viernes, abril 03, 2015

VIERNES DE PASION


Ahhh, estoy aterrado pensando que en las próximas cuarenta-y-tantas horas solo voy a dormir un par de ellas.Y todo por ese querer aprovechar la vida al máximo, bebiéndomela a tragos grandes y no a chupitos chiquitos como está recomendado.
En estas fechas la progenitora siempre me recuerda sus años mozos: por aquel entonces las emisoras de radio no emitían más que música clásica, en la tele no ponían más que películas de santos y en general la administración pública intentaba que los ciudadanos no encontrasen muchas oportunidades de distraerse de sus obligaciones religiosas.

Tu frente a frente a los misterios de la divinidad, la vida, la muerte
y el carajo bendito

Hoy no te puedes quejar: es mucho más complicado evadirse de la final de alguna movida futbolera que del rollo procesional de la semana santa. La ciencia, la comunicación, los avances y la vida misma han conseguido que por lo general puedas segmentar la realidad y vivir los trozos que te apetezca vivir, pasando de largo por el resto. Al menos en este lado del mundo, me imagino que por allá al sur los sevillanos no fervorosos de la semana santa lo tendrán un poco más complicado...

Imagen santa pero a la vez un poco pecaminosa si vas a ver 
que busqué para la ocasión

Yo voy a poder evadirme a la perfección de toda la movida santoral porque para empezar voy a estar de turno nocturno y eso suele bastar para desconectarte de semanas santas, navidades, fiestas patronales, y en general todo tipo de paridas que te puedas imaginar, porque uno entra en ESE rollo...

¿yo mismo saliendo de casa a para ir a currar esta noche pasada?

...si, ese rollo tan chungoooo... y normalmente suele ser así pero esta vez surge la oportunidad de levantar el vuelo de la realidad durante unas horas y poner millas de por medio aunque sea por poco tiempo.
 Yo, aún bajo los efectos de la locura años 70 que me ha picado ultimamente ,voy a plantar aquí este estupendo y emotivo tema con millas incluidas que creo que viene al caso, con el convencimiento de que tal día como hoy creo que lo daría de paso hasta el mismísimo Benedicto II porque invita a la tranquilidad y a la introspección. Mira que bonito...


El domingo si he sobrevivido, te cuento lo que pasó...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...