lunes, julio 18, 2011

TRAVESÍA DEL OCEÁNO INTERVACACIONAL ( dia 17 )


Día 17: Seré breve. Anoche debí comerme un berberecho en mal estado porque he pasado la noche vaciando las tripas por la borda mientras los chicos se despendolaban en la playa y si no, mira el Toribio, desatao andaba con la maroma en la mano y tal:


Mi segundo demostró paciencia de santo haciéndome mimitos y diciéndome que estaba guapo cuando sabía yo que mi mejor lado para las fotos en esos momentos era con un saco en la cabeza...un amor, sí, me siento la envidia de la tripulación cuando estamos juntos. O por lo menos la mayor parte del tiempo, anoche no creo que nadie quisiese verse en mi pellejo, bueeejjjjj.
Total que esta noche zarpamos, dejamos la isla de Kakaguachi y nos internamos en la etapa más densa del viaje, solo vamos a hacer dos breves escalas hasta llegar a destino, harán falta fuerzas y yo las mías las lancé al oceáno junto con la cena para que fuesen pasto de los peces...¿qué va a ser de mi?...¿se me amotinará la tropa?...
Al menos el sol brilla......la temperatura es fresca y agradable y el mar está en calma...miraremos la botella medio llena en vez de medio vacía y entretanto, aquí dejo esta canción a propósito de los mareos con la que me siento totalmente identificado esta tarde:



Solo para nostálgicos, ¿eh?

( Anécdota: mi abuelita me regaló el disco de este grupo cuando yo tenía 17 años -si, los dinosaurios corrían sobre la Tierra todavía- sin tener la menor idea de lo que me estaba regalando, ojo. Fue cosa del de la tienda de discos que la aconsejó así de bien )

( Cáscaras, sí que hace tiempo, sí, ¡¡¡aún existían tiendas de discos!!! )

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo