martes, febrero 14, 2012

OTRA VEZ SAN VALENTIN...


........y como siempre saldrá el habitual montón de gente-de-vuelta-de-todo que va a recordar a todo el que tenga interés en escucharle que esto es una artimaña comercial para vender algo en Febrero y que a las cajeras de las tiendas no se les queden los dedos como churros con tanto frío y sin darle a una tecla ( pobrecillas, eso hay que mirarlo también ), y que "el amor es todos los días" y "qué cursilerías" y en fin, todo ese tipo de cosas que ya parecen configurarse como la típica pose de "modernillo" en la que va incluido también:  el "yo no veo la tele", "yo no escucho emisoras de radio comerciales", "la playa está out, las vacaciones en el monte", "las navidades son un horror", "yo no leo libros de esos que venden en el hiper" y qué sé yo toda la manada de tópicos que al parecer hay que esgrimir para demostrar que uno/a es un tio/a que está al día y hace lo que hay que hacer y no se deja arrastrar por esa maloliente muchedumbre denominada la "masa-media" de la que hay que hacer lo posible por desmarcarse y destacarse. No sé si ellos se darán cuenta de que en su deseo de no parecer iguales resultan igual de aburridos que el resto e incluso más patéticos porque si por ejemplo mañana llegasen los marcianos dispuestos a hacer una limpieza étnica para despejar un poco la Tierra de personal, pues el "yo solo veo películas con subtítulos" o "yo nunca escucho los 40 principales" no iban a ser conceptos que les hiciesen diferentes de sus conciudadanos y seguro que iban a ser achicharrados como el resto.
...pero bien, tras la descarga diaria de bilis -que sienta divinamente, ha-ha-ha-, aquí vengo un año más a dejar una entrada con motivo de San Valentín, y por supuesto va dirigida a la persona que me hace feliz, la que le da un sentido al rodar de los días. Esa que tiene en su mano el volver luminoso un día gris con una de sus sonrisas ¡pero ojo, también tornarlo oscuro con su tristeza!, porque el amor es un poco así, sin quererlo dejamos en manos de quien amamos ese mando con el que se controla la calidad y la claridad del momento que vivimos en nuestro corazón... y es que no te das cuenta pero  te encuentras con que ese alguien pasa  a ser un elemento imprescindible para tu felicidad, y entonces los buenos momentos no lo son tanto si no estás con él, y los momentos malos si está lejos son aún peor, lo cual dicho así ¡ parece una putada ! pero a cambio cuando se comparte juntos lo bueno pasa de ser bueno a ser super-genial, y lo doloroso...pues cuando vivo lo doloroso creo que tiene un remedio porque está él para tenerme entre sus brazos.

Por todo esto, y porque cuando le pienso noto como si me apretasen fuerte el corazón de la ternura, le deseo...

...feliz día de San Valentín, Mr. G...

...ojalá siga viviendo unos cuantos más a tu lado pa poder seguir diciéndote cursilerías a destajo, jajaja..

Y de regalo, esta cancíón de amor, porque ya sé que te encanta....


El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...