (continuando tras las visibles dudas del capitán como si le costase suministrar la información)...solo hay una cápsula unipersonal para una situación desesperada que a lo sumo proporciona 24 horas de autonomía en el espacio exterior. Podrían caber dos humanos muy apretados, pero en ese caso la autonomía se reduciría  y las posibilidades de supervivencia serían de unas pocas horas nada más...esa es la única opción.
Nancysinatra: (sudorosa)...entonces de los que estamos aquí...¿solo puede quedar uno?
Capitán Canelo: ¡por favor!...¡por favor!...no tenemos ni que plantearnos la destrucción total de la astronave, por tanto no debemos afrontar esto así. Somos seres humanos y racionales, no los lobos de ahí abajo, por lo tanto vamos a intentar no pensar en esta cuestión como en una guerra de todos contra todos, ¿de acuerdo?...
En ese momento Eric entra corriendo a la sala de control, sudoroso y despeinado pero bello cual dios nórdico, y grita:
Eric: ¡Cierren la puerta!...he conseguido despistarla pero no sé por cuanto tiempo...(luego contempla con el ceño fruncido a todos uno por uno y pregunta)...¿pero qué diablos está pasando aquí?

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo