martes, septiembre 22, 2009

SIN TITULO



A veces
llevas tanto tiempo con los ojos cerrados
que al abrirlos
y ver la luz
crees que es amanecer.
Pero amigo
estuviste demasiado tiempo a oscuras
y perdiste la noción
del ritmo de la claridad y de las sombras.
Y lo que pareció amanecer,
déjame que te diga,
era tan solo otro suave crepúsculo.
...entonces no...
...no vuelvas a hacerlo...
Manten la mirada alta
y pon una pequeña luz en el camino
esperando que
de verdad
amanezca.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo