martes, enero 17, 2017

LAMENTACIONES POST-NAVIDEÑAS HABITUALES ( ¿cuando llegará el verano? )


Hummmm.

Una vez transcurrido el huracán navideño y caídos de nuevo en la realidad habitual, puessss no sé, lo encuentro todo como más frío, más desangelado ( ¡para que lo diga yo que soy tan angeloso! ) y más inhóspito, como si mi vida de siempre estuviera un pelín resentida conmigo por haberme olvidado de ella durante dos semanas y ahora me lo estuviera echando en cara.
Ha habido cambios, claro que sí.
Este pasado 2016 ha debido ser "El Año Del Amor" ¡y yo no me he enterado! pero gracias a sus benéficos efectos, todos mis hermanos ( el soltero y el divorciado ) han encontrado pareja y andan viviendo sus momentos de pasión de esa manera un poco pelma y empalagosa en la que lo vivimos quienes lo vemos desde fuera ( ¡puaj! ). 
¿En qué me afecta esto a mi? Pues que después de media docena larga de años en los que estuve dando asilo político a mi hermano pequeño tras su anterior revolcón amoroso, ahora ha abandonado el nido y me he encontrado con mucha más casa para mi solo.
No es que esto sea el estadio de San Siro y me las vea y me las desee para llenar un montón de estancias vacías, pero ahora la ausencia de otro ser humano parece como que me da un poco de angustias....¿quien va a hacer la limpieza de la casa como me la hacía él?...¿quien va a acordarse de tirar la basura y hacer la separación de los envases para el reciclaje como hacía él?...¿quien va a regar las plantas, a vaciar el buzón de propaganda y a acordarse de comprar el papel higiénico?....y sobre todo, ¿quien va a pasarme a principio de cada mes un sobre con una cantidad simbólica de efectivo para colaborar a pagar los gastos de la casa que están cargados a mi cuenta?
No sé, con la cantidad de tíos disponibles que hay por ahí, ¿no podía mi futura cuñada habernos dejado tranquilos a mi hermanito y a mi en vez de jodernos el perfecto estado de simbiosis en el que nos manteníamos?
Añadida a esa situación de desamparo espiritual está mi desidia corporal: tras el sprint navideño que se ha marcado mi organismo en la carrera de coger kilos, me encuentro en condiciones de poder hacer de doble para la mamá de Dumbo o a la ballena Wally en las escenas peligrosas. Estoy lleno de buenos propósitos e intenciones ( un poco de dieta, aumentar el gasto calórico haciendo ejercicio, disminuir el consumo de cervezotas ) pero ¡ah, los prodigios del cerebro humano!, cada vez que digo "Hoy empiezo" mi mente logra elaborar una justificación razonable para posponer la decisión al próximo día libre / lunes / fin de semana, etc. etc... En estas condiciones y con mi Sex Machine poniéndose en forma desde hace unos meses, parecemos protagonistas de una maldición en la que yo voy echándome al cinto todo lo que él va perdiendo. ¡Coño!, ¿quien me va a querer a mi cuando se me ponga el culo de hipopótama?....
Adenás, sea por el bajón post-navideño, sea por el invierno, sea por el frío, o sea por lo que sea, resulta que ESTOY ABURRIDO. Pero no un poco aburrido, estoy ABURRIDÍSIMO. Estoy dándole vuelta a qué me va a poder ofrecer la vida para emocionarme durante los próximos doce meses y no se me ocurre nada ( salvo cosas funestas que si me emocionan va a ser para peor )...
Entonces ¿qué hacer?
Pues lo que hago aquí.
Poner una cabecera de blog así como luminosa y buen rollista que me eleva la moral.
Hacer el ejercicio psicológico de derramar aquí mis cuitas porque dicen que eso es estupendo para el buen estado anímico ( lástima de los que estáis al otro lado sintiendo como os cae la lluvia de lamentaciones por encima ).
Y sobre todo, escuchar música... lo que pasa es que este año estoy en bucle con este tema, y mira que no me gusta demasiado Adele y ¡me sienta fatal a la morall! pero chico, no puedo evitarlo...


¿pero como será tan bajonera la cabrona esta tía?

Dejando entonces a un lado la música, ¿qué más recursos nos quedan para superar esta cuesta anímica de Enero?
Pues pensar que siempre hay un peor y la cuesta podría ser además física o económica,,,vamos, que  no sé tu pero yo ¡estoy muy bien!...
...que en caso de apuro siempre quedan las rebajas para devolverle a  uno el sentido de la vida...

Un-Angel con pelucón y botas sixties indeciso entre la sección
de bolsos-bandolera o la de chaquetones con pedrería

...y caray,¡que el tiempo vuela! y cuando menos te lo esperas, ahí estará el verano a la vuelta de la esquina, ¿verdad chicos?

Pecho-lobo  vacilando a una periquita  (que se encuentra en pleno ataque risa-flojera 
 al encontrarse al emerger del agua con esos bañadores de cincho alto)
mientras a su lado Genaro le mira el salami a Pecho-lobo como diciendo 
"hum,me comería esa salchichota"

¡Así que arriba el ánimo!
No le tengas miedo al frío y ten un feliz invierno.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...