domingo, abril 26, 2015

¿A QUE HUELE UN ANGEL? ( post superfluo )


Cuando era muy-muy pequeño no me acuerdo de casi nada pero ¡qué cosas!, guardo memoria olfativa del mundo y casi todo lo que me rodeaba olía mucho a esto...


...luego llegó mi primera etapa del cole, yo era un nene extrovertido, muy movido, vamos, que como la propia progenitora explica con pocas palabras, "no me aguantaba ni dios". Era aquella entrañable época de inocencia infantil en la que la vida se simplifica porque uno solo tiene esas necesidades basicas de los animalillos que son comer, dormir y joder la paciencia a la parentela....por aquel entonces y debido a alguna razón que a dia de hoy ni la progenitora ni yo nos explicamos, después de vestirnos, peinarnos y prepararnos la cartera del colegio ella, la mismísima madre que me parió, nos echaba un buen chorro en la cabeza de...


...aunque el formato entonces creo que era más en plan litrona, no un botecico tan fino.
¿Era buena la colonia a cascoporro para el cuero cabelludo?
¿Se escondía tras ese impulso materno un afán desinfectante?
¿Porqué hacía eso mi mamá si en la vida la he visto echarse a sí misma un chorrete de colonia a la cabeza?...
Life is a mistery.

Después llegó la rebeldía adolescente y ¡ya sabes!, todo lo que oliese un poco fuerte me hacía huir trotando en dirección contraria.
Si. eran aquellos años dorados de...




Ya sabes,el momentillo anti-sistema que todo ser humano debe pasar en su rollo personal evolutivo y que incluye el evitar esos conatos de consumismo, narcisismo y sofisticación que el uso de un perfume implica,,,
Que quedaba, ¿oler a chotuno entonces?...¡nooo, que nunca fue para tanto!, porque además por aquel entonces yo ya había tenido un primer intento de novia que -muy sutilmente ella- me había susurrado con ternura al oído en un momento de mucha proximidad física: "¿Tu mamá no compra Rexona?"
Hoy le diría: " mi mamá me tiene muy bien enseñado en el tema de la higiene personal pero ya hace tiempo que dejó de echarme el Nenuco por el culo"...
...pero por aquel entonces me quedé pilladísimo y ¡claro!, me compré el Rexona.


Luego, tras esos años olvidado de las fragancias artificiales y entregado a los efluvios naturales y a los desodorantes minimalistas, aconteció que al comprar algo en algún sitio me regalaron una muestra de perfume, que resultó ser...

Cagate la braga, Virtudes

Cuando lo vertí sobre mi pellejo reculé cual vampiro ante crucifijo, pero para mi sorpresa después al salir aquella tarde todas las chicas de la pandilla de amigos exclamaron alborozadas "¡hala, que bien hueles!"
Manada de zorras.......que pasaba ¿que antes olía mal?

A partir de aquello, siendo yo como siempre he sido de caracter jodío y rarete y puede que en búsqueda de la aceptación social, me dediqué a experimentar puntualmente perfumes con los que esquilmar así mi de por sí maltrecho presupuesto:
...tuve un momento "orange-hugo-boss" que dejaba a mis compañeras de prácticas en el laboratorio de la universidad con los ojos vueltos y cara de flipadas, quizás porque a las 9 de la mañana con apenas un café en el cinto pues era ni el momento ni tampoco el lugar de ponerse algo así. Y como encima yo no tenía todavía controlado el asunto de "una gota tras la oreja nada más" y me fumigaba el organismo cual si de aquel "Heno de Pravia" se tratase, puessss...
...era todo muy intenso...

Tras un tiempo de retornar a los desodorantes inodoros y la colonia de litrona, tuve otra "temporada-armani" gracias a que mis hermanos me regalaron un frasco por mi cumpleaños (no sé si a modo de complot familiar para evitar que recayese y me comprase otro frasco del orange-hugo-boss).
El perfume era este:


 ...¡creo que uno de mis favoritos! 
Ese bien oler y con ese controlar las proporciones dosficadas de un modo más prudente que me daba la experiencia, consiguieron que se me adjudicase la injustificadísima etiqueta de "tio-con caché", procurandome además las atenciones -no deseadas y no aprovechadas- de una rubia compañera de trabajo más alta que yo con el aspecto y las dimensiones de una valkiria exterminadora.

La Mari Fati dispuesta a invitarme a salir sí o sí

Si estoy aquí para contarlo es por los pelos, uff....
...sin duda por ese pensar en mi seguridad he pasado después una buena temporada limitándome a ir limpio y aseado procurando oler a nada lo menos posible, en plan campaña "evax" total...



...hasta que por fin, con la llegada de la Edad Adulta,  he claudicado un poco terminando por decantarme por algunos olores siguiendo mi personalidad y mis propios gustos, ¡como el autodidacta que soy, vamos!...así que cuando a un compañero de trabajo estando de vacaciones en Sevilla entró por accidente -eso dice- en un bar gay y le dieron de regalo con la consumición un par de muestras de "Cool Water" ( ¡en vez de la tradicional tapa!...no sé, yo tampoco lo entendí, pero fue así )...



...pues yo, demostrando ese mentado caracter autodidacta y esa personalidad mía, me compré un frasco simplemente porque me hice unas pajas mentales un poco raras y creía que así iba a "oler gay" y me apetecía muchísimo meterme así aromatizado dentro del rebaño hetero-laboral con el que comparto vida y espacio... por provocar y sentirme así como osado y aventurero, ya me entiendes...
,,,¡y resulta que A TODOS LES ENCANTA!
¿pero qué se supone que tengo que hacer para revolucionar el gallinero?...

Próxima posibilidad de vestuario considerada para provocar a la plantilla...
....aunque esos fantásticos pantalones 
¿irán bien para hacer mi trayecto en bicicleta habtual?

Además, para momentos muy especiales, cuento con esta otra fragancia: un perfume que tiene el valor en consonancia por la persona que me la regaló, alguien que es muy querido por mi corazón...aquí la elección es only for love, ahhhhh...

Lo quiero de la forma en que se quieren las cosas que te regalan los que quieres.
Un trabalenguas como lo de "tres tristes tigres triscan trigo en un trigal", sí
pero en tono bonito y sentidín.


...pues sí, porque muchas veces nuestras categorias particulares de olores no se definen solo a partir de nuestros gustos, también ayudan a conformarlas recuerdos, sensaciones, seres queridos y ¡qué-sé-yo!, pero al final resulta que a lo que uno acaba oliendo lleva detrás una historia complicada.

Esa ha sido la mía y así he resultado yo, un jamelgo-cool-water...

Igualico que yo mismo, mira

Tras este impresionante documento sí que estás en condiciones de que yo pueda decirte aquello de:

"Nobody knows me...like you know me"

...para así poder a continuación colocarte este maravilloso video de Madonna en directo, en el que en tan solo tres minutos y pico y con la sola ayuda de su cuerpo serrano y una cinta sin fin corriendo bajo sus pies, se las arregla para poner en pie al respetable.
Esto es historia de la música, amigo...


Ahora que te lo he contado yo, puedes síncerate y decirme:

 ¿ a qué hueles tú?

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo