sábado, diciembre 02, 2006

ACERCA DE "QUEER AS FOLK" Y OTRAS HISTORIAS



Anoche disfrute de una de mis series favoritas ( si se puede hablar de tener alguna dentro de lo poquito que veo la tele, esto queda muy bien decirlo ), y es la titulada "Queer as Folk". Yo dada mi ignorancia lingüística lo había traducido como "ser-gay-es-divertido" -en que estaría pensando yo-, pero ni por el forro, el título proviene de una expresión del Norte de Inglaterra que es algo así como " there’s nought so queer as folk.", que quiere decir "no hay nada tan extraño como la gente". El asunto va de las peripecias y vicisitudes de un grupo de hombres y mujeres homosexuales, en total 5 chicos gays y 2 chicas lesbianas, y por tratar ese tipo de tema sin duda se ha ganado el puesto de "prime-time" de audiencia: los viernes, en la Cuatro, a la 1 de la mañana... bueno siempre queda la opción de quedarse a verlo y luego salir a tomarse un cubata ( "¡cu-cu-cu-cubata, pero por el amor de Dios, no tuviste bastante el otro día!" dicen aterrados mi conciencia y mi hígado )...


...yo como soy un chico formal lo veo y luego me voy a la camita o me quedo dormido en el sofá, literalmente aplastado por una manta de gatos, jaja... es que están muy grandes...


...pero a lo que íbamos, que me disperso: pues es una serie en primer lugar divertida y en segundo lugar tierna, en la que no se representa el universo de la comunidad gay porque hay tantos homosexuales ( y heterosexuales ) como personas, pero pueden reconocerse "estereotipos" , o mejor dicho, puede haber más de uno o una que pueda verse representado en uno u otro personaje. Al parecer antes salía previa a cada episodio la aclaración: "Queer as Folk es la celebración de las vidas y las pasiones de un grupo de amigos gays. No trata de reflejar toda la sociedad gay" Todos llevan su asunto sexual con tanta naturalidad como podrían llevarla, digamos, los protagonistas de "Melrose Place" o "Sexo en Nueva York" -aunque no he visto ninguna de las dos-, y sus historias se tratan con humor pero también con realismo.

Los protas son:
Brian, un chulazo que se folla todo lo que pilla y tiene un cierto complejo de ser el centro de la creación;




Michael, que es su mejor amigo y es mi debilidad, tan bueno, tan dulce, en fin, una monada...;



Ted, que trabaja de contable o algo así, es quizás el más gris de todos, el que más se autoreprime (por lo menos al principio) y el que menos se quiere a sí mismo;



Emmett, que sería "la loca" del grupo pero que es todo ternura y buen humor...



... ¿y quien me falta?... ah, y el pequeño Justin, un chico de 17 años bastante mono que cae en las redes de Brian nada más empezar la serie, se le pasa por la piedra y le incorpora a su vida de una forma un tanto peculiar...



También están las chicas, Lindsay y Melanie, una pareja de lesbianas que andan todo el día a la greña, con la curiosidad morbosilla de que Lindsay tiene un hijo que le hizo Brian una noche ( o dos ), no sé si por un desliz o por darles un retoño a la pareja de chicas...



Por último comparten protagonismo con esta banda una señora llamada Debbie...




... que es la madre de Michael ( digamos que mi futura suegra, jajaja )y de paso la mamá que todo gay o lesbiana aún dentro del armario desearían tener, y su hermano seropositivo Vic...
A mi me ha encantado tanto por la naturalidad con la que se trata cualquier cosa como por los fuertes lazos de amistad que los unen a todos, parece que siempre al final prevalece esa amistad y los buenos sentimientos, y sobre todo la humanidad de los personajes... encima creo que aparte de los protagonistas, todos guapas y guapos, sale una media de 300 chulazos por capítulo, una densidad de población de chulazo totalmente desconocida en cualquier televisión actual, jaja... la mayoria se visionan en un maravilloso antro de perdición donde los chicos acostumbran ir a divertirse, el club "Babylon"...

...por lo visto la serie ha estado 5 temporadas en los EEUU y anteriormente una en Inglaterra. No se cuanto tiempo llevaba emitiéndola La Cuatro, yo la descubrí accidentalmente una noche de este verano pasado y la he seguido más o menos todo lo que mi bendito trabajo me permite.
Anecdótico, las escenas de sexo son bastante explícitas, ¡para ser entre personas del mismo idem, claro!, porque si fuese entre heterosexuales no revolverían el gallinero de la misma forma en que lo hacen. ¿Y que gallineros revuelven? Pues el mío particular no, pero el otro día tuve una deliciosa conversación con un par de compañeros de trabajo mientras tomábamos café, no sé de qué estaríamos hablando cuando de pronto uno de ellos dice:
- Pues no os vais a creer lo que me pasó anoche.
Dada su expresión era inevitable barajar hipótesis terribles y dolorosas, por lo cual adoptamos un gesto de solidaridad previa con su problema.
- No, por Dios... cuéntanos.
- Resulta que estaba yo, con la mujer, claro - esta aclaración era importante no fuesemos a pensar que estaba el solo haciéndose unas pajillas- haciendo "zapping" cuando nos paramos en La Cuatro un rato y ¡joder!
Yo que no soy tan tonto como parezco, pensé en el día en el que estábamos, até cabos y dije "zas, ya lo tenemos, ha visto la serie"pero me hice el longuis, dejé caer mi labio inferior simulando un momentaneo parón en mi actividad cerebral y fue el compañero numero 2 quien dijo:
- ¿Qué?
- Nada, que nos encontramos una escena donde salían dos tíos follando -dice número 1 con rostro descompuesto- pero follando del todo, ¿eh?
( ¿ Habrá folladas intermedias para el macho prehistórico heterosexual? )
- Pero que me dices -susurra compungido número 2- ¿y dices que en La Cuatro?
- Ajá. Y no veas que escenas, se veía todo. Un asco, en serio.
- Entonces -concluye número 2 en un susurro, con su mente trabajando al 100%-¿era de maricones?
- Maricones del todo -le confirma número 1 en tono lúgubre ahora-.
No maricones al 50%, ni siquiera al 75%. Maricones del-to-do. Entonces yo, que tengo el día temerario, voy y digo:
- ¡Ah, jaja, esa serie! Pero si está genial, yo no me la pierdo.
Miradas de horror y casi un paso atrás por si puedo sufrir alguna cosa contagiosa. Yo me hago el loco y sigo con el jajaja.
-...bueno-bueno, que ratillos paso, merece la pena trasnochar un rato para verla, en serio.
Mis compañeros se miran entre sí y luego confunden mi cara de cachondeo con otra cosa porque empiezan a palmearse las rodillas y lanzar risotadas:
- ¡Jajaja, muy bueno, muy bueno!...
- ...si ya decía yo que tu eras un poquito así, jajaja...
- ..…oh, por un momento creí que hablabas en serio...
- ...pero que es en serio -digo yo riendo por no llorar ante semejantes especimenes-...
- ¡Jaja, para, para, que me troncho!
Así estuvimos, tronchandonos un rato y mientras yo me preguntaba:
A/ ¿debo sentir pena por estos hombretones?
B/ ¿por qué nos cuenta número 1 sus experiencias dramáticas con la serie?
C/¿no se da cuenta de que nos informa de la hora y el lugar donde podemos escandalizarnos y pervertirnos nosotros también?
D/¿será ese el mensaje subliminal que número 1 nos quiso lanzar?
E/¿me pedirá número 1 una cita amorosa en breve tras mis declaraciones de aquella tarde?
F/¿verian ambos el capítulo de anoche con una mezcla de fascinación y horror a escondidas de sus "parientas"?
G/ ¿Llegaría alguna -no lo quiera Dios, por favor- a masturbarse recreando en su mente enfermiza las escenas "hot" de la serie?
En fin. Ha sido un poco largo pero ha merecido la pena, empezando por una serie de televisión sin más hemos llegado a algo trascendente como es el reconocimiento de una nueva especie entre nosotros, una mutación del Homo sapiens que disfruta de un gran éxito evolutivo, a juzgar por la abundancia con la que se le encuentra por todas partes.

Es él.

El Homo cateto.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...