domingo, julio 30, 2006

UNA NUBE DE VERANO


...mis vacaciones terminan mañana, cuando otros felices poseedores de un tesoro de tiempo libre empiezan a disfrutarlo: enhorabuena a todos. Yo no fui a ningun sitio ni conocí lugares nuevos, así que esta es la fotografía de mis vacaciones: una nube en el cielo de verano.
...se me olvidó saltar lo bastante alto para salir yo también en la foto...como dice la canción, cuando salto toco pronto el suelo.
...pero esto no es una completa verdad... he pasado ratos en algún otro sitio, a decir verdad han sido ratos largos... es mi pequeño secreto que quiero compartir ahora: he pasado mis vacaciones en la montaña, con Joe y Ray, los dos vaqueros de mi historia. A ratos he bajado, para decirle a mi madre "hola como estás", a echar de comer a los gatos, y de vez en cuando a tirarme de cabeza a la piscina, pero basicamente, he estado allí.
Cuando un relato te posee, es dificil prestar atención a nada más, y he tenido la desgracia ( o la suerte ) de que me suceda durante estas vacaciones.
Estoy poseido, ha ocurrido de nuevo....
Por eso, aunque sabe Dios lo que agradezco todos vuestros comentarios por todo el amor que hay detrás de ellos,pues en este punto aun cuando no hubiese aliciente, aunque nadie creyese en esta historia más que yo, ya no podría dejarla.... Esto crece dentro de mi, echa raices por mis pies apretandome los zapatos,y levanta ramas debajo de mi cabeza que, si no ando con cuidado, asoman por la visera de mi gorra cuando pedaleo rumbo a la piscina... ahora tiene vida propia, como le dije a alguien muy querido -espero que lea estas palabras porque pienso que nos ocurre parecido-, es como abrir un grifo: cuando lo haces, normalmente está oxidado, tienes que sudar para hacer girar la llave, pero ¡ah, amigo!, cuando empieza a fluir, entonces apartate y abre todas las compuertas, porque hasta que eso que has puesto en marcha en tu cabeza no llega a su punto y final, pierdes control sobre ello...
...tengo un armario lleno de cuadernos garrapateados a toda velocidad con una fiebre enfermiza, deseando expulsar eso que me arde dentro y que de alguna manera ...¡esquizofrénica, diría yo!... vivo a la vez como lector, no me satisface saber lo que ocurre, necesito vaciarlo ahí, sobre un papel, verlo en un papel...ahora en una pantalla de ordenador...
Son pequeños "ataques", en ocasiones paso mucho tiempo tranquilo, no hay nada ahí o si lo hay no siento esa chispa del exterior que lo hace empezar a calentarse...pero cuando ocurre...
...llevo quince días con mi cuaderno a todas partes, escribiendo en cuanto me quedo un rato solo en una silla, porque de pronto hay una idea, de pronto hay un momento que "ellos están viviendo", porque todo va transcurriendo ahí arriba, sigue transcurriendo mientras yo estoy perdiendo el tiempo contando esto, y como cronista no puedo dejarlo escapar, necesito retenerlo junto a mi, plasmar el instante, quererlo mucho sobre todo, y luego dejarlo ante vosotros...
...quería escribir sobre mi final de vacaciones y hemos acabado con mis ínfulas creadoras... estas cosas son así...
Que la vida me depare otros muchos días de descanso como estos, siempre arriba, con el cielo por unico techo, una nube blanca y una historia en los labios que contar...
Felices vacaciones a todos.

viernes, julio 28, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS, 8ª PARTE


...este capítulo se lo dedico a Joetry en agradecimiento por sus imágenes y su dedicación a la solicitud del capítulo "hot"...además va a estar ausente una temporadita, hay que tratarle bien... ( por cierto, una vez más, adorno mis palabras con imagenes suyas, es un privilegio que no me canso de agradecerle...)
...a los menores de 18 años, antes de leer el capítulo de hoy, dejádselo leer a vuestras madres y luego, si dan el visto bueno ( y si os lo devuelven, jajaja), lo leeis...
¡Que no es para tanto, tranquilos! Es un episodio significativo, me lo he pensado más, de ahí la tardanza... aunque esto cuanto más lo pienso, no sé, peor me sale... esperaremos a vuestras críticas constructivas... vamos a por ello.

ANIMAL TOTEM

Estoy tan aburrido que esta mañana, antes de bajar al campamento, me he tomado medio "trompazo" y gracias a eso Julie Andrews ha bajado conmigo montando un burro blanco y tocando la guitarra ( si, todo al mismo tiempo ), cantando como solo Julie sabe hacerlo:

"I go to the hills...
when my heart is lonely..."

En el campamento Ray está preparándose para bajar a Signal a por las provisiones. Desde que le he tomado el relevo en los pastos con las ovejas, le noto algo melancólico, no le sienta bien tanto tiempo solo sin mi, sin Jacko y sin el rebaño... durante la última semana apenas hemos cruzado media docena de frases, cuando llego encuentro la comida tibia junto a la hoguera,y al marcharme a veces ni siquiera está para despedirse, se marcha al río o está dormido sentado bajo un árbol... quizás finge dormir, no lo sé...
Hoy en cambio está de mejor humor ( justo hoy, que no puedo despegarme de la pesada de Julie ), incluso ensaya una sonrisa al verme. Decido no abrir la boca para que no se de cuenta de que estoy bajo los efectos del "trompazo".

- Esta tarde intenta volver pronto -me dice- Voy a hacer una cena especial.

Sonrio estupidamente sin volverme a mirar a Julie que está bajando del burro a mi lado.

- Intentaré acercarme al bar de Roxanne a por una botella de whisky -continua, un poco confundido porque yo no despego los labios ni me apeo de Jennifer, que empieza a cabecear nerviosa- ¿que te parece?

Tras una pausa interminable ( intento centrarme en la realidad pero Julie se está bajando la falda mientras tararea "like a virgin...touched for the very first time, oo--oo--oooh..." y debo reconocer que me intriga adonde querrá ir a parar con esto ), extiendo el puño y saco el pulgar apuntando hacia el cielo, el gesto universal para decir: "de puta madre".
A pesar de eso Ray no parece muy satisfecho por mi estado de inmovilismo, se le acaba por borrar la sonrisa de la cara.

- ...no se, pensaba que al menos ibas a preguntarme "qué celebramos" o algo así...

Jennifer se está cabreando de veras, no consiente un minuto superrfluo de invasión sobre sus lomos, y yo me estoy pasando, menea las posaderas como si estuviese contando mentalmente hacia atrás.
Jacko se aleja a una distancia prudencial, creo que si pudiese taparse los ojos con una pata lo haría.
Luego suceden varias cosas a un tiempo.

- No tienes obligación de saberlo ...-empieza a decir Ray-.

Julie tira de sus bragas hacia abajo y grita: "¡Tachán-tachán!"

- ...es mi cumpleaños...

Jennifer proyecta su pelvis hacia arriba y me proporciona uno de sus vuelos sin motor
(" Aerolineas Jennifer, cada viaje, una sorpresa "). Aterrizo sobre la cabeza, la nariz concretamente, eso basta para despejar los efectos del "trompazo" y hacerme volver a la realidad.

- Hostia, Ray, tu cumpleaños, como no me dijiste que...

Demasiado tarde, cuando me levanto chorreando sangre de mis fosas nasales, solo alcanzo a ver su espalda, alejándose a lomos de Bennie.

"Mierda".

El resto del día lo paso intentando enmendar los errores matutinos: recojo el campamento, dispongo un hermoso lugar para el fuego en el centro de nuestro claro, recolecto lirios amarillos para decorar la tienda, ramilletes de lavanda y romero perfumando el ambiente...vaya, no me falta más que ponerme una flor en el culo y esperarle desnudo sobre el cesped diciendo "aquí está el objeto de tus deseos..."
Prescindo del detalle de la flor, de otra dosis de trompazo y me siento en la hierba con Jacko, contemplando la montaña.
Creo que comienzo el típico viaje astral que proporciona el "tripi", ese rollito trascendente y ecoturista, son las reminiscencias del trompazo y no lo puedo evitar...
"...aquí arriba uno es consciente de lo pequeño que resulta, veo este paisaje y pienso que hace 200 años algún indio pudo estar donde yo estoy sentado y ver exactamente el mismo panorama," medito majestuosamente, " la mole de piedra azul, inmensa, practicamente eterna... la piedra nunca muere, es para siempre... tampoco siente, pero es para siempre. Me pregunto si esa es la elección, vivir y no sentir o sentir y consumirte tan rápido como una mariposa en las llamas."
Jacko se sienta a la sombra y comienza a hacerse una minuciosa "toilette", mirándome de vez en cuando con ojos oscuros y húmedos.
Yo me quedo al sol, que todavía es suave. Aún me sorprendo del silencio de la montaña, en el día a día de la ciudad no se siente cuanto ruido puede llegarse a escuchar... aquí solo oigo el aire sacudiendo las ramas... y a mi mismo diciendo incoherencias...

Trompazo: fase 2.

- ¡Jacko! ¡Salchicha! -grito-.

- ¡Guau! -dice Jacko-.

Es una falsedad, no tengo salchichas, solo quería comprobar que recordaba la lección, quizás Ray le había lavado el seso allí arriba con las ovejas, leyéndole poesías a la luz de las estrellas...
Pero no, Jacko aguanta a pie firme ante mi, piensa que ha cumplido y merece su recompensa...
...saaaal...chiiiii...chaaaaa....
No hay una salchicha en treinta kilometros a la redonda.

- Jacko, querido, no siempre lo que más nos gusta es lo que mejor nos sienta, te lo digo por experiencia...

- ¡Guau!

Jacko es de ideas fijas. Ha hecho su gracia y quiere su salchicha, sigue ahí plantado con una oreja graciosamente caída sobre un ojo, que no lo hará candidato a "The Most Beautiful Dog In The World", pero resulta tan mono...

- Mira, bonito, seguro que tito Ray te sube una salchicha para celebrar su onomástica, pero yo mientras, ¡ te voy a dar un "trompazo"!... o mejor medio, así dormimos los dos hasta que tío Ray vuelva con la fiesta, ¿eh chucho bonito?

"¡Guau, guau, guau...!"

Afirmación manifiesta.

Saco un "trompazo", lo parto en dos, me trago mi parte, luego enseño a Jacko su medio "trompazo" sobre la yema de mi dedo índice y lo arrebata de un lengüetazo...

...media hora después estoy en vaqueros, descalzo y sin camisa, con una guirnalda de flores en la cabeza y gritando:

- ¡Ahora ladies and gentlemen el último éxito de la factoría "Jacko&Joe"...al piano... ¡el gran Jacko! - Jacko a duras penas logra mover una oreja al oir su nombre-...y a la voz, ¡Joe, el ídolo de las chicas! ¡Well, come on let's go...!
"If you're going to San Francisco... be sure to wear... some flowers in your hair..."

No se cuanto tiempo paso así semidesnudo cantando éxitos de los 50 y los 60 con una multitud aplaudiéndome, hasta que de pronto reparo en Jacko.

"Amiguito", me dice el hada gordita que estuvo con otras dos repartiendo dones a la Bella Durmiente ( "¿y de donde ha salido esta?"me pregunto, porque los efectos del trompazo nunca dejan de sorprenderme ) "creo que el perrito tiene un cuelgue de espanto..."

Jacko está tirado con un palmo de lengua fuera, grito "Jacko, salchicha" y apenas responde con un " guaorfff"...
...primeros auxilios, ¿quien es el guapo que le hace un boca a boca a Jacko?...

Opto por tirarle al río para que el shock hipotérmico le haga revivir, porque si Ray llega y ve al chucho así me va a caer un marrón de espanto, es su cumple y no quiero disgustarle... así que arrastro por las patas a Jacko entre los arbustos, camino al río, mientras el mejor amigo del hombre profiere sonidos guturales... luego en la orilla hago un molinete con el perro y ¡zas!... al río...

Es espeluznante, Jacko no solo no se recupera, sino que se hunde, no flota...

He de tirarme de cabeza para sacar a Jacko, remojado y pachucho como un cebo para pescar cangrejos, pero aún respirando... prometo a la Virgen Inmaculada no volver a administrar sustancias alucinógenas a los perros... Ver a Jacko inconsciente me da bajonazo, casi me cargo a mi primera mascota por un "quitame-alla-ese-trompazo". Decido dejarle allí dormido a la orilla del río con su cara de haber vivido " La-Peor-Experiencia-Que-Le-Puede-Pasar-A-Un-Perro", y vuelvo al campamento en estado de colocón triste, me da por llorar, me tiro al suelo, vamos, me quedo p'al arrastre...si no soy capaz de cuidar de mi perro, ¿que espero conseguir de Ray?...

Cuando despierto Ray está muy cerca, observándome quizás como hice yo con él la última vez. Al abrir los ojos y encontrarme con los suyos a la distancia de un palmo de mi rostro, no salta hacia atrás ni se asusta, me sigue observando y al fin, pasado un instante muy largo, sonríe.

- Pareces un espíritu de los bosques, ahí tirado, medio desnudo y con flores en el pelo... Qué es, ¿una especie de sorpresa por mi cumpleaños?

Me incorporo aún aturdido.

- Se puede decir que sí... uff, que mal cuerpo, debo haber dormido en mala postura...

- Yo tengo otra sorpresa...

Saca de su mochila una botella de whisky del bueno, un par de filetes enormes envueltos en papel de aluminio y ( horror ) un sobre de salchichas de frankfurt.

- Que haya fiesta para todos... ¿donde está "cachorro bonito"?

- Por ahí, quien sabe donde andará ese cabecilla loca... -digo evasivo-... vaya, no se cuanto hace que no me como un filete de verdad... ¡voy a hacer el fuego!

Encendemos la hoguera con manojos de jaras y retamas secas, luego asamos los filetes sobre una parrilla mientras yo no dejo de cantar "seems-it- never-rain-in-southern-california" y cosas así, aún en plena onda sesentera porque me quedan residuos del "trompazo" y Ray silba el acompañamiento afinando más que yo.
Al caer la noche nos hemos zampado los filetones y estamos bebiendo whisky como dos colegas de toda la vida. Le he contado un poco mi historia con Lupe, la mejicana y lo que me hizo venir a parar aquí.
Se ha reido.

- Creo que te lo tenías merecido, Joe. Las chicas no llevan muy bien actitudes como las tuyas.

- Ah, bueno, tu tienes mucha experiencia con las chicas, cuéntame entonces qué es lo correcto... ¿hay algún conejito esperándote en Milwaukee?

Niega con la cabeza y da un largo trago de whisky sin utilizar su taza, pasándome la botella después. Pensar que voy a echarme un trago de whisky mezclado con un poco de su saliva me hace sentir un cierto cosquilleo en la entrepierna.

- No hay conejitos. A decir verdad, empezaré desde cero cuando baje de la montaña...

- ¡Pues bienvenido al club! -exclamo- Tu amigo Joe empieza su vida desde cero al menos tres veces al mes. Los nuevos comienzos son positivos: dejas la piel vieja atrás, mudas y sales nuevo, renovado.. brindemos por los nuevos principios...

No sé como transcurre la conversación para que en un momento dado, cuando la luna está alta y yo borracho, le propongo a Ray:

-...escucha, tengo algo que me paso un amigo, Malos Pelos, todo un inadaptado, jaja... esto lo usaban los pieles rojas para conocer a su animal-totem.

Ray levanta una ceja cuando me ve sacar la botella, no se si está borracho también pero al menos anda lento de reacciones.

-...¿animal totem?... ¿que tontería es esa?...

Improviso una historia porque el whisky está en las últimas y no quiero que la fiesta termine justo ahora.

- Se trata de tomar sorbos del brebaje en torno a la hoguera y esperar a que los espíritus de la montaña nos traigan a "nuestro animal"... una especie de "compañero de camino" de la vida...

- Vaya... sí que mola... podemos probarlo... pero espero que ese brebaje no sea muy... porque yo...

- Ray, no lo sé. Pero la aventura es la aventura, ¿no?

Nos sentamos junto al fuego con las piernas cruzadas, la botella de Malos Pelos entre los dos. Doy un trago, es pegajoso y dulzón, la muerte después de un buen whisky, pero le paso la botella a Ray que bebe riendo dejando resbalar un poco de líquido por su barbilla. Tiendo los dedos y le digo:

- Agarra. Hay que crear un círculo.

-...un vínculo -dice él con la mirada turbia-.

-...sí, un vínculo...

Sujeto sus dedos contra mis palmas, noto su textura un poco áspera y pegajosa por el sudor que poco a poco se mezcla con el mío, luego se intercambia nuestro calor, alcanzamos el equilibrio térmico en nuestras manos...
Pasan unos interminables minutos en los cuales yo no veo animales pero estoy cada vez más empalmado, hasta que a Ray le da la risa.

- ¿Sientes algo, Joe?

- Bueno -respondo con sinceridad- algo sí que siento, pero nada que ver con esperar la aparición de un conejo entre los matorrales...

Ray ríe en voz baja, veo su rostro parpadear con la luz de la hoguera y siento que voy a besarle, así, ahora, con sus dedos entrelazados entre los míos. El me mira y sus ojos borrosos me disparan el deseo... veo que su lengua humedece por un instante su labio superior, creo que él también cree que va a ocurrir ahora.
Entonces se oye un ruido entre la hojarascaa y los dos nos acojonamos, soltamos nuestras manos y volvemos la mirada en la dirección del sonido.

-...es el totem ese, ¿no Joe?...

-...joder... espero que no...

El ruido sigue en proyección ascendente hasta que por fin aparece nuestro "totem"... es Jacko arrastrando la panza a ras de suelo y con un palmo de lengua fuera, tiene un resacón impresionante.

- ¡Este es nuestro animal-totem! -exclama Ray aliviado dando un salto- ¡"Cachorro bonito"!

Jacko menea el rabo con poco espíritu pero aguanta el tipo hasta que Ray le enseña el paquete de salchichas, entonces vomita junto al fuego una mezcla maloliente de agua de río y cuerpos extraños, luego se desmadeja sobre sus cuatro patas, semi inconsciente.

"¿Jacko"dice Ray, da un traspies y cae junto al perro, escucho un "knock" y temo que haya dado contra una piedra con su cabeza. Efectivamente ha dado contra algo porque sangra un poco del labio superior cuando se incorpora.

-Eh, chico, ¿estas bien?

Me acerco, rozo con el dedo índice la herida y luego sin pensar me lo llevo a los labios, manchado de sangre.
Ray me observa un momento como si yo hubiese dicho algo en una lengua extraña y luego dice:

- Joder, Joe... como me pones...

Me agarra por la nuca y aplasta mi boca contra la suya...
Hay una repentina urgencia en todos nuestros movimientos, en un momento siento que mis pantalones han volado, no hay tiempo que perder, nuestros cuerpos se retuercen y giran uno sobre otro mientras relucen con una luz blanca fantasmal, efecto sin duda del licor apache. Ray toma la botella y derrama un chorrito del mejunje sobre mi pecho. "Que haces" intento decirle antes de sentir su lengua lamer el líquido dulzón mezclado con mi sudor para, acto seguido, subir hasta mi boca para darme a probar la combinación...
De pronto estoy tumbado boca arriba con los muslos fuertes y suavemente velludos de Ray rodeándome el cuello. Veo la luna tras su cabeza dibujándole las aureolas de los santos cuando me dice susurrando:

- Dame una prueba de amor, Joe... Abre la boca...

Nada es como estaba proyectado, en mi plan yo ocupaba su lugar y él el mío, yo arriba, él abajo, yo era quien daba y Ray quien recibía... ahora le escucho gemir mientras se desliza entre mis labios, le atraigo hacia mi, todos los esquemas saltan por los aires...
...cuando pasado un tiempo indefinible él se coloca entre mis piernas y echa mis rodillas sobre sus hombros para mantenerlas separadas y en alto, ya no tengo control alguno sobre la situación.

- ...Ray, Ray... eso va a doler...

No aparta sus ojos de los míos cuando se mete el dedo índice en la boca, lo chupa y luego lo hunde entre mis nalgas.
Lanzo un "oh" ahogado, luego me relajo y rodeo su nuca con mis manos.
Ese mismo dedo que ha visitado tierras fronterizas y desconocidas vuelve a sus labios y se introduce entre ellos, ahora junto con el dedo corazón.

- ...pero Ray por el amor de...

- Fase dos -murmura su boca sobre la mía-.

Me pierdo la fase tres, ahora es el ángel, mi ángel, quien me estrecha contra sí, es Ray y no es Ray, es un ángel que suda, porque una gota rueda por su nariz y cae entre mis ojos, es un ángel que sonrie y dice con la mirada nublada por el deseo:
"...ahora, la definitiva..."
Dios... ¿quien dijo que los ángeles no tienen sexo?... ¿entonces qué es esto que me está destrozando ahí abajo?...

- Hostia, Ray -digo en un gemido-...esto...esto es muy fuerte...

- Voy a ser muy dulce... -jadea-... acaba de empezar el baile... tú solo déjate llevar...

La luna se tiñe de rojo allí arriba mientras noto una llamarada que corre por mi columna vertebral, que me hace arquearme y agarrarme al trasero de Ray para apretarle fuerte contra mi.
"No quiero dejarle escaparse, nunca" pienso.
Cuando me derramo entre su vientre y el mio, hago un nudo con nuestros cuerpos.
"No hay marcha atrás. La suerte está echada."
El se derrumba sobre mi jadeando como si viniese partir leña o pegarse una carrera. Estamos un tiempo interminable abrazados bajo las estrellas, sin más sonido que los grillos y el resoplido de los caballos en torno a nosotros.
Despues Ray sin moverse susurra junto a mi oreja:

- Al final ha funcionado, eh Joe...

Tardo unos segundos en encontrar fuerzas para responder.

-...ya lo creo...

- No me refiero a "eso" -dice riendo ahogadamente contra el hueco de mi hombro-... te hablo de la bebida apache. Hemos encontrado nuestro animal.

Ahora se incorpora sobre los codos para mirarme.

- Yo soy tu animal, y tu eres el mío. Compañeros de camino.

No puedo decir nada porque no tengo palabras para expresar el sentimiento puro y desconocido que me atraviesa el pecho. Solo dejo descansar su peso sobre mi y quedamos en silencio, mientras la noche y la montaña se curvan y cierran sobre nosotros, formando un techo protector.
...continuará...

jueves, julio 27, 2006

RO

...tengo una amiga que a su vez es la mejor amiga de mi Ana del Sur del Mundo... la quiero agradecer sus guiños desde tan lejos, su simpatía y su afecto, que me la hacen tan cercana como si viviese en el portal de al lado y no a medio mundo de distancia... pero sobre todo la quiero agradecer el que esté allí para dar en persona a mi hada particular los cuidados y el cariño que yo no puedo darle por culpa de este mar que nos separa... así que gracias, Ro, y como muestra de mi agradecimiento, ahí te va: ¡una mariposa!
... es un macaón, que también tiene el hermoso nombre de "Cola de Golondrina!, y es la reina del verano en mi montaña... el otro día que tuve el privilegio de verla en vivo y en directo, me devolvió la confianza en la Naturaleza y creo que me aseguró un par de años de buena suerte...
Así que, para Ro,( que ahora se ha quedado solita en el trabajo hasta que alguien que yo me sé termine sus días de descanso ) una Cola de Golondrina, y un besito del angel del Norte del Mundo...

domingo, julio 23, 2006

ESTE SENTIMIENTO




Una pausa en el "angel en llamas" para el sentimiento BBM...


ESTE SENTIMIENTO

Este sentimiento...
Es tan grande como esa montaña, ¿la ves, Jack?, como la montaña que lo ha visto nacer. Es bello como este cielo inmenso que no acabo de contemplar nunca y que nos hace tan pequeños. Bello como los últimos rescoldos de la hoguera o la luz del amanecer vista desde dentro de tus brazos.
Este sentir me habla, susurra en mis oídos y a veces no sé si es tu voz o si es el viento entre los pinos, murmura en una lengua desconocida para mí, que nunca entendí el lenguaje del amor. Es algo tan hermoso, no sé explicártelo, nos hace más grandes, nos hace libres, siento que podemos enfrentarnos al mundo, me hace creer que esta vez de verdad va a salir bien, tu yo caminando de la mano sin mirar a un lado ni a otro, a veces nos miramos a los ojos, casi siempre en la misma dirección.
Ese sentimiento desmonta mis defensas, derriba mis barreras, entra como una ola furiosa barriendo todo lo que había en mí, se lleva mis miedos, mis prejuicios, arrasa con las maldiciones inculcadas desde niño. La maldita ola se lleva a Alma y todo lo demás, y cuando se retira en mi isla solo has quedado tú, desnudo, perfecto, en tus pestañas brillando unas gotas de agua salada y los labios entreabiertos de amor y de deseo...
No necesito más.
No necesito nada, ni siquiera esa granja juntos tú y yo, puedo morir aquí, abrazado a ti bajo este azul despiadado, apagarme poco a poco entre tus manos, puedo dejar irse poco a poco cada sentido hasta que el último que me quede sea el tacto de tu cuello en mis labios... que locura, que inmensa locura es, Jack, pero no quiero pensar en nada, no me importa nada, esta noche bailaremos tú y yo sobre el lomo del diablo, nos agarraremos a sus cuernos y correremos el rodeo más salvaje que nunca hayas soñado, con la luna y las estrellas ruborizadas como únicos testigos...
...eso es, Jack Twist, vamos a pintar de rosa la cara de la luna...

sábado, julio 22, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS, 7ª PARTE


...una vez más, la fotografía es cortesía de Joetry... vaya primer plano, ¿como lo conseguiría?...

DIARIO DE LA VIDA EN LA MONTAÑA

Al alba

Me despierto a mi mismo con un ronquido, el sobresalto es tal que agarro la escopeta por si no era yo y se trata de alguna fiera nocturna. Salgo de la tienda. El cielo está de un azul profundo, empiezan a difuminarse las últimas estrellas y en el horizonte, tras las montañas, parece haberse declarado un auténtico incendio, es la llegada del sol naciente. Dentro de los árboles, que todavía no son a mi alrededor más que siluetas oscuras, los pájaros empiezan a charlotear entre ellos, quizás planificando la nueva jornada. Ray todavía no ha llegado, no suele hacerlo hasta que el sol no ha salido por completo, y para eso puede faltar... ¿una o dos horas?... desde que me hice la promesa de no probar un "trompazo" más salvo en casos de extrema urgencia, tengo una mierda de sueño ligero que desconocía en mi, el zumbido de un mosquito junto a mi oreja basta para hacerme abrir los ojos y pegar un salto. No se si es eso, el no descansar bien, si será el aburrimiento o el síndrome de abstinencia pero estoy de una mala hostia increíble, mando a tomar por el culo a Ray, a Jacko y a los caballos como mínimo cien veces diarias, pero esa pandilla de cretinos se enseñan los dientes unos a otros y hacen como si no me oyesen...
Voy a intentar dormir otro poco más.

Un rato después

- Eh, Joe... ya está el café.
Ray me zarandea suavemente para despertarme. Me levanto con un par de horrendas blasfemias preparadas para soltarle, pero veo la cara de cansancio que tiene y me contengo.
Cuando salgo ya vestido me le encuentro sentado ante la hoguera con la cabeza hundida entre los hombros, dormido y el café derramándose poco a poco de la taza que apenas sujeta entre los dedos. Al acercarme pega un respingo y me mira sonriente con ojos somnolientos.
- Oye chico -le digo sentándome a su lado- llevas muchos días con las ovejas y yo aquí rascándome las pelotas, durmiendo y calentando latas de alubias. Tenemos que turnarnos o caeras enfermo... y si te pones malito en manos de Joe, date por jodido, no hay peor enfermero que yo. Apenas sé cuidar de mi mismo como para atender las necesidades del prójimo, jaja.
Consigo hacerle reir levemente y siento un cosquilleo de satisfacción.
- La verdad, estoy muy cansado. Veremos que tal se te da hoy tu clase con Jennifer y luego decidimos, ¿de acuerdo?
Ocurre que despues del desayuno, una vez recogidos los cacharros y si a Ray no le apetece dormir un rato, solemos dar clase de equitación... es de lo más divertido, ya he perdido la cuenta de las veces que he mordido el polvo, me han coceado, vapuleado, humillado... es la eterna lucha del hombre ( yo ) para dominar a la bestia ( Jennifer ) aunque mi compañero bromea diciendo que a veces duda sobre quien es más bestia de los dos. Si no fuese por Ray le habría pegado dos tiros a ese bicho hace un par de semanas... lo siento, amantes de los caballos, pero ya es algo personal entre ella y yo...

Media mañana

Creo que a Jennifer se le inyectan los ojos en sangre cada vez que me ve aparecer...
- Venga Joe... ya la tienes -dice Ray-.
Llevo al menos treinta segundos sobre el lomo de la fiera y no ha ocurrido nada. Estoy tan aterrado que apenas puedo mover un músculo. ¿Qué estará tramando la muy zorra?
- Ahora voy a soltarla...
-¡No! -chillo bajito-.
- Le vas a dar un golpecito suave de talones como te he enseñado y vas a intentar llevarla al paso... ¿preparado?
- Preparado no, acojonado...
Ray sonrie y suelta a la yegua. Cierro los ojos.
No ocurre nada.
No puedo verle la cara a Jennifer, no sé que está pensando hacer, estamos los dos aquí plantados sin movernos... ¿es una buena señal o es mala?
- Venga Joe -dice Ray- Un golpecito de talones.
Me envalentono, doy el golpecito y digo " Arre burro ".
El horror. Jennifer sale disparada como si estuviesemos en un Grand Prix, me aferro a su pescuezo y chillo:
- ¡¡¡¡Raaaayyyyy!!!!
Atravesamos maleza, arbustos, para Jennifer no hay más camino que el que lleva trazado en su estúpida cabezota, arrasa con todo lo que encuentra a su paso, de pronto la espesura se abre, veo el cielo azul, el río...
Jennifer frena en seco y a la vez hace una especie de reverencia, siento que mi trasero despega, vuela sobre mi cabeza, estoy describiendo un perfecto salto mortal y caigo al agua.
" Hiiii-hiiii-hiiiii" relincha esa furcia equina llena de alegría, esto era lo último que le faltaba por hacer, quizás espera una zanahoria ¿Cuantos sinónimos de puta me quedan por aplicarle a este bicho? Sospecho que ninguno.

Más tarde.

Victoria. Tras mi salto acuático, que era la última de las vejaciones que me quedaban por soportar, me he vuelto loco de furia, he salido del río y -no sin correr, porque ha intentado huir- he enganchado a Jennifer por las riendas y ¡ops!, arriba. me he agarrado a ella como una garrapata y he susurrado a su oreja:
- Se acabó el juego, amiguita. Vamos a ver quien manda aquí.
No se cuanto rato ha llevado de caracoleos, brincos, carrreras enloquecidas y relinchos furiosos, hasta Ray ha dejado de intentar seguirnos, hemos recorrido creo yo media montaña arriba y abajo hasta que la piel de Jennifer ha empezado a relucir de sudor y yo he sentido calambres en los muslos y en los brazos por el esfuerzo realizado para sujetarme... de pronto se ha detenido, pero no en seco para hacerme volar, sino poco a poco, y ha agachado la cabeza.
-...buena chica...-he jadeado dándola unas palmaditas en el cuello-...vamos a poder dejar descansar a tio Ray y nos encargaremos nosotros un poco de las putas ovejas, a que si...
Ha resoplado ( "que te jodan", he entendido yo) pero no ha habido actos de violencia.
- ...ahora, vamos a casita, poquito a poco, sin aspavientos...
Oh, alabado sea el Señor Misericordioso que derrama dones inmerecidos incluso sobre mi, el más pecador de sus pecadores... hemos emprendido un trote suave de vuelta al campamento, y me he sentido un vaquero por primera vez desde que pisé esta montaña. Además del curro, el perro y el colega, ahora tengo un caballo.
Soy cojonudo.

En el campamento.

Suerte que no he llegado dando gritos de júbilo ( sobre todo para no espantar a Jennifer ) porque Ray estaba tumbado en la hierba con su macuto a modo de almohada, profundamente dormido. Jacko yacía estirado a sus pies, también frito, pero ha levantado una oreja y un párpado cuando hemos llegado jennifer y yo.
He bajado de la yegua momentaneamente reconciliado con ella y con la humanidad, silencioso como un ratón para no despertar a mi compañero y dejarle descansar aún a riesgo de que las ovejas estuviesen solas un poco más de lo normal. Pensaba deslizarme de puntillas a la tienda y buscar algo entre las provisiones para improvisar una comida original, pero algo perverso me ha hecho quedarme allí mirando... no se si era la forma en que unos cuantos rayos de luz incidían sobre Ray haciendo brillar su cabello, o si era el modo en que yacía, boca arriba, la cabeza ladeada, una mano sobre el regazo y la otra desmadejada al otro lado, las piernas un poco separadas...
(...como un angel caido...)
...fuese lo que fuese me he puesto a cuatro patas y he gateado en silencio hasta llegar a su lado, para observar de cerca los detalles...los párpados tiemblan ligeramente bajo los efectos del sueño, haciendo vibrar sus pestañas rubias... los labios, un poco gruesos pero perfectos, curvados en una ligerísima sonrisa... el rostro mal afeitado, despunta una barba clara incipiente, por un momento me siento Jacko y tengo el deseo irracional de pasar mi lengua plana por esa mejilla sin afeitar, sentir el tacto áspero y el sabor de esa piel... su camisa está desabrochada en parte, lo suficiente para mostrar la hermosa forma en que los músculos de su cuello se insertan en el pecho, el hueco emplazado entre las clavículas y la nuez de Adán... el vello de aspecto suave, apenas visible y en el borde del triángulo que dibuja la tela sobre su cuerpo, el semicírculo ligeramente más oscuro de una de sus tetillas.
Es un juego estúpido e irracional, "¿de qué vas, Joe?"me digo, parece que me quiero demostrar algo a mi mismo, hasta donde puedo llegar...
Aproximo mi rostro al suyo, tanto como si estuviese dispuesto a besarle, solo nos separan un par de milímetros, noto en mi boca la corriente cálida de su respiración...
Cuento hasta tres y luego repto hacia atrás, alejéndome de él, escondiéndome en la tienda...

