jueves, noviembre 30, 2006

ESPELUZNANTE


...ese es el estado fisiologico de mi organismo propiamente dicho, y dentro de -creo- treinta minutos ( cielos, solo treinta ) tengo que ir a trabajar... en ese breve espacio de tiempo he de arrastrar esta piltrafa humana a la bañera, afeitar esas horripilantes barbas, coger la bicicleta ( Santo Dios, la bicicleta ) y presupongo que esperaran que esté operativo, después de ese esfuerzo sobrehumano, ¿no les bastará con que me presente y me vaya?... oh, sospecho que no...
...pero vaya, no me quería ir sin agradecer a todos los amigos que ayer me dedicaron un espacio en sus casitas y como no, a todos los que me han hecho llegar su cariño de una forma u otra... a las amigas argentinas por todo...a Alitas por su fiesta de la que me perdí el final... a Hermes por sus gatos... a mi Dalia porque nadie menea el esqueleto bailando vallenato como ella ( oye, tenias que haber estado anoche conmigo, jaja )... a Ana por su sensibilidad, a Mar del Norte por su poesia, a mi Rosa de Fuego por su ternura, a Maxi porque es mucha Maxi, a mi Pon por ser simplemente Pon, a todos los que estuvieron de una forma u otra ayer conmigo
( parezco un ministro, siempre echando el discurso )incluso a los que no estuvieron...
GRACIAS
... vaya, no me canso de decirlo, el amor en estado puro es tan infrecuente y tan caro de recibir en el mundo que no doy crédito a la buena suerte que tengo por haberos conocido a todos...
...ahora si, a la ducha...
...cáscaras, quien iba a decir que la noche burgalesa tuviese tanto mambo un miercoles cualquiera...
...oh, y quienes eran aquellas mujeres...
...¡cáscaras, si me he traido a una! ¿quien es esa pájara de ahi arriba?...

miércoles, noviembre 29, 2006

CUMPLEAÑOS FELIZ

...buena compañía (para todos los gustos)...


...una copita...
...¡que empiece la fiesta!
Hoy es mi primer cumple en la montaña y aunque ya lo he dicho un montón de veces y no me gustaría que sonase a tópico, pues solo decir que os agradezco muchisimo todo el calor y el cariño que me dais, haceis mi dia a dia más bonito, y mi mejor regalo para hoy es haberos llegado a conocer y haber podido compartir tanta poesía, tanto amor y tanta hermosura...
Que sois todos unos guapos, ya está.
Ahora, lo dicho:


¡¡¡¡¡ F I E S T A !!!!!

martes, noviembre 28, 2006

ANA EN BROKEBACK MOUNTAIN



...una vez más, subo a la montaña... han cambiado los tonos desde la primera vez, el aire es más frío, entonces había una promesa de primavera en el cielo y ahora los árboles se desnudan de sus hojas, las nubes corren cargadas de lluvia, el ciclo de la naturaleza se completa una vez más... pero vuelvo a estar aquí arriba para celebrarlo, para sentir el paso de las estaciones, para sentirme vivo...

...en esta ocasión no es una visita gratuita, no vengo nada más a sentarme en una roca y ver subir y bajar el sol a toda velocidad ante mis ojos, mientras los días corren y se escapan de los dedos como los granos de un puñado de arena... no, hoy vengo a traer un presente...

...no me cuesta encontrar su hoguera, resplandece con llamas doradas y calidas, es facil guiarse hasta su mismo lado tan solo orientandose por el calor que despide. Es nuestra dama de la montaña...ella tampoco vive aquí arriba pero sube de vez en cuando, deja el mundo real y se sienta ante su fuego a urdir delicados encajes de palabras y sentimientos...nadie como ella ha rozado el fondo de nuestra alma susurrando en nuestros oídos las historias de pasion de dos vaqueros enamorados...

Si, palabrerias aparte, hoy es el cumpleaños de Ana, nuestra Ana de Brokeback, y aquí he subido para brindarle nuevos deseos en este nuevo año suyo personal:

Luz, que alumbre su camino...

Calor, por si alguna vez el mundo se vuelva frío...

Y una mano, permanentemente tendida, cargada de toda mi amistad.

Feliz cumpleaños, querida Ana, de todo corazón.

Un besito.

PD: La imagen, un cuadro de un pintor llamado:Charles Courtney Curran (1861-1942) que se titula "Sunlit Valley, Cragsmoor" ( 1920 )

lunes, noviembre 27, 2006

BOMBEROS DE BURGOS

...huyhuyhuyhuyhuy...quien dijo que los burgaleses eran secos...


...que eran frios...
...que les faltaba ese puntito de huyhuyhuyhuyhuy...


... pues aquí está la muestra, ¡jajaja!...¡falacias!...¡mitos que debemos desterrar!... los bomberos burgaleses se han apuntado al carro de calendario calentorro con fines beneficos y altruistas ( bueno, supongo que su agenda de contactos se incrementará considerablemente tras este asunto ), y esta es una pequeña muestra del resultado: la reivindicación del chulazo burgalés, que yo creía extinto, y encima todos los beneficios -como ya le conté en su blog a mi queridisimo pe-jota ( una vez más, ver links ) cuando habló del calendario de los bomberos de su tierra- van en beneficio de la asociación de paraliticos cerebrales. La primera tirada creo que está casi agotada y gracias a ellas se han recaudado fondos para la adquisición de una furgoneta para el traslado de los chicos y chicas que sufren esta enfermedad. La segunda tirada está lista, y mi propia madre me ha pedido un ejemplar, ¡será posible, jaja!; sin duda es para tapar algún desconchado de la cocina porque no veo otra explicación, aparte de su solidaridad, por supuesto...
Aunque no tengo nada que ver con APACE ni con los bomberos (por desgracia), aquí os dejo los enlaces por si teneis curiosidad tanto en la asociación como en ese montonazo de testosterona que circula por las frias calles burgalesas:

http://www.apaceburgos.com/

http://www.bomberosdeburgos.es/calendario.html

Cachondeos aparte, creo que este tipo de cosas hacen la vida más bonita a todo el mundo: a los beneficiados (los enfermos), a los que participan en ello, y a los que colaboran comprándolo y de paso se alegran el ojillo con el tema, de manera que:

¡Aupa esos cuerpos! ( de bomberos )

Un abrazo a todos, como siempre...

domingo, noviembre 26, 2006

La Noche


La noche...

...la noche, sin duda, está hecha para dormir, y eso es lo que le viene a la cabeza a uno cuando el prescindir de sueño es motivo de trabajo y no de diversión, o de sentarse con una persona querida a contemplar la luna o las estrellas, porque en esos casos bien puede uno quedarse ahi sentado hasta ver llegar el alba deseando incluso que el momento no termine nunca... es la dimensión de las cosas, los angulos, las perspectivas, girar el cubo entre los dedos y verlo desde puntos distintos, ver el uno y ver el seis...

...pero no le guardo rencor a mis horas de oscuridad, a ellas debo momentos de esplendorosa creatividad, instantes de pensar lo que el ritmo del día no me deja tiempo a pensar... sin estas noches no estaría presente en ese momento, bastante antes de salir el sol, en el que los pajaros empiezan a murmurar entre las ramas de los árboles, probablemente planeando la nueva jornada... tampoco podría sentir el placer de pedalear yo solo por las calles de vuelta a casa, con el alba tiñendo de azul pálido el cielo y la oscuridad en retirada, asustando a las palomas que revolotean a mi alrededor dibujando plumas y alas a mi paso...

Ahora la cosa está peor, hace frío, las calles están mojadas, llego a casa antes que el sol llegue a la linea del horizonte con la lluvia dejando lágrimas de mentira en mis mejillas...

...de nuevo la percepción, los distintos lados de la misma moneda, ahí está Noviembre, un experto recordando a los ciclistas aquello de "las bicicletas son para el verano", y ahí están las noches heladas de invierno con las estrellas como colgando de hilos en un techo oscuro, mi aliento dibujando nubes delante de mi rostro y yo contemplando con ojos maravillados la luna blanca, perfecta, la dueña, la reina absoluta de ese manto negro y plateado que se extiende y cubre el mundo...

...todo esto son mentiras que me estoy contando a mi mismo, son muchas noches ya y estos privilegios pesan en el alma y el corazón con el paso de los días...

...pero hoy me sentía especialmente perverso y tras leer hoy a nuestro amigo MadJavi ( veanse los "links" esos) sobre el compartir segun que cosas cuando la vida y el trabajo no nos dejan tiempo para más, pues también quiero compartir con vosotros las alucinaciones de la nocturnidad, ya que parece que el mundo no me deja tiempo para crear con mis palabras esas situaciones de otras veces con las que distraer y alegrar los corazones amigos...

Bueno, compartiré las alucinaciones y algo más, unas palabras bíblicas que vienen a mi recuerdo en estos tiempos en que vivimos y que podemos aplicar en... ¡tantos! momentos de nuestra vida... ahi quedan, con el mensaje de moraleja: corazones siempre abiertos, por favor, para ello no hay excusas. Yo intento empaparme de ello dia a dia...


"No temas tener
extraños en tu casa
pues de ese modo, alguno
hospedó angeles sin darse cuenta"

viernes, noviembre 24, 2006

Noviembre


...cada Noviembre te deja una marca en el alma, como las muescas en la culata del revolver.
Noviembre es por si mismo un universo distinto y aparte.
Lo bastante lejos del verano como para no guardar de él ni el menor recuerdo.
Lo suficientemente lejos de la Navidad como para que esta sea tan solo una promesa ( o una amenaza ) aun lejana.
Noviembre se pertrecha de tardes grises y oscuras, anocheceres tempranos, amaneceres lluviosos y una densa melancolía.
Noviembre oculta el sol tras las nubes para sentirse mas hermoso, te sopla con aliento helado en la nuca para que no te olvides de su tacto, alfombra de charcos el suelo y el aire de hojas marrones volando.
Noviembre es un tio duro, Noviembre no se casa con nadie, o le quieres tal cual es o estas apañado, o le amas o le detestas y tienes que aguantarte treinta dias para despedirle hasta otro año.
Pero Noviembre es fiel.
Noviembre siempre vuelve.
Noviembre se tumba a tus pies cada año buscando calor como un cachorro abandonado, con su aroma a castañas asadas y a flores marchitas, tan frio y tan necesitado de calor.
Noviembre es un final y tambien la aurora de un comienzo.
¿Quien ama Noviembre?

lunes, noviembre 20, 2006

YO CANTO

...una semana y todavía parece que sigo como en otra realidad paralela... mi yo de verdad anda por aquí atendiendo a las aburridas obligaciones de la vida cotidiana, corre, sube, baja, va, viene, parece que nunca hay tiempo suficiente para nada que no sea lo que no me apetece hacer... y mi otro yo está sentado, contemplando cruzar las nubes por el cielo a toda velocidad, a veces blancas, a veces grises, los árboles cambiando de color del verde al amarillo, luego al marrón y luego desatando una sinfonia de hojas al vuelo con cada golpe de viento, y los días van acortando, la noche gana terreno al día, la luz de los días se torna suave como si alguien hubiese cubierto el sol con un pañuelo de seda para que no nos deslumbre demasiado, los gatos pasan el día dormidos por los rincones y el angel contempla la llegada del invierno, deslizandose por las calles y los campos como una dama de traje gris...
...como dice mi querida Rosa de Fuego, los unicornios azules de la inspiración parecen pastar en verdes pastos durante estos días, en lugares lejanos...pero bueno, hay un momento de retomar las cosas que amamos, hay un momento de mirarse dentro y saber que los seres que amas se merecen un instante de tu atropellado tiempo, como dicen las canciones siempre hay un momento para el amor, siempre hay un momento para una sonrisa, algo para compartir con un amigo, un instante de complicidad que llene de calor el día sea cual sea la meteorología circundante...
Compartir, esa es la palabra...
...bueno, pues voy a compartir con quien quiera dedicar un instante a leerla la letra de la nueva canción de mi queridisima Laura Pausini... vaya, no voy a decir nada sobre ella, soy fan incondicional y me dejo llevar por el corazón y no por la objetividad, pero es guapisima, majisima, una chica buenisima ademas y vaya, que parezco su madre a ver si la caso, jaja. Laura ha sacado un disco de "covers" que creo ( es que mi desconocimiento del medio no me ha permitido enterarme de lo que es un "cover" hasta este momento )son versiones de canciones que a ella la han conmovido en algun momento y le gusta hacer su adaptacion, todas de autores italianos, y esta letra que os voy a cascar ahora mismo es de su primer single, "Yo canto". Se trata de una canción de Riccardo Cocciante que este señor sacó en el año 1979... pero es tan bonita que merece la pena leerla con un poco de calma.. si supiese poner esas cositas de los videos y las canciones os la ponía, pero como no se, el que tenga ocasión que vaya al Youtube ese o sino en la radio la ponen seguro pasado un rato... digo yo...
Vamos allá...

YO CANTO
Cocciante/Luberti 1979

La niebla que se posa en la mañana / las piedras de un camino en la colina / el aire que se elevará/ el alba que nos llegará / la nieve que se fundirá / corriendo al mar
La almohada aún caliente guarda vida / Inciertos pasos lentos de una niña / Los pasos de serenidad / La mano que se extenderá / La espera de felicidad / Por esto y por lo que vendrá
Yo canto / Tranquilamente canto / La voz en fiesta canto / La banda en fiesta canto / Corriendo al viento canto / La vida entera canto / La primavera canto / Rezando también canto / Alguien me escuchará, / Quiero cantarle, / Siempre cantarle...
El aroma de cafe en la cocina / La casa que se llena de alegría / El ascensor que no va / El amor a mi ciudad / La gente que sonreirá, son de mi calle / Las ramas que se cruzan hacia el cielo / Un viejo que camina en solitario / El verano que nos dejará / El trigo que madurará / La mano que lo acogerá / Por esto y por lo que será...
Yo canto / Tranquilamente canto / La voz en fiesta canto / La banda en fiesta canto / Corriendo al viento canto / La vida entera canto / La primavera canto / Rezando también canto / Alguien me escuchará, / Quiero cantarle, / Siempre cantarle...

Un abrazo a todos...

lunes, noviembre 13, 2006

AIRES NUEVOS


Llega el momento de volver a abrir las persianas y dejar entrar aires nuevos y frescos...

Quiero pedir disculpas por ser como soy, es muy propio de mi el cerrar todas mis "puertas" cuando las cosas no van bien y esperar en la oscuridad, hibernando, a que vuelva la primavera. Esto está muy bien si no afecta a nadie más, pero he sentido el haber preocupado a algunos de mis queridos montañeses durante mis vuelos en la penumbra cuando podía haber hecho las cosas mejor... así que, ¡lo siento de verdad!..no se volverá a repetir.

Ahora creo que todo va bien en mi nube, necesitaba un retejado emocional -había unas goteras espantosas- y cambiar algunos fusibles que ya habían hecho "pluf"... me parece que puedo empezar a ventilar y sacar polvo de los rincones, aunque con todo el cariño y el afecto que me habeis dejado por aquí, me he encontrado la casa mucho mejor de lo que esperaba...

Un abrazo a todos y gracias-gracias por tanto AMOR.

Nos vemos por la montaña...

lunes, noviembre 06, 2006

CERRADO

GRACIAS POR SU VISITA
DISCULPE LAS MOLESTIAS

viernes, noviembre 03, 2006

SEPTIMO CAPITULO


...fiel a mi cita semanal de los viernes conmigo mismo y mis responsabilidades con la pobre Laura, aquí vuelvo con otro capítulo del culebrón, con sinopsis para los no iniciados, para los despistados (y a veces para mí mismo también, porque andamos malisimamente de la cabeza, uff):
En el pasado, Laura vagando por el pueblo ha dado con una viejecilla misteriosa que la invita a entrar en su casa...
...y en el presente, Laura ha aceptado una invitación a cenar de José... ¿habrá sexo por fin?...¡jajaja!

Ahora, antes de la historia, solo dos cositas:

La fotografía, una vez más, de Miguel r-p-n ( tengo tantos buenos amigos que me regalan fotos para ilustrar mi casita que se me hace dificil la elección, palabra )...

Y, aunque se positivamente que TODOS ( y he dicho TODOS, jaja ) conoceis y visitais la casa de mi queridisima Ana del Sur, cuyo link figura en la columna de la derecha, no está de más el decir que ella ha comenzado allí también una historia en la que ha puesto muchisimas ganas e ilusión, y le encantará conocer vuestra opinión al respecto, de manera que, dicho queda por si algún despistado todavía no se había asomado por allí. Ahora, dicha esta importantísima referencia, pasemos al lío...

Ayer

La anciana la empujó suave pero firmemente a la penumbra del interior, consistente en una sola habitación vacía con una mesa y dos taburetes, solo eso, y las ventanas cubiertas con pesadas telas oscuras. Ni cama, ni cocina, nimuebles, solo ese único cuarto fresco y silencioso.
- ¿Mi deseo?...como sabe que...
- Siéntate. Todos vienen con un deseo, algo que no pueden o no quieren conseguir por si mismos - se sentó a un lado de la mesa y Laura la imitó en el otro extremo- Yo hago lo que puedo, y después les toca a ellos descubrir si era eso lo que necesitaban para ser felices.
No supo que decir. Había decidido que aquello era un extraño sueño del que despertaría en breve sudorosa y aturdida, mientras tanto le seguiría el juego a aquella mujer.
- ¿Te digo un secreto? -siguió diciendo ahora su anfitriona con gesto de no poder contener la risa- la mayoría tienen ya lo que necesitan, el de arriba -ahora extendió un índice hacia el techo con cara traviesa- pone en nuestra mano a cada momento lo que necesitamos para que nuestra vida sea plena, de nosotros depende saber jugar nuestras cartas y disfrutar lo que tenemos a nuestra alcance... dale a la gente la oportunidad de pedir un deseo y casi siempre pedirán algo que les hará desgraciados... o creen que teniendo eso que les falta, un dinero extra, un amante, una casa o la pierna que perdieron, creen que eso les dará la felicidad y al final resulta que la carencia es más profunda, está dentro de ellos mismos, y lo úncio que yo no puedo conseguir es cambiarles por otra persona, cada cual es el que es con su capacidad o su incapacidad para disfrutar de su vida... ¿te estoy aburriendo, pequeña?
Laura se sentía un poco mareada, como si hubiese tomado alcohol, pero en absoluto aburrida.
- ¿Y le cuenta eso a todo el que viene a pedirle algo?
La mujer asintió con la misma sonrisa pícara.
- A todos.
- ¿Y aún así le piden cosas?
- No sabes cuanto... Piden y piden. Creen que la dicha siempre está en el paso siguiente, no en el lugar en que se encuentran.
Estuvieron en silencio un buen rato, la anciana sonriendo con los dedos cruzados ante ella como un manojo de sarmientos secos, ella cona las manos en el regazo cada vez más intrigada.
- Y si me voy sin pedir nada, intentarás retenerme...
La mujer rió alegremente.
- ¡Ni mucho menos! No soy una bruja mala n nada parecido... pero sería la primera vez que ocurriese. Todos llegan aquí arrastrados por la fuerza de su deseo y nadie se marcha sin él.
-... y qué doy yo a cambio...
- Hum. Cualquier cosa. Yo ya tengo todo lo que necesito, no necesito nada tuyo para estar mejor. Solo es necesario algo simbólico, para sellar el pacto... por ejemplo eso...
Señaló con su indice huesudo la garganta de Laura, de donde pedía una cadenilla plateada con un diminuto corazón de cristal que su padre la había comprado en un mercadillo callejero de la ciudad hacía unos meses. Ella se llevó la mano al cuello sorprendida sin recordarlo, luego tocó el colgante y jugueteó con él entre sus dedos.
- Esto no vale nada, ni siquiera la cadena es de plata... además no decidí pedir nada.
De pronto pareció abrirse una puerta en su interior, una puerta por la que emanaba un resplandor rojizo como si fuese la puerta que comunicaba directamente con el infierno, miró allí dentro y descubrió su deseo... no se trataba de dinero, ni de poder, ni siquiera de José: se trataba de Daniel. Queríq que su arrogante primo la amase, deseaba verle humillado a sus pies, muerto de amor, quería poseerlo, beber de él como de una copa de un cristal precioso hasta quedar harta y luego dejarlo estrellarse contra el suelo y que se rompiera en mil pedazos. Era pasión y era venganza.
Se asustó de la violencia de ese sentimiento y se levantó de repnte.
- Esto es una tontería. Me voy.
Pero la anciana sacaba ya algo de su regazo y lo colocaba encima de la mesa, a mitad de camino entre las dos. Era una minúscula botellita con unlíquido oscuro, algo tan pequeño que cabría dentro de un puño cerrado.
- Ponlo en su bebida, y lamerá el suelo en el que pisas.
Ahora volvía a sudar, pero era un sudor frío.
- Que estupidez....Que es esto, ¿un cuento?
-...creo que sí -rió la anciana- pero eres libre para decidir, es un proceso voluntario. Si no lo deseas lo bastante, te acompaño a la puerta y asunto arreglado.
Se mordió el labio inferior contemplando la botella.
"¿Que puedo perder?"
- ¿Qué puedes perder? -preguntó la anciana sin perder la sonrisa- ...mira, como eres tan joven, te propongo algo: si ves que este elixir no funciona, o incluso si ves que una vez que ha hecho su efecto el resultado no es el que tu esperabas, vuelves, te devuelvo tu colgante y asunto arreglado.
- Si no sale bien, ¿todo quedará como antes?...
- No he dicho eso. No tengo la capacidad de deshacer lo que ya ha ocurrido. Es solo una garantía que te doy, como las de todo eso que anuncian en la televisión: si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero. Pero funciona, te lo puedo asegurar. Lo que no te garantizo es que sus efectos te hagan más dichosa.
Aún trnascurrió un largo rato de silencio hasta que Laura, sin decir nada, sedesabrochó el colgante y lo dejó sobre la mesa. Después preguntó:
- ¿Eso es todo, solo tiene que beberlo?
- Eso es todo. Pero asegúrate de ser la primera persona a la que él habla después de tomarlo.
"La pequeña trampa de todos los cuentos, el talón de Aquiles por donde siempre cazan al protagonista... ¿La primera a la que el...? ¿que clase de historia es esa?"
De pronto estaba de nuevo sentada frente a la pequeña iglesia que presidía el pueblo, totalmente bañada en sudor, la bicicleta en la mano... Dos mujeres la contemplaban con cara de preocupación al otro lado de la plaza.
"Ha sido un sueño"...
Notó algo duro en la mano, la abrió y allí estaba el botecito del elixir...

Hoy

Se había puesto un vestido de lino blanco muy sencillo y ligero, que pendía de sus hombros por dos tirantes del grosor de un cordón de zapato y se fruncía muy ligeramente a la altura de la cintura, para terminar más abajo de sus rodillas. No se engalanó mucho más, un par de sandalias de cáñamo y el rebelde cabello rojo recogido en una desmañada cola de caballo, quería sentirse cómoda y hacer sentirse cómodo a José.
“Nada ostentoso ni tampoco nada demasiado provocativo. Es una cena de amigos, una cena informal, ¿verdad?...entonces vale, vas estupenda.”
Mientras se ponía un poco de colonia fresca y algo de brillo en los labios, decidió acallar de una vez por todas la voz de culpabilidad que venía escuchando desde mediodía, sacó el teléfono y marcó una vez más el número de Sara.
- ..vaya, estoy alucinada.-le dijo nada más descolgar- De verdad que no pensaba que fueses a tenerme tan bien atendida...
- Que tonta eres. Si quieres no te vuelvo a llamar hasta que me decida a volver a casa...
- ¡Ni se te ocurra! Pero me sorprendes, con la manía que le tienes tu a los aparatitos estos... ¿va todo bien?
- Oh, sí...
- ¿No te sientes sola?
- Hum... no, de hecho ahora estoy esperando a que vengan a buscarme para salir a cenar...
- ¿Cenar? ...con quien, ¿con otra tía?
- ¡Jaja! -rió Laura aunque con poco convencimiento- No soy una de “esas”. El hombre que me acondicionó la casa antes de mi llegada me ha invitado a cenar. Es un amigo de cuando yo venía aquí con mi familia, vamos a recordar los...
- ¿Con un tío?... No se que me deja más “mosca”. ¿De que clase de amigo estamos hablando?
Laura tuvo que guardar silencio durante unos segundos porque en aquel momento era incapaz de precisar si entre ella y José hubo una mera amistad o algo más profundo. Tuvo que volver a reír de un modo un poco forzado antes de contestar:
- ¡Por Dios, Sara! Tenías que verlo para quedarte tranquila. Además,¿tu crees que si tuviese algo que ocultar iba a llamar para contártelo?
- ...pues no lo sé, la verdad...-contestó Sara tras pensarlo también ella un poco. Luego resopló y dijo en tono más conciliador-: venga no me hagas caso, es solo que estoy jodida y rabiosa, no entiendo porqué no estoy allí contigo en vez de estar aquí preguntándome como estarás y qué andarás haciendo... Pero lo acepto, es decisión tuya. Yo te estaré esperando aquí, lo sabes ¿no?
Escuchó el ruido de la motocicleta de José aproximándose y la invadió una repentina urgencia por terminar la conversación.
- Claro que lo se... solo quería que te quedases más tranquila sabiendo que no iba a estar dando vueltas yo sola por esta casa vacía.
- Tienes razón, prefiero que estés acompañada... bueno, pues pásalo bien... recuerda que te quiero, ¿vale?
- ...claro...venga, un beso...
Bajó los escalones de dos en dos como cuando era más joven, sin sentir su conciencia mucho más tranquila.
Cuando llegó abajo encontró a José en la entrada, sonriéndola con cierta timidez. Se alegró de no haberse puesto demasiado elegante porque su acompañante llevaba tan solo una camiseta blanca y unos vaqueros desgastados, aunque se notaba que se había afeitado para la ocasión y el cabello ligeramente rizado se encontraba más colocado que en sus anteriores encuentros.
- Vaya, estás muy guapa.
- Tu también, gracias -le dijo con una sonrisa que esperaba fuese luminosa-.
- No sé si irás bien con ese vestido en “mi vehículo” -comentó él en tono dubitativo-.
Se maldijo mentalmente porque habría sido maravilloso ir con la moto en aquella noche tan cálida y repleta de estrellas ( “abrazada a él desde atrás”)pero era demasiado tarde para cambiarse de ropa.
- ...tienes razón... ¿quieres que vayamos en mi coche? Luego puedo traerte de vuelta y coges tu moto... o la coges mañana, como quieras...
- Será lo mejor, sí -contestó José tras meditarlo un poco- Aparcar en el pueblo es una pesadilla, pero podemos intentarlo.
- No será peor que en la capital, seguro. ¿Arrancamos entonces?...
Hicieron el trayecto sin hablar apenas, salvo las lacónicas indicaciones de José cuando empezaron a entrar en la zona más urbanizada para señalarla el camino. El pueblo vivía la habitual locura de las noches de verano: calles repletas de coches que iban y venían, terrazas atestadas de gente , grupos de jóvenes riendo y hablando en voz alta, música, luces de colores...
- Dios -murmuró Laura poniendo los cinco sentidos en no atropellar a nadie de los peatones que cruzaban distraídamente por cualquier sitio sin mirar a ningún lado-... es peor que hace veinte años...
- Espera a verlo la noche del sábado, entonces esto te parecerá un paraíso -rió José-...mira, es allí...
Le señaló un impersonal edificio de apartamentos , uno más de los que jalonaban el paseo marítimo y que supuso le costaría identificar a la luz del día si tuviera que volver allí sola. Siempre guiada por José rodeó el bloque y encontró un hueco para estacionar el coche en un solar polvoriento que hacía las veces de aparcamiento.
- Hemos tenido mucha suerte, esto suele estar a tope casi siempre...
- ¿No es un sitio muy... ruidoso para vivir? -le preguntó ella observando que los bajos de la casa estaban ocupados por restaurantes y bares de copas-.
- Bueno, aquí a ras de suelo puede, allí arriba no nos enteramos apenas.
El señalo arriba y ella contó mentalmente hasta 12 pisos.
- ¿Arriba del todo?... tendrás ascensor, ¿no?
- Claro -respondió él con su risa suave-. Vamos. Seguro que ya está todo preparado.
Mientras entraban al estrecho portal y montaban en el ascensor Laura le dio vueltas a esas palabras.Dudó un poco antes de preguntar:
- Ah... no sé porqué me había hecho a la idea de que vivías tú solo...
José la sonrió sin decir nada y apretó el botón con el número 12.
La cabeza empezó a girarle como una peonza enloquecida y sintió que su frente y su labio superior se cubrían repentinamente de sudor. De pronto sintió miedo.
“...que es lo que estás pensando... a quien crees que te vas a encontrar” se dijo intentando controlar aquel pánico irracional. Cerró los ojos y se concentró en respirar hondo y no salir corriendo...

Continuará, espero...



El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo