jueves, diciembre 22, 2016

FANTASIAS SEXUALES NO RESUELTAS: hoy, "EL ELECTRICISTA DE TURNO"


"¡Clin-clin-clin-clin-clin"...que es esa musiquilla, ¿las campanillas del trineo de Papa Noel o los cascabeles de mi tanga rojo mientras meneo la pelvis al ritmo de mis playlists-navideñas?...
En efecto, la Navidad está a tiro de piedra, me la voy a pasar trabajando de turno nocturno y a pesar de ser YO quien necesitaría que alguien se preocupase de mi estado de ánimo, me hiciese carantoñas o por lo menos me echase de menos porque no estaré "in home for Christmas", ¡pues no!: con el espíritu habitual de superación que derrochamos en esta casa, voy a ser yo quien trate de animar al personal dedicandoos un capítulo más de mis....

FANTASIAS SEXUALES NO RESUELTAS



Que en esta ocasión están dedicadas a....

EL MECÁNICO DE TURNO

En el lugar donde trabajo, como en todas partes, hay un personal de mantenimiento que está de manera más o menos permanente para poder estar presente si se presenta cualquier incidencia, y durante la mayor parte del año hacen turnos como los puedo hacer yo.
Entre todo el montón de personal masculino que ejerce estas funciones y a pesar de las fantasías sexuales que puedan despertar los hombres sudorosos y un poco grasientos ataviados con un mono azul de cremallera...


...pues la realidad es que está uniformidad está sobrevalorada y suele ir rellena con señores sudorosos, sí, y bastante grasientos también, pero créeme, esta combinación de elementos no resulta  casi nunca atractiva a no ser que se trate de un chulazo como el de la fotografía. 
Sin embargo entre todo el grupo de los que tengo yo allí destaca uno de ellos: se llama Mateo, un nombre muy apostólico y evangelista que le va al pelo además porque anda metido en una de esas ramificaciones de la iglesia católica que son casi peores que las entrañables sectas tipo opus de toda la vida.
Y el destacar lo hace por muchas razones: para empezar es el típico graciosillo que pretende caer bien a todo el mundo y pasa el día haciendo bromitas mayormente poco afortunadas que le hacen sentir a uno vergüenza ajena; un boca-chancla ( vaya, pensé que nunca pensé que iba a utilizar ese término ) que habla muchísimo sin ningún conocimiento y para colmo es además el tío más vago he visto en mi vida, no pega palo al agua, anda siempre escaqueado y cuando sucede algún percance trata de pasar los marrones a todo el que puede: sus primeras palabras son "¡buaaaa, no he sido yo!, ha sido..." y a continuación suelta el nombre de todas las personas de las que puede echar mano y que en ese momento se le encontraban cerca para intentar repartir al máximo responsabilidades. En suma, un SOPLAPOLLAS ( de hecho si introduces "soplapollas" en la wikipedia, con la definición te aparecerá la foto que utiliza en su perfil de facebook ) ( pero donde vas, animal, que eso me lo he inventado )

¿Y porqué aparece aquí Mateo, si donde debería estar es una hoguera ardiendo despacito a fuego lento?

Pues porque aunque sea un jilipollas, ESTA MUY BUENO: tiene el pelo castaño claro, una barbita que es una preciosidad y por la ligera cantidad de un vello rubio casi dorado que se aprecia en sus bien definidos antebrazos y en el cuello de su camiseta, siempre he creído que debe ser un auténtico espectáculo verle en pelotas.
De ahí que pasemos sin dilación a la fantasia de hoy que lleva por título:

POLVAZO EN LA ESCALERA PLEGABLE



(Nota: para que la fantasía surta efecto es imprescindible que Mateo esté callado , porque cuando abre el pico es capaz de bajarle la erección hasta a un elefante de zoológico al que tras años de reclusión se le suelta en medio de un rebaño de elefantas jóvenes y bien dispuestas.)

La primera parte de mi fantasía es un hecho real pues sucedió que en uno de los deambulares nocturnos a los que me obligan mis deberes, me topé en un almacén apartado con Mateo forcejeando con una escalera plegable y buscando como colocarla para -claro- subirse encima.
"Vaya, aquí está el tonto'l culo este" pensé de primeras desprovisto de toda tensión sexual, e intenté dar media vuelta y pasar desapercibido, pero al verme empezó a hacerme visajes para que me acercase.
Mateo: ¡....!...¿...?...¡¡¡!!!
Al parecer la escalera no estaba del todo bien y el jilip...digo...el tío me pedía a ver si por favor podía sujetársela ( la escalera ) mientras hacía una pequeña chapucilla allá en lo alto que no iba a llevarle más de cinco minutos....qué le voy a hacer, me es complicado decir que no ( así me luce el pelo ) y con un resoplido me dispuse a la faena: Mateo trepó los cuatro peldaños de la escalera y yo quedé con su trasero delante de mi cara....
....la forma en que sus glúteos se dibujaban bajo la tela azul del mono de trabajo lograron cambiar el sentido de mis vibraciones hacia el electricista, tornándolas de muy negativas a exageradamente positivas. Me encontré ligeramente empalmado viendo ese culo menearse delante de mi cara y volviendo a una de mis fantasías recurrentes con ese tío: ¿como sería tenerlo a la misma distancia pero sin pantalones?
De pronto la escalera se tambaleó un poco en exceso, Mateo se dobló un poco y en un acto reflejo me encontré agarrándole de las caderas y con la nariz pegada a su retaguardia.
- Perdona -balbuceé- pero me pareció que ibas a caerte...
Mateo se queda quieto sin decir nada pero sin apartarme aquello de la cara. Al sentir que está extrañamente callado me arriesgo, desplazo las manos y le agarro los dos cachetes del trasero masajeándolo así en plan guarrindongo.
- Jo, que culazo, me estoy poniendo cardiaco -alcanzo a decir en voz alta cual protagonista de peli porno sueca-,
Mateo no abre el pico ( prueba de que ya estamos en el terreno de la fantasía ):en su lugar escucho el largo "riiiiiippppppp" de la cremallera del mono y en unos segundos lo veo caer ante mis ojos, dejando al aire un calzoncillo blanco bajo el cual los dos poderosos mofletes de  su culo luchan entre sí cual cachorros juguetones intentando hacerse sitio y escapar....la visión de esos muslos fuertes, rubios y peludos tal como me había imaginado me da casi mareos....
Es él mismo quien con ademanes de caberetera profesional introduce los pulgares en el elástico de su calzoncillo tirando de él hacia abajo y liberando al fin ese culo blanco y perfecto tapizado de una suave pelusilla rubia......
"Oh, Ma-ma-ma-mateo pero por favor qué estás haciendo", digo para no hacerme el facilón, pero ahora es él quien toma la iniciativa, proyecta su grupa hacia fuera y me encuentro con la nariz metida ahí en medio, aspirando sus tremebundos pero seductores efluvios íntimos y me pongo más caliente que la sartén de un churrero ( no sé en la realidad, pero en la fantasía Mateo tiene el culo limpio como el alzacuellos de un obispo, algo que es muy desear en este tipo de desvarios mentales sexuales ),.....en ese momento Mateo separa las nalgas con sus manos para mostrarme lo que se esconde ahí en medio y despliego medio palmo de lengua en plan coyote famélico al encontrarme ahí, con un aspecto rosado y fruncido así como enfurruñado, su precioso y perfecto oj.......

....bueno, no hace falta que nos pongamos obvios, todo el mundo posee la imaginación suficiente para intuir que sucede después en los ardorosos territorios de mi imaginación y lo mal que de ahí en adelante lo va a pasar el capullo de Mateo para mantenerse en equilibrio sobre la escalera mientras le someto a todo el tratamiento que le tengo preparado....¡que quieres!, ya pasó la lotería, ¡estamos en Navidad! y no será este virginal angel quien se ponga  a hablar de comidas de cul digoooo de  determinado tipo de cosas.
Yo te voy a dejar con este original y precioso tema navideño cantado por una sueca ¡y que tiene un rollo casi country!, verás como te va a encantar...



...y por si acaso el torbellino que acompaña a estos días me impide pasarme por aquí otra vez antes del fin de semana, te deseo unos preciosos días que puedas pasar en buena compañía, llevando a la práctica las pequeñas propuestas que han quedado esbozadas en la fantasía de hoy y que siempre-siempre-siempre tengas un final con beso (negro o de los de toda la vida, jijiji) ...


¡Feliz Navidad!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...