sábado, mayo 13, 2017

BREVE ANTOLOGÍA DEL HISPANODESASTRE EUROVISIVO

Ilustrativa imagen para el post de hoy extraída 
de una portada de "The Economist"


Ánimo Manel.
Seguro que ahora estás pensando "voy a quedar como el culo y sí, mucho dice todo el mundo que no ve Eurovisión pero a la hora de ponerme a parir va a parecer que todo Dios estaba ahí viéndome en primera fila, y yo soy surfero pero sensible joer y me van a tocar los cojones casi seguro."
Bueno, de hecho me sorprende que no haya desaparecido ya el pobre, con lo negativa que ha sido la crítica general con su propuesta, solo por eso hay que decir "ole tus huevos Manué" y desear al muchacho que por lo menos se lo pase lo mejor posible.
Que no hay que tomarlo así, chico, esto de quedar para el orto en Eurovisión es una tradición de mucha raigambre española, y aunque parece que la pobre Remedios Amaya fue la única que se volvió con el rosco a casa, ¡ha habido muchas nefastas puntuaciones! y si en este momento te estás relajando unos instantes viendo cosas por internet y recalas en esta página, ¡pues qué bien! porque comprobarás que podrás hacerlo mal, pero nunca peor que otros de tus precedentes eurovisivos.
Este es un breve repaso de....

LO PEOR DE LO PEOR DE ESPAÑA EN EUROVISIÓN

El cerapio de Remedios no fue el único de nuestra historia, que lo sepáis todos los euroingenuos. Tenemos otros tres, no sé si justificados o no pero que ahí han quedado como tres puñalitos clavados en el corazón:

1962 - LUXEMBURGO: VICTOR BALAGUER

Ya ves, pequeño eurofan, al segundo año de empezar en Eurovisión ya empezamos a cagarla, en este caso de la mano de este señor llamado Victor Balaguer: cero míseros points y he de decir que inmerecidísimos porque la canción, con ese rollo sixties total y los violines del principio, ¡me encanta! Si presentamos a Victor este año, quedamos entre el portugués y el italiano casi seguro...



1965 - NAPOLES - CONCHITA BAUTISTA

Conchita, sin duda envalentonada por la octava posición que había conseguido cuatro años antes con el "Estando contigo", se animó a coger el toro por los cuernos otra vez en Nápoles con este tema: "Que bueno, que bueno".
Que bueno habría sido que Conchita se hubiese quedado en casa aquel día presa de una terrible amigdalitis porque ya ves, ¡otros cero points! aunque eso sí, al quedar empatada con otros dos en la última posición -menuda debacle eurovisiva la de aquel año- debió quedar más tranquila pensando lo de mal de muchos epidemia "¡cojona, vaya jurado más chungo nos ha tocao, quiyo!".
En fin, Conchita era como era, y se la quería o se sentían deseos de tirarla al río, eso queda a manos del oyente que eres tú, lector.



1999 - JERUSALEN - LYDIA RODRIGUEZ

¿Porqué este pedazo de rosco pasó más desapercibido que el que cosechó la pobre Remedios quince años antes? ¿es porque en estos años previos a "Operación Triunfo" el concurso atravesaba sus más bajos momentos de audicencia y no le importaba ni a la abuela del concursante de turno lo que ocurriese al final?
Algo de eso hay. 
Y que Lydia, a pesar de ese vestido gay-friendly que la convertía en una adelantada a su época tenía menos gracia que una lombriz dejada secando al sol durante todo un día veraniego.
Tú eres más graciosete, Manel, no tengas miedetes.



2013 - MALMÖ - EL SUEÑO DE MORFEO

8 puntos y la posición 25 entre 26. ¿Quizás porque el último no se presentó al concurso?
Ainsssss que pena, con lo bien que me caía Raquel del Rosario, la solista y la gracia que me hacía la música de su banda con esas gaitas y esas cosillas pop-folks tan pegajosas que hacían...
Yo creo que resultó que ese día Raquel tenía cita con la estilista para hacerse unas ingles brasileñas y pensó que mandando a su gato nadie notaría la diferencia si le colocaba un pelucón y un vestido vaporoso, peeero resultó que el gato ese día estaba acatarrado y en fin, la puntuación final no da suficientemente cuenta de la magnitud del desastre....



1987 - BRUSELAS - PATRICIA KRAUS

...y sí, para irse a la siguiente peor puntuación ( que malas ha habido muchas pero estamos ciñiéndonos a datos meramente aritméticos ) tenemos que remontarnos a 1987 y viajar a Bruselas, en donde Patricia Kraus, a pesar de su sugerente línea de vestuario rollo sado-maso y toda esa gomina controlando su melena rebeldona, terminaba por no ser ni chicha ni limoná consiguiendo así el bostezo europeo generalizado: 10 ( ten ) points y la posición número 19 entre 22. 
Ay que pena Patri hija, con las ganas que le echaste. ¿No te hubiera ido mejor cantando corridos mejicanos?



En el caso de que llegado a este punto hayas escuchado aunque sea un cachito de todo esto, prueba ahora a escuchar al Manu Navarro y ya verás como vas a decir: "coño, pues tampoco está mal"



Ah ¿a que ahora no te parece tan truñete?...
¡pues claro hombre!
Y no, no vamos a tener ni una oportunidad de entrar en ese campanazo que según los pronósticos van a pegar nuestros colegas mediterráneos ( Italia, Portugal e incluso Grecia, que huy como se lo ha montado la griegaaaa ) en esta edición tras años de ser relegados al limbo eurovisivo....
...pero ¿qué más da?
Si aquí venimos a pasarlo bien así que pásatelo bien tú si ves el festival, que se lo pase bien Manel y ya está, que de eso se trata: de divertirse.
Que eso se lo sabía hasta el gato de Raquel del Rosario, el pobre :-)

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo