domingo, mayo 31, 2015

FLORACIONES IMPREVISTAS


Las modas, las tendencias,las tecnologías y las personas casi siempre me terminan defraudando pero mi rosal nunca lo hace, y de nuevo acude puntualmente a nuestra cita anual para regalarme estas pequeñas cosas que son gratuitas, sí, pero de una belleza desmesurada 
"Mi rosal" no es mío, crece de forma espontánea en un solar abandonado de la ciudad que está solo frecuentado por gorriones, saltamontes,  golondrinas estridentes y algún que otro paseador de perros de esos que intentan dar a sus chuchos un aire de libertad tras largas horas de encierro casero.
Y así como es, propiedad de nadie y sin necesidad de atención alguna, cada año consigue deslumbrarme con esta muestra de la hermosura injustificada que a veces encierran los lugares cotidianos.






Feliz inminente Junio...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...