jueves, abril 25, 2013

ELLA


Tenía preparado otro asunto que tratar esta tarde mucho más en mi estilo asi como pseudosentimentaloide y con ínfulas de profundidad  ( así soy yo, me gusta destrozarme antes que lo haga el resto, jajaja ), pero ¡ah!, hoy se celebraría el 96 cumpleaños de mi queridísima Ella Fitzgerald, y me veo en la necesidad de dejarla un recuerdo personal e intransferible que espero la haga sonreir allá en el paraiso de los cantantes inolvidables donde seguro se encuentra.

Yo conocí a Ella gracias a mi padre, ¡ya ves!, otra de las cosas que tengo que agradecerle aunque a veces me cueste hacer una lista al respecto. Debido a su trabajo alguien le regaló un par de discos que al momento se dispusieron a coger polvo en una estantería porque en mi familia eramos gente de gustos culturales populares y sencillos...pero el diablo meneó su rabo en mi oreja y me picó la curiosidad por uno de los dos vinilos, en el que salía una señora negra en la portada y llevaba el título "Things ain't what they used to be ( and you better believe it )" ( "las cosas no son como eran y más te vale creerlo" ). Y ya ves, a pesar de ser yo un panolis de 18 años escasos, quedé seducido por la interpretación que hacía Ella -la señora negra- de temas inolvidables como "Sunny", "Days of wine and roses", y así hasta una docena. Me enganché  a su voz y me hice Ella-adicto, pero fue un vicio que llevé en secreto porque nadie de la gente que conocía oía esas cosas y por aquel entonces estaba muy preocupado en ser aceptado por mi prójimo como para encima  añadir rarezas a mi persona que me hiciesen discrepar todavía más del entorno.
...fue una pasión secreta pero que se mantuvo en el tiempo como no lo hicieron otras, fue justo así de la mano de Ella que se me abrió todo un mundo musical desconocido ( jazz, swing, blues... ) y el remate se puso pocos años más tarde cuando logré hacerme con un segundo album de Ella, "Ella abraça Jobim" en donde ella repasa el cancionero de Antonio Carlos Jobim y me embelesé cual caracol sobre hoja de lechuga descubriendo la música brasileña y la bossa-nova.

Todo lo que descubrí entonces y después gracias a esta mujer me hizo la vida más hermosa, puso alas a los momentos de felicidad y también acompañó mis momentos de soledad, por ello vienen a cuento estas líneas y este homenaje volandoarasdesuelístico. 
Sentido homenaje que incluye así porque se me apetece esta foto de Ella codeándose con una de mis estrellas favoritas.....


Esta enorme cantante de jazz dejó joyas musicales para el recuerdo en cada uno de los momentos de su vida, gracias a esa inconmesurable voz que creció y maduró con ella adquiriendo en cada etapa de su existencia un matiz único y especial. Eso me ha hecho complicada la elección del "momento video" pero para completar este homenaje finalmente he elegido esta curiosidad musical en la que aparece compartiendo escenario con una Karen Carpenter flaca cual coyote del Correcaminos, pero cantando como los ángeles en perfecta sintonía con Ella ( que de cuando en cuando la mira como diciendo "hija mía, estás hecha unos zorros, hay que comer más filetes" ). Juntas interpretan un "medley" de canciones que si eres seguidor de una u otra probablemente conocerás pero merece la pena recordarlo para disfrutar de ambas en un momento de plenitud artística



...que bueno es que Ella viviese tantos años y pudiese dejar ese espléndido legado musical a sus espaldas, ahora disfruta esa inmortalidad de la que gozan nada más unos pocos privilegiados y gracias a la cual su voz seguirá sonando sobre el planeta hasta que el mundo deje de ser mundo.

Felicidades, Ella.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo