miércoles, junio 21, 2017

PASAPORTES LITERARIOS: hoy, "LA TORRE OSCURA" y "PATRIA"

...y dirías tú: "¿se habrá olvidado ya de ese rollo de los pasaportes literarios? ¿se estará dedicando ahora a otras actividades igual de poco productivas pero que al menos no le dan pie a martirizar con ellas a sus semejantes?"
Pues no me olvidé, muñeco/a, todo lo contrario, pero es que mis últimas ocupaciones en ese aspecto han sido laaaargas y por ello hasta ahora no he tenido ocasión de hablarte de estos libros que presento hoy.
Empiezo con el responsable de la larga temporada sin papeles pasaportes, que ha sido este mamotreto titulado....

LA TORRE OSCURA de STEPHEN KING


"El hombre de negro huía a través del desierto y el pistolero iba en pos de él".
Por pura crueldad  ( crueldad porque mi idea es que "el que quiera peces-etc-etc", es decir, quien quiera saber de que va la fiesta que se meta con ello ) voy a contar poco, y lo que cuento van a ser consideraciones de caracter formal más que argumental:
Sinopsis microscópica:
Roland de Giléad, una especie de híbrido entre los pistoleros de toda la vida del Far West y los caballeros medievales aquellos de La Tabla Redonda, está embarcado en una cruzada de dimensiones mitológicas en busca de una "Torre Oscura" en la cual se sostiene la estabilidad de todos los universos conocidos, con la pretensión de salvar al mundo ( a su mundo y de paso a todos los demás ) de su desaparición.
Qué cosas
Precisamente ahora que acabo de terminar esta nueva "empresa" lectora que era leerme los siete tomos de la saga "La Torre Oscura" del señor King, resulta ser un tema de "actualidad" ( muy relativa, porque creo que esto solo interesa a los seguidores de la saga) dado que al fin se acomete el proyecto de llevar la historia a la gran pantalla.


De lo que se pueda esperar de esa adaptación te voy a decir poco pero...¡como no voy a soltar algo de este tochazo que me he estado calzando durante tres o cuatro meses!,..
A ver, ¿qué puede hacer un señor con pistolas dentro de una movida tan abstracta y metafísica para salvarnos a ti, a mi y a las focas del polo de la desaparición?


Pues en fin.
Se nota que esta saga está escrita a lo largo de ¡treintaytantos años! de la vida del escritor ( de Stephen King ), y seguramente cuando escribió el primer libro no tenía ni pajolera idea de como y cuando iba a rematar la cuestión. Son siete libros de historia, con una diferencia temporal considerable entre unos y otros, y eso yo creo que se nota un poco...


¿Qué se nota también? Pues que cuanto más mayor es Stephen, más pesadote se pone ( su mejor época ya sabemos que fue la primera, luego la cosa -su prosa quiero decir- se hizo grande y farragosa ) y por ello los tomos adquieren más pesadez según va uno avanzando en la historia y en el tiempo. Empezó creo yo como un western con pretensiones sobrenaturales, derivó a una pesadilla interdimensional -me supongo en la época en que Stephen andaba inmerso en sus adicciones psicotrópicas y flipaba un poco cuando se ponía a contar cosas- y al final derivó en una "Saga-Épica-Metafísica" que si te paras a mirarlo bien, no hay por donde cogerla.


En si misma "La Torre Oscura" contiene un único intringulis, y es "esa historia" en la vida de un escritor que parece que nunca encuentra el momento ni la motivación para dejar terminada-La misma que si lo llevas a la vida del común de las personas equivaldría a esos proyectos, metas u objetivos que nos planteamos y vemos pasar la vida sin terminar de alcanzar ni acabar nunca.
Stephen, mejor o peor y con más o menos pretensiones ( que le veía yo aquí un poco en plan "quiero ser el J.R.R: Tolkien del siglo XXI ), terminó la historia, eso hay que reconocérselo.
Y yo, con un mérito y un tesón creo que aproximadamente parecidos.. ¡terminé de leerla, ufff!, y creo que lo más que se le puede pedir a uno como lector es que consiga terminarla y con eso creo queda dicho todo en lo referente a sus virtudes literarias.
Ahora anda a debate la forma en que se ha llevado esta historia al cine, y es que se ha hecho para empezar con un poco de confusión de términos: se ve que en vez de "el hombre de negro huía y el pistolero le perseguía" entendieron "el hombre huía y el pistolero negro le perseguía". Y dejando claro que no hay ningún prejuicio racial en mi argumento, tengo que decir: que ME HE TRAGADO LOS SIETE TOCHOS, JOER, y si hay algo que está claro, es que al igual que una de sus compañeras de aventuras es una chica negra y me parece divino, EL PISTOLERO LO ÚNICO QUE TIENE NEGRO ES LA CAMISETA Y EL BOXER DESPUÉS DE TANTO ANDAR POR EL DESIERTO. No sé, ¡es que nadie le había visualizado así, joer!
Ya puestos, ¿porqué no han puesto a un chino? ¿o mejor, a una pistolera? ¿y que tal cambiar al hombre de negro por un escarabajo pelotero?...que vale que en el paso del texto a la pantalla los realizadores se toman licencias, pero tiene que haber un límite, ¿o qué?

