miércoles, julio 06, 2016

TOGETHER AGAIN!!!


¡Si, mi querido blog, otra vez juntos!
Lo digo entre exclamaciones porque viendo la fecha de la última publicación y mi estado personal de cosas, el estar de vuelta es algo que merece la pena celebrarse porque me estaba oliendo que el "verano-vintage" iba a escurrirse sin dejar yo aquí escrito ni un renglón. 
¿Y eso porqué?...pues no sé. 
Antes de dar la lista de imprescindibles excusas pienso que hay un poco de todo: son muchos años ya de blogosfera y aunque le tengo mucho cariño a este espacio mío y no se me pasa por la cabeza el echar el cierre, pues es cierto que esta actividad no me llena siempre de la misma manera y a temporadas me parece que no tengo nada que contar, o más bien que lo que pueda tener en mente no me apetece contarlo. Hay rachas que son así, no solo con esto sino con muchas cosas de la vida en general y cuando llegan es mejor relajarse, respirar hondo y dejar correr un poco el agua del río bajo el puente.
Pero como a ti, terrorífica e insaciable criatura salida de mi sesera, estoy seguro de que esto no te va a servir para justificar mi imperdonable actitud, paso a enumerarte ahora esta lista de....

¡ IMPRESCINDIBLES RAZONES QUE ALEGAR 
PARA ABANDONAR TEMPORALMENTE 
LA ACTIVIDAD BLOGOSFÉRICA !

1 - MANOLETE, SI NO SABES TOREAR PA QUE TE METES

Si es que no soy un Homo Tecnologicus aunque parezca lo contrario, y cada vez que me embarco en aventuras informáticas me meto en unos patatales de los que me cuesta Dios y ayuda salir: el último, la actualización de mi sistema operativo a Windows 10. Es muy largo y aburrido explicar la forma en que yo solito me he complicado la vida y gracias a lo cual he estado un par de semanas liado tratando de arreglarlo, pero ¡parece mentira!: esto me ha pasado un centenar de veces y a pesar de ello nunca pierdo el espíritu aventurero cuando el cacharrito pregunta "¿está seguro de que desea continuaar?" y me toca pulsar el botón de "Aceptar". Cuando se habla del "hombre", los "tropiezos" y las "mismas piedras" debería aparecer una foto mía mordiéndome el labio inferior, con ojillos reluctantes y el dedo a punto de apretar el botón de "return"...

2 - EL PARO BAJÓ EN JUNIO PERO NO GRACIAS A MI

No, no fue gracias a mi, porque cuando arranca la temporada veraniega siempre me encuentro invirtiendo un treinta por ciento de horas más de lo habitual en mis asuntos laborales, estoy todo el verano "matao" a currar sin dejar nada para los posibles solicitantes de un empleo de verano que aguardarán su turno en las listas del INEM. ¿Porque quiero? Pues no, pero como no me queda otra, aquí ando  piñón fijo los tres meses de calor, esperando el oasis en medio del desierto que supone mi quincena vacacional. ¡Ainssss que ganas de que llegue para quedar solamente il sole, il mare, yo y mi Sex-Machine!...aunque con él no necesito paraisos vacacionales, me basta un colchón y un ventilador para montarnos un buen rollito que te cagas flipas.
Y a veces hasta sin ventilador.

3 - AL FINAL, TODOS PALMAN

Ahora toca decir que he tenido unos momentos filosóficos que te mueres, y nunca mejor dicho: llevo una racha bastante intensa de gente más o menos conocida y más o menos querida que en un tiempo record han pasado de estar aquí a estar en El Otro Barrio, y otros tantos que han desarrollado enfermedades chungas que hacen presagiar un inminente tránsito a "Los Años Sin Término", eso que me decían a mi de pequeño los curas en el colegio cuando se referían a la cantidad de tiempo que uno puede pasar muerto una vez que uno se pone a ello.
El último, el camarero del bareto donde parábamos siempre a tomar un café antes de entrar a trabajar: un chulángano con un rollito algo poligonero con sus tatuajes, sus camisetas sin mangas y sus "jojojo, esto es la hostia tu", un poco...

...primitivo y tal pero que a mi me ponía un montón, fíjate, supongo que cosa de toda esa testosterona que desparramaba por la barra del garito y que me hacía babear como un perrete. La última vez que le vimos estaba contando a la concurrencia la última tía que se había triscado la noche anterior en el WC de un bar, con tal lujo de detalles que creo nos dejó a todo el mundo con ganas de ir corriendo a un lugar privado a hacernos una pajilla darnos una ducha fría para relajar tensiones interiores. Y oye, ese mismo día al salir de allí a las tres de la tarde perdió el control de su moto en una calle solitaria e hizo el tránsito a la otra vida en menos tiempo del que habría tardado yo en decirle "te lo comía todo, moreno".

Igual sueno innecesariamente frívolo pero no sé, eso de pasar tan rápido de estar "aquí" a estar "allí" me dejó pensativo y meditabundo, sopesando cosas de la vida, que en la vida no pasa como en las películas y aquí al final todos mueren, y por ello descartando innecesarios y ridículos órdenes de prioridades vitales que me hacen desperdiciar un tiempo precioso y otras varias cosas profundísimas más....pero no, sin ganas de escribir para contarlo.

...en fin, no voy a seguir dando explicaciones que no me han pedido porque la cosa va degenerando cada vez más, jaja, pero que conste que estoy lleno de propósito de enmienda y todo esto va a mejorar, en serio. Y para sellar el acuerdo, ¿qué canción más apropiada que esta? Es el "Together again" con el que Janet Jackson triunfó en 1997 y que es una de mis canciones buen-rollistas de toda la vida a pesar de esos bigudíes con los que se peinó Janet en un intento digo yo de parecer un poco más étnica y tribal. Mira si no como la mira el halcón en el minuto 00:30 que parece que la está diciendo "¡¡¡¡pero hija que te has hecho en la cabeza!!!!".
Me super-encanta total.



Con Janet y su halcón me despido.
Palabra que no tardo en volver.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo