jueves, septiembre 27, 2007

ANOCHECER



...de vuelta a casa cae el anochecer sobre mi. Es un cielo violento, azul profundo con nubes amoratadas y al fondo cuatro rasguños rosados que hieren el horizonte como navajazos. Sopla un viento frío, tengo que subir el cuello de mi chaqueta y hundir las manos en los bolsillos para buscar un poco de calor dentro de mi. Este verano ha pasado con pasos tan rápidos y ligeros como pasas tu por mi puerta, inundándome de un imprevisto calor y desapareciendo antes de que pueda preguntarme que es lo que está pasando.
Ahora, al caer la noche, puedo sentir nostalgia e incluso amargura hacia ti y hacia ese verano, que me dejais solo bajo este firmamento oscuro y aterrador.
No, amargura no.
Es solo nostalgia.
...o quizás...
...
...¿ves?... ni siquiera eso...
Apenas he visto la primera estrella, he seguido creyendo en nosotros.
Y de pronto, hace menos frío.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo