miércoles, diciembre 07, 2011

DIARIO NAVIDEÑO: UN DIA POCO CORRIENTE



...no quería caer tan pronto en mi acostumbrada tendencia de poner hombres semidesnudos en cualquier momento y lugar para mejorar la decoración peeero, ya ves, ¡se me escapó! Que tiempos de lujuria vivimos, metes "sexy santa claus" en el buscador y obtienes miles de fotos de gente casi desnuda a excepción del tradicional gorrito rojo con la bola blanca.
Y para mi diario hoy, ¿qué contar?. 
He tenido un día no laboral bastante tranquilo pero también un poco raro, tuve unos sueños bastante extraños justo antes de despertar que me han condicionado un poquito la calidad de la jornada...luego esta noche tengo una cena que así de primeras me apetece pero no sé, a la vez me hace sentir un tanto raro. Estará Mr, G, que de por sí es garantía de felicidad y bienestar suficiente, pero así soy yo, todas las novedades me causan temor y me erizan el pelillo del lomo.
El tiempo en el Polo Norte, pues fíjate como está el oso:


...hoy aquí en cambio hemos tenido un día despejado a pesar del frío, y...
...y bueno.
Lo chungo de llevar un diario es que le hace consciente a uno de la simplicidad de la propia vida, ¿no?
Bah, venga, como estoy oyendo a Connie Francis, he aquí un tema suyo totalmente retro de esos que le pretenden hacer creer a uno que la vida es maravillosa. 
¿Pero tú en qué mundo vives, Connie?


PD: ¡oh, y una noticia navideña! Para consternación de mi gato Mosquito, he puesto en marcha el árbol navideño de los chinos que me regaló mi mamá. Le pongo cuatro cortinillas rojas al cuartito de la tele y me queda hecho un puticlub, jajaja...
...noooo, mamaaa, está muy bonitooooo...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo