sábado, julio 14, 2012

VELOCIDAD DE CRUCERO



...me he debido quedar dormido en algún momento porque cuando abro los ojos estoy tumbado en el suelo. De pie ante mi se encuentra una minúscula mujer de piel oscura vestida con un sari rojo y cubierta de collares y pulseras que bufa echándome un denso aliento a la nariz:
" ...quien osa perturbar el descanso de Madame Magaelie...y porqué estás desnudo...¡RESPONDE!"
Me acuclillo tratando de cubrirme al máximo mientras vuelvo a padecer uno de mis famosos atascos en situaciones de crisis
"pepe-pepeepe-pepepe-perrrdone pe-pepepe..."
"Basta" ordena Mme.Magaelis alzando una mano para a continuación emplear un tono como si tratase con un aborigen de un lugar desconocido "yoooo-preguntareee-y tuuuu-diras siiii-o noooo-con la cabeza, ¿vale?...será mucho más rápido"
Asiento con rapidez para demostrar que no tengo un pelo de tonto aunque todas las señales externas pretendan decir lo contrario, y ella sonrie satisfecha.
"Buen chico. Veamos, ¿estoy despierta porque hemos llegado a Exodus?"
Negación rápida
"...lo suponía, se escuchan los motores a la máxima potencia...¿estamos como mínimo cerca de allí?"
Negación, más bien nerviosa.
"...entonces ¿PORQUÉ ME HAS DESPERTADO, MICROBIO?"
Esa pregunta requiere más que un asentimiento o una negación, así que quedo paralizado cual conejo ante camión en autopista. Mme Magaelie se percata del hecho porque resopla, se pide a sí misma paciencia y continua
"...no ha sido iniciativa tuya...no, no pareces tener mucha iniciativa. Me has despertado porque alguien te lo ha mandado, ¿no es cierto?"
Asiento, aliviado de estar descargado de responsabilidad.
"...y quien puede ser ese alguien más que ese INFECTO CAPÓN LLENO DE TUERCAS...¿HA SIDO PATAPOLLO?"
Afirmación pesarosa.
"...reverenda mierda. Me querrá encargar uno de esos pesadísimos exorcismos alieníegenas para asi hacerme pagar el billete hasta Exodus, seguro..." empieza a andar de una punta a otra de la sala en penumbra mascullando hasta que por fin la veo obligarse a componer un amago de dulce sonrisa, se acuclilla junto a mi y dice con voz melodiosa "...muchachito...muchacho guapo...¿estás más tranquilo ahora?...¿puedes contarme algo que me sea de utilidad? No voy a hacerte daño, de veras..."
Trago saliva costosamente y logro balbucear
"..mmmm-mmm-mi lugarteniente...ti-titi-titi-titi..."la anciana hace los famosos gestos que las personas normales hacen a los tartamudos como si el jalearles sirviese de algo y acabo por concluir "...tititiit-tiene algo...desde entonces no es normal, come gallinas crudas y muestra un apetito sexual desenfff-ffrrr-frrrenado...aunque eso no sé si es nuevo o ya estaba de ant-t-t-t-tes..."
"Que parrafada, bravo, casi no he tenido tiempo de aburrirme despues del titiri-ti" eso ha sonado cruel y ella lo siente porque me da un sonoro cachete en la cara que me pica de narices y se excusa "lo siento, la hibernación me manda el yin, el yan y los chakras a tomar pol culo, hijo, no queda nada de mi proverbial paciencia...bueno ¿y donde está entonces ese saco de plumas y chatarra?,¿porqué no está aquí para explicarme qué hay que hacer?..."
Estoy harto de quedar como un canelo y pasada la tensión inicial de encontrar junto a mi cara a esa mujer con pinta de rana decrépita, puedo decir casi de corrido y con aire digno
"Estamos planeando un bo-bobobo-boicot. Madre quiere exterminarnos, a mi lugarteniente por ser portador de especímenes biológicos exógenos, y a mi por considerarme incapacitado como cococo-cococo-cococomandante de la Nostromo. Ppp-pffff-ppp-patapollo se ofreció a ayudarnos..."
Esta declaración hace poner los ojos como dos canicas a Mme. Magalie
"¿TU ERES EL COMANDANTE?...virgen santisima, solo puedo pensar que hemos llegado hasta aquí gracias a mis dioses protectores...¿entonces debo entender que ahora el mierda del pollo está por ahí maquinando y te mandó a ti a despertarme?...¿y el poseido, donde está?"
"Con él...quería asegurarse que al quedarnos los dos solos mi lugarteniente no aprovechase para colarme el ADN alienígena..."
"Bueno" dice con seriedad "es una buena precaución, esos posesos son de lo más convincentes...pero creo que debemos saber en que anda el puto pollo para jugar con un poco de ventaja. Créeme muchacho, con esos engendros es mejor llevar siempre la delantera porque nosotros para ellos somos solo chinches en su camino  que aplastar si se ponen en medio...¿entendiste?..." digo que sí con la cabeza en parte solidarizado con lo que la madame me cuenta, entonces ella se sienta con las piernas cruzadas ante mi, abre las manos como si estuviese sujetando un imaginario balón de futbol entre ellas y susurra "vamos a echar un vistazo...ese bicho tiene un karma tan chungo que lo voy a localizar en un segundo, verás..."
De pronto la oscuridad se hace más densa y la única luz en la estancia se reduce al círculo de luz que se genera entre los dedos de la bruja. La oigo murmurar bajito mientras en la bola de claridad una imagen está tomando forma...

...es una especie de dormitorio, con una gran cama circular...
...sobre ella...oh Dios...sobre ella veo al gran PataPollo tumbado con el culo en pompa y dejando escapar un palmo de grotesca lengua por el pico, mientras MI J.A. está de pie tras él, agarrándole el ridículo mechón de plumas que tiene por cola y efectuando rápidos movimientos copulatorios, mientras se muerde el labio inferior como si estuviese DISFRUTANDO de verdad cepillándose ese enorme culo de gallina a velocidad de crucero...la imagen también tiene audio porque puedo oir a PataPollo chillar con voz fina
"SIIII, MACHOTE, DALE DURO, PÉTAME ESA CLOACA, ES TODA TUYAAAAA"

Pego un brinco horrorizado y grito
"¡BASTA!"
La bola de luz desaparece, la estancia recobra su luminosidad normal y Mme. Magalie sonríe con amargura.
"Ahora tenemos dos problema en vez de uno, Monsieur Comandante...¿Qué ocurrirá cuando el ente alienígena trate de instalarse en la ciberanatomía de PataPollo?...creo que nada bueno, jijiji..."

Apenas puedo hacer más que esbozar una sonrisa tétrica, porque para mi delicado estado psicológico y sentimental los problemas son muchos más que dos...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...