Mediodía

Ray ha despertado recuperado del agotamiento matutino y se ha mostrado feliz cuando le he hablado de mis progresos con Jennifer.
- Entonces voy a lavarme un poco y te llevaré a los pastos, para que aprendas a orientarte, como ir y venir...
- OK. Aquí te espero.
Pero no he esperado, apenas le he visto desaparecer me he deslizado entre los arbustos hasta encontrar un hueco desde donde se divisa el rio... y desde donde diviso a Ray, por supuesto.
Cuando llego a mi puesto de observación Ray ya se ha quitado la camisa, ahora con toda naturalidad introduce los pulgares por la cintura del vaquero y tira a la vez del pantalón y del calzoncillo, dejando su trasero blanco y perfecto ante mis ojos.
Que me cuelguen si no tengo la erección más formidable de los últimos diez años, y me está ocurriendo viéndole el culo a otro tío.
Estoy dividido. Una parte de mi quiere tirar de mi cuerpo y arrastrarlo al campamento, otra parte me retiene allí, es la misma que me hace acariciarme por encima de la ropa mientras veo a mi compañero de campamento avanzar con cierta torpeza entre las piedras hasta alcanzar la zona más profunda y desaparecer por completo en el agua oscura.
Estoy sudando de nuevo, pienso que no quiero continuar con ese juego todo el verano o acabaré volviéndome loco.
"Tienes tres opciones" dice una voz ": puedes coger tus cosas, desaparecer y olvidarte para siempre de las ovejas, de la puta montaña y de Ray... también puedes quedarte, seguir con la conducta heterosexual que hasta ahora ha sido la habitual en tu vida y matarte a pajas durante todo el verano... o en tercer lugar, puedes follarte a Ray si se deja durante todo el tiempo que dure el curro y dejar que las cosas sigan su curso..."
"...joder" le digo a la voz invisible "¿no hay más opciones?..."
"¡¿Más opciones!?... bueno, hay una cuarta..."
"¿Y cual es?"
" Follate una oveja"

Con el rebaño

Estamos tumbados en la hierba, con todo el rebaño sesteando en la pradera. Más arriba solo hay cielo, y al fondo, las montañas azules. Pienso que ocurriría si las ovejas ideasen un suicidio colectivo y decidiesean correr todas juntas hasta el final de los pastos para saltar al vacío... "Aguirre...ejem-ejem... hemos tenido un problemilla allí arriba..."
Ray a mi lado contempla la bucólica escena con mirada soñadora.
- Buf -digo- Esto no puede ser más aburrido. ¿Como haces para no volverte loco aquí arriba?
- Es cuestión de acostumbrarse -responde-. Yo he pasado buena parte de mi vida así. Al final aprendes a sacar lo positivo de la experiencia.
Nos quedamos en silencio el tiempo que tarda una diminuta nube blanca en surcar el azul ante nosotros. Luego él continua.
- Hasta los dieciocho estudié e hice las mismas cosas que cualquier chico. Luego mi madre enfermó, mi familia tuvo que trasladarse a Milwaukee para que pudiesen atenderla... pero había que cuidar la granja y el ganado, alguien tenía que encargarse... y me tocó a mi... -Ray sonrie y se recuesta un poco más, cubriéndose los ojos con el ala del sombrero-... sabes, no me arrepiento. A veces los animales resultan mejor compañía que las personas.
Paso mentalmente revista a mis conocidos comparándolos con un animal, como por ejemplo una oveja... no puedo decir que la oveja salga ganando pero reconozco que en ocasiones resulta más fiable...
- Pero bueno, la vida no es esto -le respondo yo-...tienes que haber sentido ganas de un poco de marcha de vez en cuando, ¿hey?
-...hum...a veces...
Espero una respuesta que no llega, así que sigo:
- ¿Y donde dejaste el ganado de papá? ¿Que haces aquí con las ovejas de Aguirre?
Hay una larguísima pauda que llenan las moscas y las abejas zumbando.
- Mi madre murió el año pasado. Como todo estaba a su nombre, todo se vendió para el reparto de la herencia. Yo me quedé sin casa aquí y tampoco había sitio para mi en Milwaukee. Así que he estado trabajando por temporadas en ranchos de la zona, hasta ahora. Pero cuando el verano termine me iré a la ciudad. Mi hermana se casó en primavera y dejó libre su habitación... me instalaré allí y buscaré "la marcha" como tu dices... -ahora se incorpora apoyándose en un codo y me contempla un rato. Sus ojos reflejan la luz del día de tal modo que parecen azules- ¿y tu, Joe?...¿Como viniste a parar aquí?
...ni yo mismo se la respuesta, así que digo:
- Soy un bala perdida... quien sabe donde acabare, funciono por impulsos... un desastre, en serio...
- La montaña te ayudará -dice como si hubiese tenido una charla con mi indio- Tienes mucho tiempo para pensar... descubres tus auténticas prioridades...
De un salto casi sobrenatural se pone en pie, me apunta con el dedo índice y sonríe por enésima vez.
- Ya lo verás, Joe. Si sabes aprovechar este tiempo puedes descubrir más de ti mismo en dos meses aquí arriba que toda una vida abajo.
Se da media vuelta y le contemplo alejarse hacia el rebaño, con Jacko ladrando a su lado alborozado.

Anochecer

El cielo se tranasforma en una infinita fantasía rosada y azul sobre nuestras cabezas mientras Ray calienta la cena, antes de mi primera noche en compañia de las ovejas.
- No te entretengas mucho. Si Jennifer se encabrita en medio de la oscuridad no sé donde podrías aparecer... ni si yo sería capaz de encontrarte...
Presiento que no voy a llevarlo bien. Ray se da cuenta mientras como en silencio. Espera a que termine, luego coge unos prismáticos y me los tiende.
- Ven, mira.
Me coloca las manos en los hombros y con suavidad dirige mi vista al lugar adecuado. Dentro de un círculo veo el rebaño preparándose para dormir, sobre una ladera verde que parece terminar en el vacío.
- ¿Ves? -dice con la boca muy cerca del oído- Cuando subas y enciendas el fuego pordré ver tu luz ahí arriba. Y si lo intentas, cuando subas verás que puedes encontrar en la oscuridad la luz del campamento. Si te sientes solo, busca mi luz y yo haré lo mismo contigo. Será un poco como si estuviésemos juntos, ¿eh Joe?
Soy tan estúpido que casi me emociono.
- Además, seguro que Jacko te acompaña, ¿eh Jacko? -el interfecto se pone en pie y suelta un "¡Guau-guau!" para demostrar que no se ha perdido ni una palabra- Las ovejas son asunto suyo, ¿verdad chico?
No digo nada, me subo en Jennifer ,aún con precaucion, pero aunque menea la cabeza disgustada no hace cosas extrañas. Jacko inicia su ritual alegre de "vamos a por las ovejas" con ladridos y giros repetidos sobre si mismo, y yo me pongo en camino, no sin antes gritar:
- ¡Duerme mucho, chico!

Oscuridad

Cielo cuajado de estrellas. Una luna enorme baña el paisaje a mi alrededor de una luz plateada.
Cojo los prismáticos y miro hacia abajo. Pasado un momento logro ver las llamas de la hoguera de Ray. Me pregunto si él mira hacia aquí en este momento.
El rebaño forma una masa oscura y cálida a mi alrededor. Jacko duerme a mi lado, lleva así casi desde el momento en que se han acostado las ovejas.
Un poco más lejos, sobre una roca insólita larga como un dedo y en precario equilibrio al borde del precipicio, está el ángel sentado. No hace ni dice nada, se abraza las rodillas y observa.
Hago ademán de preguntarle algo, después me callo, está demasiado lejos, pienso, y no solo en el espacio, hay mucha distancia en todos los sentidos. Al final se transforma en una piedra que corona ese dedo granítico... O quizás ha sido una piedra desde el principio, y es la soledad la que me hace ver visiones...
Despues solo queda la luna y el silencio.
Continuará.

FELICIDADES



Las luces están aún muy bajas.
Se escucha un ligero taconeo..
Parecía que los pequeños puntos que bailaban en el cielo eran luces, pero no son más que las estrellas.
Emerge una silueta de la oscuridad mientras en algún sitio se afinan violines, la orquesta está preparada... la silueta es mi Ana del Sur, tan preciosa como yo la imagino, unos ojos llenos de ilusión, un precioso vestido de noche, con dos pasos más se detiene en el centro de la pista, expectante.
Empieza la música...

"Se piangi... amore... io piango con te perche' sono parte di te sorridi sempre... se tu non vuoi non vuoi vedermi soffrire mai"

Entonces aparezco yo, tu sonrisa ilumina todo como si hubiese salido el sol, pero sin embargo sigue la noche sobre nosotros...

"Se ridi amore io rido con te perche' tu sei parte di me ricorda sempre quel che tu fai sopra il mio volto lo rivedrai non sei mai sola anche se tu tu sei lontana da me ogni momento dovunque andrai accanto a te mi troverai"

"Has venido", me dices con los ojos llenos de estrellas.

"Como podía faltar", te respondo yo, tengo un ramillete de violetas escondido a la espalda, te lo tiendo y vuelves a sonreir, desafiando a la noche con la luz de tu mirada, lo sujetas contra el pecho y me dices:

"Es nuestro pequeño momento... bailemos"

"Se piangi se ridi io sono con te perche' sono parte di te ricorda sempre quel che tu fai sopra il mio volto lo rivedrai ricorda sempre quel che tu fai sopra il mio volto lo rivedrai"

La música y la luz se desvanecen poco a poco pero nuestro baile no cesa, continuamos dando vueltas bajo las estrellas...
Acaba la canción y termina el instante de magia que se nos ha concedido.

"Tengo que volver", me dices.

"Nunca olvides volver", te digo "pero de vez en cuando vuelve también aquí "

"Como olvidarte", dices tu.

"Imposible olvidarte" digo yo.

Las luces se van desvaneciendo y cada vez te veo más lejana.

"Felicidades, mi flor argentina" susurro.

Aún te puedo ver levantar los dedos mandándome un beso, antes de quedar sumidos en la oscuridad...

La canción, "Se Piangi, Se Ridi", otra más para bailar tu y yo en estas noches mágicas.

Y yo... a través de aquí no puedo mandarte más que las palabras que ya te mando, que crean este lazo, tan suave como un pañuelo de raso, tan fuerte como el acero, palabras que se engarzan en tu cuello como la más bella de las joyas y se aferran a los lóbulos de tus orejas como brillantes pendientes, que rodean mi cintura transformándose en un cinturón, dibujan un alfiler en mi corbata y cruzan como una centella brillante mi mirada, posándose luego en tu pelo, creando allí una diadema y volviendo a mi rostro, llenándolo de una luz nueva... solo son palabras, y ya no se como modelarlas, como trabajar con ellas para hacerte sentir partícipe de todo el cariño que te tengo... creeme, esta noche los ausentes se regocijaran contigo al ver todo el arsenal de amor que hay preparado y que no estaba el año anterior...

Mi Ana del Sur, entre tu y yo no queda más que decir.

Es mas que amor.

Feliz cumpleaños. Un beso.

viernes, julio 21, 2006

RESULTADOS


ARCHIVO: MI FAMILIA Y BROKEBACK

SUJETO A:

Varón
30 años
Soltero
Heterosexual (supongo)
Profesión: Peón en cadena de industrias cárnicas.
Lazo familiar: Hermano

Entrevistador: Bueno, que tal la peli.

Sujeto A: ¿La peli? Ah, dabuten.

E: ¿Dabuten?

S: Si... -el sujeto busca palabras que definan más el estado de espiritualidad alcanzado-... de puta madre. Guay, en serio.

E: Oh -el entrevistador intenta tirar más del hilo pero no encuentra hilo del que tirar-. Pues vale. Me alegro que te gustase.

S: OK.


SUJETO B:

Mujer
60 años
Viuda
Heterosexual. (...no sé, nunca hemos hablado de esto, pero si me dejo guiar por lo evidente, pues si...)
Profesión: Auxiliar de clínica jubilada con premura por la empresa.
Lazo familiar: Mi mami...

Entrevistador... bueno, aquí no cabe el reproducir la conversación porque ha sido larga y apasionante... a mami le ha encantado, según palabras textuales, "es una historia de amor de las que hacen época", ¡y yo que creía que se iba a quedar dormida! (esto también se lo dije y quedó muy ofendida, en casa mantenemos el criterio de que las unicas películas que la mantienen con los ojos abiertos son las de Jean Claude Van Damme, Chuck Norris y Steven Seagal -sin pasarse, que es mi mami-, y de vez en cuando nos sorprende como en esta ocasión)... hemos hablado mucho y bien como suele ocurrir con mi madre... la ha fascinado en primer lugar la ternura y la sensibilidad con la que se ha tratado el tema, dice que las películas en las que los protagonistas tienen relaciones homosexuales no la suelen gustar porque siempre se desarrollan en ambientes sórdidos, escabrosos y a menudo asociadas a situaciones conflictivas: drogas, prostitución, delitos varios... "¿es que no hay gente normal que tenga relaciones con gente de su mismo sexo, o no hacen películas sobre eso?"...
...después. impactada por " ¡pero que guapos son esos chicos!" y luego, demostrando la categoría y el buen gusto de la raza esta nuestra " ...especialmente el morenito, con esos ojos claros, está impresionante..."
A continuación, personajes que la impactan: Alma. "No se como una mujer puede pasar una experiencia así y no decir nada, no hacerle ningún reproche, incluso hacer como que no se ha enterado de nada." Mami no entendió el comportamiento de Alma, e incluso le pareció fuera de lugar su enfrentamiento con Ennis después de separados el día de Acción de Gracias, según ella " si no lo hizo en su momento, a qué viene sacarle ahora los trapos sucios cuando todo estaba acabado..."
....y como buena madre, se conmovió con la madre de Jack "que precioso ver como reciben a ese chico (Ennis) en la casa, y le da esas camisas" -mami no cayó en la cuenta de que eran las camisas que Jack había guardado tras su aventura en la montaña, cuando se lo he explicado se ha emocionado aún más-...
Cielos, su última frase ha sido " creo que debería verla otra vez para cazar detalles que se me han perdido", y "como, tienes la banda sonora, pues me la podías grabar que me ha gustado muchísimo"... ¿se habrá vuelto mami brokemaniaca?... ¡Dios, que monstruo he creado!...
...las reacciones, desde luego, han superado mis expectativas...
...¿tendré que hacerle una copia pirata del DVD a mi madre?...
Los resultados me han sorprendido, esperaba más "tema" con mi hermano y menos entusiasmo por parte de mi madre... pero ahí queda para que ahora cada uno pueda sacar sus conclusiones pertinentes, que sabeis siempre son bien agradecidas...a mi me ha servido para volver a fisgar en los fondos de imágenes de BBM que tenemos por ahí para colgar un par de imágenes a propósito y volver a sentir destrozado il cuore...
Jodida montaña...
Como siempre, un abrazo a todos.

jueves, julio 20, 2006

EXPERIMENTO

...tras un pequeño debate sobre el tema, esta noche he dejado a mi madre y a mi hermano pequeño la película de Brokeback Mountain, para que puedan juzgar por si mismos... los dos tienen la mentalidad bastante normal ( iba a decir abierta, pero creo que eso tiene que ser el estado normal de las mentes y lo que se debería señalar como caso peculiar es una "mentalidad obtusa")... ellos saben en parte este extraño "affaire" con Ennis y Jack, se han preocupado cuando he estado afectado por el sindrome BBM e incluso mi hermanito ha seguido las andanzas de mi "angel en llamas", que a fin de cuentas quizás no se trata más que de una forma de exorcizar BBM de mi interior...
...la verdad, estoy expectante: ¿como reaccionaran una mujer de 60 años y un joven heterosexual ante las andanzas de Ennis y Jack?... esta pregunta parece una tontería, pero es que lo he discutido con la gente, he especulado tanto sobre a quién puede "llegar" y a quien no, y bueno, estos dos conejillos de Indias son de absoluta fiabilidad, cuando sondee los resultados van a ser absolutamente sinceros y pienso colgar aquí el rollo que me suelte cada uno, ¿que creeis, que no soy capaz de hacer una entrevista?... pues la voy a hacer, que carajo... es que las vacaciones me predisponen a este tipo de cosas...
Este tipo de meditaciones las reserva uno normalmente para su diario personal, pero, ya está dicho, como estoy de vacaciones y probablemente "no tengo otros pitos que tocar", como decimos en la península ibérica, (que quiere decir que no tenemos nada mejor que hacer) - esta acotación pensada en las lectoras del Sur del Mundo, con todo mi cariño- pues nada, que pienso contar los resultados del experimento mañana mismo...
...mami, no te duermas a media peli que nos vas a dejar en feo...
Como siempre, besos y abrazos a todos...

martes, julio 18, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS... ¿6ª PARTE?...CREO QUE SI...

..esta preciosa imagen de un puente de piedra se la agradecemos una vez más a Joetry, que con ella también tendió un puente virtual que hoy en día se preserva en el tiempo. La guardo un especial cariño pero las cosas hermosas deben compartirse, así que aquí va, con el capítulo número... he puesto 6... para todos mis amigos montañeses.

EN LAS CUMBRES

Estoy acostumbrado a despertar sintiéndome una piltrafa, al borde mismo de la muerte, pero en esta ocasión dudo si no me habrán considerado ya clinicamente muerto.
"Sin duda las he palmado por una sobredodis de "trompazos". Malos Pelos estará bailando claqué sobre mi lápida... y esa de ahí debe ser la puta luz al final del tunel..."
Espero un poco aguardando el famoso "flash back", el rollo ese de ver pasar toda tu vida en los momentos finales... me apetece ver a mamá, a la tía Mary Joe haciendo galletas en la cocina y papá sacudiéndome con el cinturón el día que encontró bajo mi cama la colección de revistas pornográficas y una botella de whisky... snif-snif, papá, me arrepiento de haberte llamado "hijo de perra", sé que solo mirabas por mi bien, tratabas de evitar que me convirtiese en el parásito social que soy ahora...

...tras este momento de impresionante catarsis emocional me quedo en suspenso, pero el esperado flash-back no llega, ni papá, ni mamá ni la tía ni nada...

En cambio descubro que puedo mover el cuello, lo levanto un poco y veo cosas... hay pinos, los restos de una hoguera a mi lado, una tienda de campaña...
...en el margen del claro en el que me encuentro hay un caballito... "Jennifer", recuerdo... al verme lanza un relincho que traduzco como "el capullo ha abierto el ojo" y sigue pastando.
La "luz-al-final-del-tunel" resulta ser un sol resplandeciente , y yo no estoy en una camilla del depósito de cadaveres esperando la autopsia, sino tendido en un prado con algo blando bajo la cabeza, una manta por encima y alrededor hierba verde, flores amarillas y diminutas mariposillas revoloteando por todas partes.
Una súbita arcada contrae mi estómago como si fuese un puño de hierro estrujándome las tripas, me hace toser y contraerme hasta que parece que van a salirseme los ojos de las órbitas. Es inutil, no hay nada ahí dentro, solo un liquidillo de color indefinido y sabor amargo que escupo antes de caer desfallecido.

Creo que voy a dormirme otra vez de puro agotamiento pero no es así, de pronto algo viene a mi memoria: "las ovejas, Jacko... ¡y Ray!... ¿me han abandonado? ¿han decidido que no les interesa la compañía de un politoxicómano?"...

Vuelvo a incorporarme y grito:

- ¡Ray!

Mis últimos recuerdos son de mandarle a tomar por el culo después del "suceso" -llamemoslo así- a lomos de Benny, y no me habría extrañado que se hubiese hartado de todo cuando acto seguido yo me pillé el cuelgue del siglo.

- Eh, putilla -le digo a Jennifer, que detiene un momento su ramoneo para mirarme como se mira una mosca en la sopa- ¿donde estan mi perro y mi colega? ¿tu sabes algo?

Jennifer ha levantado su airosa cola y ha descargado tres o cuatro kilos de caca de caballo, lo cual constituye de por si una elocuente respuesta.

"La has cagado".

Me he puesto a berrear y llorar como un niño, pataleando y mandando por los aires la manta, los palos de la hoguera, todo...

- ¡A la mierda! ¡A la mierda el perro, a la mierda el curro y a la mierda Ray, todo se ha ido a la mierda! ¡La has cagado, Joe, la has cagado pero bien!

Estoy un buen rato allí tirado con unas lágrimas que arden como fuego arrasando mi rostro, exhausto, incapaz de empezar otra vez desde cero, sin fuerzas para rehacerme de nuevo a partir de estas cenizas... después poco a poco el llanto se va apaciguando, voy relajándome, recuperando el centro perdido... tengo el rostro hundido en la hierba, respiro los efluvios naturales de la tierra y de algún modo eso me da ánimos para levantarme.

"Empieza por ti mismo y sigue con el resto".

Desde donde estoy puedo oir el murmullo de un curso de agua, sigo el sonido tambaleándome, tropezando practicamente con todo lo que se cruza en mi camino hasta llegar allí. Es un riachuelo poco profundo, con el fondo lleno de piedras de todos los tamaños, blancas y redondeadas. Me quito la ropa, de nuevo maloliente -debo haber vomitado encima unas cuantas veces durante este periodo de inconsciencia-, la camiseta y unos calzoncillos sucios hasta extremos escatológicos... luego digo "al agua patos" y entro en el río.
Al tercer paso resbalo, de pronto mi pie izquierdo cobra vida propia, sale disparado hacia arriba y aterrizo en el agua helada. Mi espiritu protector -angel o demonio- orienta mi culo para que vaya a caer en el lado más profundo, no me cubrirá más allá de la cintura pero me salva de partirme la cabeza con el fondo pedregoso.
Mi corazón se detiene al sumergirse en esa penumbra fría, turbia y azul, solo dura un instante, luego brinco fuera como una trucha y me quedo de pie, con el agua por debajo del ombligo, abrazándome a mi mismo y temblando.

- Hostia...-jadeo-.

Despues, pasada la primera impresión, me aclimato poco a poco y empiezo a disfrutar del baño, tanto de los ratos en que desaparezco por completo dentro del río como cuando me siento en una piedra, estiro los músculos y noto como el sol me caldea la piel. Es una sensación de absoluta paz, no pienso en nada, pasado, presente y futuro se han disuelto en el agua y han desaparecido...

Mientras estoy absorto en la tarea de limpiar mis calzoncillos frotandolos con una piedra, escucho un grito que me arranca de ese estado de primitiva satisfacción elemental.

- ¡Joe!

"Es Ray"...
No me pregunteis porqué pero siento un impulso de repentino pudor y me tiro al agua,dejando sobresalir solamente la cabeza para que no me vea desnudo. Mis calzoncillos se me escapan y van flotando corriente abajo como si fuese un entierro vikingo: han tenido una vida dura, me han servido bien, ahora descansan para siempre. Quizás debería haberles prendido fuego para que la puesta en escena fuese completa...he recuperado un poco mi buen humor, gracias al baño o a escuchar a Ray y saber que no me ha abandonado en la montaña con la zorra de Jennifer por toda compañía... no está todo acabado, queda esperanza.
Ray aparece cabalgando a Benny, lleva la escopeta a la espalda, con una mano se sujeta el sombrero y con la otra aferra las riendas del caballo, en su cara se dibuja una expresión de sincera preocupación que se disuelve al llegar a la ribera y ver mi jeta asomando en la superficie como una piedra más del rio.

- Estas... estas vivo... despierto, queiro decir...

- La gente se duerme y luego se despierta, eso ha ocurrido desde el principio de los tiempos, amigo. No vamos a asustarnos de eso ahora, ¿verdad? -le digo sonriendo-.

Ray sonrie un poco, creo que a su pesar.

- No bromees, cuando te desplomaste después de caer del caballo, estuve a punto de dejarlo todo y volver a Signal para llevarte al médico. Pero me dijiste algo así como que solo necesitabas dormir y que luego estarías bien...joder, Joe, llevabas dos días asi... estaba asustado-en ese momento ha llegado Jacko al trote y al ver mi cabeza ha dicho "guau" ,creo que con desbordante alegría. Ray le ha señalado encantado- ¿Ves? El también se alegra de verte en pie.

- ¿Y las putas ovejas? ¿Las has hecho desaparecer?

- En los pastos, como está acordado.... te lo expliqué, ¿no recuerdas? Uno debe acampar allí con el rebaño y otro se queda aquí... bueno he empezado infringiendo la regla estos días, temía que si te quedabas solo e inconsciente pudiese ocurrirte algo...-no podría jurarlo porque los continuos destellos del sol en el agua me hacen guiñar los ojos y no veo con claridad... pero juraría que se ha ruborizado...- ...no es ninguna broma, hay coyotes y osos por aquí. He estado yendo y viniendo, echando un vistazo de vez en cuando a ratos a ti, a ratos a las ovejas... te has despertado justo una de las veces que me he ido...

Estoy tan rebosante de agradecimiento que no sé ni que decir... y yo que creía que me había abandonado allí con la puta yegua...

- Venga vamos, prepararé algo de desayuno, tienes que estar desfallecido después de dos días sin comer - me dice tan rebosante de alegría como Jacko- o no piensas salir del agua?

Juro que la última vez que me ruborice fue a los doce años cuando unas chicas se me acercaron por la espalda en el patio del colegio y me pegaron un tirón de los pantalones del chandal, dejándome en gallumbos delante de toda la clase, no recordaba la sensación ni pensaba que me fuese a ocurrir otra vez, pero ahora me pongo colorado, noto la sangre agolpandose en mis mejillas y me hundo un poco mas, hasta la nariz.
Ray me mira interrogante.

-...vete yendo, ahora te alcanzo.

Ahora sus ojos son icrédulos, se queda así unos segundos y luego estalla en una carcajada.

- ¡No me jodas! ¿Te da vergüenza que te vea desnudo?...Joe, vamos a tirarnos aquí tres meses, no pensarías que dispondríamos de duchas de cabina y vestuarios individuales, ¿no?

-No seas gilipollas chico, no pasa nada... estoy a gusto, necesito remojo para quitarme la mugre de encima. Gritaré si una trucha me muerde las pelotas para que vengas a rescatarme, no te preocupes. Ve y prepara mientras unos huevos revueltos.

Ray ha ensayado su enigmática media sonrisa y ha dado media vuelta al caballo diciendo:

- ¿Huevos revueltos?...todavía no has tomado contacto con la realidad... vamos Jacko, deja a papá remojarse tranquilo...

Cuando me he asegurado de que se había marchado he salido a trompicones del agua, me he puesto los vaqueros ( son los únicos que toleran cierta cantidad de porquería encima sin tener muy mal aspecto) las botas sin calcetines y he vuelto al campamento intentando mantener mi dignidad alta, pero sin dejar de darle vueltas a ese apuro repentino por quedarme desnudo delante de otro tío.
Ray está allí, trasteando, se ha quitado la camisa y él y Jacko van y vienen encendiendo un pequeño fuego, colocando de nuevo los palos y el resto de cacharritos que yo había tirado por los aires en mi anterior momento de ofuscación, en fin,haciendo la que supongo debe ser la rutina del dia a dia en un campamento de vaqueros. Mi perro ladra al verme y me recibe con ostentosas muestras de felicidad, saltando y poniéndose sobre dos patas como un artista canino de circo consumado. Le veo un poco más gordito desde que está con nosotros, ya no puedo contar con tanta facilidad las costillas a través de su pellejo... Ray, que está agachado sobre la lumbre, se vuelve hacia mi con el rostro sudoroso, arrebolado por el calor de las llamas, y percibo de nuevo esa pulsión extraña, esa tensión desconocida que no puedo explicar, estoy a gusto con él y contento de que no me haya abandonado a merced de todos esos coyotes y osos que pululan por aquí, pero al mismo tiempo hay algo ahí, una cuerda tensa, una vibración discordante que no acierto a catalogar...

- El menu es café y una lata de alubias. Nuestro querido jefe noha dejado mucha variedad...

- Oh, -contesto distraido- creo que cualquier cosa me sabrá a gloria.

Recuerdo que en mi bolsa tengo la ropa de Brad y pienso que será una buena idea ponerme sus pantalones limpios. Ese es el pensamiento supericial, en el fondo subyace la idea de demostrarme a mi mismo y sobre todo demostrarle a Ray que no me da vergüenza enseñarle el culo.
Sin decir palabra me acerco a la tienda, me bajo los pantalones y me quedo como Dios me trajo al mundo. De rodillas en el suelo forcejeo con la cremallera de la mochila hasta abrirla y sacar los pantalones de Brad... sin volver la vista hacia la hoguera, pero con la enloquecedora sensación de que él me está mirando la espalda... Por fin me vuelvo... él no está mirando, tiene los ojos puestos en el fuego y lo que borbotea despacio dentro del cazo, pero al notar que me he vuelto levanta la vista sin decir nada, ni siquiera sonrie como es habitual.
Yo tampoco digo nada, sostengo su mirada unos interminables segundos, luego me pongo los pantalones limpios y me acerco para comenzar nuestro desayuno.

"Te camnbiará la vida" dice esa voz resonando en mi cabeza, y empieza a preocuparme qué es lo que el indio querría decir con esto en realidad...


...Continuará...

VACACIONES


El sol...


Cielo azul...


Unas cuantas diminutas nubecillas de calor...


Silencio...


Sudor...


Rizos de agua lanzando innumerables destellos de luz...


Me tiro... ¡está helada!... que gusto...


El sol otra vez...


Reponer líquidos: una cerveza bien fría ingerida con los pies en alto, gafas de sol y una novela apasionante entre manos...


Música italiana: "...venecia... la luna y tu..."


Si, el angelito está de vacaciones y desde aquí quiere hacer partícipes a todos los amigos de lo bien que se está aunque sea sin salir de la ciudad, y de paso dar un poco de envidia al personal, jajaja....que parece que el ecuador de Julio nos está trastornando un poco y andamos con el ala caída en la montaña... Yo instalo aquí una piscina al lado de la seta, y el que quiera hacer un poco de relax o refrescarse las ideas, pues a su entera disposición, ¿de acuerdo?




Un abrazo a todos y un beso para mi Ana del Sur, que lo necesita en estos momentos...

lunes, julio 17, 2006

ANOCHE VOLVÍ A LA MONTAÑA


..no era el mejor momento, no me encontraba en mi mejor forma, que carajo, tenía una noche de esas, no importa porque ni porqué no, era una noche de verano, pesada, calurosa, me removía inquieto por la casa, sudando. por la calle pasaba la gente dispuesta a vivir la noche del sabado, tuve un instante para pensar en el movimiento del resto del planeta, lo que haría la gente en Australia, en la India, en China,... mientras tanto yo vivía un instante de oscuridad, apoyando la frente en los cristales buscando un poco de frescor, de calma... me encogí, me expandí, caí sobre mí mismo y al fin, sin pensar mucho en lo que hacía, cogí BBM, la metí en el reproductor y me senté semidesnudo en la oscuridad, esperando el impacto. Mis gatos no tardaron en disponerse en torno a mi, formando un círculo protector mientras dormían, conocen el poder de la montaña, conocen...
...que tontería, les gusta dormir a mi lado y ya está, la montaña está en mi, en nada más. Ellos perciben mis sentimientos y reaccionan, no se sabe como, por algo son gatos, y en este caso optan por rodearme de su sencillo amor.
Entonces se produce el viaje en el tiempo, esa pantalla negra y el rótulo en letras blancas,. suenan esas notas suspendidas, mi corazón se detiene, y ya no es 2006, es 1963 y desde el cielo, como el angel que finjo ser, observo ese camión circulando al amanecer, ese camión que hace comenzar la historia, el camión que deja a Ennis del Mar en Signal... me vuelvo a enternecer al ver a Ennis, sus ademanes bruscos, un poco torpe, es demasiado pequeño para albergar todo el amor que llega en esa renqueante furgoneta negra que él aún no ve pero que yo ya diviso en el horizonte... No lo puedo evitar y lloro, soy un visitante del tiempo, conozco el futuro y me desgarra su juvenil inocencia, el conocimiento del dolor futuro que no puedo evitarles... que no quiero evitarles.. porque va a enaltecer sus vidas y las de todos los que lo compartimos, va a dar un sentido su existencia, va a hacerles eternos...
...cuando un amor como ese empieza, su luz viaja en el universo por toda la eternidad, mucho después que la fuente de su origen se haya apagado, igual que la luz de las estrellas desaparecidas, cuya imagen sigue llegando a nuestras noches después de una eternidad de haber muerto...
...y rio y lloro las bromas de Jack, y me emociono y lloro cuando entra por primera vez Ennis en la tienda de campaña, lloro cuando Ennis dice que ha sido solo una vez, que no volvera a ocurrir, y lloro cuando vuelve demasiado confuso consigo mismo a Jack, Jack que es Amor y le espera con los brazos y el alma abiertos...
...joder, es puta pasión, nada más...
...es la misma trampa, conozco cada lugar donde no debo pisar y lo busco para pisar con fuerza, porque deseo hundirme ahí y no salir más...
No hay nada que pueda decir que no se haya dicho ya, que no hayamos contado mil veces todos los habitantes de esta montaña magica...tampoco hay nada que me explique la razón de esta melancolía, porqué hoy la luz de la tarde me estremece el corazón, porque una melodía llena mis ojos de lágrimas, porqué sigo esperando cuando creía que ya estaba cansado de esperar...
Son casi las 4 de la mañana, estoy exhausto... más solo que nunca... hago un esfuerzo y voy a la cama...
...fucking Jack Twist...
...es una tontería, pero creo que debía compartirlo con vosotros...

sábado, julio 15, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS, 5ª PARTE


...el angelito se está dando una maña que alucinas para sacar el relato p'alante... aquí os dejo con la siguiente entrega en la cual la temperatura en la montaña empieza a subir paulatinamente... y esto solo acaba de empezar... así que sin más dilación, vamos al lío.
Un día más, la hermosa fotografía, a cargo de Joetry, gracias...

CLIMB EVERY MOUNTAIN

Diccionario de Joe:
Oveja: animal lanudo de no muy buen olor, repleto de parásitos y cuyo coeficiente intelectual es inferior al de los tapones de las cantimploras.
Esto y que el lema de su vida es "donde va Vicente, donde va la gente" ha hecho la puesta en marcha un juego de niños. En cabeza va Ray a caballo por un lado y por el otro Jacko, el cual ha descubierto hoy que la segunda cosa que más le gusta en la vida después de las salchichas es ladrar y poner firmes a un montón de ovejas. Yo he ido por detrás, con poco que hacer aparte de dar patadas en el trasero a las rezagadas y procurar no rezagarme yo cuando esporádicamente echan todos a correr... evidentemente camino a pie, la zorra de Jennifer va a atada a la montura de Ray con trote ligero y la cola en alto como un plumero, pensando sin duda que el viaje está siendo mucho más divertido de lo que se esperaba.
Aún así este trabajo es tan facil que me encanta, además ya sabeis como somos los chicos de ciudad, nos ponen cuatro arbolitos, un riachuelo y ya se nos descuelga el labio inferior con un hilillo de baba, diciendo " queee boniiitooo "... es así, hasta un tio poco sensible como yo aprecia la hermosa luz de aquí arriba, el esplendor del sol y los olores del verano... si estuviese en la ciudad aprovecharía para montar un "party" en una piscina privada con unas amiguitas y darnos un chapuzón, todos en bolas, pero ahora... soy un vaquero, estoy en la montaña, solo puedo escupir, mascar pajitas secas y decir:
"ooouuuh-si-si-si, un día bueno de verdad"...
...vale, para ser honesto no es lo único que pienso hacer los próximos tres meses... preveía que todo ese tiempo en el monte sin televisión ni bares abiertos iba a ser un aburrimiento, así que anoche, tras la milagrosa escapada de Dolly P., estuve un buen rato buscando al "camello" local, hasta dar con él en un callejón oscuro de esos que abundan en Signal (el diablo siempre procura que los pecadores nos salgamos con la nuestra). Se trata de un tío que con su mera estampa demuestra la muerte del movimiento hippie, porque amigo, si los que quedan están así de chungos quiere decir que aquello es historia pasada: sin afeitar, con una melena entre blanca y gris que debe albergar un ecosistema propio, vaqueros mugrientos y una camiseta de colorines con el lema "I love peace". No se si amará la paz pero lo que desde luego le gusta es colocarse hasta las orejas, menudo flipe llevaba el tío, me confundió con el presidente Kennedy y empezó a cantarme "No nos moverán", tuve que darle una colleja para que aterrizara en el mundo real...creo que ese hombre consume habitualmente más de lo que vende. Cuando al fin he logrado hacerle entender que necesitaba provisiones para una acampada en la montaña, ha rebuscado en una mochilita a la que se aferra desesperadamente, tendiéndome un frasco lleno de pildoritas azules.

- ¿Y esto que es?

- "Trompazos".

- ¿"Trompazos"? ¿Y esto hace algo?

- Huy-huy-huy, ya lo creo amigo. Pon medio "trompazo" en tu café por la mañana y como dicen las azafatas, "abrochense los cinturones". Alucinante, tío.

Igual de alucinante era el precio de cada trompazo, así que tuve que darle al hippie unos cuantos "idem" en plan regateo, hasta que se conformó con lo que yo le daba. No me gusta aprovecharme de estos parias, pero a ver, ¿no estaba intentando aprovecharse él de mi?... Mientras gañía en un rincón como un cachorro abandonado por mamá, he vaciado su mochila y entre otras cosas -la mayoría malas para la salud- he encontrado una botella con un líquido oscuro.

- Eh, tu, Malos Pelos...¿que hay aquí?

- Vete a la mierda. Te voy a denunciar, so cabrón.

- Oh, sí, ha-ha, ve y dile al sheriff que te he robado los tripis con los que pensabas comerciar honradamente... además te he pagado, joder.¿No has oido eso de "el que da lo que puede no está obligado a dar más?... pues esto es lo mismo.

Malos Pelos se ha hecho una pelotilla en un rincón y ha seguido sollozando y mascullando tacos, hasta ablandarme el corazón.

- Mira, si me dices lo que es esta botella no solo te devolveré tu mochilita, sino que encima no te quitaré el dinero que ya te he dado ni te golpearé después hasta sentir hastío, que era lo que tenía proyectado. ¿Eh?...¿Que me dices?... ¿A que soy un tío legal?

Me ha mirado con malos deseos antes de responder, poniendo morros como un niño pequeño:

- Es una bebida india. Los apaches la usan para invocar su animal-totem o algo así... yo creo que la usan para flipar.

- "Animal totem". Menuda chorrada. Me dan ganas de sacudirte después de todo.

Pero recordé a "mi indio" y pensé si no sería esto una señal... me guardé la botella, los trompazos y me despedí de Malos Pelos.

- Arrivederci, ha sido un placer negociar contigo. Recuerdos a tu padre si es que algún día llegas a conocerle, ¡hahaha!

...así ha sido como he conseguido provisiones para la montaña, eso me hace más optimista miestras corro tras el ovejerío bajo el azul resplandeciente, con Jacko ladrando feliz allí delante y Ray cumpliendo sus funciones a la perfección...
...caramba, hasta me siento un poco de más, parece que se han olvidado del viejo Joe esos dos...
...a que me tomo un "trompazo" para no caer en la melancolía...

En esto Ray se vuelve, me mira y trota hasta a mi a lomos de Bennie.

- ¿Estas cansado?

- No que va. Voy bien.

- No te hagas el duro -dice sonriendo- Venga, te llevo un rato, así descansas. Dame la mano.

Realmente no estoy cansado, pero se me ocurre que igual así le cojo un poco el tranquillo al tema "equitación". Agarro la mano de Ray y este me iza con sorprendente facilidad (recordadme que nunca me dé de tortas con él), sentándome justo tras suyo.
Estamos pegados como dos cucharas, mi pecho contra su espalda, su cuello en mi boca, los rizos rubios cosquilleándome la nariz, mis muslos siguen la forma de los suyos a cada lado del caballo... me llega débilmente el aroma de la loción para afeitar que ha usado esta mañana y, más intensamente, su propio olor, algo cálido y húmedo que me trae vagamente a la memoria los pinares en verano y la madera cortada.

Benny bufa un poco por el sobrepeso pero no nos lanza por los aires como era mi temor.

- Agárrate -dice Ray en voz baja y luego añade en un tono que me hace pensar que sonríe aunque no le veo la cara- ...no quiero darme la vuelta y ver que te he perdido por el camino...

No hacía falta decirlo porque estoy acojonado tras los ocho vuelos sin motor con que me ha obsequiado Jennifer hace un rato, le rodeo con los brazos y cruzo los dedos sobre la hebilla de su cinturón.

Iniciamos un trote suave.

Me pregunto si soy yo el único que percibe la situación como un poco embarazosa. Con el movimiento del caballo su trasero, encajado contra mi entrepierna, inicia un movimiento de vaivén que solo puedo definir como "perturbador". Trago saliva tan ruidosamente que él lo escucha y pregunta:

- ¿Estás bien?

Por las barbas del Profeta. Me parece que noto movimiento ahí abajo, ese pequeño amiguito del que ya os he hablado está confundido, malinterpreta las señales externas, percibe calor, frotamiento y ya se está preparando para la fiesta.... vaya, que me estoy empalmando, joder...
Si Ray nota algo no dice nada, continúa el mismo trote candencioso y ese masaje enloquecedor contra mi paquete... empiezo a sudar profusamente, noto una gota que va resbalando despacio por el centro de mi espalda como un dedo mojado, llega al final, se desliza bajo el elástico del calzoncillo y empieza a rodar muy despacio hacia la hendidura entre mis nalgas...

...esto ya es demasiado, la situación al "sur" de mi organismo está fuera de todo control, el corazón me golpea el pecho con tanta fuerza que creo que Ray debe notarlo contra su espalda...

...sin querer exhalo una bocanada de aire contra su cuello que es casi un gemido, y ahora sí noto tensarse su cuerpo...

...me tiro del caballo justo a tiempo de evitar un desbordamiento inútil de fluidos, ruedo por el suelo provocando relinchos de cachondeo de jennifer y el encabritamiento de Benny, está a punto de tirar a Ray, debe forcejear un poco con él para controlarlo. Después baja del animal, se arrodilla a mi lado. Yo estoy tumbado boca abajo, recuperando la respiración con mis labios incrustados en el polvo del camino.

El pone con suavidad una mano en mi espalda.

- Eh... ¿estas bien?...¿que te ha pasado?

- ¡Estoy bien, joder! -he gritado furioso- Me he mareado, eso es todo, será el calor o qué se yo...

- Mojaré un pañuelo con un poco de agua para...

- ¡Que no quiero nada, hostia! -me he revuelto incorporándome de un salto y me he encarado a él con agresividad- Se cuidarme solito, soy un superviviente, así que ocúpate de lo tuyo y déjame en paz.

Se ha puesto en pie despacio, levantando las manos en son de paz.

- Vale tío. Tranquilo. No pretendía molestar.

Ha vuelto a montar en Benny y ha galopado hasta alcanzar la cabeza del rebaño, donde Jacko ajeno a todo sigue repartiendo "guaus-guaus" a diestro y siniestro.

...me siento una puta mierda... creereis que es por esta pseudoexperiencia sexual en el mundo de los "chavalotes con chavalotes", mi hombría lastimada y todo eso, pero no es así... estoy jodido por haberle gritado a Ray, porque no tiene la culpa y no ha hecho más que ser amable conmigo, podía haber desconfiado de mi cuando me presenté en lugar de Brad, haberme mandado a paseo cuando se enteró de mis problemas con los caballos, pero no lo ha hecho. Me ha apoyado, ha confiado en mi, es mi colega, joder, ¿y que es lo que hago yo? Patearle el culo en cuanto tengo ocasión. Así es Joe, y creed que no me siento orgulloso.

Se me ha nublado la mente una vez más y cuando eso ocurre, hay que temer lo peor.

Saco un trompazo.

Me lo trago.

Saco otro.

Me lo trago.

Antes de tomarme el tercero noto un auténtico "trompazo" en el cerebro, la realidad se tambalea como si estuviese reflejada en un lago y alguien acabase de tirar una piedra al agua...
...de pronto está allí, es Julie Andrews rodeada de todas las monjitas de "Sonrisas y Lágrimas"; mi película favorita de pequeño, ahora todas ellas ocupan el espacio cada vez mayor de pradera que hay entre la masa borrosa de ovejas y yo, ¡están cantando, Señor!:

"Climb every mountain...
ford every stream...
follow every rainbow,
till you find your... dream..."

El mundo empieza a girar como un carrusel a mi alrededor. Ray es una pequeña sombra borrosa a lo lejos, intento decirle algopero no me salen las palabras... no es que la emoción me embargue, es que el colocón es de espanto...

Luego todas las monjitas saltan sobre mi con ojillos concupiscentes, y la visión se me llena de togas negras...
Continuará...

jueves, julio 13, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS, 4ª PARTE ( II )




...prueba de que los ángeles siempre cumplen sus promesas, aquí va la segunda parte de la cuarta parte (cielos que lio), que debería haber ido junto a la de ayer pero que tampoco va mal aquí... Como siempre, la preciosa imagen del día debemos agradecerselo a nuestro fotografo favorito, el travieso Joetry... ¿es un gesto de alarma el que compone el caballo de la foto al ver a Joe? (jaja)... nada, vamos al lío...


HOLA, YO SOY RAY - 2ª ENTREGA

Jennifer, la yegua blanca con manchas marrones que me han asignado, enseña todos sus dientes en una amplia sonrisa la octava vez que logra tirarme al suelo apenas nota mi trasero rozando sus lomos. Jacko también inicia una exhibición dental pero al ver mi mirada asesina se detiene y finge haber oido a sus espaldas empleando el viejo truco de volverse y decir "guau".
Ray en cambio, con más paciencia que un santo, corre solícito a mi lado por octava vez y por octava vez me ayuda a levantarme diciendo:

- ¿Estas bien?
Los dos mejicanos encargados de entregarnos todo el material ríen abiertamente ("¡yak-yak-yak!")apoyados en una cerca y fumando en pipa. Acabaré odiando al pueblo mejicano si todos me tratan igual que estos dos y Guadalupe. Detrás de la cerca, las ovejas... no es una oveja, ni diez, ni siquiera cien... es un mar de ovejas.

- ¡Cielos, hay un millón de ellas como mínimo! -le he dicho a Ray haciéndole reir- ¿Como haremos para que no salgan corriendo en todas direcciones en cuanto abramos la verja?

- Tranquilo, encarrilando a las primeras el resto está hecho.

Le he visto de tan buen humor y optimista que me ha parecido el momento justo de contarle mi carencia de conocimientos hípicos.
Eso le ha cortado el rollo.

- ¿Queeee?... uff... no jodas...

Le ha preguntado a los mejicanos con cara inocente cual de los dos caballos era más manso, si Benny, un bicho grandote y gris, o la pizpireta Jennifer.

- ¿Y porque lo pregunta, señor?

- Pues... mi compañero no es muy bueno montando - les ha soltado Ray en lo que debe ser el eufemismo más gigantesco del año-.

Esa pareja de cabrones se han mirado el uno al otro y han señalado al unísono a Jennifer con una sonrisa.
La primera vez que he volado sobre la cabeza de la yegua, sus rostros se han vuelto violáceos de tanto reir.

- Tranquilo, tranquilo -me ha dicho Ray cuando he hecho ademán de coger una de las escopetas- Los caballos son muy listos, notan cuando alguien no sabe montar. Vamos a probar otra vez...

Esto se ha repetido las ocho veces mencionadas (no era dificil llevar la cuenta porque uno de los "compadres" iba haciendo vistosas muescas en la madera de la cerca y pude contarlas), pero cuando Ray ha tratado de hacerme subir de nuevo a lomos de aquella zorra cuadrúpeda he gritado:

- Ni hablar, estoy hasta los huevos. Si en la siguiente ocasión me rompo el cuello que harás, ¿subirme a la montaña en silla de ruedas?

Mi compañero ha resoplado y, colocándome un brazo en el hombro (por fortuna los golpes de mi culo contra el suelo parecen haberme vaciado de electricidad estática) me ha girado, poniéndonos de espaldas a los mejicanos, para decir:

- Joder, Joe, no puedo hacerlo solo, ni podemos quedarnos aquí un par de días hasta que aprendas a sostenerte en el caballo porque esos dos correrán a contárselo a Aguirre y nos echará sin un dólar en el bolsillo...Qué quieres que hagamos...

Esperé a ver si el jodido indio o el ángel de mis alucinaciones se manifestaban para darme un consejo pero ninguno de esos cobardes ha asomado la nariz.
El pobre Ray ha suspirado y volviéndose a los mejicanos les ha dicho:

- Vale amigos, por nuestra parte han terminado, pueden marcharse. Aquí ya lo tenemos todo controlado.

- Ooooh, sí -dice uno- todo controlado. Pero nos gustaría verles marchar, estamos pasando un rato bien lindo aquí con ustedes, yak-yak-yak...

Ahora sí, se me ha cruzado una nube negra por la cabeza, he echado mano de la escopeta y la he amartillado con el cañón colocado entre los dientes del tío. Les ha cambiado el color al momento, y también han perdido ese humor tan dicharachero.

- Escucha estúpido hijo de puta, si tu y tu gracioso amiguito sabeis lo que os conviene vais a largaros apenas yo termine de contar tres, y no aparecereis hasta que yo, mi compañero y todas las jodidas ovejas hayamos desaparecido, ¿entendido?

- Sí señor -ha dicho el otro porque al que yo me dirigía le impedía hablar el cañón en la boca-.

- Y si Aguirre os pregunta "que tal fue todo"le direis que somos unos vaqueros cojonudos, los mejores que habeis visto en años, porque si me llego a enterar que le contais alguna calumnia lo más grande que enviarán a enterrar a Méjico será una de vuestras orejas... ¿si?...¿se me comprende bien?... entonces, ¡fuera!

Ray no ha podido contener la risa cuando ha visto salir a los dos tíos perdiendo el culo, lo cual le ha hecho ganar puntos, porque pensé que iba a chillar "oooh, noo, pobrecitos, vas a a conseguir asustarlos". En su lugar se ha vuelto con esa sonrisa suya y ha dicho:

- OK, estamos mejor sin esos dos. No resolvemos el problema, pero lo arreglaremos más a gusto sin mirones, ¿verdad?

- Verdad. A fin de cuentas es asunto nuestro...

- Sí señor, solo asunto nuestro.

Sin pensar en el fenómeno eléctrico de unas horas antes nos hemos vuelto a estrechar la mano, y esta vez la única corriente que nos ha atravesado la piel ha sido de cálido afecto.

Que joder. Tengo un curro, tengo un perro y ahora tengo un colega.

El mundo es un lugar maravilloso...
Continuará...

miércoles, julio 12, 2006

UN ANGEL EN LLAMAS, 4ª PARTE


...para no demorar mucho la entrega y así nos dediquemos a pensar en el relato y no en circunstancias anexas, aquí va la primera parte de la 4ª parte... corcho, es que era mucho teclear, y estoy sin cenar... además es una excusa para poder usar más de las maravillosa fotografías que mi asesor de imagen particular, Joetry, me hace llegar...un saludo, Joe, me haces el blog y la vida más hermosos...
...ahora vamos a por ello...

HOLA, YO SOY RAY - 1ª entrega


Mañana de verano. esta vez el bueno de Joe no piensa dejar escapar la oportunidad, de hecho he dormido enroscado en el suelo frente a la caseta de Puto AGuirre, con "cachorro bonito" buscando la reconciliación tras su traición de anoche, y llevándose patadas en el lomo cada vez que arrimaba el hocico.
Me han despertado unas pataditas en el hombro con el sol ya calentando allí arriba y las moscas zumbando encantadas.

- ¿Que haces aquí? -me ha preguntado una voz a la vez grave y juvenil-.

He tardado en despertar, me hallaba en el centro de una horrible pesadilla en la que Dolly Parton intentaba depilarme las bolas con cera caliente... al abrir los ojos agradecido y ver un rostro contemplándome de cerca, con una aureola de luz solar justo detrás de la cabeza, me he llevado un susto de órdago pensando que el puto angel estaba de vuelta...
...pero no, era el bello e inexpresivo Ray, el rubio cachitas Calvin Klein que estaba con Brad el día anterior, contemplándome con ojos de... no sé, miraba y punto.
Me he desperezado sonriendo lo más amigablemente posible, a fin de cuentas parecía probable que aquel pipiolo y yo tuviésemos que convivir todo el verano, era recomendable empezar a entablar lazos de amistad.

- Brad se largó anoche. Un asuntillo en California, me dijo.

- ¿Un asuntillo? Vaya, ayer por la mañana parecía encantado por haber conseguido ese trabajo con Aguirre.

He tenido que poner mi imaginación a trabajar.

- Sabes, estuvimos tomando algo con el conductor de un camión de pollos, le comentó algo a Brad sobre un trabajo allí y no se lo pensó dos veces... -me encogí de hombros-... así que voy a ver si el cerdo de Aguirre se deja convencer y me ofrece el puesto que queda libre.

- Recuerdo haber visto ese camión de pollos del que hablas... -murmuró Ray pensativo con la mirada perdida-...es tan precipitado... no conocí apenas a Brad, pero no me parecía un tío de decisiones impulsivas...

- Bueno, sea como sea, yo soy Joe -le he tendido una mano- Si hay suerte vamos a pasar el verano juntos, tú, yo y un montón de putas ovejas.

Me ha parecido que ha tardado unos segundos más de lo necesario en tenderme a su vez la mano, con esos ojos turbios y algo soñadores estudiándome en profundidad, luego hemos juntado nuestros dedos y...

"...te cambiará la vida..."

...he sentido un chispazo de la hostia, y Ray también porque me ha soltado al instante, nos hemos contemplado primero las manos y luego el uno al otro con incredulidad. Había oido algún rollo sobre los efectos de la electricidad estática, pero aquello había sido todo un calambrazo, como la vez que el técnico que arreglaba el televisor en casa de mamá se dio media vuelta y se me ocurrió meter un dedo allí dentro... sí señor, un calambrazo cojonudo. He boqueado como un pez, por primera vez en mucho tiempo sin nada ingenioso que me viniese a la boca, hasta que "cachorro bonito" me ha dado con el morro en la pierna, quizás para recordarme su parte en el negocio, y eso me ha devuelto la inspiración.

-...e-e-e-e-este es Jacko, mi perro pastor. Creo que nos acompañará también si Dios no lo impide.

- ¡Y un huevo! -brama alguien a mi espalda. Esa voz... solo puede ser él, mi hombre, mi vida, Aguirre...- ¿se puede saber que haces todavía en Signal, trozo de mierda?

"Trozo de mierda" repito mentalmente "Este hombre debería haber sido psicoterapeuta, él sí que sabe hacerle crecer a uno la autoestima."

- Brad encontró algo mejor, y pidió a Joe que viniese en su lugar -ha explicado Ray-.

- Y eso quien te lo ha contado, ¿este? - Aguirre está en pie a la puerta de su caravana, con una tremenda camisa hawaiana blanca de palmeras verdes y unos pantalones a juego, parece la versión "tallas grandes" de "Hawai 5-0". No se si puede salir de ahí dentro, pero al menos se desplaza de detrás de su escritorio por el interior de su guarida, hasta es capaz de abrir una puerta y asomar su carota de cerdo para ver la calle... esa montaña de grasa tiene más movilidad de la que yo imaginaba- No me extrañaría que este delincuente se hubiese cargado a Brad y ahora el chico esté siendo pasto de las alimañas en algún rincón de esos bosques...

"Pasto de los pollos" pienso pero me muerdo la lengua.

- Vamos, jefe -digo sonriendo- El que ayer me durmiese para la entrevista de trabajo no quiere decir que sea un asesino de cowboys. Brad está rumbo a California, usted necesita dos vaqueros, y yo estoy aquí para resolverle la papeleta. Contráteme y no se arrepentirá, quiero este trabajo y voy a hacerlo bien.

Contengo la sonrisa porque veo que a Aguirre le da cien patadas en las pelotas tener que escogerme, pero no tiene otra opción, a no ser que vaya él y antes de subir a su montura le detenga y encarcele la asociación "Amigos del Caballo" por intentar siquiera poner sus dos toneladas de peso encima del pobre animal.

- Me has jodido bien -bufa enrojecido por la cólera- pero hay que ir hoy mismo a por el rebaño y no puedo entretenerme en buscar a otro tío... De acuerdo, entra y firmaremos el contrato... perote advierto que -me temo otro derroche de prosa shakesperiana y no se hace esperar-, si aparece el cadáver de Brad en alguna zanja de los alrededores, enviaré a la policía ahí arriba a que suban y te traigna de vuelta con una porra metida en el culo.

...cinco minutos después salgo con una copia del inmundo contrato que he firmado: tres meses con unas ovejas (no se si incluir a Ray en ese colectivo) a cambio de armas, comida, y un sueldo miserable que recibiremos al bajar cuya cuantía dependerá del número de esos bichos que traigamos de vuelta. Pero jódete, Aguirre, te has tenido que tragar tu orgullo, ya estoy trabajando por tu cuenta...

Afuera Ray me espera bajo el sol, con su sombrerito, su camisita blanca y sus pantaloncitos azules, todo inmaculado como si acabase de salir de un anuncio de moda tejana.

- Lo conseguiste -dice y parece satisfecho. hace ademán de "choca esos cinco" pero recuerda nuestro cruce de corrientes anterior y en su lugar se mete las manos en los bolsillos traseros del pantalón con una sonrisa tímida, añadiendo como si yo no lo supiera- Soy Ray.
jacko resopla a sus pies, tumbado allí con el morro apoyado sobre sus botas como si estuviese desfallecido de amor.

- Tu perro y yo hemos hecho buenas migas. Parece muy inteligente.

- Es todo fachada -respondo ante los ojos reprobadores de mi chucho- Creo que alguien manipuló su cerebro y lo sustituyó por una salchicha de frankfurt. Pero bueno, es el único habitante de Signal con el que he conseguido una relación más o menos amistosa, y como creo que a él le pasa lo mismo, hemos hecho una especie de sociedad...

Ray ha sonreido ahora más ampliamente y ha dicho:

- Pues en marcha. Nos espera un día duro.

"No lo sabes tú bien" pienso echando a andar tras él. Me pregunto que dirá el apacible Ray cuando se entere que el único caballo que yo he montado en más de una ocasión era de madera, tenía una barra vertical en el lomo y daba vueltas en torno a un chiringuito con música y colorines...
Continuará
...mañana o pasado, vereis como sí...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...