El pistolero negro ( bastante morbosete, por cierto )
y el Hombre de negro blanco.

...pero en fin, como es una adaptacion bastante libre y al parecer con escasos visos de continuidad en el futuro, se conoce que no se han preocupado mucho de detalles como ese.
Y justo ahora podrías preguntarme: ¿merecería la pena dedicar tres o cuatro meses a leerme los siete tomos de esta saga?
Pues mira: creo de antemano que con el señor King, a pesar de los largos años que lleva contando historias, hay pienso yo un poco de "postureo" intelectual y cuando lo mencionas al/la gafapasta de turno seguro que te suelta un "ay-pero-que-dices-par-favaaarrr-no-puedo-con-eeeel".
Y esa postura es una gilipollez, porque te guste más o menos Stephen hay que reconocerle que es un estupendo cuenta-cuentos de los quedan pocos, y encima  ¡lleva toda la vida viviendo de ello, me encanta!
Aún así , si me insistes en preguntar si emplear esos meses de tu juventud en leer "La Torre Oscura", yo, la verdad, te diría que no.
Aguarda a tu jubilación, cuando tengas mucho tiempo libre y sin nada en que ocuparlo, y ahora dedica el poco espacio que te dejen tus obligaciones para leer cosas mucho más buenas que circulan por ahí y que sería una pena que te dejases perder por seguir la laaaarga, larguiiiiiiisima historia de Roland y sus compinches.
Sobre todo pensando en que tras tantos cientos ( y miles ) de páginas recorridos, ¡a veces con esfuerzo!, cuando llega el final ..... pufff, cuando llegas al final dices "¿y para esto hemos aguantado hasta aquí?"
O eso me pareció a mi.
Por tanto y aunque no puedo decir que me haya aburrido en exceso ( solo a ratitos), mi puntuación para este mamotreto es de un....

4

Porque me ha generado más esfuerzos que satisfacciones, ya está, ea.
Pero bueno, como es una saga vital parece que se me queda mal cuerpecillo poniéndole un cate, así que solo por el esfuerzo de terminarlo voy a subir la nota a un

5

Stephen con cara de locatis que no sabe si le he puesto
un cinco o un bocadillo de mortadela

Luego si quieres te ves la película o si eres más chulo que nadie te lees la historia y dentro de tres o cuatro años me lo cuentas, jaja.

Ahora vamos al más reciente pasaporte y totalmente diferente que ha sido....

PATRIA de FERNANDO ARAMBURU



...esto para que te saques de la cabeza la idea de que soy un tarao que solo lee novelas de espanto-ficción y ve series frikilonas, jeje.
La novela que te añado como suplemento se trata del fenómeno literario de esta temporada, me la he leído de un tirón nada más terminar "La Torre Oscura" y me la he ventilado en cuatro días justo por eso, por lo mucho que me ha gustado...
Haré un poco de exámen de conciencia y te diré que vale, tienes razón: soy un superfluo, un insustancial, y cuando me pongo a leer o a ver cosas, siempre tiendo a gansadas que me evadan de la realidad y huyo cual gato de agua fría de los temas espinosos.
Por ello, cuando enfrenté la lectura de "Patria", sabedor de que trataba sobre el conflicto del País Vasco que durante tantos años ha sido protagonista -por desgracia- de la actualidad política e informativa, la verdad es ¡que no me apetecía nada!
Y a pesar de ello, en cuanto conecté con la historia pues.....¡me ha encantado!
Sin hacer ningún spoiler se puede resumir en la historia de dos familias y como viven en sus propias carnes todo lo que se generó durante ese periodo de lucha armada que emprendió la facción más extremista buscando la independencia de Euskadi.
La totalidad de la novela se desarrolla en San Sebastían, una de mis ciudades favoritas del mundo mundial -tampoco conozco muchas, jeje- y a pesar de tratar de esa temática tan dura y poco propicia para los insustanciales como yo, se lee sin sentir.
¿Y eso porqué?
Porque para empezar está muy bien escrita, no tienes la sensación de estar leyendo ni una palabra de más, y aunque el hilo narrativo va de unos personajes a otros, nunca te parece que ningún pasaje sea de relleno ni ningun momento sea superfluo, ni te molesta que dejen de hablarte de fulanita para retomar la historia de menganito, porque todo te interesa, todo aporta algo y todo está en donde debe estar.

Mr. Aramburu ahí al lado del mar en San Sebastían, 
como pez en el agua al lado del ídem

Se lee bien además porque a pesar de tratar este tema tan espinoso, el tono del narrador es muy objetivo y te es posible ponerte en la piel tanto de las víctimas como de los agresores, consiguiendo demostrar que contemplando las cosas con la suficiente distancia y libertad de prejuicios, ¡por supuesto no vas a entender ni a justificar la violencia para conseguir un fin!, pero puedes comprender qué lleva a la gente a hacer las cosas que hace. 
Y en parte se refleja también ese efecto de río en constante movimiento y sin retorno que tiene la vida, que en un momento dado estás en un punto y sin darte apenas cuenta las cosas van sucediendo a tu alrededor y te ves en unas situaciones a las que nunca creerias que podrías verte arrastrado.
No cae en excesos ni en melodramas, no se recrea con el dolor ni tampoco con la mentada violencia, y el "narrador omnisciente" ese que lo cuenta todo sin tomar parte de nada logra casi hasta el final mantener ese pulso sosegado haciéndole a uno fluir con los acontecimientos y dejándote que seas tu por ti mismo quien te posiciones, valores y hagas tus juicios de valor.
Además cuenta con su momento "LGTB" ( que yo no sé qué pasa que ultimamente no hay novela que lea en la que no salga algo del tema ), no es ni mucho menos de lo más importante de todo lo que pasa, pero se trata con el mismo buen pulso que otros temas mucho más duros del relato.
Así que:
¿Deberías leer "Patria"?
Sí, por supuesto.
Para animarte a ello te digo que yo la voy a poner un........

8

Si no le he puesto un "9" ha sido nada más porque esa intencionada imparcialidad hace el relato a veces demasiado frío, y acabo por echar de menos que los propios personajes no se suban a la parra de cuando en cuando, peguen cuatro voces y sientan y/o vivan las cosas que les ocurren de un modo más vital y más "humano", en ese sentido en que todos tendemos a desmesurarnos cuando las cosas nos sobrepasan mucho tanto por el lado bueno como por el malo. 
Que creo yo que la vida se vive por lo general con un poco más de pasión, ¿no? ¿O de verdad tendemos a enmascarar de esa manera nuestros sentimientos por pudor o simplemente por qué-sé-yo, un no querer dar muestras de debilidad ante los demás?...

Este es otra vez el señor Aramburu camuflado entre la abundante vegetación del Pais Vasco. Para que le tengas fichado y no le pierdas de vista.


...y para terminar una canción.
He recurrido a una vieja amiga de este espacio, porque creo que no hay que perder nunca un cierto espíritu revolucionario en todos los ámbitos de nuestra vida, porque ese deseo de romper con todas las correas que nos cortan las alas nunca debemos de perderlo...
...y porque tengo los diez primeros segundos de la canción como "tono" en el teléfono y me encanta como las señoras mayores del autobús y las camareras de los bares pijos ponen cara escandalizada cuando oyen gritar a Wendy.
Ainsss, es que la oigo y me suena igual de fresca y perrona que la primera vez...


Espero que con esta energía sonora se te haya espabilado la modorra que provocan los calores y no olvides que nunca es mal momento para empezar esa tanto tiempo postergada y a veces tan necesaria "Revolution", ainssssssss......

¡Feliz entrada al verano!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...